Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘hombre’

Activad las alarmas contra la violencia de género

Por Adriana Llanos

Spot del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para prevenir la violencia de género en la pareja.

Spot del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para prevenir la violencia de género en la pareja.

Yo que vengo de Venezuela un país latinoamericano donde la violencia está a la orden del día, aún sigo impresionada al ver que cada vez son más las muertes de mujeres por sus parejas, un hecho que parece ser más de la época barbarie que de pleno siglo XXI.

La mayoría de mujeres no denuncia y las que lo hacen aún siguen siendo atacadas ya que no se les brinda la mayor seguridad. Es un tema complejo, todos nos quedamos sorprendidos ya que al parecer en su mayoría eran parejas felices y normales, pero es que vemos caras y no corazones así como de la puerta de casa hacía adentro las cosas pueden resultar muy diferentes a lo que demuestran en su entorno.

A todas las mujeres que son agredidas y atacadas de manera física y psicológica no dejen de denunciar, de acudir a las autoridades o especialistas sino que también confíen en sus familiares y activen las alarmas.

 

Él me educó en la igualdad

Por Marta López Ruiz

El 15 de octubre falleció mi padre y este fin de semana le despedimos definitivamente. Por esta razón he decidido enviarles la carta que a continuación les remito, como un homenaje a él, basándome en uno de los pilares fundamentales de mi educación: la igualdad.

Igualdad

Mi padre, aunque no fue un personaje conocido ni importante, sí fue una grandísima persona. Le estaré eternamente agradecida que me inculcase el amor a los libros y los números y me proporcionase los medios necesarios para aprender a valerme por mí misma, sin depender de nadie o estar con un hombre sólo para que me mantuviese, porque yo podría ser capaz de lograr lo que yo quisiese. Mi padre consideraba que nosotras, las mujeres, no éramos, ni mucho menos, ni débiles ni inferiores, sino iguales a los hombres.

A día de hoy sus enseñanzas me han servido para salir adelante, valerme por mí misma y llevarme el calificativo (en sentido despectivo) de feminista. Pero estoy orgullosa de lo que pienso y se lo debo a él, a mi padre. ésta es la herencia intelectual que me ha dejado, mucho más valiosa que cualquier otra. Gracias papá.

Algo es algo: una tortura solo de ‘machitos’

Por José Antonio Pozo Maqueda

Portada con el Toro de la Vega

Portada con el Toro de la Vega

En la foto de portada publicada por 20 minutos este miércoles 17 de septiembre –y en la que aparece Elegido alanceado a pie por un energúmeno–, hay algo que me llamó la atención: todos los que aparecen en la foto montados a caballo observando la cruenta escena son del género masculino –me resisto a utilizar la palabra “hombres”-, no hay una sola mujer. Ninguna mujer participa directamente en la tortura del astado. Algo es algo. Parece que la tortura del toro de la Vega es solo cosa de “machitos”.

¿Vale lo mismo la intimidad de los hombres que la de las mujeres?

Por J. M. Linares

Un hombre y una mujer hacen ejercicio en un gimnasio. (ARCHIVO)

Un hombre hace ejercicio en un gimnasio. (ARCHIVO)

El otro día me sentí humillada en el vestuario del gimnasio municipal al que acudo. Estaba recién salida de la ducha cuando, tras tocar a la puerta y sin esperar permiso, entró un señor de la limpieza.

El vestuario estaba bastante lleno y todas nos mirábamos con incomodidad y asombro ante aquella invasión de nuestra intimidad.

Cuando lo comenté en recepción, me dijeron que no podían contratar a una mujer para limpiar el vestuario femenino y que en la puerta indicaba el horario de limpieza. Me sugirieron que pusiera una reclamación en el ayuntamiento si no me parecía correcto. Lo hice, pero la respuesta del ayuntamiento fue más o menos la misma.

Por supuesto, no estoy culpando a ese señor de la limpieza que sólo cumplía con su trabajo, pero ¿es de recibo que un hombre entre a limpiar en un vestuario lleno de mujeres? ¿No deberían organizarlo de otro modo? ¿No es indignante?

