Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘ley del embudo’

La ley del embudo

Por Pedro Pablo Pellón

Dos empleados en una oficina. (GTRES)

Dos empleados en una oficina. (GTRES)

Los cuarentones y cincuentones se acordarán de esta ley, a la que de niños solíamos apelar cada vez que queríamos sacar ventaja de cualquier situación frente al resto de grupo. Muchos de aquellos niños hoy en día son empresarios y/o altos directivos de grandes empresas españolas, ahora son hombres y mujeres que llevan inoculada la “ley del embudo“, es decir, “lo estrecho para otros y lo ancho para mí”, y la aplican en sus empresas que, incluso en plena crisis económica, les permiten subirse el sueldo casi un 7%, mientras que para el resto de sus trabajadores se traduce en bajadas del 3,18% para mandos intermedios y de sólo el 0,47%, ¡qué detallazo!, para el resto de empleados.

Eso sí, estos empresarios triunfadores y ejemplares que no se cortan a la hora de echar el cierre o iniciar un ERE a la mínima ocasión, son los mismos que luego acuden al Gobierno de turno para “llorarle” y decirle que “la cosa está fatal, hace falta abaratar, más si cabe, el despido y reducir los costes laborales“. ¿Y no se les cae la cara de vergüenza? Son casi tan golfos, insolidarios y ruines, como los directivos de las cajas que, sabiendo los pufos de sus preferentes y que sus cajas se hundían, se subieron sus sueldos, repartieron beneficios y prepararon suculentas indemnizaciones antes de que el Estado, con el dinero de nuestros impuestos, les rescatara.

Creo que somos el único país del mundo que indemniza a los directivos y/o ejecutivos que hunden empresas y/o saquean bancos o cajas de ahorros. Realmente “Spain is different“. A mí me han dicho que en otros países los meten en la cárcel, pero no termino de creérmelo.

Luego los sesudos tertulianos y los asesores de los políticos, se sorprenden de que la ciudadanía salga a la calle por una nimiedad como la construcción de un aparcamiento. Lo raro es que la tensión social se esté canalizando tan “suavemente”, porque sí desde arriba no escuchan, cambian y dejan de subir el fuego, esta “olla exprés” en la que estamos los ciudadanos (los garbanzos) puede estallar en cualquier momento. Ojalá que nunca pase.