Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘comunidad de madrid’

Las ayudas en Madrid al emprendedor autónomo al final han sido un lastre

Por J. José Crespo

Billetes de euro, en una imagen de archivo. (GTRES)

Billetes de euro, en una imagen de archivo. (GTRES)

Me pongo en contacto con ustedes para informar de lo que está ocurriendo en la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid.

El día 19/12/2012 entrego la documentación necesaria para solicitar la subvención por haberme hecho autónomo, solicito las 4 opciones de la ayuda. Número de EXP. 1921/2012.

La semana pasada recibo la carta certificada indicándome que es imposible dármela, aunque se cumplan todos los requisitos, por “inexistencia de crédito adecuado y suficiente” (Art. 9.4 b de la Ley 38/2003 de 17 nov. General de Subvenciones), es decir, que la Comunidad no tiene dinero para pagarla, aunque se hayan devuelto más de 30 millones de euros a la Unión Europea por no querer gestionar esta y otras ayudas.

Para poder acceder a la ayuda tuve que invertir o gastar más de 10.000 euros en el negocio. Me exigieron contratar un crédito ICO de 20.000 € al 6,5% de interés para poder tramitar dicha ayuda. (2.140 euros he pagado en concepto de IVA).

Al final, lo que se considera que iba a ser una ayuda al emprendedor ahora es un lastre que tengo que soportar. Tenía la intención y necesito contratar a una o dos personas que me ayudases en mi negocio y lo he tenido que posponer aunque mi negocio se resienta, no tengo liquidez para afrontar dicha ampliación.

Esta es la manera de ayudar al emprendedor de la Comunidad de Madrid.

Hay muchas empresas afectadas por esto. Ahora entiendo por qué sube el paro en Madrid.

A la espera de las subvenciones para la instalación de ascensores

Por Mª del Pilar Sierra

Ascensor de un edificio residencial. (ATLAS)

Ascensor de un edificio residencial. (ATLAS)

Hace algunos años, la Comunidad de Madrid ofreció subvenciones de ayuda para la instalación de ascensores de edificios residenciales. En principio, las subvenciones alcanzaban el 100% para las comunidades o personas que cumplieran los requisitos.

Fueron muchos, entre los que puedo incluirme yo, los que nos embarcamos en la instalación del ascensor. Tuvimos que pedir préstamos y ayudas a familiares que aún continuamos pagando con nuestras pequeñas pensiones.

Pasado algún tiempo, conocimos que las subvenciones habían bajado a 50.000€ por comunidad, después a 15.000€ y así, suma y sigue. En poco tiempo, tendremos que pagar por haber tenido la “osadía” de instalar el dichoso ascensor.

¿Qué hay del resto de jubilados y trabajadores humildes que todavía esperamos esa subvención? La respuesta recibida es que no hay presupuesto para ello. Créanme, hay muchas personas que esperan y desean esas subvenciones.

Carta abierta al presidente de la Comunidad de Madrid

Por la ‘Plataforma por la Escuela Pública’ de Leganés

El Presiente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)

El Presiente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)

Es una pena que, con motivo de su ‘semiclandestina’ visita a Leganés para colocar la primera piedra de la construcción del instituto público que el barrio de Arroyo Culebro lleva esperando varios años, no haya visto conveniente reunirse con los vecinos y entidades preocupadas por la educación de los ciudadanos de nuestro municipio. Dado que no vamos a tener esa oportunidad, queremos hacerle llegar nuestras preocupaciones, derivadas de gravísimos problemas de nuestra educación a los que usted no solo no da respuesta sino que más bien se empeña día a día en aumentar.

