Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

‘Entre Todos’, un programa mezquino y cruel

Por Enrique Rivas Díaz (*)

Cuando un programa de televisión se basa en ayudar a la sociedad, ya sea denunciando casos que nos afectan a todos o solicitando ayuda para personas que lo necesitan, podemos pensar que está realizando una gran labor y, por supuesto, esto es así siempre y cuando se actúe de forma íntegra y moral.

Sin embargo, cuando esta solidaridad pasa por la indignidad de pedir caridad cuando hay derechos establecidos por ley, y que están ahí para que no haga falta recurrir a la buena voluntad de las personas, esto nos refleja claramente hasta donde llega el cáncer institucional en este país.

A estas alturas todos sabemos, al menos presuntamente, que la televisión pública, aunque no debería ser así, es un instrumento propagandista y del gobierno de turno. Donde suelen utilizarse más cortinas de humo e ideológicas que cámaras de televisión. Y, curiosamente, un instrumento que pagamos entre todos y que se usa en interés de unos pocos.entre todos

El nuevo programa de RTVE “Entre todos”, un espacio cuyo formato está basado en solicitar caridad, nos ha hecho retroceder, al menos en algunos casos, a épocas donde solo les ha faltado poner antes de la emisión del programa….”el nodo”.

Es reprochable, más bien indigno e inmoral, que nuestro dinero se dedique a programas como este donde, por ejemplo, se pide caridad para personas que deberían estar protegidas por ley, como son niños con enfermedades degenerativas, es decir, personas en situación de dependencia, y cuyos derechos pagamos entre todos a través de la Ley de Dependencia. Dinero, por cierto, muy bien invertido, porque no podemos ni debemos olvidar que cualquiera, incluyendo nuestros propios hijos, pueden pasar a una situación de dependencia de la noche a la mañana.

No sé si los responsables de este programa, incluyendo a su presentadora y profesionales de distintos sectores que en él colaboran, saben que vivimos en un país llamado España donde existen derechos protegidos por ley y que pagamos gustosamente entre todos. No sé si sabrán el significado de la expresión “dignidad de las personas”.  No sé si se habrán planteado que, al menos en algunos casos en los que piden caridad, habría que exigir que se cumpla la ley. No sé si es que son nostálgicos de personajes como el ya fallecido fundador de AP y presidente honorífico del PP, Manuel Fraga, y donde su caridad era el decir que los españoles deberían ir en alpargatas. Cuestión que el actual gobierno, en memoria del ya fallecido Fraga, quizás consiga. Desde luego empeño no les falta.

Lo que si sé es que en un país los derechos fundamentales de las personas -como la sanidad, educación, Ley de Dependencia y servicios sociales, entre otros, y que pagamos entre todos y no para que se lo lleven en sobres, ERES, Palaus, etc.-, están siendo aniquilados. Y es una lastima que hayamos invertido en educación para que algunos profesionales en lugar de exigir derechos y que se cumpla la ley se dediquen a transportarnos a épocas franquistas donde el único derecho era la caridad.

La única duda que me queda es si el dinero recaudado se recoge en cuentas bancarias españolas o suizas, o, como marca la moda, en sobres.

(*) Portavoz de la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla la Mancha.

511 comentarios

  1. Dice ser Antonio

    Sin duda has descubierto este programa ahora que lo emite tve pues te indico que el psoe lo ha utilizado en igual formato (incluida presentadora) en canal sur y no he leido nunca un comentario tuyo por aqui ni en otro medio se te ve el plumero ahora si lo comentas por que tve es del gobierno del pp?

    29 agosto 2013 | 13:59

  2. Dice ser Javier

    Ractifico lo que dice Antonio. Bravo!

    29 agosto 2013 | 14:14

  3. Dice ser gandarias

    Llevas razón, es el mismo programa de Canal Sur, pero tampoco podemos culpar al autor el artículo, dado que hasta la fecha no se emitía en el ámbito nacional… Si que resulta sospechoso el argumento del primer comentarista que enseguida saca que si es del pp que si del psoe… Es nauseabundo.

    Coincido con el autor del artículo… Los poderes públicos están usurpados por grupos, por mafias de poder que son los partidos políticos… o incluso habría que decir que los partidos políticos estan usurpados a su vez por grupos de poder que nos roban la dignidad y nos la devuelven en forma de limosna y condescendencia… Los programas así nos hacen reconfortarnos en nuestra propia miseria, la misma a la que nos avoca un sistema injusto, en lugar de clamar por la defensa de nuestros derechos y cultivar el pensamiento crítico… La televisión si que es el opio del pueblo…

    29 agosto 2013 | 14:16

  4. Dice ser JUAN MANUEL

    Coincido totalmente con Antonio, quizás deberías centrarte más en si el programa aporta más beneficios que actos delictivos. No me gustan este tipo de programas porque para penas la crisis y la falta de trabajo, pero realizar un programa donde se fomenta la ayuda al prójimo no es tan criticable como tus comentarios hacia la política.

