Archivo de la categoría ‘Ahorro’

Cómo hacer una mudanza: ¡8 puntos para repasar del primer al último momento!

Si estás inmerso en este momento vital tan emocionante como adelgazante, tranquilo: TODO VA A SALIR BIEN.

Cuando estamos cómodamente instalados en nuestra vivienda desde hace un tiempo, todo parece funcionar más o menos bien de forma autónoma.

El agua sale caliente del grifo. Internet parece funcionar, porque Facebook nos muestra la última tendencia doméstica y, sí, las facturas llegan puntualmente a tu buzón (aunque la mayoría de los proveedores domésticos ya te la envían vía e-mail si lo solicitas, ahorrándole el peso a los bosques).

Pero ahora toca reiniciar todo eso. Trasladar tu vida entera a otra dirección. Una tarea apasionante para algunos y tremendamente estresante para casi todos.
.

Así pues, la planificación será clave para evitar disgustos, retrasos y errores de cálculo

Si quieres sacar un 10 en tranquilidad durante esta próxima mudanza, apúntate estas claves y todo irá de maravilla:

 

1. Antes de nada, habla con tus compañías proveedoras de servicios domésticos

Puede que seas capaz de trasladar tus posesiones completas de A a B en solo un fin de semana. Pero tu compañía del agua, del gas, la del teléfono y la eléctrica no funcionan tan rápido.

Llama un mes antes a cada una de ellas para cerciorarte de qué papeleos debes llevar a cabo para cambiar tu dirección de forma correcta y a tiempo. Y una vez hecha esta labor, repítela en forma de comprobación 15 días antes y, de nuevo, 3 días antes de la mudanza física.

¡Lo último que quieres es llegar a tu nueva residencia y no tener agua para ducharte después de cargar con toneladas de libros!

.
Si eres despistado, te recomiendo que te crees un pequeño listado con los contactos de tus proveedores en una nota del móvil, y te programes alarmas en esas fechas para llevar esta tarea a cabo.

De paso, pide que te pasen en bloque las últimas facturas y que desconecten el servicio si es necesario.

 

2. ¿Harás tú tu mudanza o contratarás a expertos para ayudarte?

Según la Federación Española de Empresas de Mudanzas (FEDEM), en cada traslado se transporta una media de entre 40 y 70 cajas. Habitissimo completa este dato con otro muy interesante: el coste medio de una mudanza hecha por profesionales en España es de 321,36 euros.

Eso sí, ten cuidado si decides contratar a una empresa para llevarla a cabo. Lo primero es que debes avisarles con, al menos, dos semanas de margen para que te garanticen su disponibilidad y no tener problemas.

Si optas por una opción legal (sorprendentemente, solo el 60% de las personas lo hacen), dispondrás, para tu sosiego, de un seguro de responsabilidad civil (que se hará cargo de cualquier daño o pérdida que los operarios lleven a cabo en tus electrodomésticos y otras propiedades).

Si, por el contrario, te sumas al 40% de personas que cada año optan por empresas pirata, serás tú el responsable último en caso de accidente durante el traslado.

Créeme, cuando veas a los operarios desmontar, cargar, subir y volver a montar todos tus muebles voluminosos, la televisión y tus cuadros, querrás respirar sereno con un contrato oficial de mudanza y sus correspondientes seguros en el bolsillo.

¡Ahorrarte un poco en el presupuesto puede salirte tremendamente caro!

Si, por el contrario, cuentas con tiempo libre y ayuda —¡necesitarás muchas manos!—, puedes optar por hacer tú mismo tu mudanza. Calcula entonces el coste del alquiler de una furgoneta (puede rondar los 150 € para toda la mudanza).

Otro coste a sumar a tu presupuesto es el de cajas, cinta adhesiva y plástico burbuja. Piensa que este último sale a unos dos euros el metro cuadrado, y tendrás mucho que envolver con él, por lo que el coste de esta sección de papelería puede ascender fácilmente a los 100 €.

Los niños mimados de cada mudanza deben ser, por experiencia, cuadros y marcos de fotos, obras de arte, pantallas, vajillas y plantas. Requieren mucho plástico burbuja y avisos bien visibles de “FRÁGIL” en cada caja que los contenga.

 

3. Documentos importantes

Desde papeles bancarios, escrituras, libros de familia, expedientes médicos, medios de pago, documentación de vehículos, facturas, diplomas y certificados profesionales o domésticos… Haz acopio de todos ellos e introdúcelos en una carpeta que no perderás de vista en ningún momento y no irá con el resto de la mudanza, sino siempre contigo.

̶P̶u̶e̶d̶e̶s̶  debes perder la caja con tu colección de pongos. Pero no te permitas el lujo de perder de vista documentos importantes que te costaría enormemente solicitar de nuevo a entidades públicas y privadas.

 

4. Limpieza general

Tanto del hogar que dejas como aquel al que aterrizas. Generalmente, las casas se entregan siempre limpias. Pero tu criterio de limpieza jamás será el mismo —en un índice de “cariño”— que el del anterior inquilino.

Por eso es recomendable que te encargues tú mismo de poner a punto tu nueva morada antes de que sea invadida por decenas de cajas, muebles y estorbos para la labor.

Ten en cuenta que se trata de una oportunidad única de dejar como nuevos algunos rincones que tardarán eones en volver a ver la luz del sol.

.
.

5. ¿No te dejas nada? ¿SEGURO?

Has repasado todo lo que está a la vista, y mucho de lo que no. Correcto. Ahora, haz memoria y repasa todos tus lugares secretos. Escondrijos en los que guardas dinero, joyas o piezas de valor para que no sean encontradas por eventuales ladrones.

Si llevas muchos años en esta casa, puede que haya varios de estos lugares repartidos entre cajones, estantes y huecos ocultos, y no te acuerdes de ellos. ¡Es el momento de jugar a los espías con tus propias cosas y asegurarte de no dejarte nada importante!

6. Llaves: unas llegan, y otras se van

Asegúrate de recopilar todas las copias de llaves que te dejó el anterior casero para devolvérselas. De la misma manera, recibe las nuevas, haz tantas copias como sean necesarias (al menos una por habitante, otra de seguridad y una más para un amigo que viva cerca o vecino de confianza) y comprueba que todas ellas funcionan.

No te saltes este último paso. No quieres comprobar que la copia está mal hecha esa noche que la que las pierdes y llamas a alguien a altas horas de la madrugada…

 

7. El frigorífico, desconectado un día antes.

Recuerda que debes desconectarlo de la red eléctrica y vaciarlo por completo al menos 24 horas antes de la mudanza física, para poder trasladarlo con garantías y minimizar el riesgo de averiarlo por el camino.

No lleves contigo comida perecedera, consúmela las últimas semanas antes de la mudanza (incluida la del congelador).

.

8. Elegir bien el horario de tu mudanza es FUNDAMENTAL

¿Recuerdas los largos atascos de tráfico que hay en tu ciudad cuando comienza y cuando termina la jornada laboral?

Imagínate verte encerrado en uno de ellos con esa enorme furgoneta con toda tu vida a la espalda. O buscar aparcamiento y lugares donde parar a descargar en medio de ese panorama.

Mejor, huye de las franjas de 8 a 10 de la mañana y de 17:30 a 19:30 de la tarde para mover vehículos.

 

Si aún tienes dudas sobre qué más necesitas para que tu mudanza sea ideal y no una pesadilla, revisa estas otras 6 leyes de una mudanza perfecta, que se complementan con las que acabamos de ver.

¡Y comenta aquí debajo cualquier duda o idea que quieras compartir con nosotros! 😉

 

9 preguntas sobre el Certificado de Eficiencia Energética y por qué debes tenerlo

¿Sabes cuánto consume tu casa y por qué? ¿Tienes claras las características de tu sistema eléctrico?

