Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘cataluña’

Lo que nos deja Pujol

Por Juan José Fuente

Como era de temer, tras el estallido del escándalo, surgen las reivindicaciones del “lado bueno” de Pujol, por parte de sus cómplices o de inocentes útiles. Pero no se trata aquí de un mal paso al final de una carrera honorable.

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (ROGER SEGURA/ACN)

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (ROGER SEGURA/ACN)

Desde el principio, siguiendo el ejemplo de su padre y transmitiendo sus manejos a sus hijos, el banquero Pujol se dedicó a actividades fraudulentas en gran escala, utilizando incluso el Palacio de la Generalitat, convirtiendo desde la cumbre a Cataluña en una de las regiones más corruptas de Europa, según denunció la misma UE aún antes del 25J. Y, encima, llevándose este “amante de Cataluña”, -para robarla, claro-, el dinero a Andorra, Suiza, Latinoamérica, etc.

Sí, y es con mucho, mucho más grave que lo de la “pela”: antológico fariseo para desgracia de todos, utilizó la política y fomentó el peor nacionalismo, -tapándose con la senyera, hoy profanada con un trapo estrellado- para ocultar sus robos.

Nacionalismo muy racista, peor incluso que el de su mujer, que supo ocultar mejor. Aunque ya en 1950 escribió que “el inmigrante es generalmente un hombre poco hecho” que, si llegara a predominar por su número “destruiría Cataluña”; fiel discípulo, pues, de Sabino Arana.

Nadie quiere separarse si no se considera superior. Desde el en principio Pujol inculcó a los suyos el: “Hoy, paciencia; mañana, independencia”.

Durante su mandato, la fue preparando para garantizar su impunidad. Con mentiras, educó a muchos jóvenes, ahora al mando, en el odio a España dividiendo a la misma a la sociedad catalana, hoy al borde del precipicio por su fiel continuador Mas, también defraudador confeso y penado, quien, como otros, espera con la independencia escapar de rendir cuentas ante la Justicia de su comportamiento público.

Sobre Jordi Pujol

Por Luisa Martín Belmonte

Pacto de no agresión

Un “pacto de no agresión” ha habido siempre entre los diversos gobiernos españoles y Jordi Pujol, a cambio de que “frenara el separatismo”.

¡Tan tontos han sido nuestros gobernantes! ¿Quién era el ingenuo que iba a creer que se frenaba el separatismo, cuando en las escuelas de Cataluña se estaban sentando las bases para que los ciudadanos sólo utilizaran el catalán, estudiaran una historia tergiversada y que encerraba odio a todo lo español, en donde se les ha inculcado que España es la base de todos los males de Cataluña, justamente lo que ha dado fruto durante estos últimos 35 años, con una generaciones surgidas al albur goebbeliano, generaciones de pan y zanahoria que ha dicho siempre “sí”, sin pensar los pros y los contras a todo lo que ha dicho el capo Pujol?

Todos los gobernantes han tenido conocimiento de los negocios de la familia Pujol y, como capo mafioso, ha ido cerrando bocas, y todos han callado y han otorgado, con lo que son tan culpables como él de la situación a que se ha llegado y de los millones que estos individuos han robado a todos los españoles.

—————————————————————————————————————————————————–

Por M. Llopis Piferrer

Pena por un ladrón

Contra lo que supone Mas, yo también siento pena por Jordi Pujol, como por cualquier otro delincuente. Pero me parece fatal que haya declarado en público que siente por Pujol “pena, compasión y un dolor muy grande sin añadir de inmediato –por justicia y como Presidente-que le duele mucho más aun lo que le nos ha ocurrido a los muchos millones de víctimas de sus enormes delitos económicos, sociales y morales, no pocos de ellos ya en los tribunales.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el expresidente Jordi Pujol. (Alberto Estévez / EFE)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el expresidente Jordi Pujol. (Alberto Estévez / EFE)

Mas nos menosprecia, calificando esos actos de meras “debilidades, como cualquier otra persona”, como Pujol los hubiera podido cometer siendo un mero particular, y ensalza en cambio “sus grandes activos”; es decir, intenta engañarnos de nuevo, como si todo se redujera a un “un asunto privado”, y no el reventón de la tapadera de una incontenible cloaca, como muestra la reacción de los ciudadanos y de las instituciones, e incluso de su mismo partido.

Mas no es tonto, pero no puede decir otra cosa para intentar defenderse y separar su caso del de su “padre político“, que le nombró para Presidente, y del que fue durante muchos años Consejero de Hacienda, involucrado, e incluso su padre, en los “estupendos negocios” privados… de todo decoro que emprendí, abusando de su poder político, el clan Pujol.

———————————————————————————————————————————————————-

Por José Antonio Pozo

Víctimas y victimarios

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dicho que siente –entre otras cosas- compasión por quien fuera su padre político Jordi Pujol (me imagino que Artur Mas quería decir su padre en política, porque en castellano el padre político es el suegro).

