Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘agencia tributaria’

Kafka y la Agencia Tributaria

Por José Ramón González Escada

Declaración de la renta 2014, funcionario jubilado, impecable borrador. Hasta aquí, todo normal, rutinario. Solo hay un pequeño cambio: mi esposa murió a principios de diciembre pasado. Quedo patidifuso, he de hacer una declaración individual.

Hete aquí una norma (que el común de los mortales ignoramos, hasta que nos toca) según la cual tributas según tu estado a 31 de diciembre. Genial. La tiranía económica ha hecho desaparecer más de once meses de mi matrimonio, me han convertido en soltero durante 2014. Mi esposa no existió ese año.

Oficina de la Agencia Tributaria (ARCHIVO)

Oficina de la Agencia Tributaria (ARCHIVO)

El acta de defunción (Ministerio de Justicia) recoge la fecha de 6.12.2014, pero éstos de justicia qué sabrán de economía. No pretendo reivindicar la cantidad del mínimo vital de mi esposa (deducción de nuestro dinero, no gracioso regalo) que obviamente desaparece en mi declaración individual.

No se me escapa que nos movemos en el campo de la fiscalidad, es otra cosa. Es que esa declaración conjunta de 2014 es como si todavía no se hubiera ido del todo, es que parece que su vida (vida) durante once meses y seis días, no llegaba ni a mínima.

Ustedes no lo entienden. A ver, los nuevos políticos electos, Sres. legisladores: la norma será todo lo legal que ustedes quieran. Pero, además de mentirosa, es una injusticia como la copa de un pino. ¡Es kafkiana!

Caos en la presentación telemática de declaraciones a la AEAT

Por Manuel Ballesta

Soy empleado de una asesoría fiscal y cada día que pasa me resulta más difícil cumplir con mi trabajo. El motivo de mi queja es por la cantidad de errores que se producen en la presentación de declaraciones trimestrales de IVA, IRPF, etc.

El constante cambio en la forma de presentación de estas declaraciones hace que los programas informáticos contratados resulten obsoletos e inservibles de un trimestre a otro, por lo que resulta casi imposible que las empresas suministradoras de estos programas puedan tener el software al día.

Oficina de la Agencia Tributaria (ARCHIVO)

Oficina de la Agencia Tributaria. (ARCHIVO)

Ante esta situación, me veo obligado, cada vez más, a presentar las declaraciones una a una, con la pérdida de tiempo y la falta de fiabilidad que conlleva.

Por otro lado, la falta de unificación en la forma de presentar los distintos modelos, cambiantes cada trimestre, hace que en la práctica sea muy complicado saber dónde hay que clickar para presentar una declaración (cada modelo tiene una forma de presentación diferente).

¡Con lo fácil que sería tener un solo botón para la presentacion de todos los modelos, que leyera la cabecera del fichero a presentar, donde van todos los datos de la declaracion que deseo presentar!

Por otro lado, escribo la presente este viernes 10 de abril, a falta de 5 días para finalizar el plazo para domiciliar, y aún no se pueden presentar algunas declaraciones como el modelo 130, que tiene errores en la página y no se puede presentar ninguno (tienen nota “en informática desde ayer”, pero no veo soluciones). A pesar de que tenemos muy pocos días para cumplir con nuestras obligaciones, el retraso de la AEAT por poner los medios para cumplirlas no supone una ampliación del plazo por el tiempo perdido.

Tampoco veo razonable que adelanten el plazo de la presentación de las declaraciones de renta, cuando los equipos informáticos de la AEAT no están preparados para la carga de trabajo extra que exige, coincidiendo esta campaña con la presentación de declaraciones trimestrales y mensuales, que tienen un tiempo muy corto de elaboración y presentación.

Tampoco es admisible que, con el caos que supone presentar una sola declaración, no se pueda o no admita anular o rectificar una declaración presentada, dentro del plazo hábil para hacerlo, ya que siendo humanos cometemos errores, que después no podemos modificar.

En definitiva, cada día que pasa nos dificultan y mucho cada vez más el cumplimiento de colaborador de la AEAT.

Espero y deseo que en breve pongan todos los medios humanos y técnicos para que nuestro trabajo y el cumplimiento del contribuyente sea lo mas fácil posible.

Obligado a declarar las pensiones extranjeras no sujetas a IRPF

Por Rafael Rodríguez Rodríguez

Cuando recibí mis datos fiscales del año 2013, la Agencia Tributaria me envió una hoja adjunta en la que me comunicaba que tendría que declarar una pensión de 1.200 euros anuales que cobro de la Seguridad Social francesa. Por este motivo presenté una declaración complementaria en junio de 2014.