    29 agosto 2013 | 14:20

  5. Dice ser Marta

    Me parece genial lo de los derechos y todo lo que cuentas pero siento decirte que la ley de dependencia lleva parada AÑOS, hay miles de retrasos en los pagos y ayudas que NUNCA llegan…parece mentira que cómo está el país alegues que el programa es indigno porque ya con nuestros impuestos se llevan a cabo ayudas a los necesitados.

    Si esas ayudas llegaran a todos…¿cómo es que existen comedores sociales de voluntarios sin dinero público?, ¿por qué hay deshaucios?, ¿por qué hay casos de niños pasando HAMBRE Y DESMAYANDOSE en colegios?…me parece de chiste tu argumento.

    Para un programa bueno y de ayuda social que hay en la tele y vas y lo críticas. Y si, este programa se llamaba Tiene Arreglo y era de Canal Sur y no sabes a la cantidad de gente que ha ayudado y QUE LES HAN CAMBIADO LA VIDA. Mientras los políticos se quedan con NUESTRO DINERO PÚBLICO (dinero que según tú se reparte en ayudas) nosotros, los ciudadanos, nos ayudamos unos a otros para salir adelante.

    Deja de criticar a TVE porque “es del PP” y sé más objetivo con el contenido.

    PD: se me olvidaba…los casos que han pasado por Tiene Arreglo y que empezarán a pasar por Entre Todos de niños que necesitan terapias para avanzar, en esos casos las terapias son PRIVADAS, el gobierno no da NADA y cada sesión cuesta como mínimo 20€ teniendo que ir varios días a la semana. Informaté un poquito mejor por favor!!.

    29 agosto 2013 | 14:21

  6. Dice ser Maria Antonia

    Enrique Ribas, tienes falta de caridad.

    29 agosto 2013 | 14:24

  7. Dice ser SiQ

    No entiendo las críticas a este programa. Sí hay unas leyes y no se aplican y habría que denunciarlo hasta ahí de acuerdo. Se puede hacer un programa que lo denuncie y mientras el gobierno se pasa la denuncia por el forro hay familias pasando apuros y que este programa les soluciona el problema al menos en parte o temporalmente. ¿Qué de malo tiene? ¿Qué te gustaría un programa de denuncia en vez de este? Pues puede que no estaría mal, está claro que no lo va ha hacer una TV pública controlada por el gobierno, pero hay bastantes privadas que podían hacerlo y tampoco lo hacen.

    Este programa ha estado en Canal Sur los últimos años con el mismo formato, misma presentadora y bastante éxito, no entiendo que ahora sea fruto de las críticas.

    29 agosto 2013 | 14:25

  8. Dice ser julio

    si, exponerte, contar tus miserias, abrir tus entrañas, dar la carnaza que las televisiones necesitan a cambio de que los morbosos pajeros que ven el programa te den una limosnita, no gracias,….

    29 agosto 2013 | 14:27

  9. Dice ser Nesh

    Me parece muy desafortunado que critiques el programa por problemas que vienen del gobierno actual. Precisamente este programa surgió ya hace mucho en Andalucía, y siempre me ha parecido un ejemplo para el resto de programas de TV, donde interesa más Belén Esteban que cualquier otra cosa.

    No creo que el problema de que cada vez estemos más retrasados en las ayudas sociales, sea culpa del programa de televisión, es culpa del propio gobierno. Y no creo que este programa perjudique a nadie, más bien al revés.

    La verdad es que me ha parecido que no estabas para nada informado del programa, de su historia, ni de nada, no sé, los demás artículos suelen gustarme, éste, para mí, ha sido una gran decepción.

    De todas formas, si prefieres programación de la España de pandereta, perfecto. A ver los toros, el fútbol y a la Belén, que seguro que es mejor que este tipo de “televisión solidaria”.

    29 agosto 2013 | 14:30

  10. Dice ser danli

    Antonio, hijo…

    El que escribe el artículo es Portavoz de una organización de CASTILLA-LA MANCHA.

    Canal Sur sólo se puede ver en ANDALUCÍA…¿eso no te hace pensar que acabas de decir una…no sé cómo decirlo…¿memez?

    Supongo que estarás tan habituado a actuar del modo que pretendías achacar al autor del artículo, que no te has parado a pensar que otras personas actuemos por otros motivos, no todos sentimos ciega devoción por un grupo de ladrones amparados por unas siglas, sean las que sean.

    29 agosto 2013 | 14:30

  11. Dice ser Nesh

    Y por cierto, no sé si sabes que las ayudas a la dependencia están todas ya cortadas. No sé si tu tienes gente en situación de dependencia, pero yo sí, y no vemos nada de ayuda.

