BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Carta a Adolfo Suárez

Por Álvaro Céspedes Reus

Adolfo Suárez, sentado en el hemiciclo del Congreso de los Diputados (Gtres).

Adolfo Suárez, sentado en el hemiciclo del Congreso de los Diputados (Gtres).

El 30 de marzo de 1979 el pueblo español observaba delante del televisor cómo su persona, don Adolfo, se convertía en el primer presidente democrático de España.

Como usted recordará, su investidura fue relativamente fácil, pues en la primera votación obtuvo mayoría absoluta con 183 votos a favor y 149 en contra. Así nuestro país iniciaba su primera legislatura en democracia y el bipartidismo moderno se instauraba.

Pero han pasado 37 años, el panorama político dejó atrás ese concepto del bipartidismo y cuervos e inmovilistas se pugnan el poder mientras el ciudadano se pregunta: ¿dónde quedó el talante, el consenso y la agudeza mental que usted y los de su tiempo mostraron en esa España en blanco y negro?

Por último, gracias Adolfo.

2 comentarios

  1. Dice ser Ramón Espinar Merino

    ¡NECESITAMOS A UN NUEVO ADOLFO SUÁREZ!
    .
    …Don Álvaro, enhorabuena por su post. Breve, agudo, concentrado, acerbo y certero. Constituye una buena crítica hacia nuestros representantes actuales, todos ellos de bajo perfil político. Compararlos con Adolfo Suárez y su proceso de Transición española es como equiparar el programa TV Gran Hermano a las teorías de Einstein. No tiene nada que ver. Y en este caso los frikis son PSOE, PODEMOS e IU, que ya han dejado de ser los buenos, los partidos de la alternativa contra las políticas de la Derecha. Ahora son los ‘’traidores’’, los ‘’mal nacidos’’ y los ‘’patrañeros’’.
    .
    …¿Por qué? Sencillamente porque no quieren ponerse de acuerdo en un ‘’Gobierno de Cambio’’. Y si no se ponen de acuerdo significa que anteponen sus intereses de partido a los intereses de los ciudadanos. Acuérdese que cuando los votantes dividimos nuestro voto el pasado 20 de diciembre fue para que ellos formasen un Gobierno de coalición. Entendíamos que ésa era la mejor manera de acabar con el problema del paro, los desahucios, la precariedad laboral, la corrupción sistémica de las instituciones… No queríamos más Gobiernos de mayorías absolutas ni más bipartidismos.
    .
    …Sin embargo no contábamos con las ambiciones de Pedro Sánchez o las estrategias partidistas de Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. Por lo visto, el primero no quiere un Gobierno PP-PSOE. Los otros, tampoco desean un pacto PSOE-PODEMOS-IU-INDEPENDENTISTAS o PSOE-PODEMOS-C´S. Y en definitiva, todos prefieren que gobierne la Derecha con Ciudadanos (cuyos votos en las próximas elecciones les daría para formar Gobierno) a un pacto de coalición de izquierdas.
    .
    …Pues bien, que así sea. Los ciudadanos estamos dispuestos a recoger nuestro ofrecimiento del Gobierno del cambio y volver a votar en las próximas elecciones a la Derecha. ¿No es eso lo que quieren PSOE y PODEMOS? Pues eso tendrán. Un nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, una nueva gestión de centro-derecha a lo Adolfo Suárez. Políticas sobrias, de ajuste económico y escasa atención a lo social. Políticas algo deshumanizadas, pero al menos responsables, seguras y sinceras.
    .
    …Con el PP en el Gobierno, seguirá el IVA cultural, los aforamientos, la corrupción, el trabajo eventual. Pero, en cambio, continuaremos por la senda de la recuperación: las exportaciones seguirán creciendo, la balanza comercial mantendrá su superávit, se reducirá aún más el endeudamiento de las familias y las empresas, continuará creciendo el nº de emprendedores, aumentará el crédito a las PYMES en un 5%, subirá el consumo, se mantendrán las pensiones, habrá menos parados, etc.
    .
    …Sólo necesitamos a otro candidato mejor que Rajoy. ¡Ojalá viviera Adolfo Suárez y tuviera 40 años para sustituir a ese don Mariano! Ahora es cuando más falta nos haría su temple político, su austeridad económica, sus políticas reales. En definitiva, su gestión de centro-derecha bien ajustada a la realidad de nuestro país. Menos funcionarios, menos gasto institucional, menos corrupción, menos cachondeo en el Congreso y más creación de empleo para todos.

    30 marzo 2016 | 23:41

  2. Dice ser Álvaro Céspedes Reus

    ¿DONDE QUEDO EL CONSENSO?

    Señor Ramón Espinar, Bismark dijo en una ocasión: “Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí misma y todavía no lo ha conseguido”. Esta célebre frase podría parecer alejada de lo que estamos tratando, pero no es así, pues nuestros políticos prefieren continuar con el hundimiento y degradación de nuestro país por defender sus intereses personales y los de sus asociados antes que oír la palabra “pactar”.

    Pero no nos engañemos, “pactar” no es tarea fácil y menos en los tiempos que corren. La situación social de España es dramática y la situación económica no es mejor. El pueblo español ha mostrado su claro sentimiento de querer una profunda reforma del sistema, pero ojo, ¿Cómo se podría llevar a cabo esa reforma?

    La respuesta no es sencilla, incluso en mi opinión ilusoria, no porque no haya los mecanismos adecuados para llevarla a buen puerto, sino porque nuestros representantes no están dispuestos a ella.

    Si queremos soluciones basadas en el “consenso” deberíamos inspirarnos en los años de la transición, aunque pasar de un régimen autoritario a un sistema democrático no es comparable al cambio institucional y ético que demanda y necesita la sociedad española. Actualmente carecemos de políticos como Adolfo Suárez, que lograron realizar “pactos de Estado” ajenos a sus intereses personales y de partido: “La defensa y sentimiento de cambiar España venció ”

    Por desgracia, Adolfo y demás políticos de antaño nos dejaron y los líderes políticos que tienen que hacer frente a la aritmética de pactos no parecen poseedores de las capacidades necesarias para conseguirlo. Junto con usted y millones de españoles más, esperemos que surja un nuevo Adolfo Suárez y que la depuración de nuestro sistema pueda realizarse.

    31 marzo 2016 | 20:56

Los comentarios están cerrados.