Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘democracia’

Cambiar de política es cosa del pueblo

Por F. J. Cebrián.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, consulta unos documentos. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, consulta unos documentos. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Escucho mucho en contra de los políticos, y seguro que es verdad la mayoría de ello. Pero ante las quejas, creo que deberíamos plantearnos que si la política mueve al pueblo, ¿no será más fácil cambiar a los políticos que a la política?

Hoy se hace políticas de programas y no de ideologías. Así que mientras vayamos moviéndonos según la necesidad del momento, sin pensar en que ideología es la adecuada al pueblo, estaremos mal. Por eso hay que ver el presente, analizar el pasado y hacer proyectos de futuro. Pensando que lo que ahora se agota mañana no se podrá recuperar.

Tal vez, porque siempre hemos sido un pueblo convencido y orgulloso, no queramos ver que la culpa es parte repartida. Dice un proverbio árabe que, “la primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía”. Y eso nos pasa a nosotros, que aunque engañados miramos a otro lado, como si esto no fuese con nosotros.

No deberíamos quejarnos solo cuando nos meten el dedo en el ojo, no deberíamos dejar que nos meen y nos convenzan de que está lloviendo, debemos de quejarnos en cada momento que veamos que a nuestro lado, se está cometiendo una desigualdad. Debemos de revindicar nuestros derechos, ya no solo para nosotros, no solo para nuestro presente, sino también para nuestro futuro y ante todo por el presente y futuro de nuestras hijas e hijos. Revindicar, que bonita palabra y que olvidadiza es. Hay soluciones a los problema y son fáciles, solo hay que pedir que se adopten esas soluciones.

Y dejarnos ya de que piensen en nosotros y nosotras solo cuando hay elecciones. Ponemos a los políticos con sus políticas a la orden del pueblo, no debemos permitir que sea al revés.

Por ello si hay que decir basta, digámoslo, con armonía y ante todo con diálogo, pero ante todas las cosas, siempre poniendo a la gobernación al lado del pueblo y no dejando que unos pocos chorizos en sus madrigueras hagan de este país un país de ladrones.

Pensemos que el futuro está en nuestras manos y solo en ellas. Que no nos adiestren a solo obedecer la voz del que se cree el amo, sino que eduquemos a la sociedad a que el conjunto de sus ciudadanos es la voz del pueblo, que el pueblo es quien decide en su plena capacidad, y si se engaña al pueblo este tenga el poder de echar de sus cubiles a quienes no obedecen el pensamiento del pueblo…a eso, se le llamo hace años… Democracia.

No dejéis que nos quiten la ilusión de que cada día podemos ser iguales todas y todos.

Regular los medios

Por F. Gomis Mas

Imagen de archivo de la prensa española. (GTRES)

Imagen de archivo de la prensa española. (GTRES)

En los Estados Unidos, símbolos del liberalismo, nadie se atrevería a decir que la ley antimonopolios ataca a la libertad.

Aquí, en cambio, no faltan plumíferos pesebreros que tienen el valor de afirmar que regular la prensa acabaría por romper la libertad de expresión. Todo se puede, todo vale contra el político que acaba de denunciar que dos imperios mediáticos poseen el ochenta por ciento del mercado español, pidiendo su regulación para acabar con su monopolio.

Recordemos que ya Tocqueville advertía que para que funcionara la democracia era más necesario que un Parlamento el tener periódicos libres.

En España, tres de los cuatro periódicos principales han cambiado de director tres meses antes de las elecciones, y muchos más han censurado, limitado o incluso suprimido totalmente las cartas de los lectores. Así estamos, en esta democracia… organizada.

Despedida a Adolfo Suárez

Suárez, un presidente para la historia
Por Agustín Arroyo Carro

Jura de Suárez como presidente. (ARCHIVO)

Jura de Suárez como presidente. (ARCHIVO)

Nunca voté a Adolfo Suárez, ni compartí sus posicionamientos políticos e ideológicos. Ahora que ha muerto, tras 11 años de una enfermedad cruel, puedo decir que creo fue un hombre equivocado al ser falangista en su juventud y primera madurez.

