Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘valladolid’

Los exabruptos del alcalde de Valladolid

Por Pedro Serrano

Me gustaría que Valladolid saliera en las noticias por cuestiones más interesantes que por las declaraciones del inefable alcalde que la gobierna desde hace casi dos décadas.

Y es que, nuestro locuaz e incontinente alcalde, Javier León de la Riva, por unas declaraciones u otras, no cesa en su empeño de dar la nota, de cuando en cuando.

Recordemos algunos de sus exabruptos. Al llegar al poder, expresó que quería librar a la ciudad de “las tres pes: pulgas, piojos y putas “.

Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid. (EP)

Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid. (EP)

“Cada vez que le veo la cara y esos morritos, pienso lo mismo”, dijo en 2010 en referencia a Leire Pajín. “Me han acusado de todo menos de violar a Soraya, pero se comprende…”, insinuó el alcalde en referencia a Soraya Rodríguez en la campaña electoral a la alcaldía en 2007.

Cuando se aprobaron los matrimonios homosexuales en 2005, afirmó que estaba “dispuesto a no ejercer este derecho y a no delegar en nadie salvo que la ley me obligue, en cuyo caso ejerceré el derecho de objeción de conciencia”.

El pasado 29 de mayo, dijo que “el rugby no es apropiado para las chicas“. “Me cuesta ver a las chicas jugando al rugby. Que nadie me tilde de machista. Simplemente estéticamente me cuesta entenderlo, pero lo respeto”.

Y el último, “Piensa que entras en un ascensor y hay una chica con ganas de buscarte las vueltas, se mete contigo, se arranca el sujetador o la falda y sale dando gritos diciendo que le has intentado agredir”, dijo el alcalde el jueves en una entrevista radiofónica.

Pero a esta última salida de tono rijosa y machista, quiero responderle siguiendo su misma lógica. A ver qué le parece, señor alcalde.

Piense que yo entro en un ascensor con usted y quiere buscarme la vueltas, se mete con migo, se baja los pantalones y sale dando gritos diciendo que yo le he intentado sodomizar.

La violencia como entretenimiento, negocio y devoción

Por Julio Ortega Fraile (*)

¿Cómo escribir con educación y con mesura, cómo conservar la calma y la mano izquierda cuando tiembla de rabia y dolor la derecha, cómo hacerlo cuando al final de este texto hay un muerto inocente?

Un muerto todavía vivo, un muerto con la muerte anunciada. Un muerto que antes de estarlo será torturado. Un torturado que acabará siendo asesinado. Hablo de Vulcano, no el dios romano del fuego, no la raza ficticia de Star Trek ni el planeta hipotético entre Mercurio y el Sol. Vulcano es un toro, el próximo Toro de la Vega que alancearán hasta la muerte en Tordesillas el 17 de septiembre. Y el miedo y el dolor de Vulcano en la vega tordesillana no serán ficticios ni hipotéticos, sino tan reales como la demente autorización a esta mugrienta tradición, a este espectáculo pensado por y para desequilibrados, a este crimen cobarde perpetrado por cobardes. A la vergüenza que no cabe en estas líneas. Al asco que me declaro incapaz de reflejar en mis palabras. Porque hasta el diccionario se queda corto para expresar lo que semejante aberración enciende en cualquier ser humano de bien con un mínimo de inteligencia y sensibilidad.Toro de la Vega

Desde aquí, desde el espacio que encuentro en los diarios que anteponen la justicia a la cobardía, puede que no los de más tirada pero sí los de más ética. Desde la razón que sólo niega una excepción perversa a una ley justa. Desde la asunción plena y consciente de toda la responsabilidad por mis palabras os digo, lanceros y políticos de la Junta de Castilla y León y del Ayuntamiento de Tordesillas que hacéis posible cada año este ritual enfermizo que sois seres nocivos, sádicos, imprescindiblemente prescindibles en esa faceta por el bien de la sociedad. Y que no entiendo y no acepto -por eso no dejaré de luchar contra ello como el resto de mis compañeras y compañeros del movimiento por los derechos de los animales– que podáis hacer de la violencia diversión, negocio y asignatura. Y sobre todo que se os consienta.

Pero hay algo que escapa a mi comprensión todavía más que vuestros actos, pues estos al fin responden a la frase de Honoré de Balzac: la ignorancia es la madre de todos los crímenes. Lo que más me asombra y repugna es que los españoles, los que saben y callan, los que saben y toleran, seguirán pensando que ellos nada tienen que ver con los pueblos que realizan sacrificios, que practican la esclavitud o que educan a los niños en la brutalidad. Que los políticos españoles sigan jurando defender la libertad cuando amparan la tortura y la ejecución de inocentes. Y que los políticos europeos vayan de políticos y de europeos cuando sufragan la violencia.

Y ahora ya podéis denunciarme, desde el Patronato del Toro de la Vega al departamento jurídico del Partido Popular por calumnias, que a ver qué juez tiene los redaños de decir que he hecho otra cosa que describiros.

(*) Coordinador Plataforma “Manos Rojas”.