Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘tordesillas’

Tordesillas: la muerte de un toro por parte de unos garrulos sanguinarios

Por Francisca Bello

Señor alcalde de Tordesillas: hoy, 15 de septiembre, nos ha amargado usted el día, por no decirle que la amargura, la indignación y la impotencia la venimos arrastrando todo el mes. El día 12 estuvimos en Madrid 100.000 personas procedentes de toda España, y hoy han ido a su pueblo un puñado de activistas que han tenido el valor de dar la cara delante de los vándalos y de la ley mordaza.

Tordesillas

Dos activistas contrarias al Toro de la Vega, en Tordesillas (FOTO: JORGE PARÍS)

Hoy ‘Rompe-suelas’ ha muerto terriblemente a manos de unos garrulos machistas y sanguinarios. Y es que por culpa de gente de su categoría moral todavía persiste la España profunda, analfabeta y bárbara.

Descansa en paz ‘Rompe-suelas’, porque ni siquiera sabes que eres toro, ni por qué has nacido ni por qué vas a morir.

Algemesí, peor que Tordesillas

Por Mª Luisa Ibáñez

Álvaro Fernández Martín (camiseta roja), ganador del Torneo del Toro de la Vega que se ha celebrado en Tordesillas (Valladolid), en el que al menos cuatro personas han resultado heridas por asta. (R. GARCÍA/EFE)

Álvaro Fernández Martín (camiseta roja), ganador del Torneo del Toro de la Vega que se ha celebrado en Tordesillas (Valladolid) (R. GARCÍA/EFE)

Al Sr. Alcalde de Algemesí no le gusta que comparen su pueblo con el de Tordesillas porque dice que “no es lo mismo”. No, no es lo mismo… pero es “igual”, o peor, si cabe. Porque si en Tordesillas hay una horda de energúmenos con lanzas que persiguen, acorralan, acosan, y hieren hasta la muerte a un animal adulto, en Algemesí son jóvenes desinhibidos, a menudo borrachos, sin escrúpulos ni compasión los que, en su afán de seguir ‘fieles a la tradición’, se dedican a torturar hasta la muerte a pequeñas crías de animal inocentes e indefensas para ocio y disfrute de algunos de sus conciudadanos.

La aberración es peor que la cometida en Tordesillas. Se trata de un acto de cobardía extrema donde los cacareados y manidos ‘argumentos’ con los que supuestamente algunos quieren defender la tauromaquia, se desvanecen.

Porque, ¿dónde queda aquí lo de que “el toro ha vivido muy bien en la dehesa”? ¿Dónde la “oportunidad de defenderse”? ¿Dónde el “privilegio” de morir “dignamente” en la plaza?

Algemesí es ya mundialmente conocida, y no tanto por el ritual celebrado durante la festividad de la Mare de Déu de la Salut, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, sino tristemente por ser una de las sedes donde los sanguinarias becerradas se desarrollan con toda impunidad bajo el auspicio, beneplácito y aplauso de su Ayuntamiento.

¡Qué decepción!

Algo es algo: una tortura solo de ‘machitos’

Por José Antonio Pozo Maqueda

Portada con el Toro de la Vega

Portada con el Toro de la Vega

En la foto de portada publicada por 20 minutos este miércoles 17 de septiembre –y en la que aparece Elegido alanceado a pie por un energúmeno–, hay algo que me llamó la atención: todos los que aparecen en la foto montados a caballo observando la cruenta escena son del género masculino –me resisto a utilizar la palabra “hombres”-, no hay una sola mujer. Ninguna mujer participa directamente en la tortura del astado. Algo es algo. Parece que la tortura del toro de la Vega es solo cosa de “machitos”.

La violencia como entretenimiento, negocio y devoción

Por Julio Ortega Fraile (*)

¿Cómo escribir con educación y con mesura, cómo conservar la calma y la mano izquierda cuando tiembla de rabia y dolor la derecha, cómo hacerlo cuando al final de este texto hay un muerto inocente?

Un muerto todavía vivo, un muerto con la muerte anunciada. Un muerto que antes de estarlo será torturado. Un torturado que acabará siendo asesinado. Hablo de Vulcano, no el dios romano del fuego, no la raza ficticia de Star Trek ni el planeta hipotético entre Mercurio y el Sol. Vulcano es un toro, el próximo Toro de la Vega que alancearán hasta la muerte en Tordesillas el 17 de septiembre. Y el miedo y el dolor de Vulcano en la vega tordesillana no serán ficticios ni hipotéticos, sino tan reales como la demente autorización a esta mugrienta tradición, a este espectáculo pensado por y para desequilibrados, a este crimen cobarde perpetrado por cobardes. A la vergüenza que no cabe en estas líneas. Al asco que me declaro incapaz de reflejar en mis palabras. Porque hasta el diccionario se queda corto para expresar lo que semejante aberración enciende en cualquier ser humano de bien con un mínimo de inteligencia y sensibilidad.Toro de la Vega

Desde aquí, desde el espacio que encuentro en los diarios que anteponen la justicia a la cobardía, puede que no los de más tirada pero sí los de más ética. Desde la razón que sólo niega una excepción perversa a una ley justa. Desde la asunción plena y consciente de toda la responsabilidad por mis palabras os digo, lanceros y políticos de la Junta de Castilla y León y del Ayuntamiento de Tordesillas que hacéis posible cada año este ritual enfermizo que sois seres nocivos, sádicos, imprescindiblemente prescindibles en esa faceta por el bien de la sociedad. Y que no entiendo y no acepto -por eso no dejaré de luchar contra ello como el resto de mis compañeras y compañeros del movimiento por los derechos de los animales– que podáis hacer de la violencia diversión, negocio y asignatura. Y sobre todo que se os consienta.

Pero hay algo que escapa a mi comprensión todavía más que vuestros actos, pues estos al fin responden a la frase de Honoré de Balzac: la ignorancia es la madre de todos los crímenes. Lo que más me asombra y repugna es que los españoles, los que saben y callan, los que saben y toleran, seguirán pensando que ellos nada tienen que ver con los pueblos que realizan sacrificios, que practican la esclavitud o que educan a los niños en la brutalidad. Que los políticos españoles sigan jurando defender la libertad cuando amparan la tortura y la ejecución de inocentes. Y que los políticos europeos vayan de políticos y de europeos cuando sufragan la violencia.

Y ahora ya podéis denunciarme, desde el Patronato del Toro de la Vega al departamento jurídico del Partido Popular por calumnias, que a ver qué juez tiene los redaños de decir que he hecho otra cosa que describiros.

(*) Coordinador Plataforma “Manos Rojas”.