    29 agosto 2013 | 14:31

  12. Dice ser Marcos

    Sólo vi un trozo ayer el programa. La solidaridad entre los españoles es manifiesta. Cuando la ley no llega a cubrir esos derechos siempre está la solidaridad entre los pueblos. Como decía uno de los donantes de dinero, el programa está consiguiendo unirnos frente a la desunión que provocan los políticos, siempre discutiendo y sin resolver nada.

    29 agosto 2013 | 14:32

  13. Dice ser Peter

    Vaya comentario sectario amigo, tiene toda la razón Antonio, este espacio ha estado mucho tiempo en Canal Sur, dominada por Psoe e IU, podriamos aplicarle lo mismo que dices. ¿No crees?

    29 agosto 2013 | 14:34

  14. Dice ser Nueva panfletada

    Esto lleva años emitiéndolo el PSOE en Andalucía con la misma presentadora y por entonces no deciais ni mu. Como se nota quien os da de comer.
    Ahora borrarlo por decir la verdad.

    29 agosto 2013 | 14:34

  15. Dice ser Antonia

    “se pide caridad para personas que deberían estar protegidas por ley, como son niños con enfermedades degenerativas, es decir, personas en situación de dependencia, y cuyos derechos pagamos entre todos a través de la Ley de Dependencia. ”

    Con esto se demuestra que no tienes ni idea. Con 2 niñas enfermas te tiro abajo solo este parrafo: Elena y Emma Navas. 2 niñas enfermas que la seguridad social no cubre su enfermedad y que la ley de dependencia es preacticamente nula, porque les da el 30% de lo que les corresponde por ley, por lo que a la madre no le queda otra que pedir ayuda para poder pagar los tratamientos de sus hijas.
    Luego estan los conocidos casos de Nadia Nerea o Aitana, que se tienen que realizar los tratamientos en EEUU porque aqui la seguridad social no los cubre.
    Yo no veo mal pedir caridad por cosas que “supuestamente” cubre la ley, porque esta no lo hace. Si hay que cambiar leyes, pero no se va a hacer, porque estas niñas estan enfermas antes de que gobernara el PP e igualmente se tienen que ir a tratar fuera.

    Si lo que pretendes es hacer una queja al gobierno, esta muy mal planteado, ya que das la impresion de que el culpable es el programa o la gente.

    A mi no me parece mal que haya un programa que intente ayudar a la gente que a la que el gobierno no ayuda. Peor es nada.

    29 agosto 2013 | 14:35

  16. Dice ser Aurora

    Este artículo se centra en que este programa está intentando cubrir necesidades que el Gobierno debería cubrir por Ley.

    29 agosto 2013 | 14:36

  17. PRIMER ACTO: MOSCA DE BAR.

    El bar de mi barrio es un escenario donde se representan a diario algunas escenas de la cotidianidad, donde parados y alcohólicos comparten chupitos de orujo y carencias personales, donde se habla de futbol y de putas, donde se juega a las cartas en partidas encendidas que estallan en acusaciones de trampa, donde se reúnen los cazadores de perdiz, los albañiles fornicadores, los jubilados que se arrastran hasta allí por la adicción a la cafeína y el barullo, la gente de paso que nunca termina de pasar y no llega a ninguna parte. Y también es mi bar, donde comparto, converso, comprendo, aprendo, no disiento.

    Ayer estaba en “Las cañas”, cuando empezó el programa “entre Todos”. Tuve que imponerme para que no cambiaran de cadena; la televisión apenas se oye con el jaleo, así que allí, cuando no hay futbol, sólo se ponen programas visuales, de los que puedas entender lo que está sucediendo sin necesidad de escuchar. Triunfan los de videocámaras caseras que muestran a una novia que tropieza en el altar, un niño que se cae de su columpio o un ciclista que acaba en el agua de un lago. Y mis paisanos se ríen, sin que se les caiga el palillo de la boca.

    Para los parroquianos, la presentadora, Toñi Moreno, estaba buena. Tenía un buen polvo. Apariencia y utilidad. En un bar “de hombres”, es lo primero y único que se juzga de una mujer. Vocablos como “machismo” y “discriminación” no se encuentran en el diccionario de la barra de zinc, así que si mencionas la palabra “sexista” estás muerto. Conseguí entender la dinámica de lo que estaba viendo y como soy del barrio y bebo ron, que deja más que el café de los jubilados, tengo un veto especial, como el de las potencias mundiales, para pedir de vez en cuando un aumento del volumen de voz de la televisión. Escuché que alguien llamaba para ofrecer quinientos euros a una persona que tenía problemas económicos y vi que un público de señoras de mediana edad, que podían pertenecer al club de punto de cruz de Villaricos, rugía y aplaudía. Después, ya en casa, de vuelta a la civilización, pude terminar de ver esta representación televisiva, comprobando que toda la dinámica es esa. Presentan a una persona o unidad familiar con una problemática que cuentan y hay espectadores que, seducidos por sus fantasías sexuales con la presentadora o impulsados por la narración de la desgracia, lo mismo da, llaman y ofrecen dinero o recursos para aliviar el sufrimiento que el usuario debe exhibir convenientemente para atraer a sus benefactores y mantener a la audiencia enganchada al desenlace de su tragedia.

