BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Adictos al móvil

Por Alexandra Martínez

77624-240-180Ayer por la tarde estaba esperando en un paso de peatones a que el semáforo se pusiera en verde. Al otro lado había una mujer esperando junto a su hijo, que tendría unos 3 años. El niño iba montado en un patinete y no paraba de corretear, mientras su madre estaba distraída chateando por el móvil. Fue tal el descuido de la señora que, de repente, la criatura empezó a cruzar la calle en rojo, mientras los coches prácticamente se abalanzaban sobre él a gran velocidad. Aunque sólo fueron unos instantes, el niño corrió un grave peligro y yo me quedé atónita al comprobar que la mujer ni siquiera se había dado cuenta de lo que estaba sucediendo. Fue una chica que pasaba por allí la que tuvo que resolver la situación, apartándolo de la calzada y alertando a la madre, que seguía hablando a través de un programa de mensajería tan tranquilamente. Desgraciadamente, este es sólo un ejemplo de los peligros que conlleva distraerse usando esta aplicación mientras se circula, ya sea como conductor o como peatón. Creo que usar el smartphone en según qué situaciones se está convirtiendo en una adicción que podría pasarnos factura y que deberíamos tomar consciencia sobre ello.

10 comentarios

  1. Dice ser INFRAPROTH

    Pues no me extraña, la gente está dormida con los moviles. No pueden vivir sin mirar la pta pantalla todo el tiempo, es amargante. No prestan atencion a nada y despues pasan las cosas y es cuando lloran.

    14 noviembre 2013 | 19:32

  2. Dice ser John

    Bueno, no hay que generalizar. Se le puede dar mucho uso al teléfono sin tener ese problema que al parecer tiene esa señora. Desde luego que es increíble que descuide a su pequeño por estar chateando, no tiene perdón ninguno.

    Vivimos cada día más enganchados a la tecnología pero como todo, hay dos caras. La tecnología es comunicación, información y crecimiento, no lo olvidemos.

    Otra cosa es mezclar la estupidez humana con la tecnología…

    14 noviembre 2013 | 19:46

  3. Dice ser Dani

    Con 28 años y sigo sin estar enganchado a esas cosas. Ue!! Ahora ya en serio, lo de mucha gente ya no es normal. No hay nada que me fastidie mas que estar hablando con alguien y se ponga a hablar por Whatsapp. Me parece que de educación andamos justitos. Que pena de humanoides.

    14 noviembre 2013 | 21:04

  4. Dice ser Yopes

    Pues para mí el problema radica en el desinterés de la mujer, no en su supuesto “enganche” al móvil. Lo demuestra el hecho de que permaneciera tan tranquila aún sabiendo que la vida de su retoño se vio en peligro.

    Si no fuera un móvil, sería el sueño. Un libro. Un anuncio que vio a lo lejos. Sus propios pensamientos… El móvil sólo es una excusa para ser mala madre. Fin.

    14 noviembre 2013 | 21:07

  5. Dice ser Dani

    Para Yopes:

    Interpreto que la mujer estaba tan metida en su bonita conversa por el movil, que ni se enteró de lo que estaba pasando.

    Y es normal, cuando la gente está adicta al movil activa su modo Standby con funciones basicas cerebrales. Respiran, mantienen el equilibrio y poco mas.

    Pobre criatura, dentro de 3 años ya estará con moviles como la madre.

    14 noviembre 2013 | 21:09

  6. Dice ser Yopes

    Para Dani:

    No; si fuera el móvil, te aseguro que la madre se habría puesto histérica al darse cuenta de su cagada. Pero no fue así, como la propia autora declara. Siguió tan tranquila, y esto, necesariamente, denota falta de interés.

    14 noviembre 2013 | 21:11

  7. Dice ser josep333

    Muy bien JOHN… “AHÍ L´HAS DAO…”.

    14 noviembre 2013 | 21:44

  8. Dice ser Mala educación y desinterés

    Pienso que el problema es la persona, no el objeto convertido en vicio. Por culpa de lo contrario, me prohíben muchas cosas y me persiguen como un delincuente por tenerlas.

    Por culpa de mucho idiota simplón y magnetofónico seguimos creyendo que el problema es de un objeto. ¿Solución? Prohibirlo, cómo no.

    Yo veo desinterés por parte de la madre, que muchos se ponen a jugar a las casitas sin tener recursos ni verdadero interés por la vida en familia.

    Mucho “penalti” y mucho “pasaporte” veo yo correteando por los parques.

    Yo utilizo el wasap con normalidad, y no me da ninguna vergüenza hacer esperar a alguien a que le conteste. Que se joda, tengo cosas a las que prestar atencion….y es por eso por lo que la gente está tan atenta al teléfono, porque por lo visto está de moda que quedes mal si no contestas inmediatamente.

    Vamos, de novios y novias pesadisimos, colegas que se aburren, que piensan que estás leyendo y pasando de contestar. Andaaaaa que no hay pesaditos de esos….

    14 noviembre 2013 | 23:02

  9. Dice ser Antognito

    Yo soy testigo a diario de las tres posibilidades:

    1.- Gente que utiliza su teléfono como herramienta de trabajo o como mecanismo de ocio, pero que saben pasar de los whatsups cuando están en una conversación.

    2.- Gente que utiliza el teléfono para hablar cuando se quieren comunicar con alguien que no está cerca en ese momento.

    3.- Gente que utiliza su teléfono como herramienta de trabajo o como mecanismo de ocio y que sufren veradaderos ataques de pánico cuando se quedan sin cobertura, sin batería o se lo olvidan en casa. Normalmente son los más tonturrios.

    14 noviembre 2013 | 23:11

  10. Dice ser Julian Martinez

    No digo mas; todo lo qu estais comentando en general es de dobles tontos y pillados, pero continuais haciendo. Asi que joderos y teneis lo que manteneis. Yo duermo en PIKOLIN, os acordais del este anuncio. Pues joderos..,,!!

    15 noviembre 2013 | 5:47

Los comentarios están cerrados.