Sin embargo, al pasar el tiempo, su dimensión personal e histórica, contribuyendo decisivamente a la implantación de la democracia, se ha engrandecido por su inmolación política ante las fuerzas más reaccionarias del tardofranquismo y del llamado búnker de la ultraderecha española. Su tragedia personal con las implacables enfermedades y muertes prematuras de su mujer y de su hija le destruyeron y le minaron tan profundamente por dentro que le dejaron derrotado por aguantar tanto dolor en poco tiempo. No fue un político brillante, ni un gran orador, ni tampoco un intelectual. Fue un hombre equilibrado y pragmático de coyuntura, un converso a la democracia liberal, que por su sencillez, honestidad y austeridad personal le colocan en un lugar honroso y honorable de la reciente historia de España.

Su dignidad y valentía ante las bochornosas imágenes del asalto de Tejero al Congreso de los Diputados el 23-F de 1981, nos muestran a un hombre íntegro que supo entender el deseo incontenible del pueblo español de vivir en democracia e iniciar una nueva época de pacífica e irreversible convivencia civil definitiva en España. Descanse en paz.

————————————————————————————————————————–

Ni tanto, ni tan calvo
Por Francisco Javier España

A tenor de las loas y editoriales que está suscitando la figura del Adolfo Suárez, parece que los que vivimos como adultos la transición lo hicimos en otra realidad y no está de más hacer una reflexión desde una perspectiva algo más crítica.

Que la figura del ex presidente fue clave, no hay duda, pero de ahí a convertirlo en el héroe de la democracia, creo que es desairar a los que realmente vivieron y murieron como héroes por dejarnos una España con derechos y libertades. Y de una larga lista he querido significar los siguientes: los tres albañiles asesinados a tiros por la policía en Granada en la huelga de la construcción de julio de 1970; los sindicalistas del proceso 1001 en 1973; los tres delegados de la Politécnica de Madrid detenidos en octubre de 1975 y torturados hasta dejar a uno de ellos al borde de la muerte y los abogados laboralistas de Atocha asesinados a sangre fría en 1977 por las consentidas hordas fascistas. En suma, que fue el pueblo español el que dio lecciones de democracia a aquellos que solo se limitaron a gestionar la herencia y el oprobio de la dictadura. Y es que Suárez y el Rey solo hicieron lo que Europa les demandaba, porque de lo contario ese tren se hubiera perdido.

El mejor homenaje que podemos hacer a la figura de Adolfo Suárez es dejar que el tiempo escriba la verdadera historia y no los epitafios fariseos a cuerpo presente.

—————————————————————————————————————————-

Una política para el pueblo
Por Víctor M. García

El rey Juan Carlospasea con Adolfo Suárez. (EFE)

El rey Juan Carlos pasea con Adolfo Suárez. (EFE)

Hubo un tiempo en que la política en este país se escribía con mayúsculas. Política de coraje, de darle la vuelta a muchas cosas. De tocar lo intocable. Con aciertos y errores, pero honesta. Una política para el pueblo y no para el capital. Y al frente de la misma un abulense valiente y honesto que nos enseñó hasta dónde se puede llegar con determinación.

Ahora, el primer presidente de la democracia nos deja y la estirpe política actual, enfangada y corrupta se vuelve un poco más pequeña y mezquina bajo su sombra. Queda eclipsada por un grande con auténtica vocación de servicio.

La vida, como la política, no fueron justas con él. El maldito Alzhéimer le privó en sus últimos años de disfrutar del justo reconocimiento que este país le tiene. Descanse en paz señor Suárez.

La obligación de “acordarse” de los ciudadanos

Por Ángel Villegas

Mensaje de Navidad de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (AYUNTAMIENTO DE MADRID)

Mensaje de Navidad de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (AYUNTAMIENTO DE MADRID)

¡Feliz año nuevo!, nos desean las eléctricas que nos hacen pagar la luz más cara que en Alemania, aunque el salario mínimo establecido recientemente para los alemanes triplique el salario mínimo español. ¡Feliz año nuevo!, nos dicen los que ponen el precio de la gasolina como les place, a su antojo y en virtud de que haya un “puente” o vayamos a entrar en las vacaciones de verano.

Y así sucesivamente, desde la más alta institución a presidentes de Comunidades Autónomas o alcaldes, que se creen en la obligación de “acordarse” de los ciudadanos en días tan señalados. Y los ciudadanos, hartos de tanta palabra vana, de tanto charlatán de feria, de tanto zumbido de moscas en sus oídos, los ignoran o se mofan de sus huecas palabras, de su letanía repetida año tras año, tan falsa como inútil. Porque ya nadie cree nada; porque sabemos que las cosas van de mal en peor; porque se nos recorta todo; porque cada vez hay más personas en el umbral de la pobreza; porque la corrupción es como el caballo de Atila, que lo arrasa todo; porque los corruptos no devuelven un céntimo, aunque sean condenados; porque las libertades se restringen; porque no te dejan ni el derecho al pataleo; porque mienten con una frialdad que pasma.