Es una información que muy a menudo se nos escapa… y no debería. Principalmente, porque una parte importante de nuestros sueldos se va en pagar facturas como la de la luz. Y desconocer la potencia que tenemos contratada o las limitaciones de nuestra instalación no nos ayudarán en absoluto a reducirla.

El tema del que te quiero hablar hoy es, para muchos, poco apetecible… Habla de certificados oficiales (boring), de organismos públicos que los registran (more boring), de qué información técnica se refleja en dichos documentos (definitely bored).

Pero si te digo que te ayudará a ahorrar dinero en la búsqueda de tu nueva casa, que saberlo te ayudará a reducir tu impacto en el medio ambiente y presionará a los constructores para emplear técnicas y materiales más ecológicos, y posibilitará la solicitud de subvenciones y ayudas públicas… ¿verdad que ya no te parece tan aburrido?

1) ¿Qué es el certificado energético?

Este documento empezó a ser obligatorio desde 2007-2008 para edificios de nueva construcción. Y desde el 1 de junio de 2013, también es obligatorio disponer de certificado energético para dar publicidad para la venta o alquiler de edificios y de partes de edificios existentes (RD 235/2013).

Especifica la nota de la eficiencia energética y el consumo de un edificio o de una parte concreta del mismo, ya sea un local, una vivienda, etc., así como documentación de los procedimientos, una descripción de las diferentes características energéticas y, además, recomendaciones de mejora viables para cada caso concreto.

La calificación se debe registrar en un organismo oficial de la comunidad autónoma correspondiente para que tenga el carácter de certificado.

2) ¿Estás obligado a tenerlo?

Es responsabilidad del propietario o promotor que quiera vender o alquilar su vivienda contar con este certificado energético. Ambas figuras son, asimismo, responsables de presentarlo en el organismo correspondiente para su registro.

Si vas a comprar o alquilar una vivienda, has de saber que el propietario tiene la obligación de mostrarte dicho certificado para que estés al tanto de la calificación energética de tu próximo hogar.

 

3) ¿Qué organismo controla los certificados energéticos?

El real decreto 235/2013, de 5 de abril, en su artículo 5, concede la competencia a las respectivas comunidades autónomas, así que cada una de ellas gestiona y concede estos certificados con sus propios criterios y organismos.

Por tanto, te recomiendo que te informes en el portal online de vivienda de tu comunidad autónoma (te dejo a continuación los enlaces, si vives en Madrid, Catalunya, Euskadi, Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunitat Valenciana, Galicia, Extremadura, Baleares, Asturias, Cantabria, La Rioja, Murcia o Navarra)

 

4) ¿Qué vigencia tienen los certificados energéticos?

Su validez se extiende hasta los 10 años, siendo el propietario responsable de su renovación o actualización, tal y como especifique cada comunidad autónoma a través de su organismo competente.

5) ¿Qué consecuencias tiene no disponer del certificado a la hora de vender o alquilar?

El real decreto determina un régimen sancionador por incumplimiento de este requisito obligatorio en toda compraventa o alquiler de un inmueble. Hay tres tipos de sanciones, una leve, otra grave y otra muy grave y las cuantías de las sanciones van desde los 300 euros hasta los 6.000 euros.

Infracción muy grave será cuando se falsee la información en la expedición o registro de los certificados, actuar como técnico certificador o publicitar un certificado que no esté registrado.

Infracción grave será incumplir la metodología de cálculo del procedimiento básico para la certificación, no presentar el certificado ante la CC.AA. para su registro, exhibir una etiqueta que no se corresponda con el certificado real, y vender o alquilar un inmueble sin que el vendedor entregue el certificado en vigor al comprador o arrendatario.

Constituirán infracciones leves publicitar la venta o alquiler de viviendas que deban disponer de certificado sin hacer mención a su calificación, no exhibir la etiqueta de eficiencia cuando es obligatorio —o exhibir una sin el formato y contenido mínimos—, expedir certificados sin la información mínima, incumplir las obligaciones de renovación o actualización de los certificados, no incorporar el certificado en el Libro del Edificio y publicitar la calificación del proyecto cuando ya existe la del edificio terminado.

 

6) ¿Puede un particular denunciar al propietario por no disponer del certificado?

Cualquier consumidor puede denunciar a aquel propietario que quiera venderle o alquilarle una vivienda sin el certificado energético.

Puede darse el caso de que el propietario cuente con el certificado pero aún no lo haya podido registrar porque la CC.AA. pertinente todavía no tenga habilitado el registro. En estas situaciones, el propietario puede estar tranquilo.

7) ¿Quién puede ser certificador energético?

Cada propietario puede solicitarlo a un técnico competente con total libertad de elección.

Eso sí, ha de tratarse de un arquitecto, arquitecto técnico o ingeniero. Los colegios de arquitectos cuentan con un listado público al que acudir para elegir un arquitecto competente en la materia.

 

8) ¿Qué edificios están exentos de disponer con un certificado energético?

Los edificios y monumentos protegidos oficialmente, los lugares exclusivos de culto o actividades religiosas, las construcciones provisionales (para uso previsto igual o menor a dos años), las partes no residenciales de edificios industriales, de la defensa y agrícolas, los edificios o partes de edificios aislados con menos de 50 m² útiles y aquellos edificios con un uso menor de 4 meses al año (como, por ejemplo, algunas casas en la playa o en la montaña).

9) ¿Cuál es su objetivo?

La finalidad es que las viviendas en España sean lo más eficientes posible, aunque el resultado de la calificación energética de una vivienda no conlleva ningún tipo de consecuencia (es un documento informativo y no vinculante).

El objetivo del gobierno y de Europa es lograr que aquellas viviendas con peor calificación energética sean sometidas a reformas para mejorar su eficiencia energética.

Y el macro objetivo es que todas las viviendas que se construyan a partir del 31 de diciembre de 2020 tengan un consumo de energía casi nulo, tal y como está establecido en la disposición adicional del real decreto 235/2013, de 5 de abril.

Según la inmobiliaria Don Piso, transcurridos cinco años desde que fuera obligatorio disponer de un certificado energético en cada hogar, solo el 1% de las viviendas en España presenta la máxima calificación A en su certificado energético, mientras que solo el 16% obtiene una calificación entre A y D (recordemos que existen siete niveles entre la A y la G).

La misma agencia ha advertido en un comunicado que hasta el 42% de las casas de nueva construcción presenta un certificado de la categoría E o inferior.

Tengamos en cuenta que el correcto acondicionamiento de una vivienda con un certificado de eficiencia energética de categoría A producirá un ahorro de hasta el 90% de la energía consumida respecto a una catalogada con el nivel G, mientras que una de clase B gastará un 75% y una de clase C un 35% menos.

Uno de los problemas es que, según el mismo estudio de Don Piso, uno de cada dos españoles desconoce absolutamente la existencia de esta certificación y su significado.

Para que cada vez sea mayor el impacto de esta medida en la mejora y el ahorro eléctrico de todos los hogares, comparte esta información y exígela siempre a la hora de buscar casa.

Por cierto, ¿sabes qué es el boletín eléctrico o Certificado de Instalación Eléctrica y por qué lo necesitas?

¡Mucha gente lo confunde con la certificación energética y no se trata en absoluto del mismo documento!

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

5 planes creativos para hacer en casa esta Navidad

Está claro que, si estás leyendo esta entrada, no tienes muchas papeletas para pasar las fiestas esquiando en los Alpes o buceando en las Maldivas.

Pero no desesperes: tu hogar es un destino tan apetecible como cualquier otro y, tu familia, la mejor de las compañías si sabes cómo aprovechar el tiempo libre.

Al fin y al cabo, se avecinan dos fines de semana laaaargos, largos, para pasar mañana, tarde y noche rodeado de padres, hijos y espíritus navideños. Y por eso hoy te propongo algunos planes muy divertidos y variados para hacer con niños de 1 a 99 años.

¿Preparado para desconectar del día a día y reconectar con los tuyos?
.

