Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘Union Carbide’

¿Algo que celebrar este 10 de diciembre?

Por Juan Francisco Villar Caño

Como todo el mundo sabe el 10 de diciembre de 1948 se proclamó en París la Declaración Universal de los Derechos Humanos y, por esa misma razón se proclamó el 10 de diciembre como Día internacional de los Derechos Humanos.

Después de 64 años y, si atendemos al retroceso que estamos viviendo, parece que no tenemos nada que celebrar. Efectivamente, en estos últimos años de crisis económica hemos visto más denuncias sobre nuestro país, y sobre Europa occidental, que nunca antes. Es más, estamos viviendo un cambio importante (por peligroso) en los actores en la violación de DDHH.

Víctimas del desastre de Bhopal protestan contra patrocinio de Dow Chemicals en los JJOO de Londres 2012. (EFE)

Víctimas del desastre de Bhopal protestan contra patrocinio de Dow Chemicals en los JJOO de Londres 2012. (EFE)

Cuando en 1961 nacía Amnistía Internacional las denuncias iban dirigidas exclusivamente a los gobiernos, después se empezó a denunciar también a algunos grupos opositores y, desde hace algunos años vemos crecer las denuncias contra grandes empresas: Shell en el delta del Níger, Union Carbide India en Bhopal, grandes empresas madereras en el Amazonas, y tantos más casos.

Este cambio cualitativo es especialmente peligroso porque los gobiernos temen una opinión pública en contra y, cuando depende de ellos, reaccionan a menudo favorablemente. Las empresas, sin embargo, violan nuestros derechos con la intermediación de políticos que se quitan el problema y no temen nada porque, aunque caigan, recibirán el premio por su trabajo.

A la vista de esto cabe preguntarse si tenemos algo que celebrar. Yo, personalmente, siempre he sido optimista porque la historia de la humanidad es un viaje, con ciertos retrocesos, hacia la conquista de derechos. Hoy rechazamos casi todos de plano algo que en su momento supuso un avance en DDHH. Cuando en 1760 a.c. surge el código de Hammurabi, ese “ojo por ojo y diente por diente” que hoy rechazamos suponía una revolución en la conquista de derechos porque instauraba la proporcionalidad de la pena.

Desde entonces ha habido retrocesos, es cierto, pero sobre todo avances y mientras seamos conscientes de que estamos perdiendo derechos, nos queda la opción de luchar por recuperarlos y hacerlos crecer. Celebremos pues este 10 de diciembre uniéndonos a quienes, como Amnistía Internacional, movilizan nuestras conciencias y luchan por cambiar la vida de las personas.