Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘vecinos’

Moncloa: ocio de alcohol y drogas frente a la Junta de Distrito del PP

Por Jose Luis Hernández Jiménez

En el Madrid gobernado por el PP de forma ininterrumpida durante años, si un ciudadano honrado quiere abrir un comercio tiene que soportar una asfixiante burocracia, pagar gran cantidad de tasas y pagar abusivos impuestos; si alguien quiere abrir un restaurante, la burocracia es aún mayor; si alguien quiere entrar en la Policía Municipal con más de 30 años, se lo prohibirán; si alguien aparca en un sitio donde está prohibido, será multado en menos de 5 minutos; si quiere poner un puesto en un mercadillo del ayuntamiento, tendrá que pagar unas tasas bien altas; si quiere hacer una exposición o cualquier acto en algún recinto municipal, se lo prohibirán o le cobrarán caro por hacerlo… Pero si lo que quiere alguien es consumir alcohol y drogas, el PP le pone Moncloa a su servicio y completamente gratis.

RestosbotellonMoncloaEn Madrid nos multan si no reciclamos las basuras pero a los que vienen a Moncloa a consumir alcohol y drogas les permiten dejar toda su basura y sus vidrios rotos donde le pille bien. Y si no hay dinero para pagar los servicios de limpieza, se suben un poco más los impuestos a los ciudadanos y arreglado.

Las multas por no cumplir con las normativas de seguridad y salud en el trabajo son altas… pero la permisividad para quien deja vidrios rotos en zonas de paso para ciudadanos es total. ¿Y cuál es el dispositivo de seguridad para este botellón que se organiza cada fin de semana en Moncloa y evitar así eventuales tragedias como la del Madrid Arena? Ninguno. Al ser ilegal, el PP lo permite. Si montase un dispositivo de seguridad estaría reconociendo abiertamente que lo permite. Que cada uno se salve como pueda porque no hay dispositivo de seguridad.

Mientras a los españoles decentes el PP nos asfixia con sus impuestos, al ocio de alcohol y drogas no les son aplicables: los traficantes no pagan impuestos ni el PP les cobra nada por ocupar miles de metros cuadrados públicos para hacer botellón. Todo son facilidades.

Además, el ocio del alcohol y drogas supone ruidos, gritos a toda la noche, meadas por el barrio y rotura de mobiliario urbano. Y alguien se preguntará ¿cómo duermen los vecinos de Moncloa con este panorama durante más de tres décadas? Pues muy sencillo: la mayoría sufrimos insomnio crónico.

La gran cuestión es: ¿por qué el PP es tan represivo con los ciudadanos honrados y tan permisivo con el ocio de alcohol y drogas? Es cierto que esto se repite en muchos barrios de España, pero en Moncloa hay algo que le hace especial: ocurre enfrente de la Junta de Distrito de Moncloa e incluso en la propia entrada, lo que convierte a dicha Junta en uno de los meódromos favoritos de los borrachos y drogados con total pasividad por parte del PP. Espero que si algún día en Moncloa ocurre una tragedia como la del Madrid Arena, nadie crea a los dirigentes del PP si se les ocurre decir que no sabían que en Moncloa miles de jóvenes acuden de jueves a sábado todas las semanas a consumir alcohol y drogas en sus zonas públicas.

Los taxistas hacen “la vida imposible” a los vecinos de Méndez Álvaro

Por Susana Rodríguez

Debido a la situación de los taxis en la estación de Atocha, cuando ya no caben más en dicha estación éstos se sitúan a lo largo de toda esta calle y las bocacalles adyacentes en doble fila. Este suceso cotidiano se produce en la calle Méndez Álvaro de Madrid y en las calleas aledañas y nos está haciendo la vida imposible a muchos vecinos porque provoca que los vecinos no podamos aparcar. Si queremos hacerlo, debemos parar en el único carril libre por el que intentan circular los coches hasta que nos lo permiten. Tampoco podemos salir de los sitios en los que estamos estacionados, pues los taxistas no quieren apartarse para no perder su lugar en la cola. Además, cuando los de las bocacalles adyacentes tienen paso, por los semáforos, se meten en medio de esta cola, provocando bocinazos continuos, peleas y gritos que algún día llegarán a más.

51075

Asomarse a nuestra ventana es un espectáculo: taxistas atravesados en plena calle Méndez Álvaro, broncas y gritos entre ellos y con vecinos de la zona, además de taxistas que orinan en nuestra calle. El ruido y la contaminación ya han pasado casi a un segundo plano. La comunidad de vecinos y nosotros como particulares hemos interpuesto quejas a la junta de distrito y llamamos diariamente al 092, que ofrece una solución momentánea, pues en cuanto se van el conflicto empieza de nuevo. Sin embargo, no logramos solucionar nada. La situación es desesperada, pues nos están haciendo la vida imposible. No podemos trabajar, ni descansar, ni vivir tranquilos.

Lee aquí la información sobre este tema publicada en marzo de 2012 por 20minutos.