BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

No se hace nada contra el acoso escolar

Por José Ramón Serrano Jiménez

Tal vez seas uno de los que jugaban al desprecio cuando eras menor, y ahora te horroriza ver algo así. Podría que fueses un jugador neutral. No importa. Porque realmente los niños no tienen la culpa. Al menos, no toda.

Ellos son la última cadena de un eslabón, la mano ejecutora. Un reflejo de lo que se les enseña en casa. El acoso escolar no es algo aislado, no es una excepción; ocurre, y más de lo que pensamos. El problema es que no se hace nada. Y amarga pensar que esto que ha sucedido no incite a actuar, que no se mueva nadie.

Pelea entre varios chicos en el colegio (GTRES).

Pelea entre varios chicos en el colegio (GTRES).

Si desde el hogar no hay una buena educación, el niño se divertirá haciendo sufrir. Muchas veces es debido a la idea de querer ser el mejor, el más fuerte, y eso es porque se populariza el quedar por encima de alguien más débil. No importa si para ello hay que marginar, pegar o insultar al blanco elegido.

No es necesario esforzarse mucho para recibir maltrato. Una discapacidad, ser diferente, o simplemente no querer entrar en el juego de la fuerza. Y ojo, no hablo de peleas esporádicas o insultos “amigables”, que son normales. Aquí hablo de arrinconar, intimidar y apalear a alguien de forma física o psicológica (que es más frecuente) día tras día. Hasta que ocurre que alguien no es lo bastante fuerte para soportarlo y se suicida.

Tampoco el sistema educativo tiene actualmente los mecanismos necesarios para paliar la situación. El profesor apenas interviene en el mundo de los muchachos, y cuando lo hace, suele ser para una regañina o un castigo al “cabecilla”, que en realidad sólo empeora la situación. Lo mismo ocurre si lo cuentas a los familiares cercanos. No hay consecuencias. No se pone freno. Y por eso la víctima elige callarse e intentar afrontar sola la situación. Porque no queda otra.

Y esto sólo se arregla con educación en casa y con mecanismos de control eficaces, mejorando el ambiente escolar. Concienciar a los niños de que hacer esas cosas no te hace ser mejor, sino todo lo contrario. Que el gordo, el sordo o el “empollón” valen tanto como él, o más. Y que son como él.

 

 

 

6 comentarios

  1. Dice ser naty

    Terrible estoy en shock. A veces son los propios profesores los que fomentan la discriminacion y con ella el acoso a los debiles a los distintos. Yo tengo una niña de 4 años y cuando tenia 3 empezo en el colegio y me llamaron porque la niña era muy inquieta y no prestaba atencion . Que en el colegio habia una profesora de apoyo y que a veces la mandaba con ella, que la debia de ver un especialista. La lleve al pediatra y aunque no veia nada raro la mando al neurologo que dictamino que era muy pequeña y que lo que el veia era normal; hablamos con el profesor para que ya la tratara igual que al resto y no la sacara de clase con el apoyo por no lo considerabamos necesario y creiamos que eso la discriminaria. Por circunstancias de la vida en febrero nos tuvimos que transladar de ciudad y la cambie de colegio y cuando llego al nuevo cole la profesora me dijo que mi hija era como si no hubiera estado escolarizada que que habia pasado le contamos la historia y al final de curso consiguieron entre la profe los compañeros y la niña acabar a la misma altura que el resto. A mi hija la sacaban de clase para que no molestara la gritaban y solo me queda un pesar de no haberlo puesto en conocimiento de las autoridades porque yo pensaba al presentar al profesor el informe del neurologo como que mi niña era normal la situacion se normalizaria por si misma pero no fue asi y menos mal que nos transladamos pero me da pena por si algun niño esta viviendo esta situacion porque como son tan pequeños no saben explicar que pasa. Ahora lo unico qu puedo hacer es compartir mi experiencia y pedir a todas las madres que esten muy pendientes de la educacion y de quien los educa.

