BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Reflexiones sobre la pobreza en España

Por Sofia Pérez

¿Pagaremos por buscar en la basura?

Estimado Alcalde de Sevilla:

Soy una niña de 14 años que vivo en Madrid y como usted comprenderá no sé mucho de política pero lo que usted y sus consejeros han hecho de multar a las personas que hurgan en la basura me parece indignante.

¿Usted cree que a ellos les gusta hacer eso o a usted le gustaría hacerlo en su situación? La respuesta es NO. Pero lo hacen porque es lo único que les queda y además tienen una familia; era el único recurso que tenían para sobrevivir pero gracias a usted Señor Alcalde ya no tienen ni eso.

Un grupo de personas rebusca en un contenedor de basura. (GTRES)

Un grupo de personas rebusca en un contenedor de basura. (GTRES)

Son personas con riesgo de exclusión social aunque más de la mitad ya lo está.

Pero es que además de prohibírselo le hacen pagar multas que no pueden ni afrontar porque cómo van a pagarlas si casi no tienen dinero para alimentarse a ellos y a su familia, que es esa la razón por la que van desesperados a un cubo de basura a ver si encuentran algo porque ustedes no les dan soluciones.

Que son personas como usted y como yo, pero la diferencia es que usted les tacha de nómadas.

Gracias a medidas como la de usted tenemos a cada vez más personas en el umbral de la pobreza y somos el tercer país rico con más niños pobres detrás de Grecia y Letonia y el número de niños pobres ha aumentado un 800.000 durante la crisis.

Que ahora gracias a políticos como usted está el país como está y que muchos brotes verdes pero esto es un túnel sin salida y hablo por todos los excluidos socialmente cuando digo que nosotros no hemos elegido vivir esta situación.

A mí eso me parece horrible y si yo fuera usted haría una ley pero no como la suya si no una que les obligara a esos señores a ir a un comedor social todos los días hasta que encontraran recursos para seguir adelante. Además, sabiendo todas las cifras de niños pobres y los escándalos que están salpicando a su partido, se me caerían los pelos del sombrajo, pero claro usted eso no lo comprende, ya que usted y su familia no está ni de lejos a que le suceda todo eso.

————————————————————————————————————————-_
Por Manuel Giménez

La pobreza, números poco científicos y creíbles

Según Cáritas, en España hay casi 12 millones de personas excluidas y 30 millones de personas con carencias económicas. Sería deseable que nos explicaran el criterio estadístico mediante el que establecen esos datos ; que nos dijeran en euros cuando consideran que una persona está excluida o tiene carencias.

A mi me parecen números poco científicos y poco creíbles. Vivo en Villaverde, uno de los barrios más deprimidos de Madrid, y ni siquiera aquí tengo la percepción de esos exagerados porcentajes.
¿Que opinarían de ese informe los 3.000 millones de personas que en nuestro planeta viven con menos de dos dólares al día? Eso sí es pobreza, eso sí son carencias.

————————————————————————————————————————-_
Por Enya Vázquez Guirao

Desayunos solidarios

Cada domingo a las 9:00, un grupo de jóvenes se reúne en la Puerta del Sol de Madrid con termos de café, leche y bolsas con comida.

Una mujer da limosna a una persona en Madrid (GTRES)

Una mujer da limosna a una persona en Madrid (GTRES)

Se trata de voluntarios y voluntarias que dedican su mañana a pasear por el centro de la ciudad en busca de gente que vive en la calle para ofrecerles un desayuno caliente y unos minutos de compañía.

Divididos en grupos de 5 o 6 personas, caminan por los rincones de Lavapiés, Ópera o Gran Vía, donde se esconden cientos de personas que necesitan atención y miles de historias que merecen ser escuchadas.

Quisiera expresar la admiración que siento por todos aquellos que participan en iniciativas de este tipo, ya que este pequeño gesto significa mucho para aquellos que lo han perdido todo y se ven en riesgo de exclusión social.

Con estos desayunos solidarios consiguen arrancarles una sonrisa, y les animan a creer que cualquier noche puede salir el sol. Gracias por esa lección de solidaridad y humanidad.

3 comentarios

  1. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Admirada Sofía:

    A tus catorce primaveras,
    como dicen por Sevilla,
    ya se te ve preocupada
    por todos los que hambre pasan
    se ve que ya tienes un corazón
    de persona responsable y adulta
    a pesar de que a tus años
    eres aún una niña.
    Se ve que ya has madurado
    y que tienes inquietudes
    que exiges soluciones,
    sigue así, nunca abandones
    eso que ahora te preocupa
    no desfalles, sigue en la lucha,
    con un@s cuant@s como tú
    tu generación… lo consigue.
    Gracias por ser como eres
    seguro que eres así,
    porque lo has vivido en tu casa
    y lo has visto en tus padre.
    Con toda mi admiración,
    que Dios te ayude y bendiga.

    29 octubre 2014 | 19:35

  2. Dice ser LINCE 1

    Hace un par de días me he visto en el caso de deshacerme de una buena parte de utensilios, y parte ellos (lo que podía dejarse allí) los coloqué al lado de los contenedores de la basura. Eran cosas de escasísimo valor como, por ejemplo, unas guías telefónicas y unos marcos de fotografías. En 20 minutos había desaparecido todo. Hace unos meses ocurrió lo mismo con un colchón usado, y antes, con una silla de cocina. La necesidad existe. Hablar de números poco rigurosos me parece una temeridad, sobre todo, si se hace sin tener datos objetivos. Creo yo que UNICEF y CÁRITAS sabrán de que hablan.

    29 octubre 2014 | 20:29

  3. Dice ser Luisa

    Pues lo último en “necesidad” que yo he visto, ha sido en la “parroquia” que hay en frente de mi casa, en Montecarmelo, Madrid (está en el cementerio). El domingo fui con una bolsa llena de ropa a dejarla en los contenedores que disponen de ropa. Después de años donando, cual es mi sorpresa, que veo un cartel a mano, que reza así: “Por favor, no depositen ropa los domingos”. Me quedé estupefacta. La necesidad no entiende de festivos ni descansos. La finalidad de dicha medida es que los contenedores rebosan de ropa, y da mal aspecto a los feligreses que acuden el domingo. Para fliparlo. Rechazar un donativo por una cuestión de imagen. Ni que decir tiene que JAMÁS vuelvo a dejar un calcetín en esa parroquia.

    31 octubre 2014 | 11:49

Los comentarios están cerrados.