Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘iglesia’

Sobre el cardenal Rouco y la Guerra Civil

Por Cristina de Montemar y Martínez de la Rosa

El cardenal, el ruido y la furia

Habló el cardenal y se armó la de Dios es Cristo, nunca mejor dicho. Porque en este país para ser políticamente correcto hay que evitar nombrar la bicha, que siempre desata la furia de las memorias históricas olvidadizas. Pero amagos, indicios y señales, de que la bicha sigue ahí, es más que evidente cuando contemplamos con qué facilidad se manifiestan los discípulos del inextinguido espíritu de nuestros entrañados demonios familiares. Eso es lo que hay, y no es cuestión de despreciar las alertas cuando asoma con evidente tenacidad ese pasado que algunos guardan cuidadosamente en el armario de la Historia, sin renunciar a abrirlo… en su momento.

————————————————————————————–

Por Pedro Campo Rol 

La guerra de Rouco

Hace unos días, un conocido periodista decía que Rouco iba sembrando cizaña en vez de semilla. Hay que tener maldad para aprovechar nada menos que un funeral de estado, por un personaje como Suárez, y el aniversario del final de la Guerra Civil, para decir lo que dijo, faltando el respeto a España, al difunto y su familia. Yo entiendo que Rouco añore la Guerra Civil. La más beneficiada fue la iglesia, a la que Franco cubrió de dinero, de privilegios medievales y a la que entregó, la educación ética, moral, religiosa y cultural de dos generaciones de españoles, que fueron condenados al infierno de la incultura y traumas de culpabilidad, de los que todavía no se han recuperado.

Los Reyes, don Juan Carlos y doña Sofía, y los Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, junto al cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela. (EFE)

Los Reyes, don Juan Carlos y doña Sofía, y los Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, junto al cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela. (EFE)

Conozco y soy amigo de curas y monjas que han estado y están en África, Latinoamérica, India etc, que se juegan la vida y la salud por la verdadera iglesia. La de Rouco, no es esta. Es la de la algarabía, la de la influencia en las leyes de un gobierno de meapilas, la de manifestaciones en contra de Zapatero, que por cierto subió la asignación de la Iglesia del 0,5% al 0,7%. Es decir, escupía la mano que le daba de comer. En España, desde el Medievo, la Iglesia es una especie de fulana mantenida, a la que el Estado asigna piso y nómina.  Cuando paseamos por las cunetas y campos de España pisamos encima de más de 100.000 españoles asesinados que siguen sepultados. Sólo por respeto a ellos debería callar. Rouco me produce muchas cosas, pero sobre todo pena. Quiso ser un pastor y se quedó en un simple arrea-ovejas. Para ser pastor hay que tener más categoría moral y conocer la sensibilidad humana. Adiós al más talibán de la Iglesia, pero no nos hagamos ilusiones, ya lo dice el refrán: “La zorra cambia de pelo, pero no de costumbres”.

————————————————————————————–

[AMPLIACIÓN]

Por Ignacio Wesolowski 

Somos sus feligreses quienes podemos juzgarlos

Me refiero a la carta publicada bajo el título: La guerra de Rouco [sobre estas líneas]. No voy a entrar en lo muy discutible de su contenido. A modo de muestra, simplemente aclarar por enésima vez que la asignación pública a la Iglesia a través del IRPF sólo la sufragamos de nuestros impuestos los que voluntariamente marcamos la correspondiente casilla en la declaración. De igual forma, podría rebatir otros comentarios pero eso me interesa muy poco.

Lo que realmente me indigna es que su periódico publique una carta en la que, referidos a la Iglesia (que para los católicos es nuestra Madre) o a algunos de sus miembros, se utilicen los siguientes calificativos: “meapilas”, “fulana”, “talibán” y “zorra”. Es evidente que esto excede de las mínimas normas de respeto y califica tanto a quien se expresa de esa forma como a quienes le hacen de vocero.

Por último quienes podrían juzgar al Cardenal Rouco somos sus feligreses y, muchos de ellos, le estamos muy agradecidos por ir contra corriente aunque esto le suponga muchas veces ser vapuleado públicamente.

El pobre, más pobre y el rico, más rico

Por J. Fdez. del Pozo

Una pareja de jubilados, sentados en un vagón de tren. (EFE)

Una pareja de jubilados, sentados en un vagón de tren. (EFE)

Acabo de recibir una carta del Ministerio de Asuntos Sociales diciéndome que en 2014 mi pensión de jubilado se aumenta cinco euros al mes y me descuentan un 19%.