    22 enero 2016 | 19:33

  2. Dice ser Juan Ignacio Pardo Suárez

    NECESITAMOS UNA NUEVA REFORMA EDUCATIVA
    .
    …Para acabar con el acoso escolar necesitamos una nueva reforma educativa. Bueno, para acabar con el acoso escolar y también con la mala formación del alumnado (en inglés, matemáticas, expresión escrita, comprensión lectora, valores cívicos, culturilla general…), los colegios prefabricados, el enchufismo a través del interinaje, la nula formación pedagógica de los docentes, el absentismo laboral, la ineficacia de la inspección educativa, etc.
    .
    …Por culpa de todo esto y más, se produjo en octubre de 2015 el suicidio de DIEGO, un crío de 11 años de Leganés (Madrid), que nunca supo a quién acudir cuando fue víctima de acoso escolar. En su colegio falló todo: las labores de detección del docente, las actividades tutoriales, las medidas establecidas en el Reglamento de Organización y Funcionamiento interno del centro (ROF). Es decir,
    .
    1.- No hubo supervisión por parte de los docentes durante los recreos
    2.-No existió ningún seguimiento pormenorizado del alumno
    3.-No se establecieron medidas de mejora de la convivencia en el centro
    4.-No se cumplieron con los objetivos tutoriales en la hora lectiva asignada para ello
    5.-Falló como siempre la inspección educativa
    .
    …Sin embargo, ahora no existe ningún responsable de la muerte de DIEGO. Ni profesores, ni tutores, ni centro, ni inspección. Todos se van de rositas, mientras una familia se viste de luto. Esto no se puede volver a producir. Es intolerable. Los centros públicos necesitan más recursos; los docentes, una mayor formación psicopedagógica (su trabajo no se justifica con haber aprobado unas Oposiciones); la sociedad, mayores condenas a los maestros que incumplan con el ROF y sus obligaciones tutoriales y de centro.
    .
    ……Por eso el Gobierno ha creado ahora –a toro pasao– un Plan estratégico de Convivencia Escolar, con 70 medidas, que pretende combatir la violencia en las aulas. Pero fíjense, entre las medidas se encuentra la habilitación de un teléfono gratuito para que los alumnos puedan llamar y ser asesorados por psicólogos y pedagogos. Y entonces ¿para qué estamos pagando a los tutores? ¿Qué han estudiado en esos 70 u 80 temas de las Oposiciones? No saben de psicología ni de pedagogía ni de dinámica de grupos… ¿Qué es lo que saben entonces los profesores de nuestros hijos?
    .
    …No saben nada o casi nada. De ahí que luego ocurran estas barbaridades. Acoso escolar, bandalismo en las aulas, violencia de los padres hacia los profesores, suicidios… Sin embargo, el Estado sólo se dedica a ponerle trabas a los colegios concertados y paños calientes a los públicos. Como por ejemplo, el diseño de itinerarios de formación del profesorado. Es decir, el Estado sabe que sus funcionarios no poseen las suficientes competencias para ejercer su trabajo y sólo actúan cuando ha muerto un chiquillo, cuando a muerto el niño DIEGO.
    .
    …Esto es una vergüenza. Está claro que la Educación pública no funciona, porque el proceso de selección del profesorado (la oposiciones) no es el correcto. Los padres no queremos para nuestros hijos a unos empollones, a unos rompetechos, capaces de meterse 80 temas entre pecho y espalda. Los padres queremos a buenos profesionales de la Educación. Ojo, a buenos educadores con conocimientos de psicopedagogía, acción tutorial y detección de acoso en las aulas.
    .
    …La comunidad educativa necesita una nueva Reforma de la Enseñanza que empiece por una profunda remoción del profesorado. Para que nunca más vuelva a ocurrir un suicido en el colegio. Ninguna muerte más de niños y más reciclaje del profesorado. Menos sueldo y más formación, sensibilidad, vocación y trabajo.