Pues bien, que yo sepa, se siente compasión de la víctima, no del victimario; esto es, se siente compasión de quien le han infligido un daño, no de quien lo perpetra.

¿Y ahora qué?

Por Fernando Guerrero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE).

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

El señor Rajoy ha declarado en Barcelona que no habrá consulta ni independencia en Cataluña mientras él sea Presidente. Así de tajante se ha mostrado sobre el proyecto soberanista impulsado por Artur Mas y ERC aludiendo al artículo 2 de la Constitución sobre la indisolubridad de la nación.

Y yo le pregunto al señor Más, ¿y ahora qué? ¿Va a seguir en su negativa de cumplir con lo que establece la Constitución, y seguir sin explicar a los ciudadanos la verdad sobre una posible independencia, como el pago de pensiones, la deuda pública, la salida de la UE, etc?

Después de casi tres años de Gobierno perdidos por sus ansias de poder, que no de solucionar los problemas de Cataluña, ya es hora, señor Mas, de dejar de gastar más dinero en la consulta y la independencia. Abandone este proyecto que no le lleva a ninguna parte, y evite otro descalabro electoral de su partido, dedíquese a crear empleo, a adelgazar la administración pública e imponer la austeridad en su Gobierno. ¡Que no seamos solo los ciudadanos los que paguemos la crisis y sus proyectos sin futuro!

Si quiere realizar la consulta proponga un referéndum donde voten todos los españoles y así podrán saber en Cataluña quién está a favor o en contra de la independencia. Es la única forma legal para hacer una consulta. Deje de crear falsas expectativas independentistas a los ciudadanos de una vez, que este tema ya empieza a hacerse insoportable para los que queremos ser catalanes y españoles.

Los verdaderos partidarios de CiU no somos separatistas

Por Pedro García

Artur Mas. (JORDI BEDMAR)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (JORDI BEDMAR)

De celebrarse hoy elecciones en Cataluña, el partido de Oriol Junqueras sería el que más crecería y rozaría el empate técnico con CiU según las encuestas recientes que se han realizado después de darse a conocer la pregunta y la fecha de la consulta separatista, lo que confirma que las decisiones de Artur Mas aceleran el suicidio político de su formación y entregan el liderazgo del nacionalismo a los radicales de ERC. En cualquier otro partido o país del mundo, tal conducta sería “recompensada” con la expulsión fulminante de su autor. Autor que primero lanzó un órdago y lo perdió, ahora lanza otro y… puede ser el suicidio de su formación política.

Muchos que durante años hemos votado a CiU nos estamos planteando dejar su anterior centrismo. Y es que muy pocos de los verdaderos seguidores de CiU (más los de U), de entrada, no somos separatistas.

Felicidades, Rubalcaba

Por Pablo D. Escolar

Creo que es la primera vez que observo en el jefe de la oposición un gesto de cordura y sensatez. Pero la verdad es que me alegra y para él es un éxito mayor del que le puedan dar los gallineros que montan en el Congreso o sus pasillos a diario para desacreditar todo lo que hace el gobierno: lo bueno, lo malo y lo regular. Tenga usted por seguro, sr. Rubalcaba, que su decisión de estar junto al gobierno en materia de defensa de la legalidad y contra la aventura y el desatino de los políticos catalanes le dará muchos más votos que sus dislates contra los muchos aciertos de nuestro gobierno.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una reunión con el presidente catalán, Artur Mas, y el líder del PSC, Pere Navarro. (EFE / ARCHIVO)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una reunión con el presidente catalán, Artur Mas, y el líder del PSC, Pere Navarro. (EFE / ARCHIVO)

Pero la situación a la que han llegado los políticos independentistas no es algo que se les haya ocurrido ahora: lo venían gestando desde hace muchos años, desde que Tarradellas se retiró de la política, y preparando con la manipulación educativa desde entonces, y que les conducía irremediablemente a esto; el control de la información (recordemos el cierre de algunos medios), la imposición del catalán en todas las situaciones, etc. Todo esto fue consentido por los gobiernos centrales, para no complicarse la vida, sabiendo a donde les iba a llevar; desde Felipe González, José M. Aznar y luego muy acentuado su apoyo por Zapatero, todos por acción u omisión han colaborado en el desatino independentista, del que Artur Mas (Arturo Mas hasta el año 2000), el pelele de Junqueras, no sabe ni cómo salir.

Un país sin proyecto nacional

Por Moisés Gómez

137502Tras décadas de investigación, la psicología social ha llegado a la conclusión de que las personas nos convencemos mediante argumentos emocionales, y sólo después de estar ya convencidos buscamos argumentos racionales para sentirnos mejor. Pese a esto, políticos y creadores de opinión han coincidido en afirmar que el apoyo social a la separación de Cataluña respecto al resto de España disminuiría en el caso de que el Gobierno informara de los réditos económicos y sociales que Cataluña obtiene de la permanencia en España, así como de las consecuencias que tendría su salida.