    SEGUNDO ACTO: TRABAJADOR SOCIAL.

    Yo soy muy poco en la vida y casi todas las cosas que hago son económicamente improductivas; escribo poesía y relatos, leo a los intelectuales franceses de izquierdas, pesco en kayak y soy trabajador social. De todas, esta última me aporta al menos el sueldo necesario para costear una adicción capitalista (hipoteca) y otra vital (pensión alimenticia de mi hija, María, que es un ángel). Como trabajador social tengo una opinión para lo que vi ayer y como no voy a ganar dinero expresándola, puedo permitirme plantearla con cierta libertad, en las formas y en el contenido. Después, otros compañeros la enriquecerán, estoy seguro.

    No es suficiente decir que lo que ayer se vio en televisión es Beneficencia, que no lo es o Caridad, que tampoco, aunque se acerca mucho. Al carecer el trabajo social de un corpus teórico propio sólido, creo que tuvimos malos profesores en las asignaturas específicas de la carrera, en aquellas que no eran transversales (sociología, antropología, psicología). Creo que es así porque, simplificando, nos enseñaron de memoria el discurso de que la caridad y la beneficencia estaban mal y que el trabajo social ligado al moderno Estado de Bienestar estaba bien. Desde esta perspectiva, casi moral, no se desmenuzaban de forma suficiente las consecuencias sociales y políticas de cada una de estas instituciones de ayuda y aún hoy, siento decirlo, creo que muchos chicos y chicas recién salidos de las escuelas y facultades de trabajo social, siguen repitiendo lo mismo, sin entender realmente cómo afectan las diferentes formas de ayuda a los derechos individuales y sociales (de la organización de unos y otros, se derivan las distintas concepciones de modelo de estado).

    Pero como hay algo de teoría al respecto y precisamente lo que todos nos sabemos es ese catecismo del trabajo social que nos servía para recitar de memoria las diferentes formas de ayuda que se han sucedido a lo largo de la historia, con las características y peculiaridades de cada una de ellas, voy a centrarme en describir algunos de los perjuicios que se derivan de la emisión de un programa como el de ayer, sin preocuparme tanto por etiquetar el tipo de relación de ayuda dentro de tal o cual institución. Y lo voy a hacer, enumerándolos, para facilitar la comprensión y la concreción de las razones.

    El programa, “Entre todos”, que emite televisión española en la 1, presenta los siguientes déficits éticos, plantea los discursos distorsionados de la realidad social y política que expongo y causa estos perjuicios:

    1.-Vulneración del principio de “Universalidad” en la atención de necesidades sociales.

    Una ayuda es universal cuando todos los ciudadanos o los usuarios potenciales pueden acceder a ella en condiciones de igualdad, aunque sea guardando un turno a través de una lista de espera, como ocurre en la sanidad pública. El programa anula esta condición, ya que establece filtros propios para tratar determinadas problemáticas y no va a atender, por razones obvias, a todas las personas que muestren interés en ese recurso, sino sólo a una muestra muy pequeña de población, aquella que se adapte al formato de la emisión.

    Con respecto al código deontológico de los trabajadores sociales (ver código), vulnera el principio básico de igualdad en el acceso a los recursos.

    2.-La relación de ayuda carece de metodología, es improvisada con la urgencia del directo.

    Como consecuencia del formato televisivo, el usuario debe simplificar al máximo la exposición de su problemática, reduciéndola a estereotipos y, a su vez, el benefactor que llama reduce igualmente su propuesta a la entrega de una determinada cantidad de dinero o un recurso puntual que debe improvisar en pocos segundos o minutos.

    Con respecto al código deontológico de los trabajadores sociales, esta improvisación vulnera las funciones y el uso de la utilización de instrumentos adecuados en la intervención social, que se recogen en el preámbulo del mismo.

    3.-La ayuda ofrecida no es el recurso adecuado, sino una contribución determinada.

    El recurso que ofrece el programa a los usuarios no se centra en la ayuda profesional que pudiera prestar el equipo de profesionales del programa, sino en lo que una persona anónima que llama por teléfono, desconocida para el usuario, ofrece de inmediato en el transcurso de los pocos segundos o minutos que dura la comunicación, tras recabar escasa información del problema sobre el que desea intervenir. La consecuencia es que el benefactor sólo puede ofrecer algo visible y cuantificable rápidamente por los micrófonos y las cámaras; generalmente es dinero.

    Esta clase de intervención vulnera el principio general de individualización del código deontológico de los trabajadores sociales, expresada en la necesidad de adecuar la intervención profesional a las particularidades específicas de cada persona, grupo o comunidad. No puede existir adecuación, en tanto que el recurso ofrecido depende de la discrecionalidad y la voluntad del benefactor que llama, que no ofrece el mejor recurso, sino aquel que a él le parece y/o que puede ofrecer. Como salvedad, se puede aducir que no se trata de una intervención estrictamente profesional, aunque haya un equipo técnico supervisando el trabajo que se realiza, tanto dentro como fuera de plató. Ahora bien, esta circunstancia deberá entonces explicitarse por el programa y advertir que no se trata de intervenciones sociales profesionales.