¡Feliz año nuevo!, ingenuos ciudadanos de un país que lleva oyendo hablar de brotes verdes, o de luz al final del túnel, desde hace cinco años, mientras se empobrecen (mejor, los empobrecen) día a día.

¡Feliz año nuevo!, pueblo que piensa que la democracia consiste en votar una vez cada cuatro años, y que las elecciones ganadas son patente de corso para el ganador.

La grave situación de Egipto

Por Patxi Aznar

Egipto se encuentra al borde de la guerra civil. Cuando los militares dieron el golpe de Estado, pensaron que todo quedaría bajo su control, pero como se puede ver, no ha sido así, pues una parte importante del pueblo no está de acuerdo en que los militares marquen el ritmo diario. En este punto quiero dejar claro que, mientras que la Unión Europea condenaba dicho golpe, el senador demócrata norteamericano, J.Kerry lo definía como la vuelta a la democracia. Seguramente, como ya ha sucedido en numerosas ocasiones, los intereses, en este caso de los de Estados Unidos, están jugando, desgraciadamente, un papel que no les corresponde.132462

Por otro lado, como ya he dicho en varias ocasiones, está clarísimo que desde que los Hermanos Musulmanes llegaron al poder, no se les ha faciltitdo la ayuda exterior que ellos habían pedido.
En estos momentos la sociedad egipcia está claramente dividida entre aquellos que apoyan a Morsi, el presidente depuesto, y los otros que no lo hacen. Cada vez los ánimos están más encendidos y un posible escenario bélico parece cada día que pasa más factible.

Pienso que para que no se produzca un fatal desenlace, los Estados Unidos, que son los que otorgan importantes subvenciones al actual Gobierno, surgido de un golpe militar, deberían de presionar a éste, para que el actual gobierno intentase llegar a un acuerdo con los depuestos Hermanos Musulmanes que pusiera punto y final al posible estallido de la guerra, que seguramente no sería bueno absolutamente para nadie.

El ‘capitalismo popular’

Por Luis Fernando Crespo Zorita

El ‘capitalismo popular’, desarrollado ideológicamente durante los años finales del siglo pasado como ‘democracia económica’, predicaba que cualquiera, con un pequeño esfuerzo de ahorro previo, podíamos convertirnos en accionista de una o varias macroempresas y participar efectivamente de los beneficios generados, por muy especulativos que estos fuesen. El resultado es que, a pesar de las críticas que se le pueden hacer, el sistema de acumulación capitalista tiene un grado de aceptación social mayor del que la lógica y un análisis racional inteligentes le podrían conceder. Es ya una cultura con valores propios y una visión del mundo enraizada en la mentalidad de los “ciudadanos-clientes-consumidores”, que determina su comportamiento como una segunda naturaleza. Afectados por las preferentes

Hasta que ha aparecido la cruda realidad y sus consecuencias reales y no previstas han ido estallando, una tras otra, las burbujas (punto.com, capital-riesgo, inmobiliarias, preferentes…). Entonces surge de nuevo el ciudadano reivindicativo, el ‘pequeño ahorrador’ que necesita del Estado, que previamente habíamos reducido en aras de la iniciativa privada, para que ponga orden a posteriori en un mercado insaciable y tan canalla que devora a sus propios hijos, sobre todo a los que más habían confiado en el sistema, la sufrida clase media, la única que por su nivel de ingresos puede ahorrar, pero no puede especular.

Lo que está ocurriendo con el rescate de los bancos hipotecarios, los beneficios fiscales a la inversión o la reducción de impuestos exige una desinversión pública poco o nada rentable socialmente y oculta la enfermedad de fondo: la desaparición de la soberanía popular y de la voluntad política conformadas electoralmente, para dejar la defensa del interés general a las fuerzas económicas más rentables en cada momento. Esta es la gran paradoja. Sepamos a ciencia cierta que sus decisiones van a ser siempre egoístas por buscar, con legitimidad o sin ella, exclusivamente el beneficio particular o corporativo.

Otra vuelta de tuerca

Por Manuel Nogueras Tamargo

Francisco Pérez de los CobosNos enteramos que el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, estuvo pagando cuotas como afiliado al PP, según los papeles de Bárcenas. Sus ingresos al partido político desde 2008 al 2011 de  37,14 euros anuales así lo confirman. Pero aún hay más. El presidente fue nombrado por el PP. La Ley Orgánica 395 del Poder Judicial prohíbe a los jueces pertenecer a partidos políticos.