1. Hacer hogar

¿Qué significa exactamente esta expresión? Es muy sencillo: solo tienes que observar cómo crean los pajarillos sus propios nidos, tanto para cortejar a sus pretendidos como para proteger sus huevos. Todos los animales compartimos el mismo instinto doméstico.

¿Sientes esa satisfacción especial cuando todo está en orden, limpio y recogido en casa? Ahí lo tienes. Una casa ordenada es una mente ordenada. No lo digo yo, sino expertos en psicología que aseguran que el desorden, la suciedad y la carencia de víveres en casa multiplican nuestro propio estrés diario, empeorando nuestra salud mental.

Para aprender cómo sacarle más partido a tu casa para disfrutarla mejor escribí un post con el explícito título Si tu casa y tu vida son un caos, aplica los métodos ‘Dan-sha-ri’ y ‘Kondo’ para ser feliz.

En él te explicaba, a través de las teorías de Hideko Yamashita y Marie Kondo —en Japón, este arte de la gestión doméstica es toda una tendencia de masas— cómo deshacerte de todo aquello que te estorba en la vida, empezando por cientos de trastos inútiles en casa.

Esta Navidad proponte lo siguiente: en lugar de seguir atiborrándola con nuevos trastos sin sentido, dale una vuelta a cada armario, cajón y estantería y decide qué cosas te quitarás de encima.

Puedes regalarlas a alguien que las quiera o las necesite más que tú, o donarlas a asociaciones benéficas para que te ayuden a hacerlas llegar a personas con menos recursos.

Hasta aquí, la primera parte de esta valiosísima terapia navideña: después de dejar espacio para todas las cosas nuevas y buenas que llegarán en 2018, llega el momento de optimizar cada rincón de la casa, aprendiendo a doblar mejor la ropa y organizando puntos de almacenamiento como despensas y alhacenas.

Ya, sé lo que estás pensando: pues vaya peñazo de plan para esta Navidad, Salvador… Tú, hazme caso y ponlo en práctica, y deja para después el análisis de resultados, ¡te sorprenderá!
.

2. Adornar la casa con motivos navideños

Vamos con un clásico de estas fechas. Puedes optar por tirar de Belén, árbol de Navidad y adornos cálidos y brillantes.

En nuestro post de ayer —no celebres la Navidad en casa sin leer antes este post— te hablaba de puntos importantes a repasar para no ser el peor anfitrión durante estos días.

Entre los consejos que encontrarás en él hay varias ideas para crear árboles de Navidad espectaculares, originales y muy económicos, perfectos para cualquier vivienda, incluso si no tienes espacio material donde ponerlo.

Improvisar tu propio árbol es mucho más fácil de lo que te esperabas, si le echas un poco de imaginación y tiras de recursos inesperados que encontrarás en cualquier casa: revistas, papeles de envolver, cintas decorativas, washi tape, guirnaldas con lucecitas de Navidad…

Combinando algunos de estos materiales, puedes crear tu árbol-mosaico en la pared estrella de tu morada, listo para triunfar en redes sociales con el hashtag #AmanitasNoMeGanaNadie 😉

.
3. Practicar el origami (o lo que tu abuela llamaba papiroflexia de toda la vida)

Otra idea genial para mantener despiertas las mentes y las manitas más jóvenes de la casa es investigar las infinitas posibilidades del papel mientras homenajeas a la saga Star Wars y sus últimos jedis, con estos recortables de sus personajes más célebres:

Una vez empecéis con las tijeras no habrá nadie que os pueda parar, por lo que te propongo además este otro tutorial para crear una nave X-WING como las que usan los pilotos rebeldes de la Alianza, con Dameron Poe a la cabeza:.

.¿Que te sientes más imperial que el chorizo? Pues déjate seducir por el lado oscuro y fabrica en su lugar este TIE FIGHTER (en papel negro, por supuesto):
.

.
4. Crear con vuestras manos el regalo de amigo invisible

O de Papá Nöel, o de los Reyes Magos… lo importante es que lo manufacturéis con amor y en buena compañía.

Para ello, solo necesitas despejar una zona de tu hogar —una mesa con la altura adecuada para que trabajen en ella los peques de la casa, por ejemplo— y disponer en ella las herramientas y materiales necesarios para cada manualidad.

Entre los do it yourself que podéis llevar a cabo se encuentran este colgador de tazas (o cualquier otro trasto doméstico susceptible de ser colgado de un gancho):

También podéis preparar la segunda parte del curso escolar, reciclando tarros de mermelada en uno de nuestros clásicos del upcycling favoritos, los portalápices LEGO:

Y en tercer lugar, podéis descubrir y practicar en familia la interesante técnica decorativa del decoupage, que os servirá para envolver todo tipo de objetos con papeles decorativos y cola especial.

Echa un vistazo en este post para comprobar cómo se aplica y qué posibilidades tiene:

5. Y, como cierre, una valiosa lección: aprender juntos a reciclar

Vaaaale, admito que este plan no es la alegría de la huerta pero, igual que sucede con el primero, después me lo agradecerás.

Porque en un momento del año en que los niños ven llegar trastos y más trastos nuevos, y generarse montones de basura de todos los tipos, es importantísimo que aprovechemos para enseñarles cómo gestionarla adecuadamente.

Cuando abráis los regalos, o los fabriquéis con vuestras propias manos, no pierdas de vista el posterior destino de restos y materiales.

Repasa con los más peques de la casa qué residuo va a cada recipiente en tu localidad. Y si tienes duda, lee con ellos nuestro post vida extra: cómo reciclar todo lo que sale de tu casa.
.

¿Qué te parecen nuestros planes? ¿Se te ocurre alguno parecido para estimular su imaginación en estas fechas? ¡Comenta y comparte! 😀

¡Ah! y…

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

 

5 ideas para no ser de los que consumen un 30% más en Navidad…

Ese es, de media, el aumento del consumo eléctrico según Red Eléctrica de España (REE) durante estos días festivos. 150 millones de euros más en el conjunto del país.

Supone un encarecimiento del 19% del recibo de la luz, y viene acompañado de similares dispendios en comida, regalos y decoración navideña, lo que forma el caldo de cultivo perfecto para esos eneros en cuesta que tanto nos preocupan.

Si la sostenibilidad y el consumo inteligente han pasado a formar parte de tu credo personal diario, no dejes de practicarlo en los momentos más duros para nuestros recursos naturales: tus decisiones a la hora de consumir en esta época del año tienen categoría moral de voto por un cambio en la dinámica consumista de nuestra sociedad.

 

LED son las siglas del ahorro

Tendemos a pensar que esas luces brillantes que adornan nuestras paredes como las de Winona Rider en Stranger Things son las principales culpables. Pero ni nos comunicarán con el Upside Down, ni consumirán más de un moderado 3% de ese encarecimiento.

Si, además, optas por tecnología LED para darle alegría a tu casa, estarás gastando hasta un 90% menos que con bombillas tradicionales, además de multiplicar su vida útil por 50.

Para elegir bombillas, ten en cuenta, como referencia, que una bombilla LED de 14 vatios te proporcionará una intensidad lumínica similar a la de una bombilla incandescente de 75W.

Otro cálculo útil: cada 10 microleds consumen un vatio eléctrico por hora. Si envuelves tu árbol de Navidad con 100 microleds desde el 22 de diciembre hasta el 7 de enero, solo consumirías cerca de 4 kWh, que apenas suponen un euro de electricidad en tu factura.

Y… ¿sabías que las bombillas LED alcanzan las 45.000 horas de uso? También facilitan el ahorro hasta en un 85% si se compara con el consumo de las bombillas tradicionales. Aquí tienes un post en el que puedes conocer más de sus ventajas y aplicaciones decorativas.

 

Electrodomésticos, donde se cocina el gasto

¡Ahá! ¿Querías culpables? ¡Aquí están los verdaderos consumidores natos de electricidad en vuestras casas!