    4.-El usuario se compromete obligatoriamente a hacer pública su situación-problema si desea recibir ayuda.

    Para que el usuario pueda ser ayudado es preciso que cuente su problema ante una cámara, frente a una audiencia televisiva de cientos de miles de personas (ayer, 858.000 personas vieron el programa, un 7,7% de la audiencia). En muchas ocasiones, el usuario no se encuentra en situación de elegir, ante una necesidad o un problema grave, por lo que esta exposición pública es un imperativo que debe aceptar con resignación. Una consecuencia directa es la estigmatización social del usuario o de la unidad familiar que acepta las condiciones del programa a cambio de la ayuda que necesita.

    Esta circunstancia vulnera los principios básicos de dignidad y libertad recogidos por el código deontológico del trabajo social, ya que existe una relación de coacción encubierta, fundamentada en la necesidad por parte del usuario de una consecución en la resolución de su situación-problema e igualmente vulnera los principios generales de Respeto activo a la persona, de Personalización, de Autonomía, de Autodeterminación, de Integridad del profesional en el respeto a la persona usuaria, así como los deberes del profesional recogidos en el artículo 11, que hacen referencia al derecho a la intimidad, a la confidencialidad y al uso responsable de la información obtenida en su trabajo.

    5.-Falta de implicación del usuario en la resolución de su problemática.

    El usuario expone su problema o necesidad y el benefactor que llama charla directamente con la presentadora, pasando a desvelar al momento la solución que ofrece al problema planteado. El usuario acepta irremediablemente ese recurso sin que haya tenido opción a matizar o reorientar la ayuda.

    Esta conducta vulnera los principios generales de Personalización, Promoción integral de la persona y Autodeterminación, además de los deberes que tienen los trabajadores sociales recogidos en los artículos 14 y 15, que hacen referencia a la motivación de la participación de los usuarios y a la promoción del compromiso y la implicación de los mismos en la toma de decisiones y acciones.

    6.-Elusión (acción y efecto de eludir) de la responsabilidad del gobierno y de las administraciones competentes en materia de acción social.

    Al crear el efecto ilusorio de que los problemas se resuelven al instante si la población se implica, se traslada el mensaje a los oyentes de que los responsables de la solución a los problemas sociales son directamente los ciudadanos, no los organismos oficiales. El usuario, en la explicación de su problema o necesidad, no argumenta la falta de respuesta de la administración o la indefensión frente a ella, por lo que no queda reflejado que, en la mayoría de casos, el problema es sencillamente la falta de recursos que ésta pone a disposición de los usuarios.

    Pensemos en los problemas que sufren miles de dependientes tras los recortes llevados a cabo por este gobierno. No haría falta que estos dependientes se expusieran frente a decenas de miles de personas, a la caridad de unos benefactores y a los aplausos tras una llamada de alguien que ofrece quinientos euros si los excesos del boom urbanístico no los hubieran repercutido en los más débiles y desprotegidos. No haría falta que volvieran a sus barrios siendo famosos por deber seis letras de la hipoteca y no poder dar de comer a sus hijos. Esa no es la idea de la fama que la gente desea. El colmo del cinismo y la expresión del panorama televisivo actual sería que eligieran a “un pobre” del programa para la próxima edición de un reality show en la selva, junto a un torero venido a menos y tres tías con tetas postizas.

    En este caso, se vulnera el principio general de la Corresponsabilidad con la intervención que debe llevar a cabo la administración y otras instituciones, ya que, en la solución inmediata a su problema, no es posible utilizar mecanismos como la derivación o el trabajo interdisciplinar del caso con profesionales de otras entidades.

    7.-Alteración de la percepción real de la dimensión de los problemas sociales y de las dificultades para resolver éstos en la vida real.

    El programa ofrece una visión de efecto túnel, proyectando los focos y cámaras sólo sobre los problemas que aparecen en el transcurso del programa; problemas que además encuentran una exitosa solución al instante, que es aplaudida por el público, reforzando la idea en el espectador de resolución favorable de la problemática planteada. Esta realidad desenfocada no coincide con la labor social de miles de profesionales y voluntarios en la calle, que saben que el trabajo con sus usuarios es lento y que la consecución de resultados es compleja, dependiendo muchas veces de recursos que las administraciones limitan al máximo por la vía del recorte en los presupuestos destinados al gasto social.