Para este barrio es imprescindible construir ya el instituto completo. No queremos que se eternicen las obras durante años porque eso significa que los niños y jóvenes tendrán que seguir saliendo del barrio para estudiar. Le informamos de que en la única Escuela Infantil Pública del barrio quedaron más de 350 solicitudes de niños y niñas sin atender en el curso actual. Están disponibles los solares por lo que deben construirse nuevas escuelas. Y en relación con los colegios públicos, es necesario construir el tercero, algo a lo que se comprometió la Consejería. Recordarle, por último, que seguimos teniendo una malla gallinera como cerramiento del C.P. Ángel González. ¿No merecemos un cerramiento escolar como es debido?

Nos gustaría hablarle también de otras zonas de nuestra ciudad como las ampliaciones del barrio de San Nicasio donde nacieron más de 250 niños y niñas en 2011 para los que no existe ningún colegio. En el barrio Vereda de Estudiantes casi 100 niños siguen acudiendo en transporte escolar a un colegio fuera del barrio.

No podemos olvidar la lucha de las familias, a lo largo del pasado curso, por defender su derecho a elegir los Colegios de Educación Infantil Valle Inclán y Verbena. A pesar de que su partido pone ese derecho por encima del derecho a la equidad, la petición de las familias de ambos centros fue ignorada y los centros cerrados, de forma que los alumnos tuvieron que realizar una diáspora hacia otros centros. Esas familias siguen defendiendo el modelo educativo que la Comunidad de Madrid les robó.

Niños en un aula. (GTRES)

Niños pequeños en el colegio. (GTRES)

Hace pocos días se ha conocido otra propuesta de la Consejería de Educación que ataca de nuevo a la educación infantil en Leganés: suprimir el 2º Ciclo (3-6 años) y un aula para alumnos con TGD de la Escuela Infantil Lope de Vega gestionada por la propia Comunidad de Madrid. Más de 70 niños y niñas se verán afectados. Vuelve a ser patente que el Partido Popular sólo cree en el derecho de elección de los padres cuando es para regalar terrenos o establecer conciertos con las empresas privadas. El Alcalde de Leganés, que apoyó el cierre de “Verbena” y “Valle Inclán”, y que no ha abierto la boca para defender los intereses de los ciudadanos a los que se debe, contribuye este año al desmantelamiento del modelo de Educación Infantil con el debilitamiento de las escuelas Infantiles municipales.

Si la agresión más dolorosa es la de la Educación Infantil, no ha sido menos dura la política de recortes de personal y de recursos económicos y de todo tipo que ha afectado a todos los centros públicos y a los servicios de apoyo en todos los niveles educativos. Esta política ha llevado a prescindir de la mayor parte del profesorado interino y a reducir a lo mínima expresión las plantillas de los centros. Esta progresiva pérdida de profesores y recursos de apoyo, la desaparición de las becas de libros y de comedor, la subida de las ratios por aula, etc.,  incide de forma especial en el sector más frágil de la infancia y en el más necesitado de ayudas, refuerzos escolares, etc. Al dejar las plantillas de los centros educativos bajo mínimos se hace muy difícil la atención a la diversidad del alumnado. Varias organizaciones sociales de Leganés hemos estudiado la incidencia de la crisis y el recorte de las ayudas sociales en la población infantil. En Leganés se cuentan por miles los niños y niñas afectados gravemente por estos recortes.

Las leyes y medidas que se van imponiendo quiebran el sistema de solidaridad social e incrementan progresivamente la desigualdad. La infancia es ya, según Unicef, el sector de población más pobre de nuestro país. Al mismo tiempo, se ha eliminado en la Comunidad de Madrid la figura del Defensor del Menor.

Señor presidente, en reiteradas ocasiones el ayuntamiento ha adoptado acuerdos en relación con los temas que aquí le exponemos sin que se respeten y se pongan en marcha las actuaciones acordadas. Una y otra vez el equipo de Gobierno con su alcalde a la cabeza las ignora y boicotea. En este contexto, su paso por Leganés debería haber servido para abordar el conjunto de los problemas que hemos mencionado.

Le solicitamos que en las próximas fechas repita usted su visita a nuestra ciudad. Le esperamos.