Mi pregunta es la siguiente y con respeto a los demás jueces que ejercen profesionalmente basándose en su imparcialidad: ¿quién va a creer en la justicia cuando el presidente del máximo órgano judicial, que se supone que debiera ser imparcial, no conoce las leyes del ordenamiento jurídico? Esto supone otra vuelta de tuerca al Estado democrático de derecho, que poco a poco se va quedado sin rosca en el tornillo.

Pacto habitual de las preguntas al presidente

Por Juan Chamorro

Mariano RajoyHe leído que, en actos como el de este martes del presidente del Gobierno con su homólogo polaco existe un tal “pacto habitual de las preguntas al presidente”, que consiste en que los medios se ponen de acuerdo en qué se pregunta y quién lo pregunta, ya que La Moncloa limita muchísimo las mismas y solo permite dos cuestiones de periodistas españoles y dos del país visitante. Éstas se debaten entre todos e incluso se hace una redacción común…

Pues bien, he aquí una sugerencia: ¿por qué los medios no se ponen de acuerdo y no entran en el juego que les plantean los políticos? Puesto que es evidente que en este país la separación de poderes es falsa y el poder político lo maneja todo, si yo fuera periodista de vocación trataría de ponerme de acuerdo con mis compañeros de todos los medios y sabotear sus intervenciones no participando en sus declaraciones y “mítines”, que es lo que son realmente sus “ruedas de prensa”, y me limitaría, en el caso de la política exclusivamente, a hacer periodismo de investigación y, en todo caso, a acudir a las citas en las que se admitan preguntas. Sé que determinados medios acudirían siempre, pero si el resto les deja en evidencia, la ciudadanía no se sentiría engañada. Yo realmente me pongo en su situación y estoy seguro de que me sentiría ridículo, cuando no frustrado y enajenado.

¿Qué espera el FMI para ayudar a Egipto?

Por Patxi Aznar

Disturbios en EgiptoEl golpe militar dado en Egipto ha dejado muy claro que además de la ruina económica del país, Egipto tiene un gravísimo problema con su Ejército, pues piensa que está por encima del pueblo, aunque haya mucha gente que está indignada.

Desde que los Hermanos Musulmanes hace ahora un año entraron en el Gobierno, desde el exterior, no se les ha ayudado, ya que no se les han concedido los préstamos solicitados para relanzar la economía del país. El ahogo exterior por la falta de ayudas ha empobrecido si cabe todavía más la depauperada economía que encontraron los Hermanos Musulmanes. Esto ha sido, según mi entender, el principal detonante del descontento social. Entonces la pregunta es: ¿Qué espera pues el Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar a una joven democracia?

Egipto, comparado con otros países con ambiente prebélico tiene una cosa a su favor: por el lugar donde se encuentra, frontera con Israel, no interesa que sea un país convulso. De todas formas, si alguna mente iluminada en Occidente pensó que sacando al Ejército a la calle, estaba todo controlado, nada más lejos de la realidad.

El golpe de Estado de un ejército, cuyos verdaderos intereses son por lo menos confusos, no creo que pueda dominar una posible rebelión, pues entre otras cosas el pueblo egipcio ya sabe bastante de lucha, pero sobre todo, una parte importante de él, tiene claro que es soberano, y que no va a permitir que ningún ejército se interponga en sus decisiones.

Triste es que en Occidente se llenen la boca alabando la democracia y cuando no es del gusto no se le ayuda. Por ello, tengo claro que si se quiere evitar una guerra, el Ejército debería pedir perdón y el legítimo presidente debería seguir en el poder, además se les debería de facilitar a los egipcios la ayuda pedida.

Los fanáticos de hoy

Por José Morales Martín Protesta primero de mayo

Es comprensible que el malestar ciudadano ante los efectos de la crisis se traslade a la calle, como ha sucedido en diversas ciudades. Pero cosa bien distinta es que la protesta se adultere con eslóganes como “No al golpe de Estado financiero”, en directa alusión al golpe de Tejero con motivo del 23-F. Tal paralelismo sólo conduce a la banalización de lo que ocurrió aquel 23-F, cuando el rey y los ciudadanos salvaron la democracia incipiente. Y, lo que es peor, revela que los fanáticos de hoy pueden ser tan destructivos como los fanáticos de ayer.