BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

¿Conciencia o prepotencia?

Por Amparo Domínguez Domínguez

Reflexionar sobre si será un problema de conciencia o un acto de prepotencia es algo que nos encontramos a menudo. Curiosamente si analizamos un poquito en el fondo, hay relación con motivos religiosos.

Un farmacéutico que se niega a vender anticonceptivos por aquello de engendrar una vida y no pone peros a vender, por ejemplo, un simple somnífero o analgésico o potingue que, bien dosificado, puede acabar con ella. ¿Dónde está esa conciencia cuando hay que decidir sobre una guerra? ¿Sobre la educación de un pueblo? ¿Sobre su sanidad? ¿Sobre el salario de un trabajador? ¿Sobre la usura? ¿Sobre el enriquecimiento obsceno? ¿Sobre la avaricia?

Hepatitis C

Integrantes de la plataforma gallega de afectados por la Hepatitis C. (EFE)

En su periódico vienen dos ejemplos: tarifas eléctricas que se imponen sin conciencia a personas que no pueden ni calentarse un plato de sopa y, hablando de medicina, enfermos de hepatitis C que no reciben tratamiento y mueren inexorablemente. Y hay más, muchísimos más ejemplos.

Yo creo, humildemente y en conciencia, que hay mucho de prepotencia. Hay ciertos sectores de nuestra sociedad que se otorgan poderes cuasi divinos en sus actuaciones. Por favor, señores con conciencias tan estrictas, piénsense sus estudios antes de dedicarse a algo.

Por cierto y lo más importante, un beso a esos maravillosos padres que durante toda su vida amaron a su hija, que la aman tanto que no quieren verla sufrir más, que la amarán hasta el último aliento de su existencia aun cuando ella ya no esté.

1 comentario

  1. Dice ser ¡Profesores, ustedes también B1 Inglés!

    PREPOTENCIA Y TENER UN GOBIERNO CONSERVADOR
    .
    …Lo cual no quiere decir que con tener un Gobierno de izquierdas ya esté todo justificado. La derecha nos está sometiendo a su gestión de recortes e ideología ultramontana. Un desastre (insolidaridad, deshumanización, precariedad laboral, corrupción, bajas pensiones, mantenimiento de los salarios de los funcionarios, obsesión por la unidad de España, egoísmo con los afectados de la hepatitis C o las víctimas de la Talidomina, penalización del aborto libre). Pero no por ello ya tenemos que votar a ciegas a la izquierda oportunista del PODEMOS, PSOE o IU. ¡Cuidadín con esto! ¡Nos jugamos mucho!
    .
    …Para el año próximo, ni queremos de nuevo a la derechona en el Gobierno (ya está bien de macroeconomía, macrocifras, reformas laborales sangrantes, mantenimiento de la ‘casta’ funcionarial, recorte de ayudas a la Dependencia o a parados de larga duración, apoyo a las políticas de Merkel, inmovilismo económico, empleo estacional, defensa provida, rechazo a la masiva externalización de los servicios públicos y a la remodelación de la Constitución, tozudez por mantener dentro de España a catalanes y vascos, etc.), ni tampoco deseamos a la izquierdona populista y mentirosa.
    .
    …Sí, amiga Amparo. PSOE, PODEMOS, IU, o lo que sea IU el 20 de diciembre, sólo buscan llegar al poder, a costa de aprovecharse de las mezquindades del PP. Nada más. Porque ni proponen ni saben ni entienden de gobernar un país decentemente. Y le pongo un ejemplo. En las pasadas elecciones municipales la izquierda ganó al PP de la forma más vil que existe: mediante un triple pacto PSOE, IU y GANEMOS. Y aun así superaron la voluntad cordobesa por un solo punto. ¿Usted cree que a ese gobierno de minorías hay derecho?
    .
    …Pues no contentos con eso, la señora socialista doña Isabel Ambrosio y su socio de cozgobierno, don Pero García, le han subido a los cordobeses el IBI. Más impuesto para el coche; más para las basuras. 50% más caro el tener una segunda vivienda, que, según ellos, es de ricos. Pero fíjese usted qué pensará quien sólo disponga de esa vivienda como herencia familiar o como única fuente de ingresos en régimen de alquiler. También han realizado una verdadera cacicada con las mediciones del catastro. Y han subido una barbaridad el transporte municipal. Todo eso, después de haber recibido un Ayuntamiento con las cuentas limpias.
    .
    …Es decir, la izquierdota tampoco nos vale, tampoco nos sirve. Queremos un Gobierno nacional constituido por plataformas ciudadanas sin ideologías venezolanas, comunistas o socialistas. Un Gobierno que acabe de verdad con el paro, el enchufismo, el Plan Bolonia, la ‘casta’, el Senado, las diputaciones, la politización del Tribunal Supremo y de RTVE. Un Gobierno que afronte la reforma constitucional para liberarnos por fin del yugo independentista, de las autonomías, de la reinserción carcelaria. Queremos más dinero para acabar con el paro juvenil, universitario y de los parados de larga duración. Deseamos externalizar los servicios públicos, entre ellos la educación; examinar anualmente a los profesores públicos para mejorar su formación en idiomas e informática; equiparar los sueldos de los trabajadores públicos con el de los privados; relegar los puestos de la Administración a minusválidos, personas mayores de 45 años y parados de larga duración (más de 15 años); acabar con la financiación pública de los sindicatos; reformar la ley electoral (gana quien más votos tenga); subvencionar más el emprendimiento; condenar penalmente a quienes prometan en las campañas y luego no cumplan, etc. Para todo esto ni derechas ni izquierdas ni Podemos, Ganemos, Potemos, sino plataformas ciudadanas constituidas por personas en paro o con problemas de Dependencia o desahucio. Gente como usted y como un servidor. Víctimas de este engaño democrático al fin y al cabo.

    05 octubre 2015 | 0:30

Los comentarios están cerrados.