Recortes hasta en la gimnasia al aire libre

Por Elena Siles

Parques deportivos para mayores. (JORGE PARÍS)

Parques deportivos para mayores. Foto: JORGE PARÍS

La Comunidad de Madrid se ha propuesto suprimir el programa Enforma, que viene funcionando desde 2006 con gran éxito y aceptación por parte de los cada vez más numerosos participantes.

Se trata de clases de gimnasia al aire libre, en distintos parques de Madrid y provincia, destinado a personas mayores. Cuantos participamos (unas 5.000 personas de edades comprendidas entre los cincuenta y más de ochenta años) estamos encantados por los beneficios que conlleva: salir de casa, hacer ejercicio, estar más ágiles física y mentalmente, conocer y crear nuevas amistades, mejorar en aspectos como el colesterol, la tensión, artrosis, diabetes, disminuir las visitas al médico, tomar menos medicamentos, etc. Todo son ventajas. Y la Comunidad se lo va a cargar de un tijeretazo.

Burocracia y contenedores de ropa ‘solidarios’

Por Vera J.

Vivir de la burocracia es una manera de ganarse la vida. No estaría mal, siempre y cuando el perjudicado no fuera el ciudadano de a pie. Inmersos en la sociedad de la información y  rodeados de avances tecnológicos, aun hay casos palpables de que la descoordinación administrativa está más viva que nunca, tal y como me ocurrió el otro día.

En la esquina de un transitado descampado de mi barrio apareció, cual seta otoñal, un contenedor de recogida de ropa y calzado usado. Tenía una gran pegatina que mostraba lo que parecía ser el nombre de una ONG, respaldada por el logotipo de la Comunidad de Madrid y la Consejería de Medio Ambiente. Quise corroborar que la tal seta solidaria era tan legal como aparentaba y que no había ningún avispado haciendo negocio con la buena voluntad de la gente.

Llamé al 012, el teléfono de información de la Comunidad de Madrid. Tras exponer mi duda, la telefonista me derivó de inmediato a la Consejería de Medio Ambiente, con horario de tal a tal, de tal a tal día y un teléfono a mi disposición. Ahí llamé y volví a contar de nuevo el caso del contenedor sospechoso. “Sí, esta es la consejería, pero este es un número genérico y, por lo que nos cuenta, lo mejor es que contacte con la Dirección General de Medio Ambiente, en la calle tal y con número de teléfono que paso a dictarle”.

Y allí que llamé, convencido de que ya me iban a dar respuesta. Pero, ay, la señora que me atendió era tan amable como desconocedora de lo que le estaba planteando. Una a una fue trasladando mis cuestiones al compañero que tenía al lado en la oficina. Hasta tal punto, que fue finalmente este el que se puso al teléfono y el que me liquidó con un “esto lo llevará Residuos”. Y sí… me dio el teléfono de la Subdirección de Residuos y Calidad Ambiental, porque “seguro que ahí le resuelven sus dudas”.

Como ya me sabía el prefijo y los primeros números de todos los departamentos de la Consejería no me costó mucho volver a marcar y explicar, por cuarta vez, el misterioso caso del contenedor solidario.

El contenedor está ubicado en un descampado muy transitado

El contenedor está ubicado en un descampado muy transitado

Con más rapidez que eficacia me despacharon para derivarme a otro departamento, el Área de Planificación y Gestión de Residuos. Nueva llamada. Al principio no cogían el teléfono. Por un momento sospeché que el funcionario de turno habría salido a desayunar. Pero no, a los cinco minutos ya respondían. Muy amablemente una señorita me explicó que la Comunidad no tiene nada que ver con esos contenedores de recogida de ropa (a pesar de que aparece el logotipo rojo con las siete estrellas y el nombre de la Consejería de Medio Ambiente). Las empresas que trabajan con este tipo de desechos (como la ropa usada) piden el permiso  a la Comunidad para la manipulación y el transporte del material, pero en ningún caso esta Administración da la autorización para la instalación de contenedores. La funcionaria entendía que el permiso para colocar un contenedor en plena calle lo debe dar el Ayuntamiento. Pero como no lo tenía cien por cien claro, me regaló una recomendación: “Llame usted a este número que le voy a dar que es el área de Disciplina Ambiental y pregunte a ver si es legal o no”.