Si esta irrisoria subida vale para que las pensiones más bajas aumenten más, no tengo más remedio que conformarme. La banca con ganancias superiores a años anteriores; aparecen nuevos millonarios; me suben la luz y los impuestos; pretenden quitarme los beneficios de la seguridad social médica; tengo que pagar por las medicinas que me recetan… Me imagino que el dinero de los sobres a los miembros del Partido Popular, proviene de los recortes a los jubilados.

Señor Mariano Rajoy, usted y su Gobierno están haciendo que el pobre sea más pobre y el rico sea más rico. Me imagino que esta desvergüenza no les afecta. Confiese ya que su amigos de la Iglesia no tendrán problemas para absolverles.

 

Aval constitucional a la Iglesia

Por Valentín Abelenda

El Tribunal Constitucional ha avalado por unanimidad la exención del pago del IBI a la Iglesia tras declarar inconstitucional la ley navarra que la obligaba a contribuir por todos sus inmuebles, salvo los destinados al culto.

Interior de la Iglesia de Santa María del Mar, muestra espléndida del gótico. (Wikipedia)

Iglesia de Santa María del Mar. (Wikipedia)

El Gobierno recurrió la norma porque incumplía los compromisos del Estado con la Iglesia católica. La izquierda política, obcecada en su política anticlerical, prefiere atropellar el derecho y pasar por encima de lo que es y supone un tratado internacional como el del Estado con la Santa Sede de 1979. No obstante y por si no estaba claro, este acto supone un aval constitucional para la Iglesia.

La homosexualidad y Rouco Varela

Por Eduardo Almeida

39188-240-180El otro día me desperté leyendo una declaración del presidente de la Conferencia Episcopal Española, Rouco Varela, sobre su preocupación por el “presente y futuro del matrimonio de la familia”. Preocupación. Me encanta esta preocupación. Obviamente hablamos del matrimonio homosexual. Como si la heterosexualidad fuera a desaparecer de la tierra porque aceptemos la homosexualidad como una orientación sexual tan valida como la heterosexualidad. ¡Qué gracia! ¿Nos hemos vuelto locos? Para que esto ocurra, se debe tener los mismos derechos que las parejas formadas entre hombre y mujer.

Sí, los homosexuales se pueden casar, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Camino que está lleno de obstáculos como lo es la Constitución española, que además de estar desfasada, pone trabas a que este camino llegue a su fin. No es de locos pensar entonces que es uno de los motivos por los que el cardenal pide que no se modifique en absoluto. Por eso y porque el Estado y la Iglesia tienen relaciones que están “suficientemente bien reguladas”. Y tan reguladas. Es hora de avanzar y quitarnos el lastre que supone la Iglesia, que no deja de ser una figura que chupa del bote del Estado como el que más. Es hora de cambiar las cosas, empezando por esa Constitución tan chapada a la antigua y obsoleta que tenemos. Es hora de dar un paso adelante, no hacia atrás.

Obispo megalómano y ostentoso

Por Agustín Arroyo Carro

La inoportuna originalidad teutona no deja de sorprendernos. Cuando el nuevo Papa Francisco decide dar un golpe de timón ante ciertos comportamientos de las cúpulas eclesiásticas para intentar recuperar parte de la credibilidad perdida por su milenaria Institución, el autoritario obispo de Limburgo, Tebartz van Elst, con esa modélica pobreza evangélica, gasta o, obispomejor, derrocha, 31 millones de euros en remodelar su palacio episcopal. En principio eran 3 millones los presupuestados. Este prelado tudesco, más propio del Renacimiento que del siglo XXI, no es el único que vive en un palacio, que obviamente necesita un mantenimiento carísimo, sino que la inmensa mayoría de cardenales, arzobispos y obispos católicos, siguen morando en estas inmensas mansiones más propias de príncipes y multimillonarios que de “humildes pastores” de la sumisa grey católica.

El Papa parece que ha reaccionado a tiempo apartándole, de momento, de sus funciones pastorales por el escándalo mediático que ha provocado su manirrota conducta. Hasta no hace muchos años todos los prelados de la Iglesia tenían chófer, cocinera y criadas. El lujo ostentoso es la antítesis de la humildad y pobreza evangélica. Hay que predicar y dar trigo, es decir, ejemplo.