    22 enero 2016 | 22:59

  3. Dice ser Diana

    Juan Ignacio soy maestra y no estoy de acuerdo contigo en muchas cosas
    Para empezar no todos los profesores no estamos no formados tengo tres carreras magisterio en infantil y primaria y psicopedagogía y un montó de cursos pagados de mi bolsillo sobre atención a la diversidad y dificultades de aprendizaje para poder atender lo mejor posible a mis alumnos.
    Para mi ser interina en un colegio público no es enchufismo de ningún tipo, yo me he presentado a varias oposiciones que tengo aprobadas demostrando mi capacidad docente que mala suerte que por el número de plazas que han sacado no sea funcionaría. La mayoría de los interinos te puedo asegurar que estamos luchando todos los días para ser funcionarios y dedicarnos en cuerpo y alma a vuestro hijos pero mientras que esa estabilidad se nos niega aprendemos de cada colegio en el que estamos lo que funciona bien y damos sugerencias sobre lo que nosotros pensamos q podríamos mejorar.
    En cuanto al absentismo laboral eso no depende de si eres interino o funcionario depende de la persona en si misma, de los seis años que llevó trabajando como interina he faltado sólo cinco días xq me me quede afónica y eso que el primer día q estuve mala me fui a dar clase sin poder decir ni una sola palabra y fue la jefa de estudios la que me mando para casa…
    Que el sistema educativo necesita una reforma eso esta claro pero por la estabilidad de todo tipo de maestros he estado haciendo sustituciones de un día o una semana y como comprenderá en esos períodos de tiempo es imposible conocer a todos los alumnos o incluso a uno sólo.

    No juzgue a todos los profesores por igual y luche a nuestro lado por una educación de calidad…. Que los maestros somos los primeros que estamos luchando día a día por ella

    23 enero 2016 | 19:59

  4. Dice ser Luis

    Juan Ignacio:

    Como siempore, ya salió el típico que aprovecha la ocasión para meterse con los funcionarios. Pues aquí te has colado, porque precisamente ese colegio era concertado, y los profesores no se metieron más temas que los de la carrera, ni uno más.

    A lo mejor si hubiesen tenido más formación esto no hubiera pasado. Y sobre todo, si los profesores tuvieran la autoridad necesaria para parar los pies muy en serio a los acosadores, que el problema real es ese.

    24 enero 2016 | 18:44

  5. Dice ser Educacine

    Muy interesante todo lo que cuentas. Tal vez te interese saber que hay un festival de educación y cine en Madrid, del 1 al 4 de febrero en Caixa Forum. ¡Te esperamos! http://festivaleducacine.es/programacion/

    25 enero 2016 | 13:19

  6. Dice ser Diana

    El problema del acoso escolar puede ser más hondo de lo que parece. Acoso siempre ha habido en la escuela porque también lo hay en la vida real, los niños están aprendiendo a relacionarse con los demás y no son precisamente poco crueles, es decir, no es problema de mala educación, sino más bien de ineducación, ergo hay que educarles.
    Por supuesto, la educación se da en casa, la dan los padres. Pero existe una idea entre el profesorado que a mí me molesta especialmente y es eso de “tiene que venir educado de casa porque en el colegio vienen a aprender otras cosas”. No es verdad. La convivencia en sociedad se desarrolla sobre todo en el colegio y los profesores deben impartir educación cívica, enseñar empatía y dirimir controversias. ¿Que es difícil? Lo es. También es su obligación como educadores y no solo enseñar Lengua y mandar tonelada y media de deberes para casa.
    Una cosa políticamente incorrecta que nadie se atreve a decir: al niño se le deben enseñar recursos para defenderse de los acosadores y no es suficiente con ponerlo en conocimiento del colegio, mucho menos de enviarle al psicólogo (pordiosss qué abuso de tratamientos psicológicos hay en el primer mundo). Y otra cosa más políticamente incorrecta aún: a veces el acoso (o llámalo X) viene del profesorado. Esos profesores que hacen la vida imposible a sus alumnos de diversas maneras, discriminando o ejerciendo excesiva presión sobre los niños. El profesor malo y cruel existe, créanme, no es anatema. Y nunca se le frena porque son seres intocables en el ámbito escolar. Y no es generalizar, hay maravillosos maestros como los hay infames.

    26 enero 2016 | 12:55

Los comentarios están cerrados.