Los electrodomésticos, junto con la cocina, gastan más de un tercio de la energía consumida por tu hogar. Obviamente, al cocinar para toda una familia al completo, el gasto se duplica fácilmente.

Los 260 kWh que empleamos mensualmente en toda la casa, en Navidad se disparan hasta los 350 kWh (siempre hablando en clave de medias).

Los expertos en reparación de averías del hogar de HomeServe te traen ideas y consejos para ahorrar más en Navidad y en todo este invierno

Los hogares más azotados por el incremento serán aquellos con vitrocerámicas y calefacciones eléctricas, donde los consumos en Navidad pueden llegar a duplicarse fácilmente.

Para que te hagas una idea, estos son, por orden, los consumos medios de algunos de los electrodomésticos que más energía consumen en tu casa:

  • Vitrocerámica (15 cmø): 1.200 kWh.
  • Microondas: 1.000 kWh.
  • Horno eléctrico: 950 kWh.
  • Parrilla eléctrica: 850 kWh.
  • Frigorífico: 662 kWh.
  • Congelador: 563 kWh.
  • Televisión: 263 kWh.
  • Lavadora: 255 kWh.
  • Secadora: 255 kWh.
  • Lavavajillas: 246 kWh.

En el extremo opuesto, y como campeones del ahorro, se presentan viviendas dotadas con iluminación LED, placas de inducción, ollas a presión y electrodomésticos eficientes.

> ¡Ojo! 9 súper trucos y consejos de invierno para ahorrar dinero en tu calefacción.

¿Tienes tarifa de discriminación horaria? ¡Aprovéchala!

Con este formato de facturación, la electricidad es mucho más barata entre las 22h y las 12 del mediodía. Por tanto, cualquier tarea doméstica que lleves a cabo entre estar horas repercutirá mucho menos en tu próxima factura de la luz que si la llevas a cabo durante el día.

Si tienes opción, pasa el aspirador, cocina o pon lavavajillas y lavadoras de noche o a primera hora de la mañana, ¡compensa!

Los expertos en reparación de averías del hogar de HomeServe te traen ideas y consejos para ahorrar más en Navidad y en todo este invierno

Foto: HomeServe.es

Usa el lavavajillas, es más económico y sostenible que lavar a mano

Otro mito errado del consumo doméstico es pensar que fregando tu vajilla en la pila y a manita ahorras agua, cuando en realidad estás gastando una cantidad mucho mayor del líquido y sagrado elemento de vida.

Si tu termostato es eléctrico, ese ahorro se traslada también a la luz, así que tienes doble motivo para permitirte ahorrarte todo ese tiempo usando el lavaplatos.

Y si quieres que su duración se prolongue a través del tiempo, no dudes en consultar estos trucos ecológicos y low cost para limpiar este electrodoméstico.
.

Regala local, eficiente y sostenible

Por último, es muy importante para sumarte al consumo sostenible estas Navidades que empieces a regalar cosas respetuosas con el medio ambiente.

.
Toma buena nota de nuestro post 3 pasos para hacer tus regalos más sostenibles esta Navidad
, donde te contamos cómo elegir experiencias inolvidables y enriquecedoras para demostrar tu amor en lugar de seguir fagocitando recursos con regalos contaminantes, además de optar por dádivas de origen local, y crear con tus propias manos ofrendas geniales.

Y ahora que te has puesto al día en el consumo medio de tus electrodomésticos…

¿Sabrías responder a la pregunta del siguiente mini vídeo? 😜

¿Quieres ayudar a ahorrar a tus amigos y familiares? Comparte con ellos este post 😉

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

Todo lo que necesitas saber sobre el suelo radiante, la calefacción invisible y eficiente

Cada vez que entro en un hogar con calefacción por suelo radiante, me fascina su conjunto de características que la hace tan futurista y distinta a las demás maneras de calentar una casa.

Para empezar, notas enseguida que toda la estancia mantiene la misma temperatura de forma increíblemente homogénea, y que no hay ni un solo radiador en las paredes, por lo que se puede aprovechar mucho más espacio para decorar o colocar muebles.

  > Por cierto, ¿tienes radiadores en casa que estás deseando esconder de la vista o el alcance de los niños? Echa un vistazo a nuestro post ideas para cubrir tus radiadores de forma segura.

Pese a resultar uno de los sistemas de climatización más eficientes y prácticos, aún no está ampliamente implantado en nuestro país y todavía muchos piensan que es inaccesible para sus bolsillos.

Pero eso no es necesariamente cierto, y hoy te voy a contar algo más sobre suelo radiante para que lo compruebes por ti mismo.

Foto: houzz.es

¿Cómo funciona la calefacción por suelo radiante?

Es muy sencillo: se trata de instalar un sistema de tuberías bajo el pavimento o superficie del suelo que pisamos en casa.

Por esa red de tuberías circulará agua a una temperatura de entre 30ºC y 40ºC, similar a la que transita por los radiadores comunes de muchas casas.

Esa agua es igualmente calentada en una caldera, por lo que la eficiencia y el consumo energético —y, por tanto, el ahorro o la carestía en nuestras facturas de la calefacción— dependerá del tipo de caldera empleada para mantener el agua viajando a dichas temperaturas.

Una combinación óptima es suelo radiante + caldera de condensación de alta eficiencia, lo que nos ayudará a respetar el medio ambiente a niveles ejemplares mientras nuestro gasto mensual se disminuye respecto a la media.

¿Puedo instalar suelo radiante bajo cualquier tipo de suelo?

La particularidad de este tipo de calefacción es que el suelo viene de abajo hacia arriba, atravesando el pavimento que pisamos.

Por eso es fundamental y necesario que el material sea resistente a los cambios fuertes de temperatura y no se abarquille (es decir, que no sufra deformaciones con cada dilatación o contracción del material).

Algunos tipos de madera estable y bien instalada pueden soportar sin problemas estos cambios térmicos, aunque los suelos que mejor los gestionan son, sin duda, los cerámicos y las baldosas pétreas.

¿Por qué es tan eficaz para calentar toda la casa por igual?

En primer lugar, la red de tuberías que se traza bajo la superficie recorre toda el área de cada estancia, lo que logra llevar el mismo calor a cada punto.

Además, y como bien sabes, el aire caliente se desplaza de abajo a arriba, así que si el punto de partida es el suelo, la temperatura será homogénea y más agradable de forma muy tangible y superior a cualquier otro tipo de calefacción.

¿Por qué tiene fama de caro el suelo radiante?

Obviamente, su instalación requiere levantar el suelo, una obra que a mucha gente asusta de entrada.

Pero esta inversión no es ni tan salvaje ni tan costosa como puede parecer, y la comodidad que disfrutaremos después es tal que, en mi opinión, merece la pena planteárselo.

Por supuesto, si la casa aún está en construcción, miel sobre hojuelas: en esta fase previa resultará facilísimo y económico implementar suelo radiante por doquier antes de preparar el suelo definitivo.

Una vez instalado este suelo radiante podrás colocar cualquier tipo de mueble sin problema alguno y, como extra, tu nueva calefacción invisible te servirá también en verano para refrescar la casa, haciendo correr agua fría bajo tus pies.

Si quieres más información o ayuda de los mejores profesionales para plantearte tu cambio a suelo radiante, no dudes en hablar con nuestros expertos en climatización sin ningún tipo de compromiso.

Y tampoco olvides compartir la información de este post con tu familia y amigos, seguro que les resultará muy útil, sobre todo para los más frioleros en esta época del año.

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

3 pasos para hacer tus regalos más sostenibles esta Navidad

Dentro de apenas 12 días, millones de niños (y no tan niños) abrirán ansiosos sus regalos a lo largo y ancho del planeta.

Y yo, que hace un rato leía que no hay litio suficiente para tanto coche eléctrico como nos quieren vender, extrapolo la misma reflexión hacia todo lo que, vorazmente, tratamos de consumir.