Aunque podría ser interesante la puesta en práctica de esta iniciativa, hay que tener claro que el debate soberanista catalán se disolverá únicamente cuando los partidos que defienden la unidad nacional tengan un proyecto nacional que implique emocionalmente a aquellos catalanes que por razones emocionales quieren la separación de Cataluña respecto al resto de España. Mientras no lo tengan, el nacionalismo seguirá ganando la batalla de la opinión pública; pero no porque su proyecto sea interesante y adecuado para Cataluña, sino por incomparecencia del adversario.

Los catalanes del exterior queremos votar

Por Raquel Baulenas

139852Si finalmente los catalanes somos llamados a las urnas para decidir sobre el futuro de Cataluña dentro del Estado español, hay una pregunta que me ronda por la cabeza desde hace muchos días: ¿los catalanes y catalanas que vivimos en el extranjero podremos votar desde nuestros países de residencia? ¿Nos dejarían votar en los consulados y embajadas españolas?

Todos sabemos que esta opción es improbable; por lo tanto, se tiene que empezar a pensar que somos muchos los que vivimos lejos pero también queremos participar en el referéndum. Algunos pueden pensar que si cogemos un avión en esas fechas y venimos a votar ya estará, pero no, porque cuando eres residente en el extranjero te registras en las listas de residentes de los consulados y embajadas españolas, eso significa, que no salimos en las listas del censo, un requisito indispensable para poder ejercer el derecho de voto. Así pues, se tiene que pensar en una solución para nosotros, para asegurar el .

Salvajes y cobardes

Por Agustín Arroyo

Las denigrantes y vergonzosas imágenes de un grupo de ultrapatriotas o ultraderechistas, por no decir nazis, irrumpiendo violenta y vocingleramente en la sede de la delegación de Cataluña en Madrid, nos demuestra que todavía existen especímenes del Cretácico que se camuflan como ciudadanos aparentemente normales entre nosotros. Sus modales, voces y gestos nos recuerdan a las viejas partidas de la porra contratadas para ejecutar, intimidar, humillar y moler a palos con porras, barras de hierro, bates de béisbol o puños americanos a toda persona diametralmente opuesta a su pensamiento político. Agresión ultraEstos enloquecidos y fanatizados comandos de terrorismo anticívico protagonizan este modus operandi: primero intimidan con gritos e insultos, luego empujan, después agreden, finalizando con destruir o quemar locales con personas o sin ellas dentro. Claro, que no se atrevieron a manifestar pacíficamente sus discrepancias con lo que allí se decía o hacía, y después de entrar como una  salvaje estampida de búfalos, huyeron como gallinas plumicortas cacareando y esputando sus simples y vacías consignas sobre España, Cataluña y la españolidad. Estos enardecidos y furibundos patrioteros en jauría dan miedo, pero sobre todo producen pena y repulsa.

Cuestión de cadenas

Por Jordi S. Berenguer

Me pregunto si el hipotético estado catalán, tan reclamado por los encadenados abducidos por la exaltación emocional nacionalista, será tan ventajoso como nos pretenden vender los políticos que lo promocionan. A algunos catalanes nos asaltan algunas dudas sobre las inmediatas consecuencias de tener un estado propio que, de momento, Cadena humanaya no formará parte de la Unión Europea, lo que supondrá estar en inferioridad de condiciones frente a los demás estados de la comunidad, muy especialmente del español con el que hasta ahora nos unen unos vínculos de los que, por razones históricas, culturales, económicas, laborales y sentimentales, la mayoría de los ciudadanos de Cataluña no parece que esté dispuesta a renunciar. Una mayoría, silenciosa de momento, que prefiere los eslabones de la libertad al ruido de las cadenas.

De Francia a Castellón en el Paseo de Gracia

Por Moisés Gómez Díaz

Las masas manifestándose siempre han sido utilizadas por los Gobiernos a lo largo de la Historia para justificar sus decisiones. También lo hizo Artur Mas cuando justificó la convocatoria anticipada de elecciones y la prórroga de sus presupuestos con el hecho de que, según él y los convocantes de la manifestación del 11 de septiembre de 2012, se habían manifestado más de un millón y medio de personas. Artur Mas

De acuerdo con la asociación convocante de la cadena humana, para cubrir el tramo de la costa catalana es suficiente con trescientas mil personas y, según afirman, no han llegado a ese número de participantes inscritos.

Ante esta situación cabría preguntarse dónde están las personas que faltan entre los casi trescientos mil apuntados y los más de millón y medio que según decía Artur Mas habían ido a la manifestación del 11 de septiembre, y si realmente es creíble que en el Paseo de Gracia cupieran en el 11 de septiembre del año pasado cinco veces el número de personas que son necesarias para cubrir toda la costa catalana.