Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

Archivo de junio, 2014

Las alabanzas de Deutsche Bank a los sindicatos españoles: “Son un activo clave”

El banco alemán Deutsche Bank acaba de difundir un informe de análisis en el que alaba algunas de las medidas y reformas llevadas a cabo en España. El documento, titulado “Cinco lecciones del Fénix español”, extrae un póquer de conclusiones muy a tener en cuenta en futuras crisis, en la medida que los españoles, en su opinión, han sabido afrontar correctamente las soluciones.

Deutsche Bank

Deutsche Bank

1) “Afrontar primero los mayores desequilibrios”: Para los analistas de Deutsche era obvio que España en 2008 estaba entrando en un periodo de “sobrecalentamiento” del sector privado, particularmente en la construcción. Las empresas españolas se habían endeudado muy por encima de los países del entorno, un apalacamiento que se acabó tornando en insostenible en el momento en el que los beneficios empezaron a caer. Ante este problema, el diagnóstico inicial de las autoridades españolas fue embarcarse en grandes medidas de estímulo a la demanda (planes E, y estas cosas) y dilatar la toma de decisiones respecto a la banca, si bien desde este banco creen que, a la vista de lo ocurrido, hubiera sido mejor combinar los estímulos “con una rápida recapitalización de su sistema financiero condicionada a un inmediato reconocimiento de las pérdidas”. Con el nivel de deuda pública que registraba el Estado por aquel entonces (40% del PIB) este plan hubiera sido abordable, concluyen. También añaden que el hecho de que los ajustes ordenados por la troika se han visto continuamente moderadas por el Gobierno han permitido un equilibrio fiscal más manejable que en otros países como Portugal o Grecia. El resultado: Ahora España está generando “suficientes recursos internos para ser independiente de una todavía renqueante industria bancaria”, y hay potencial para un impulso en la inversión.

2) “Sin el apoyo europeo, España no lo hubiera logrado”: Desde el Deutsche Bank reconcen que Rajoy “probablemente” tenía razón al no pedir un rescate total a la economía española, sino tan solo un rescate parcial al sector financiero, algo que en su momento fue duramente combatido desde los mercados internacionales. Y es que el mantenimiento de la soberanía (al menos en apariencia) ha sido un activo que ha sostenido al país durante la crisis. De todas formas, sin el apoyo del fondo europeo de rescate hubiera sido imposible. Los analistas alemanes, sin embargo, recuerdan que los actuales tipos de interés a largo plazo de España no son sostenibles.

3) “Los sindicatos importan tanto como las reformas estructurales”: Deutsche Bank alaba las reformas estructurales llevadas a cabo en el mercado de trabajo español, en la medida que han permitido recortar gastos salariales y ganar competitividad. Sin embargo, aseguran que a pesar de la mayoría del Partido Popular esto no hubiera sido posible sin el apoyo de los sindicatos, que si bien convocaron huelgas generales, “también aceptaron un profundo cambio en el sistema salarial en 2011” y han hecho demostración de una gran responsabilidad. El banco además alaba el compromiso de UGT y CCOO aceptando acuerdos relacionados con los ERE temporales. “Creemos que los sindicatos son un activo clave a la hora de atraer inversión extranjera”, añaden.

4) “Un tejido social fuerte ayuda a afrontar el desempleo masivo”: La magnitud del desempleo en España, sin parangón en Europa con excepción de Grecia, ha supuesto toda una prueba de fuego a ojos de la Unión Europea. Sin embargo, el fuerte tejido social español ha supuesto un amortiguador que ha evitado buena parte de las peores consecuencias de estos niveles de paro. También la inmigración, sostienen, ha actuado como una “válvula de ajuste” importante, ya que la reducción de población extranjera ha sido de más de 700.000 personas desde el inicio de la crisis.

5) “Los partidos en el Gobierno aún pueden ganar elecciones”: La crisis ha sido una trituradora de gobiernos por toda Europa, desde Francia hasta Italia, pasando por España (en 2011) hasta Portugal, Grecia e Irlanda, entre otros muchos. Sin embargo, el resultado electoral de las europeas, a ojos de Deutsche Bank, indica que en España el PP ha sabido sortear esta particular condena. “Encontramos destacable que en España, en estos seis años de crisis, los dos partidos tradicionales (PP y PSOE) sigan dominando en las encuestas. El paisaje político en España no se ha descompuesto por la emergencia de partidos populistas, contrariamente a lo que ha ocurrido con los vecinos del norte”, alaban.

Son cinco claves pero podrían ser muchas más. En su conjunto, muestran un país que, pese a los golpes recibidos, está muy lejos de la descomposición. La capacidad de aguante de la población y las instituciones, pese a todos sus defectos, se han mostrado sólidas. ¿Qué os parece?