Agua, papel, ropa, plásticos… incluso la propia comida. Nada sobra.

Y si seguimos a este ritmo de consumo exacerbado, muy pronto recordaremos esta abundancia mal gestionada como un privilegio de otro tiempo.
.

.
¡Eh, un momento! No pongas esa cara… No estoy tratando de echar a perder el espíritu de estas fiestas, ¡nada de eso! Se trata de que no se conviertan en un despilfarro absurdo, ni para tu bolsillo, ni para la economía familiar, ni muchísimo menos para nuestro maltrecho planeta.

¿Llevas un estilo de vida sostenible? Demuestra tus principios esta Navidad

Si te pasas todo el año reciclando papel y plástico, cerrando el grifo cuando te aseas, aprovechando toda la comida para no desperdiciar nada, y tirando lo mínimo de calefacción y aire acondicionado, tengo un mensaje para ti: ¡ahora llega el momento de la verdad!

La última semana de diciembre y la primera de enero son las cumbres borrascosas del capitalismo.

Esos días locos en los que las tarjetas de crédito bullen, las papeleras, los contenedores y nuestros propios estómagos están a reventar, y parece que hay bula papal para devorar hasta el último recurso disponible.
.

Tu salud mental y tu economía están en juego

No solo se trata de hacerle un favor al mundo que tarde o temprano revertirá en ti mismo. Dejarte llevar por la ola de consumismo perjudica tu salud mental (las encuestas confirman que, para un 44% de los españoles, esta es la época más estresante del año… ¡y las compras de Navidad son el peor momento para un 76%!).

¿Cómo solucionamos todo esto? ¿Cómo evitamos sufrir largas colas para comprar regalos impersonales? ¿Cómo salimos de la rueda del derroche?

Muy fácil: crea tú mismo tus propios regalos, cámbialos por experiencias, recicla y o reinventa por el camino, y empieza a disfrutar más del proceso de llevarlos a cabo.
.
Los expertos del hogar de HomeServe te traen ideas, trucos y consejos para crear tus propios regalos esta Navidad y ahorrar dinero y quebraderos de cabeza

.
Te darás cuenta de que será el mejor regalo que reciba esa persona (¿el resto? Los puede comprar en cualquier parte).

Y para ti se convertirá en una terapia muy creativa en la que desarrollarás tus habilidades manuales y tu capacidad de observación. Tu ser querido regalado se dará cuenta de lo mucho que le valoras, del tiempo que le has dedicado, y no querrá otra cosa que enseñarle tu regalo a todo el mundo.

¡Palabrita del niño reciclador!
.

La creación del regalo perfecto, paso a paso

Te recomiendo que sigas un proceso racional y emocional a partes iguales cuando pienses en qué regalarle a cada persona de tu entorno.

En primer lugar, plantéate si es posible convertir esa ofrenda en algo experiencial.

1. Regala experiencias

Sí, amigos: las mejores cosas de la vida no son cosas. Y como las gentes del marketing saben bien, las experiencias son más intensas y mucho más recordadas que cualquier regalo material, y crearán un vínculo fuerte y duradero entre vosotros.

Así que, ¿y si en lugar de regalarle algo físico a esa persona, te la llevas a vivir una aventura? Dependiendo de vuestro tiempo y vuestro presupuesto, puedes prepararle una tarde temática.

Los expertos del hogar de HomeServe te traen ideas, trucos y consejos para crear tus propios regalos esta Navidad y ahorrar dinero y quebraderos de cabeza

Imagínate que te la llevas a ver la nueva exposición de Star Wars (Expo Wars, en el WiZink Center de Goya), como nuestros compañeros de 20Minutos.es te cuentan aquí, y después de cabeza al cine a disfrutar de Los últimos Jedi.

En la misma línea, una cena preparada con amor, un masaje, un concierto o una obra de teatro, una sesión de spa, un taller de cocina para dos o una cata de vinos, serán momentos inolvidables e insuperables.

Los expertos del hogar de HomeServe te traen ideas, trucos y consejos para crear tus propios regalos esta Navidad y ahorrar dinero y quebraderos de cabeza
2. Regala productos locales

¿Sabías que cada Navidad llegan más de 4.000 toneladas de cacharros desde China?

Entre nuestra inconsciencia y la suya, nos estamos cargando el tercer país más grande del mundo y el primero más poblado (y, de paso, el resto del planeta por el camino).

En lugar de favorecer este descomunal y contaminante tráfico de mercancías, opta por comprar productos creados lo más cerca posible de tu casa. De paso, apoyarás a pequeños comerciantes de tu región que necesitan tu ayuda para salir adelante.

Foto: mercado ecológico en Lleida, de ecoresponsable.org

3. Y, sobre todo, ¡CREA Y RECICLA!

Como te decía al comienzo de esta entrada, no hay nada mejor que un regalo hecho por ti.

No tengas miedo de que quede cutre. Si lo has hecho con amor, la otra persona lo notará y lo agradecerá mucho más que el hecho de que te acerques a un centro comercial a comprar algo hecho en una fábrica lejos de aquí.

Como regalarle a alguien tu libro favorito, con una dedicatoria sentida. O esa prenda que tanto te gusta y tantas veces te ha pedido. No se trata de librarte de cosas que ya no quieres, sino de buscarles otro hogar para que sigan siendo igual de disfrutadas.

Y retomando las primeras líneas del post, te emplazo a convertir en regalos inestimables cosas que parecían desperdicios. ¿Quieres ideas? ¡Aquí tienes unas cuantas!

Por ejemplo, convertir una de esas cajas de madera en las que compramos el vino en un…


.
¡O transformar una rama en uno de los objetos más deslumbrantes de la casa!
.

.
¿Y qué tal si transmitimos nuestro espíritu de upcycling a los peques de la casa con planes como este?
.

.
Si tienes mayores en la familia que no se llevan bien con la tecnología y estás harto de ser “el informático” del clan, tengo otra solución que os encantará a todos: regalar un servicio de asistencia tecnológica, disponible 24 horas al día y 365 días al año…

¡Para que no te den más la turra con la configuración de sus móviles, sus ordenadores o los canales de la tele!
.

Otra idea maravillosa es regalar herramientas y materiales para que los más creativos sigan elaborando sus propias obras. En este post te daba 6 propuestas de regalos para manitas, como medidores láser, estaciones de trabajo, destornilladores automáticos…
.

.
¿Otra gran apuesta por la creatividad? Llevar a cabo un proyecto do it yourself juntos, con una manualidad tan práctica, decorativa y original como este taburete de cemento y madera.
.

.
Le dará un toque industrial a vuestra casa y podréis presumir de maña a cambio de una hora y menos de 6 euros, como te contamos en este paso a paso para crearlo.

Por último, un regalo que seguro que conquistarás corazones de madres, hijos y muchos amigos: dos horas de un manitas profesional (disponible en toda España) para que monte por ellos sus muebles, cuelgue sus cuadros, instale sus lámparas y mucho, mucho más.

Manitas de HomeServe, la solución para cualquier pequeña tarea del hogar que no tienes tiempo para realizar

Cuando haya quitado esas tareas de sus listas de quehaceres, ¡verás lo que es una sonrisa de gratitud como hacía tiempo que no te dedicaban! 😉

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

Ideas para calentar tu casa según la estancia en la que te encuentres

¿Sabías que el término hogar, proviene del vocablo latino ‘focāris’, derivado de ‘focus’ (fuego)?

Como el lugar donde se encendía el fuego era el punto central de la casa —ya fuese en la cocina, o en torno a la chimenea, lugares donde se cocinaba y servían como espacio común— se terminó llamando ‘hogar’ a toda la vivienda en sí.

Ya lo ves, el calor y tu residencia son prácticamente dos caras de la misma moneda, su primera razón de ser.

Pero a veces, calentar tu hogar es un rompecabezas energético de mucho cuidado.

¿Cuántas veces te ha pasado algo como lo siguiente?