Y llamé. Sexto número de teléfono que marcaba. Disciplinados desde luego eran. Disciplina militar diría yo. Con tono más bien autoritario me dijeron que no tenían ni idea, que ellos no se ponían a investigar si eso era legal o no y que, si quería, fuera “a un registro” (así, en genérico) y pusiera una reclamación. “Ah –me advirtió-,  y no se olvide de firmar su escrito porque sin la firma no le vale de nada”. El remate fue la última andanada que me soltó: “Si no, llame al 012 y pregunte a ver…” . Vuelta al origen.

El contenedor sigue ahí plantado. A la espera de que el Ayuntamiento compruebe si tiene la autorización para estar ahí o no.

Madrid, capital del reino

Por Francisco Javier España

132976Parece que el anuncio por parte del Gobierno de publicar las balanzas fiscales de las diferentes autonomías, ha conseguido aplacar la escalada verbal del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que lleva tiempo sacando pecho diciendo que son los que más aportan al sistema.

Pues bien, a este respecto quisiera puntualizar lo siguiente señor González. El éxito del que usted se hace gala y tanto restriega al resto de autonomías, es consecuencia de aquella España centralista en donde los cortesanos, los contratistas y los prestamistas se arremolinaban alrededor del monarca de turno, algo que llevamos arrastrando desde el reinado de Felipe II, porque ahora, al igual que entonces, Madrid sigue siendo sede oficial del Gobierno de la Nación, de los diferentes ministerios y de sus centrales de compra, de las Cortes Generales, del Senado y del Poder Judicial. Además tiene más de 550.000 funcionarios (muchos de ellos del más alto nivel), y por si esto fuera poco, en Madrid residen y fiscalizan las 5.000 principales empresas españolas, además de ser la sede de la Bolsa que más dinero mueve en el país.

Como verá, señor González, parece que la pujanza de las cuentas de la Comunidad de Madrid va ligada a algún que otro privilegio heredado, algo que usted, entre tanta jactancia, no dice. Y estoy seguro de que tampoco estaría dispuesto a compartir con otras comunidades mucho más desfavorecidas.

Becas de excelencia en la Comunidad de Madrid: Sobresaliente en injusticia

Por Irene Ortiz de Saracho

Una de las expresiones más utilizadas últimamente al hablar de educación es la “búsqueda de la excelencia”. Esfuerzo y trabajo duro para intentar lograr el máximo rendimiento académico. Concretamente, “aprovechamiento académico excelente”, como reza la convocatoria de las Becas de Excelencia de la Comunidad de Madrid para este curso 2013/2014.

Así que aquí estoy, decidida a enviar mi solicitud para estas becas, tras obtener una media de 8.94 en el segundo curso de mis estudios de ingeniería en la Universidad  Politécnica de Madrid –la mínima nota exigida en estudios relacionados con ingeniería es un 8-. Imaginen mi cara de sorpresa al ver que, tras rellenar todo el formulario, no puedo continuar con el proceso por no haber sido beneficiaria de la beca en mi año de ingreso a la universidad. Error informático, seguro. Intentémoslo otra vez. Pero no, la triste realidad es que la Comunidad de Madrid ha decidido incluir este año un punto más en el artículo 8 de la convocatoria, restringiendo la concesión de becas. Además, no crean ustedes que lo han anunciado a bombo y platillo, por supuesto que no. En el resumen que aparece en la página web de las Becas de Excelencia ni se menciona, sino que hay que sumergirse en la convocatoria del BOCM para encontrarlo.oficina