El ‘huracán papa Francisco’

Por Laia Dausà

El papa FranciscoSoy catalana pero vivo en Cerdeña con mi pareja. Hace unos días, el papa Francisco visitó nuestra ciudad y ríos de gente llenaron las calles como muestra de su devoción y apoyo. Los comentarios de la gente dejaban entrever una nueva percepción de la implicación de la Iglesia con la gente. Este miércoles estaba leyendo el periódico nacional italiano La Repubblica cuando he visto un artículo que recogía una entrevista en exclusiva realizada por el director del diario al papa Francisco. Sinceramente, me gustaría ver la cara de algunos miembros de la Iglesia al leerlo y darse cuenta de que sus comodidades y propiedades materiales están en peligro de extinción. Por fin llega un modelo de Iglesia que parece poner en práctica lo que promulga.

Así será el aborto en España

Por J. M. Redondo

Cartel a favor abortoLa nueva ley sobre el aborto, por su efectividad, contentará a Gobierno e Iglesia. En nuestro país, oficialmente, desaparecerá el aborto. Existirán tres modalidades para que esto se cumpla. Y no tendrán validez estadística. Por una parte, las jóvenes de familias bien irán a clínicas privadas, regidas por órdenes religiosas, donde médicos amigos de la familia les operarán de miomas benignos. Por otro lado, las jóvenes de nivel medio, como antaño, volarán a Londres y se acabó. Por último, aquellas de pobreza evidente acudirán a las parteras del barrio o de la localidad y en esos pisos, sucios y siniestros por ser clandestinos, serán manipuladas a tal efecto, con grave riesgo para su vida y con grandes posibilidades de morir desangradas. De esta manera, el Gobierno de Rajoy con la alegría de la Iglesia siniestra, acabarán con el aborto en España.

¿En qué canal sale el Espíritu Santo?

Lázaro Crespo Ramas

Curiosidad, ansias de crítica, juicios, quinielas, quimeras, submarinismo en las biografías de los cardenales, lupa por cada metro cuadrado del Vaticano, micrófono a cualquiera que desee opinar de la Iglesia o alguna periferia aneja, revisión de la historia papal, del santoral o algún otro tema recurrente. Búsqueda de la contradicción, de posibles errores u horrores. Cardenales¿La verdad? No me interesa, sólo quiero noticias, portadas, lo que llame la atención. Esta es parte de la labor de unos periodistas en la semana pre cónclave. Pocos van a la raíz, pocos quieren saber qué es la Iglesia, cuáles son sus fines o qué misión tiene. ¿Espíritu Santo? Algunos pensarán ¿en qué canal sale ese programa? No me suena.

 

¿Conflicto entre religión y ciencia?

Por Domingo Martínez Madrid

58625La doctora López —que además de dirigir la Cátedra de Bioética es miembro del consejo directivo de la Pontificia Academia para la Vida, fundada por Juan Pablo II para “promover el estudio y el progreso de las ciencias sociales, económicas, políticas y jurídicas a la luz de la doctrina social de la Iglesia”—, insiste en la idea de que la ciencia no tiene por qué entrar en contradicción con las doctrinas de la Iglesia.

En su opinión, la problemática sobre el aborto es un buen ejemplo de esto: “Lo que en materia de origen de la vida pone de manifiesto la ciencia está en consonancia con el magisterio de la Iglesia Católica. Pero eso no impide que una persona no creyente, al margen de un sentimiento religioso, sea consciente de que, según dice la ciencia, cuando se aborta se está eliminando una vida humana”. Y añade: “Si aceptamos que sin conciencia no hay vida humana es que tampoco existe cuando dormimos o cuando nos anestesian”.

¿Por qué hay, entonces, tantos científicos a favor del aborto? La doctora López cree que estos no se cuestionan si existe vida humana o no sino que, existiendo vida, ésta debe estar a nuestra disposición. Y eso, añade, no es una discusión científica, es moral o social.

Santa dimisión a imitar

Por Felipe Seara Navarro

106657-817-546Es muy significativo el que el papa Benedicto XVI haya presentado de repente ahora su dimisión. Él siempre se ha preocupado mucho por España, nos ha visitado más que a ningún otro país, aconsejándonos sobre lo celeste, lo terrestre e incluso lo acuático (el Plan Hidrológico Nacional, sin ir más lejos). Vista nuestra actual ‘sobre-crisis’, creo que ha querido darnos así ejemplo de cómo debe dimitir a tiempo un jefe supremo. Lección magistral que sin duda Rajoy sabrá comprender.