  • Estás leyendo en el salón, pero dentro de un rato te trasladarás al dormitorio para dormir, y hay una temperatura de al menos 7 grados menos ahí dentro.
  • Tienes una habitación que usas mucho menos que el resto de la casa, pero esta noche tienes un invitado y deseas que esté cómodo y calentito.
  • Tienes una terraza estupenda, pero en invierno casi no la utilizas porque hace un frío de mucho cuidado…

Complicado, ¿verdad?

Por eso hoy voy a contarte de qué maneras puedes calentar cada zona lo más rápida y eficientemente posible, para que puedas disfrutar de cada aposento en cualquier época del año, incluido el más crudo enero.

Los expertos en climatización y fontanería del hogar de HomeServe te traen ideas, trucos y consejos para calentar tu casa este invierno sin pagar más dinero

¿Quieres calentar solo una estancia o una parte de la casa?

Tal vez uses mucho más una parte de tu hogar que las demás, o en general tus necesidades de climatización estén satisfechas con la instalación de que dispones y solo requieras un pequeño empujoncito en forma de unos grados más.

En ese caso, puedes optar entre estas soluciones:
.

Estufas

– Estufas de leña: si te animas a dotar a tu casa o chalet de una estufa de leña, ten en cuenta que las de acero son más ligeras y económicas.

Si prefieres las de hierro fundido tendrás una estufa para (casi) toda la vida, pero necesitarás invertir más dinero en ella.

– Estufas de bioalcohol: ¡el fuego más chic! Interesante desde el punto de vista estético, pues sus diseños resultan fascinantes.

Además, este alcohol es producido a partir de materias y restos orgánicos mediante fermentación alcohólica, gracias a una tecnología capaz de producirlo a partir de caña de azúcar, yuca, madera o restos celulósicos.

– Estufas de pellets: los pellets de madera o pellas son un tipo de combustible granulado alargado a base de madera. Según la RAE​ una pella es “una masa que se une y aprieta, regularmente en forma redonda”.

El origen de esta madera comprimida son los serrines y las partes desaprovechadas de troncos por la industria, además de materiales provenientes de clareos de montes.

Son tu opción más eficiente y, por tanto, la más ecológica, pues los pellets ofrecen un alto poder calorífico a cambio de una emisión de CO2 reducida.

> Ojo: No te pierdas nuestras 7 claves para evitar que se produzca un incendio en tu hogar

Tipos de chimenea

Antes de nada, repasemos los básicos: ¿qué es una chimenea?

Ahhh, ¡la viva imagen de la Navidad! No puedo resistir quedarme embobado mirando el crepitar de las llamas en ellas. Una chimenea está compuesta, generalmente, por un revestimiento decorativo con el interior de piedra o ladrillo refractario.

En su interior puedes colocar un hogar (como veíamos al principio, aquí la palabra ‘hogar’ se refiere a hoguera doméstica, fogón o anafre, y al sitio donde se enciende fuego…) o un insert, para aprovechar mejor el calor.

Los expertos en climatización y fontanería del hogar de HomeServe te traen ideas, trucos y consejos para calentar tu casa este invierno sin pagar más dinero

Insert, foto de Pinterest.

Después está la variante cassette, que es una instalación fabricada en hierro fundido o chapa, unida mediante encajaduras y sellada con masilla resistente al fuego directo para evitar las fisuras que pudieran alimentar el fuego de manera anormal o propagarlo fuera de la chimenea.

En esencia, un cassette es una chimenea dentro de la chimenea, que aprovecha al máximo el calor y reduce la cantidad de combustible necesario para calentar una vivienda.

Los expertos en climatización y fontanería del hogar de HomeServe te traen ideas, trucos y consejos para calentar tu casa este invierno sin pagar más dinero

Cassette, foto de todochimeneas.com

La diferencia entre el cassette y el insert es su forma de emitir calor.

El insertable puede funcionar como el cassette, pero también incorpora unos ventiladores colocados en la parte baja de la chimenea que empujan el aire caliente hacia arriba. Este sistema se denomina convección forzada.

Sus ventiladores cuentan con varias posiciones para aumentar o reducir la velocidad del aire, una de las cuales suele funcionar de manera automática como termostato, que hace que los ventiladores se activen cuando se llega a una determinada temperatura.

Evidentemente, tanto una chimenea como un hogar de hierro fundido, cassette o insert te servirán para calentar una sola estancia con mucho glamour.

> ¿Cautivado por la idea? Aquí tienes 12 chimeneas de diseño que podrías tener en tu casa.

También puedes contar con chimeneas de gas, que te ayudarán a disfrutar del fuego, pero con la eficacia y la comodidad del gas.

Los expertos en climatización y fontanería del hogar de HomeServe te traen ideas, trucos y consejos para calentar tu casa este invierno sin pagar más dinero

Chimenea de gas, foto de Leroy Merlin.

Además, funcionan con un hogar estanco que proporciona un rendimiento muy alto a cambio de tu inversión en la materia prima combustible.

Las chimeneas eléctricas, por su parte, son tan decorativas como las de leña, pero te ahorran horas y mucho esfuerzo en limpieza, por no hablar de las diferencias entre ambas en materia de seguridad.

¿Calorcito retro-vintage sin tener que limpiar los restos del fuego? Mira qué contentos se ponen los deshollinadores…

¿Quieres calentar toda la casa?

En ese caso te recomendamos una de estas opciones:

– Radiadores de agua: nuestros clásicos, habituales en una gran mayoría de viviendas españolas. Aprovechan la preinstalación de tuberías para el circuito de calefacción, convirtiéndose en una solución cómoda y eficiente para calentar toda tu casa.

– Emisores eléctricos: si tu casa no tiene dicha instalación de tuberías ni una calefacción central, esta alternativa es bastante eficiente. Eso sí, úsalos con precaución pues suelen resecar el ambiente, por lo que te recomiendo que los acompañes de humidificadores en climas más secos.

https://www.amazon.co.uk/Haverland-Designer-RC5W-precision-thermostat/dp/B00BQD505A

Foto: Amazon.

– Termoestufas de pellets: calientan la estancia en la que se encuentran y el circuito de radiadores de la casa.

¿Quieres calentar el exterior?

Es una lástima desaprovechar tus terrazas o jardines en la época más fría del año. Para evitarlo, te propongo dos posibilidades:

– Estufas de gas: seguras, resistentes y cómodas, te ayudarán a calentar espacios reducidos, pero también otros lugares más ventilados, como naves industriales (¿quién no ha visto una de estas en una fábrica alguna vez en su vida?).

– Estufas de leña: queman leña o briquetas de madera o conglomerados, y están fabricadas en una gran variedad de materiales y estilos, pudiendo elegir entre hierro fundido, acero o cerámica.

En cualquiera de los casos, siempre puedes contar con nuestros especialistas en climatización para ayudarte a elegir, instalar y mantener a punto cualquier tipo de calefacción en tu hogar.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Cuál es tu opción favorita para disfrutar de este invierno sin pasar frío?

¡Comenta tu experiencia calentando tu casa durante los meses de más rasca!

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

8 trucos para evitar que tus tuberías se congelen y proteger tu caldera en invierno

Si vives en climas fríos y húmedos, y además tus cañerías están especialmente expuestas a estas duras condiciones meteorológicas (como ocurre en muchas casas bajas, chalets o dúplex), el post de hoy te resultará crucial.

Mantener tus tuberías aisladas de las bajas temperaturas te garantizará un invierno tranquilo y sin sustos como reventones por congelación del agua que contienen, una avería muy habitual entre diciembre y febrero cuya reparación puede salirte muy cara.

¿Qué hacer para evitar que se congelen tus conductos de agua?

Truco #1: acaba con los goteos.

Es el agua, al congelarse, el auténtico peligro del que hablamos. Por eso es importante que busques y soluciones cualquier tipo de goteo que se esté produciendo en tu sistema de fontanería, desde grifos a lavamanos, especialmente los que estén más cerca del exterior o directamente en la intemperie.