Esto me lleva a plantearme el uso demagógico que se está dando a la palabra ‘excelencia’, reflejado en la convocatoria de unas becas cuyo único criterio de concesión deberían ser los resultados académicos del curso previo. Por lo visto, la excelencia debe ser algún tipo de aura que alumnos en mi situación no poseemos. ¿Acaso no se puede haber hecho una prueba de selectividad simplemente buena y ahora tener un excelente rendimiento universitario? ¿Dónde está la valoración de mi esfuerzo y trabajo duro a lo largo de este año?  Con la inclusión de nuevos criterios como este, arbitrarios e injustos, e incorporados casi como “letra pequeña” sólo puedo sentirme engañada. Atrapada en un sistema que abusa de las grandes palabras porque quedan muy bien en los discursos pero que a la hora de la verdad no sabe lo que significan.

Hace algunas semanas reflexionaba en voz alta con mi familia sobre qué debía pensar el Gobierno de este país sobre el triste hecho de que estuviera invirtiendo en formar a excelentes profesionales que casi con total seguridad acabarían ejerciendo en el extranjero. La clásica “fuga de cerebros”. Pero no se preocupen, ahora sé la respuesta: no les importa en absoluto.

Bajas médicas en discapacitados

Por José Luis G.

Conozco a una persona, funcionario docente, con una discapacidad del 66%, de carácter físico, psíquico y sensorial, permanente, no reversible. discapacitado Ha estado un mes de baja por su discapacidad y relacionado con su profesión.
Al cobrar la nómina de junio, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid le ha descontado 600 euros por estar de baja,  de acuerdo con la nueva normativa.
¡Desgraciado país que descuenta a discapacitados, con los gastos tan importantes que tiene este colectivo!.
Ignoramos si el dinero descontado habrá ido a mejorar la educación o habrá terminado en algún sobre o trama de las que últimamente abundan o se utilizará para pagar a los muchos asesores enchufados.

Las becas son cosa de ricos

Por María Antonia Liberal

Escucho el discurso del PP sobre la propuesta de becas del ministro de Educación, José Ignacio Wert. Lo tienen muy claro, hay poco dinero y aquellos que opten a una beca deben responder ante la sociedad con un esfuerzo digno de ser premiado. Becas

Entonces me vienen a la mente las ayudas de mi Comunidad (Madrid). Aquí, se devuelve un 15% en la declaración de la renta del coste que supone un colegio privado (no concertado). No se pide ningún requisito académico, simplemente aquellos que optan a una educación diferenciada y de élite, a la que no puede optar la mayoría, son premiados con un 15% de lo que les cuesta. Sólo hace falta poder pagarla, no se exige ningún requisito académico, ningún esfuerzo por ofrecerles parte del escaso dinero del que disponemos. A ellos sólo les hace falta tener dinero para pagar un colegio privado. Acabo de entenderlo, las becas son ahora cosa de ricos.

Sospechosas omisiones en el Catastro

Por Luis Domingo*

Ayuntamiento de Boadilla del MonteLo normal es que nuestros gobernantes municipales cumplan las normativas para hacer pagar a cada ciudadano la contribución por los bienes que tiene. A la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, no le importa perder los votos de los que pillan por no pagar la contribución y cada año sus técnicos descubren nuevas omisiones que no están reflejadas en la Base Gráfica Catastral.

Sin embargo, este tema les importa bien poco a otros alcaldes de pueblos de la Comunidad de Madrid. Hay algunos pueblos de Madrid con más de 200 omisiones y pueblos más importantes donde las omisiones superan las 900. Pero la omisión que bate el record mundial está situada en Montepríncipe, una urbanización de Boadilla del Monte, a cuyo alcalde no le importa que haya una parcela de casi 6.000 m2, que desde el año de su construcción en 1987, según OVC, hace 26 años que el edificio principal no aparece en la Base Gráfica Catastral, por lo que no ha pagado nunca contribución por un edificio que supera los 1.100 m2 construidos.

*Ingeniero Técnico en Topografía (colegiado 768)