A día de hoy recibo una nueva comunicación (sin fecha ni certificada) de la citada agencia en la que me informa que tengo de plazo hasta el 30 de junio de 2015 para regularizar esta situación de los años anteriores.

Declaración de la Renta (JORGE PARIS)

Declaración de la Renta (JORGE PARIS)

A lo largo de los años todos los españoles que hemos trabajado en el extranjero hemos recibido informaciones de diferentes asesores de que estas pensiones públicas no estaban sujetas a IRPF en España. Ahora, y con su afán recaudatorio, el señor Montoro hace oídos sordos a todo lo anterior y nos obliga a declarar y, para más inri, con carácter retroactivo por estas pensiones.

Quiero avisar a todos los pensionistas que se encuentren en esta situación de cómo los responsables de la Agencia Tributaria, al igual que su jefe, son tan sibilinos que no aclaran en su comunicación qué años son los que se ven obligados a ser regularizados. Porque cuanto más nos quiten, mejor. Que deben tener en cuenta que la prescripción para la declaración de estas pensiones es de cuatro años, a contar desde la fecha de declaración efectuada sin incluir estas pensiones. Es decir, que en el año 2015 (declaración del 2014) ya no pueden reclamarles y, por tanto, solo deben incluirlas en la regularización las pensiones recibidas desde el año 2010 puesto que las anteriores ya han prescrito.

A mí se me caería la cara de vergüenza hacer esta reclamación a un jubilado de 73 años como yo que ha percibido una pensión pública de 1.200 euros anuales del extranjero.

¿Por qué no se dedican a perseguir a los verdaderos defraudadores de cantidades millonarias? Pues tenemos a cientos en este país. Deseo de corazón que en las próximas elecciones, tanto municipales como generales, se den el mayor batacazo de la historia, que es lo que de verdad se están ganando a pulso.

Obligados a manejar las nuevas tecnologías

Por Lázaro Martín

Un hombre sentado frente a su ordenador. (GTRES)

Un hombre sentado frente a un ordenador. (GTRES)

No pongo en duda que, incluso en los remotos tiempos en que el homo erectus caviló sobre el transcurrir del tiempo y los avances logrados, llegara a pensar lo que hoy  —espero que muchos— podemos afirmar: “esto va muy deprisa”. Deducción que te lleva a considerar dos alternativas: una, bajarse, por la que ni he apostado, ni apuesto, ni apostaré; y dos, la de reconducir y regular la marcha, asunto que merece como mínimo ser convenido por todos y para todos.

Hasta hace unos años, la gestión ante administración, instituciones u organismos estaba fundamentada en documentación, papel con registro y copia para seguridad y confianza del ciudadano. El progreso tecnológico ha llegado “desbocado” y las alternativas actuales eran inimaginables hace unos días; así pues, y en razón de ello, se han incorporado a nuestra vida diaria y a los quehaceres y obligaciones que tenemos con el mundo administrativo-burocrático, entendiendo por ello, público y privado. Pero el quid de la cuestión es: ¿ha de ser la única e imprescindible vía?

Tajantemente entiendo que no: la burocracia vía Internet y la comunicación vía online ha de ser la gran alternativa voluntaria del presente y futuro. Considero que, en defensa de mis ciudadanos coetáneos más próximos (generaciones de los cincuenta y cuarenta), hay pocas razones para que la administración pública inste, exija y sancione según el caso a aquellos que se ven obligados a realizar las gestiones vía Internet, depender de sus hijos o ponerse en manos de la gestoría correspondiente.

Así lo hemos de entender cuando, para cumplir con las obligaciones ante la Agencia Tributaria, nos encontramos con que, a la hora de realizar el denominado modelo 390 o el 347, nos vemos obligados a realizarlas vía Internet, con la certificación digital correspondiente, hecho insólito e inadmisible; o cuando se solicita una beca al Ministerio de Educación, esos padres que precisan la ayuda económica han de cumplimentarla telemáticamente.

Por tanto, todo ello implica dos premisas: una, que los gestores y responsables de la Administración Pública entienden que la tenencia de ordenador es universal; y dos, que todo ciudadano maneja el mismo. Conclusión incorrecta, salvo que la intención sea externalizar todo servicio administrativo burocrático que el ciudadano debe realizar.

Así pues, desde la perspectiva de un ciudadano con perfil profesional y personal que tiene conocimientos y manejos medios de nuevas tecnologías, pido “¡un poquito de por favor!” puesto que para caernos no precisamos que nos empujen.