Truco #2: cuidado con el agua en el exterior.

En patio y jardín, vacía siempre las mangueras para que no contengan agua que, al convertirse en hielo, las revienten desde dentro. De hecho, cuando las temperaturas amenacen con bajar de cero, desconéctalas de la llave exterior de paso para evitar que la congelen también, llegando hasta la propia tubería.

Si tienes un depósito de agua fuera, evita que se congele vertiendo un poco de glicerina en el tanque.

Truco #3: protege las tuberías de agua no caliente.

Los sótanos y partes externas de la casa suelen contar con ellas, y son las principales candidatas a quedarse tiesas de frío y darte más sustos.

Aislar estas cañerías es fundamental, para lo cual existen multitud de cintas térmicas y accesorios aislantes que te conviene instalar ya mismo para prevenir.

Respecto a las cintas térmicas, hay diversos tipos con materiales y funcionamientos diferentes. Unas cuentan con termostato integrado, que necesita que la cinta esté enredada entre la tubería y el aislamiento. Algunas cintas térmicas no permiten que se les coloque aislamiento sobre ellas, por lo que será mejor que sigas siempre instrucciones del fabricante.

Truco #4: agua en movimiento frente a la congelación.

Cuando el fluido eléctrico no está disponible y todo se queda a merced del frío, es mejor que dejes circulando un hilillo de agua fino y constante, cuya fuerza de rozamiento se lo pondrá más difícil al frío para congelar el agua que contiene.

Truco #5: cómo calentar una tubería congelada.

Antes de nada, revisa el estado y material del punto del que estamos hablando.

Algunos plásticos y cobres se romperán si la transición es muy brusca, o simplemente porque ya se hayan rajado con la congelación y estén esperando a volver a una temperatura más tibia para soltar toda el agua almacenada.

Si observas un tubo roto, llama a un fontanero de garantías para que se haga cargo de forma profesional si quieres evitar problemas mayores.

Si el tubo es de un metal resistente, puedes calentar aplicando un soldador a distancia, un secador o una lámpara de calor. Hazlo siempre con mucho cuidado y poco a poco, y nunca dejes este proceso sin supervisión.

Truco #6: usa una válvula de recirculación de agua caliente con control de temperatura por convección termal.

Suena a chino, pero es un artefacto muy ingenioso que no requiere de electricidad para funcionar, y que hará que circule continuamente agua tibia a través de las líneas de agua cada vez que la temperatura esté por debajo del punto que hayas.

A diferencia de la cinta térmica, la cual solo calienta las tuberías, este proceso hace circular el agua sin interrupción para evitar la cristalización y congelación, sin importar si las tuberías se encuentran ocultas.Foto: miconstruguia.com

Ten en mente que este método requiere que la válvula sea instalada en un nivel más alto (2º o 3º piso) que el calentador de agua. La circulación ininterrumpida del agua a través de tu sistema aumentará tu cuenta de calefacción del agua. Cuando no desees la circulación, desinstala la válvula y listo.

Truco #7: coloca un material llamado ICE LOC.

Es un elastómero que cabe dentro de las tuberías que se encuentran en áreas problemáticas, y que evita que las tuberías se rompan al absorber la expansión del agua congelada.

Truco #8: forra las tuberías con coquilla.

En este post te explicamos cómo hacerlo en vídeo, además de darte algunos consejos extra muy valiosos para evitar pasar un mal rato durante este invierno que comienza.

Comparte esta información con tus familiares y amigos que vivan en zonas frías y más expuestos a estos peligros. 😉

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

¿Te roban la conexión de tu red Wi-Fi? Cómo saberlo y cómo mejorar la seguridad de tus equipos

Si, como me sucedió a mí hace poco, también te empieza a ir más lenta la conexión a internet sin explicación aparente alguna, llama a Houston: tenemos un problema.

Por suerte, yo pude hablar con uno de nuestros compañeros expertos en tecnología que dan cobertura al servicio de HomeServe llamado Ángel Tecnológico (profesionales que te ayudan a configurar cualquier dispositivo electrónico, desde tu móvil o tablet a tu PC, televisión, router, antivirus, etc.).

HomeServe expertos en tecnología, protección, configura ión y seguridad de tus dispositivos tecnológicos del hogar con el seguro Ángel Tecnológico

Nada más explicarle la lentitud en la navegación y mis descargas, mi compi me advirtió que podría tener conexiones no deseadas o piratas utilizando mi ancho de banda de la conexión Wi-Fi.

Cuando esto ocurre, lo peor no es que todo vaya más lento e invertas mucho más tiempo en hacer las mismas cosas que antes. Lo realmente grave es que se crea un agujero de seguridad que puede comprometer la información de cualquier dispositivo de la casa conectado a la red, incluidos móviles, pagos y compras online, consultas a bancos y muchas cosas más.


¿Cómo expulsar a vecinos gorrones de nuestra red Wi-Fi?

Para evitar la presencia de intrusos es importante revisar los dispositivos que están conectados a nuestra red. Para ello debes encontrar la sección que nos muestra los dispositivos que están conectados.

Aparecerá un listado con absolutamente todos los dispositivos tirando de tu Wi-Fi, desde móviles y tablets hasta cualquier electrodoméstico o televisión conectada a la red.

Algunos nombres serán los que hayamos dado a nuestros equipos “como Equipo de Karla” o “iPhone de Amanda”, aunque otros pueden venir denominados por el modelo, como “Sony Bravia KDL-32EX721”.

Ahora tienes que llevar a cabo lo que conocemos como la labor Lopetegui: repasar concienzudamente la lista hasta que solo queden en ella los que verdaderamente deben estar.

¿Son todos tuyos o de tus compañeros, familiares y amigos? Perfecto. Entonces habrá que buscar en otro problema la causa de la lentitud.

Si hay intrusos merodeando, entonces prueba a bloquear los dispositivos que no conozcas de la lista. Con esto conseguirás que no vuelvan a conectarse nunca, incluso aunque sepan la clave de acceso.

Sin embargo, esto no impedirá que el vecino listillo vuelva a introducirse en nuestra red con otro dispositivo, lo que te obligará a tener que revisar la lista a menudo.

Por lo que te recomiendo que lleves a cabo los consejos que vienen más adelante y que te ayudarán a navegar mucho más rápido: cambiar el nombre de la red Wi-Fi y la contraseña que viene por defecto por una mucho más larga y complicada y hacerla invisible ocultando el nombre.

 

¿Cómo mejorar la seguridad de nuestra red?

Tener ciertos conocimientos sobre cómo funciona y se configura el router que nos dejó instalado en casa nuestro proveedor de telefonía no es tan difícil como podría parecer. A continuación, os dejo unos consejos para evitar tener intrusos en vuestra red.

Lo primero que debemos hacer es conectarnos a nuestro router para acceder a la configuración interna del aparato.

El router es accesible mediante el navegador de nuestro ordenador o móvil, introduciendo la dirección IP que, generalmente es 192.168.1.1 o 192.168.0.1 (algunas compañías pueden variar ligeramente esta IP, debes consultarlo con tu proveedor de servicios de comunicaciones).

Una forma sencilla de conocer la dirección IP del router es (en Windows), ir a INICIO > EJECUTAR y escribir en el recuadro el comando CMD, que abrirá una ventana de comandos (la típica de MS-DOS).

En esa ventana de comandos o terminal basta con escribir el comando IPCONFIG para conocer datos importantes como tu dirección IP local, tu puerta de enlace o “gateway” y demás información de tu red interna.

Copia la dirección IP del “gateway” en el recuadro de tu navegador web habitual, y dale a entrar.

Esta IP 192.168.1.1 te conectará con tu router y te permitirá acceder a su configuración.