    Para explicarlo de una forma gráfica, quiero que imaginéis que un barco como el Titanic se hunde y que 2500 personas flotan en el agua pidiendo auxilio. Este programa lo que hace es arrojar una lancha neumática en la que caben tres personas. Mientras esas tres personas, subidas al bote salvavidas, son iluminadas con un helicóptero y todos se felicitan por el rescate, el espectador olvida que 2497 siguen en el agua pidiendo auxilio, condenadas a la oscuridad que proporciona no aparecer en el primer plano de “Entre todos” y a una muerte segura si van a depender de la ayuda social que les corresponde de la administración.

    TECER ACTO: EL HOMBRE RESIGNADO.

    Además de estos siete perjuicios enumerados, existen otros muchos pero no voy a extenderme más, ya que estoy seguro de que es suficiente con que tengamos presente que esta forma de acción social desde el medio televisivo, en el formato que nos presenta el programa “Entre todos” de Televisión Española, no se ajusta a los principios básicos que deben orientar cualquier acción encaminada a la relación de ayuda con personas, al margen de que esté protagonizada o no por trabajadores sociales. Este programa confunde la empatía con la gracia andaluza y el estímulo con el aplauso.

    Cabe preguntarse, ¿Qué clase de Estado social tenemos, que permite que haya miles de personas y familias al borde de la desesperación, absolutamente desprotegidas, que ya han debido acudir a los cauces normales de ayuda sin encontrar solución a su problema y que cuya única esperanza parece ser que sean escogidas por un programa de televisión, esperando que un benefactor anónimo se decida a llamar para aliviar un problema que ellos manifiestan no poder resolver?, ¿Qué clase de gobernantes tenemos, que no han dispuesto los recursos necesarios para que el sistema de protección social, en vez de la televisión, de respuesta a los derechos individuales y sociales que vienen recogidos en la Constitución Española de 1978?

    Aunque sabemos que los distintos sistemas de ayuda (caridad, beneficencia, seguros sociales, asistencia social y Estado de Bienestar) coexisten en el tiempo en algún sentido de expresión y no suponen etapas cerradas, sí podemos decir en cierta manera que este programa y esta práctica de ayuda nos devuelve a la España de “Marcelino, pan y vino”, a la del “hambre y cebolla” de las Nanas de Hernández, a la del olor a sopa y a caldo sin tropezones, a la de mi pobre abuelo, por el que aún lloro en silencio, a la de las ilusiones frente a derechos sociales de una prosperidad que vuelve a viajar en trenes hacia Suiza, a la de tiempos pasados en mi querido país, al que reclamo y quiero, a pesar de todo, a pesar del despojo general y el paisaje que nos están dejando, esquilmado de bienes y de cualquier atisbo de esperanza (yo maldigo a estos gobernantes).

    Carlos Javier Fernández. Trabajador Social. cjfg68@hotmail.com

    29 agosto 2013 | 14:37

  18. Dice ser antoska

    La injusticia es el mejor abono para la caridad….

    29 agosto 2013 | 14:38

  19. Dice ser Adams

    Para nada de acuerdo en lo que dices. Deberías informarte un poco sobre el programa (tanto este como el que se hacía en canal sur con la misma presentadora). El dinero que la gente dá para ayudar a las demás personas el programa no lo toca para nada. Se ponen de acuerdo entre el afectado y el que llama para acordar si lo hacen por transferencia, ingreso directamente al afectado o se lo llevan en mano…

    Una pena que para un programa en condiciones que ponen en TV para que la gente se ayude en todo lo que necesiten, venga algunos como tú a desprestigiar la labor que hacen.

    29 agosto 2013 | 14:39

  20. Dice ser Para Antonio

    Antonio, a lo mejor es tan simple como que no se puede ver Canal Sur en su comunidad.

    29 agosto 2013 | 14:41

  21. Dice ser juanux

    Antonio, al único que se le ve que protesta en función del partido político que sea es a tí, pues en el artículo se habla de que la televisión pública es utilizada por el “gobierno de turno” (lo que incluye a todos) como instrumento propagandístico. Más sentido social crítico y menos defender a los partidos políticos que ya hemos visto que se saben defender muy bien ellos mismos y sus intereses no siempre lícitos. PP-PSOE no es un Real Madrid-Barcelona ni nosotros sus fanáticos hinchas. Somos ciudadanos y estamos siendo seriamente perjudicados por ellos. Piensa en ello.

    29 agosto 2013 | 14:41

  22. Dice ser tonifgm

    es triste lo que dices puesto que este programa lo unico que hace es ayudar a la gente que lo necesita de verdad ya que nadie lo hace ,,i la verdad menos salvame i mas programas en los que todos nos hechemos una mano un 10 para este programa lo haga quien lo haga tu comentario no me gusta nada,,,,

    29 agosto 2013 | 14:42

  23. Dice ser harto de politicos sinverguenzas

    Este programa es una copia del que hacia esta socialista en Canal Sur, ha sido demandada RTVE por copiarlo, pero en nadie dijo ni mú.

    29 agosto 2013 | 14:46

  24. Dice ser SPICTURES31

    ¡Bravo por este artículo de denuncia! No podría llevar más razón. TVE se ha degenerado a una velocidad que supera a la luz. Luchemos por el cambio.

    29 agosto 2013 | 14:48

  25. Dice ser A

    Tambien pued ser que no supiese que existia en canal sur…
    “Piensa mal, y acertaras” , no siempre es valido.

    29 agosto 2013 | 14:52

  26. Dice ser Pedro

    Mientras se emitió en Canal Sur (PSOE) con el mismo formato y presentadora era un programa que realizaba una gran labor social y que en época de crisis hacía que la solidaridad entre todos solucionara problemas donde las instituciones no han sabido o no han querido llegar. Ahora que lo emite TVE (PP) es mezquino y cruel…. Ya se ve de que pie cojeamos.

    29 agosto 2013 | 14:53

  27. Dice ser Espabilaburros

    Ya os iréis dando cuenta que vivimos en un país y en una época en donde hay que luchar por lo que es evidente. Por lo que no es evidente ya ni te cuento.

    29 agosto 2013 | 14:54

  28. Dice ser rosa lopez

    Es una triste pena que no seamos capaces de UNIRNOS y defenestrar a estos
    politicos de m …………….que solo hacen que recortar…………………………………..
    sin darse cuenta que el problema más grave que tiene España son ELLOS, con
    sus prebendas extras, móviles, ordenadores………., y jubilaciones por el hecho de
    haber sido una mierda de político.

    29 agosto 2013 | 14:55

  29. Dice ser josefa

    es verdad lo que dice antonio yo lo veia en canal sur,ademas ahora en septiembre vuelven a emitirlo y es bueno que lo pongan en la tve ya que asin podremos ser ma gente en ayudar

    29 agosto 2013 | 14:59

  30. Dice ser braulio

    ja , me ganó Antonio. Era para decir exactamente eso ; a que nadie te responde , Antonio …

    29 agosto 2013 | 15:00

  31. Dice ser Susana

    Para nada conforme con el autor del artículo, que creo que no vive en la realidad en la que nos topamos al parecer el resto de los españoles. Me gusta ver como mi país es solidario, y por favor se pueden escribir artículos sin faltar el respeto a las personas que como última opción se ven obligadas o se les da la oportunidad, de pedir ayuda porqur la ley está ahí pero no ampara a todos por desgracia, es una realidad. Más programas de ayudar a los demás hacían falta!.

    29 agosto 2013 | 15:01

  32. Dice ser Santiago

    Estoy en total acuerdo con Antonio, este mismo formato, ha sido traspasado de Canal Sur a Tve, con lo cual está de nuevo más que demostrado que todos los políticos son igual de mafiosos.

    29 agosto 2013 | 15:01

  33. Dice ser Elena

    Bravo. Y a esto súmale todos los “españoles/andaluces/castellanoleoneses/… por el mundo” que llevan tiempo convenciéndonos de lo maravilloso que es emigrar.
    Así nos convencen de que, lo que hacemos porque no tenemos más remedio (emigrar o dar limosna a nuestro vecino), es algo que hacemos por placer, o porque somos tan solidarios los españoles…

    Sí, sabemos sobreponernos a las situaciones. Pero el gobierno está para proteger y servir a la sociedad.

    29 agosto 2013 | 15:01

  34. Dice ser Arturo

    PPSOE misma caca pintada de color distinto

    29 agosto 2013 | 15:05

  35. Dice ser María

    Lo “indigno e inmoral” es que parece que se esté dejando morir a muchisima gente en sus casas por no concederles o darles esas ayudas económicas que realmente necesitan. Que parece que solo se están poniendo trabas a propósito.

    La ley debería cumplirse, por supuesto, pero mientras tanto creo que es genial que faciliten a la gente el ayudar por personas a las que no conocen de nada! Este tipo de programas que fomentan la solidaridad son los que deberían valorarse y abundar.

    29 agosto 2013 | 15:07

  36. Dice ser Fran

    Antonio, ¿no se te ha ocurrido pensar que Canal Sur es un canal autonómico y no se ve en toda España? Aunque pensar puede que sea muy duro para alguien que para no debatir acusa a la persona de ser de “los otros” (aunque en la carta sí dedica palabras a los EREs, que son un escándalo del PSOE).

    Así que ni plumeros ni tonterías. ¿Tienes algo que decir de la carta aparte de eso? ¿Te parece bien ese tipo de programas o te gustan porque son “de los tuyos”?

    En fin, qué país…

    29 agosto 2013 | 15:08

  37. Dice ser Invitado

    Efectivamente, el formato de este programa está basado en uno que se emite en Canal Sur en Andalucía desde hace mucho tiempo… y allí gobierna el PSOE desde hace más de 30 años y con mayorías absolutas… además seguro que ayuda a más gente necesitada, de lo que lo harían muchas plataformas, ongs y demás asociaciones “subvencionadas” con mis impuestos… que quizás si se quitasen esas “subvenciones y ayudas” a esas organizaciones, habría el suficiente dinero para ayudar a esa gente sin utilizar programas de tv de este tipo…

    29 agosto 2013 | 15:08

  38. Dice ser Rafa

    Indigno e inmoral…porque esas personas que piden caridad tienen que estar protegidas por la Ley. Bien ¿y si no lo están?…No veo mal este programa, además se demuestra la solidaridad de las personas. Deseo que nun ca te veasen esa situación.

    29 agosto 2013 | 15:09

  39. Dice ser María

    Lo “indigno e inmoral” es que parece que se esté dejando morir a muchisima gente en sus casas por no concederles o darles esas ayudas económicas que realmente necesitan. Que parece que solo se están poniendo trabas a propósito.

    La ley debería cumplirse, por supuesto, pero mientras tanto creo que es genial que faciliten a la gente el ayudar a personas a las que no conocen de nada! Este tipo de programas que fomentan la solidaridad son los que deberían abundar y felicitarse.

    29 agosto 2013 | 15:11

  40. Dice ser el payo juan manuel

    No nos pasemos de listos

    Dejemos de ser esclavos borregos de los partidos politicos y aprendamos a tener nuestras propias ideas y criterios de lo que esta bien y de lo que esta mal

    29 agosto 2013 | 15:14

  41. Dice ser IRIS

    Que este programa encienda la rabia de más de uno lo entiendo, pues como bien dices, vivimos en un país donde las leyes defienden nuestros derechos, nuestro derecho a educación, a sanidad, a una vivienda, etc… derechos básicos, sí. Pero como vemos hoy en día, la teoría es una cosa y la práctica es otra, y mientras las cosas no vuelven a su cauce, hay gente que pasa necesidades, gente que necesita ayuda, ahora, ya, y este programa, nos guste más, nos guste menos, sea propagandístico o no lo sea, abre una ventana a aquellos que lo necesitan.
    Que da rabia tener que recurrir a ello en un país como el nuestro con las leyes que tenemos, si la da. Pero ¿qué hacemos? ¿abandonamos a quién lo necesita hasta que quien deba tomar las decisiones correctas reaccione?

    29 agosto 2013 | 15:15

  42. Dice ser bruno

    este programa ya se hacia en canal sur (psoe)

    29 agosto 2013 | 15:16

  43. Dice ser matius

    Dejemonos de ideologias y demagogias baratas
    Es un programa que ayuda a la gente que lo necesita, que en muchos de los casos llevan muchos años luchando por facilitarle la vida a estas personas enfermas que no se pueden valer por si mismas y hasta ahora no pudieron conseguir esa ayuda gracias a este programa unos ya lo han conseguido y otros están mas cerca de conseguirlo, necesitamos programas así como también necesitamos a la gente que con su generosidad ayuda a conseguirlo
    Muy bien por el programa y la generosidad del pueblo

    29 agosto 2013 | 15:16

  44. Dice ser juan

    No nos pasemos de listos

    Dejemos de ser esclavos y borregos de los partidos políticos y aprendamos a tener nuestras propias ideas y criterios de lo que esta bien y lo que esta mal

    29 agosto 2013 | 15:18

  45. Dice ser daniel

    q conste q soy de izquierda unida, pero el argumento q esgrimes me parece ridiculo cuando este mismo programa se ha emitido en canal sur

    29 agosto 2013 | 15:20

  46. Dice ser juan

    No nos pasemos de listos

    Dejemos de ser esclavos y borregos de los partidos políticos y aprendamos a tener nuestras propias ideas y criterios de lo que esta bien y lo que esta mal.

    29 agosto 2013 | 15:22

  47. Dice ser María

    A mí me parece peor que tengan que existir este tipo de programas porque los recortes les están quitando hasta lo mínimo.
    Eso sí que es mezquino y cruel.

    29 agosto 2013 | 15:23

  48. Dice ser huhuu

    bueno, señor periodista, ¿entonces que propone usted?, es un programa que ayuda a otra gente, es humillante, algo si que lo es, pero sinceramente yo si estuviera con el agua al cuello y no me quedara otra preferiría llamar a tener que pedir por las calles o a robar

    haces demagogia muy barata chico

    29 agosto 2013 | 15:23

  49. Dice ser Fausto

    Bueno… como periodista creo q deberías de echarle un vistacito a las partidas de los mierda-presupuestos del estado dedicadas a soportar la Ley de Dependencia y verás como se han ido reduciendo todos los años desde que entramos en crisis. Que parte del coste de esa ley se la “enganchan” tb a los presupuestos de unas comunidades autónomas expoliadas por el PP-PSOE-IU. De esto se deriva que, cada día esa ley de dependencia que tanto defiendes se la pasan por el forro y a duras penas se consigue sacar adelante el cumplimiento de esa ley… no defiendo este tipo de programas, pero se de gente q si no fuese así se moría en una cuneta.

    29 agosto 2013 | 15:26

Los comentarios están cerrados.