P.D.: En realidad soy un hombre, la escena fue en el vestuario masculino y con una señora de la limpieza. Así parece más normal, ¿no? Parece que la intimidad de un hombre no vale lo mismo que la de una mujer.

Innecesarios varones

Por Xabier Vila Fernández

En su famosa novela 1984, George Orwell introdujo el concepto de “neolengua”, entendida por él como aquel lenguaje tendenciosamente creado para “solucionar necesidades ideológicas”; es decir, cuya intención es estrictamente política: está orientado a imponer una determinada actitud mental a todo aquel que se vale de sus palabras para expresarse. Lo llamativo es que este autor imaginó semejante tipo de manipulación de la lengua en sociedades totalitarias, por eso debería preocuparnos que, por el contrario, esta esté tan presente en las democracias del siglo XXI.La creación de Adán

El ejemplo que con mayor frecuencia escucho (y leo) en los medios de comunicación y en las aulas universitarias (aunque hay otros muchos), es el empleo deliberado y en exclusividad de la voz varón para aludir a los hombres. Así, se utiliza tanto para referirse a un presunto asesino, como a los muertos en un accidente o a los asistentes a un evento. Y hasta explican los profesores de universidad que “En el siglo XIX los varones trabajaban en las minas, en tanto que las mujeres lo hacían en otras actividades”.

Cualquiera que se moleste en consultar un diccionario de español comprobará que en esta lengua la palabra varón designa a las personas de sexo ―no género― masculino, mientras que su correlativo para mentar al sexo ―no género― femenino es la voz hembra, no la voz mujer. Mujer y hombre son vocablos que denotan no el aspecto biológico de nuestra naturaleza, sino el racional y social. En consecuencia, lo correcto, justo y educado para con quienes nos sentimos hombres además de varones, es que se refieran a nosotros con esa hermosa palabra: hombre, la cual se ajusta más a nuestra identidad y construcción sociales que a nuestra herencia biológica. Lo demás es eso; neolengua.

La siguiente acuarela, torso desnudo de hombre

Por Olimpia Carrera

Me encanta vuestro periódico. Por eso me ha sorprendido la elección de una acuarela [página 9 de la edición impresa del día 9 de abril]: una mujer descabezada y despatarrada enseñando unos pechos totalmente desproporcionados con la nula grasa del resto de su cuerpo. Yo, que he visto porno (incluso con alguno, tipo documental, he aprendido algo), reconozco en ese desnudo silicona y una posición evocadora de la acción sexual. Ni su publicación es el sitio adecuado para evocar acción sexual ni mucho menos para promocionar la pesadísima presión social sobre el físico de las mujeres.

DesnudoEs un rollo estar todo el día aguantando que vales más cuanto más se aleje tu cuerpo del cuerpo más común… ¡En el maravilloso 20minutos también no, por favor! Un abrazo y gracias por resistir al pie del cañón con vuestra gratuidad.

P.D. La siguiente acuarela que sea de torso desnudo de hombre prototípico, por favor…no soluciona nada someter a los tíos a la misma presión pero al menos compensa la balanza. 😉

La fe del ministro

Por Diego Mas

En principio, la fe de un ministro no tiene interés para nadie más que para él, aunque sea el ministro del Interior. No importaría, pues, que Fernández diga, a pesar de la sentencia del Tribunal Constitucional, que “sigo creyendo que el matrimonio es entre hombre y mujer”. Pero en España sí importa, y mucho. Porque Fernández está tratando de ocultar lo que él y el PP trataban de hacer con su recurso ante ese Tribunal: impedir por ley que otros ciudadanos tuvieran los mismos derechos que ellos para realizar un contrato civil de convivencia con otra persona, llamado matrimonio. Y no podemos olvidar que su partido ha sido fundado y han pertenecido y pertenecen a él personas que proviene de un régimen que condenaba a los homosexuales a la cárcel e incluso a la muerte. Así de claro, como así de dura y peligrosa es la ideología de no pocos de los que nos gobiernan aún en los más altos organismos del Estado. Con razón les suena fatal todo lo que sea que otros hablen de “memoria histórica”, aunque ellos no hagan sino santificar la de carniceros como Franco o Queipo de Llano. Esto nos exige una profunda y constante alerta para no perder nuestros derechos, nuestra libertad física e incluso algo más.