En la siguiente imagen (típica de un router de Orange), el acceso está protegido con un usuario y contraseña. Esta información suele estar en la pegatina que hay en la parte trasera del router, aunque, de nuevo, la puedes consultar a tu proveedor de internet sin ningún coste.

Una vez dentro de tu router, puedes realizar distintas acciones para mejorar la seguridad y, de paso, conocer como está configurado.

 

Cambia el nombre de tu Wi-Fi y su contraseña por defecto

El nombre la conexión Wi-Fi es aquel que nuestro dispositivo encuentra cuando escaneamos las redes que hay a nuestro alrededor.

Ese nombre está asociado a nuestro router y es único, al igual que sus credenciales de acceso, pero como acabamos utilizando los valores que vienen por defecto, fácilmente accesibles en listas publicadas en internet, con un mínimo esfuerzo cualquiera que esté en el rango de cobertura de nuestra Wi-Fi podría conectarse.

Por lo tanto, si se cambia el nombre de nuestra Wi-Fi y la contraseña, mejoraremos notablemente nuestra seguridad. A continuación tienes un ejemplo de los detalles de configuración de un router de Orange:

Además, si también hacemos “invisible” nuestra Wi-Fi ya no aparecerá en los escaneos de red de los dispositivos de alrededor y no quedará más remedio que conocer las credenciales y configurarlas a mano… Y con lo pesada que es esta tarea, seguro que tu seguridad aumentará frente a los intrusos.

 

Y si quieres navegar más rápido y no tener problemas de seguridad en tu propia red doméstica, sigue los consejos aquí descritos por nuestros compañeros expertos en tecnología de Ángel Tecnológico de HomeServe.

HomeServe expertos en tecnología, protección, configura ión y seguridad de tus dispositivos tecnológicos del hogar con el seguro Ángel Tecnológico

Y si no tienes tiempo para hacer todo esto, o prefieres que lo haga un especialista de confianza con todas las garantías, no lo dudes y hazte con uno de los packs de protección que más alegrías te darán (y el regalo perfecto para padres, abuelos o personas con poca maña o interés en todo lo digital).

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

5 mejoras para hacer tu hogar más eficiente que se pagan solas

Antes de seguir leyendo, hazte esta pregunta… ¿Cuánta energía crees que malgastas en casa?

Te daré algunas pistas: puede que dejes más de un aparato en stand by, que no regules la potencia adecuada de ciertos electrodomésticos o aparatos de cocina, que tengas más luces encendidas de lo necesario o que estas no sean eficientes, que tus puertas y ventanas no estén bien aisladas…

Lo cierto es que una parte importante de tu factura eléctrica proviene de muchos errores como estos que apenas tenemos en cuenta.

¿Eficiencia? ¡Sí! Aunque tampoco hace falta que construyas una lámpara capaz de apagarse cuando tengas los ojos cerrados. Pero, oye, si te pica el gusanillo… aquí tienes el paso a paso.

Las nuevas tecnologías traen cada vez más mejoras en este sentido. Uno de sus ganchos comerciales más potentes es, precisamente, una gestión cada vez más inteligente de la energía consumida, algo totalmente necesario para frenar esta galopante escalada de consumo energético que estamos viviendo en nuestra civilización.

Nuestra huella medioambiental, nuestra supervivencia como especie y, para muchas personas, también llegar a fin de mes, depende radicalmente de empezar a adoptar medidas, hábitos y ayudas en forma de nuevos aparatos que nos ayuden a lograrlo.

Por eso hoy te voy a hablar de algunas ideas para sustituir los antiguos tragones de energía que tienes en casa, en forma de electrodomésticos y gadgets de alto consumo, por nuevas creaciones cuya inversión habrás amortizado antes de lo que imaginas.

 

Primera compra maestra: Luces LED y/o de bajo consumo

Según el uso que le des a la luz en tu casa (y dependiendo de lo oscura que sea y la cantidad de luz natural que haya en tu región y en cada época del año), la iluminación puede suponer entre un 10% y un 20% de tu factura eléctrica.

Teniendo esto en cuenta, deberías estar cambiando hoy mismo todas tus luces incandescentes a LED o a fluorescentes compactos de bajo consumo.

Su alta duración multiplicará su rentabilidad, y tú ahorrarás del tirón hasta un 75% de esa partida energética en tu hogar.

Además, hay gadgets LED como Lunara que te cambiarán la forma de moverte por casa durante la noche: las dejas conectadas a un enchufe y, gracias a su sensor de movimiento, se encienden cuando pasas a su lado.

Foto: Lunara en Amazon.

Gracias a su tipo de iluminación sin luces blancas ni azules, iluminan tu camino al baño, a la cocina, o los movimientos de los niños en su cama sin despertarte ni suprimir tu producción de melatonina, no haciendo creer a tu cerebro que ya es de día y espabilándolo.

Si tienes en cuenta que Lunara tiene una duración estimada de 40.000 horas, si la usas 10 horas al día, te acompañará y remediará tus momentos de oscuridad durante más de 10 años.

Otro ejemplo son las bombillas como esta Philips, capaz de sustituir por potencia lumínica una bombilla de 100W incandescente pero ahorrándote por el camino cientos de euros a lo largo de los más de 9 años que se estima que dure.

Foto: Bombilla de Philips en Amazon.

 

Un interruptor inteligente de energía

No solo evita picos de tensión. Además, su botón de encendido y apagado garantiza que no se malgasta ni un solo vatio mientras está en off.

Foto: Belkin en Media Markt.

Te ahorrará mucho tiempo enchufando y desenchufando aparatos, y también dará una sensación de mayor orden, evitando el baile de cables desenchufados.

 

Un termostato inteligente: Tado°

No solo tiene uno de los nombres más molones de todo el catálogo de mejoras para el hogar del universo -proviene del saludo japonés “tadaima” y “okaeri”, bienvenido a casa.

Además, este upgrade del futuro aprende la forma de tu hogar para calentarlo de forma inteligente, se conecta solo a la previsión del tiempo para saber cuándo es mejor dejar que el sol trabajase parcialmente en su calentamiento, y te cuenta al momento y vía app, a tu smartphone o pc, cuánta energía habéis gastado hoy al detalle.

Tado° reduce tu gasto en calefacción hasta en un 31%. Esto significa, en lugar de pagar 200€, pasar a solo 138€. O en vez de 990€ al año (la media española), bajar a 683,1€.

Además, tado° es compatible con casi todos los sistemas de calefacción: el 95% (más de 5.000, de 290 marcas).

Descubre muchos más detalles sobre tado° aquí.

Un cabezal de ducha de bajo consumo

Porque el agua es igual de importante, no todo iba a ser energía en este post. (Mal)gastamos toneladas de litros de oro líquido cada año en cada casa.

Y una de las formas más rápidas de frenar ese derroche es colocar aireadores en todos los grifos de la casa, que reduzcan el caudal sin que tengamos la sensación de estar usando menos cantidad.

En la ducha tenemos multitud de modelos que nos ayudarán a conseguir el mismo efecto, ahorrando hasta un 75% del caudal que con alcachofas tradicionales.

La de la imagen se llama Niagara, está disponible en Amazon y además ofrece 9 tipos diferentes de masaje turbo.

Luces exteriores alimentadas con energía solar

¿Se puede mejorar la comodidad y habitabilidad de los exteriores de tu casa, sin tener que gastar mucho dinero? Claro que sí.

Hoy existen multitud de equipos de iluminación que funcionan con carga solar y que vienen reforzados con un grado de protección (IP) altísimo, por lo que no tienes que preocuparte por cableado ni por su supervivencia a lluvias ni viento.

Foto: Amazon.

Así podrás ambientar tu terraza, iluminar senderos de tu jardín o colocar luces de seguridad para ahuyentar visitantes indeseados, con una inversión mínima a corto y largo plazo.

¿Y tú? ¿Cuál será tu próximo utensilio para sacarle el máximo partido a la menor cantidad de energía posible? 😉

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY