Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘sucesos’

Demasiados sucesos, hay algo que no hacemos bien

Por Jon García Rodríguez

En verano siempre me cuesta Dios y ayuda mantenerme informado en los periódicos. Los dimes y diretes consuetudinarios entre políticos desaparecen de las portadas y pasan a ocuparlas los parricidios, filicidios y la sempiterna violencia de género. Por mucho que se esfuerza el periodista en usar eufemismos para que suene menos hiriente lo que escribe, no lo consigue.

Foto del bebé abandonado en el contenedor en brazos de quienes le salvaron. (EFE)

Foto del bebé abandonado en el contenedor en brazos de los agentes que le salvaron. (EFE)

Y no se lo echo en cara, porque no existe forma de almibarar lo que está sucediendo este verano. Algunos de los titulares: “Rescatan un bebé de la basura (Madrid)”, “Acaba con la vida de sus dos hijas de 9 y 4 años con una sierra radial”, “Quema viva a su expareja de 27 años (Las Palmas)”, etc. Y la última vesanía: “Los cuerpos de Laura y María han sido hallados quemados y cubiertos con cal viva”. Yo no sé si nos estamos volviendo todos locos o por separado, pero me cuesta trabajo encontrar un verano que haya sido tan aciago como este. «Dios no juega a los dados», se dijo una vez. Lo que significa que esto sucede porque hay algo que no estamos haciendo bien.

 

No cuenten conmigo para el espectáculo del maltrato

Por Ángel Villegas Bravo

Una vez más, y ya son muchas las que lo he hecho, apago el televisor para no ver ni oí, la forma (inapropiada, a mi juicio) con que se tratan asuntos relacionados con raptos, asesinatos, maltrato a mujeres, a menores, y asuntos de ese tipo. No me parece que sea decente “estirar” la información, que debe darse pero sin tanto detalle inútil, sin las opiniones irrelevantes de vecinos o conocidos, sin declaraciones de gentes que nada tienen que aportar y sin imágenes que son absolutamente prescindibles. MaltratoY todavía me parece peor que, a cuenta de tales sucesos, se llenen horas y horas de programación en las pantallas, con media docena de personas opinando y revolviendo en los sentimientos de las gentes. Cada uno es muy dueño de ver y escuchar lo que le venga en gana, pero conmigo que no cuenten para semejantes espectáculos.