BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Sobre la emancipación de la mujer

Por Ana V.

¡Somos europeos! Es el runrún constante que se le oye al gobierno decir cada vez que quiere justificar sus europeos recortes. Pero luego nos encontramos con el precioso estudio realizado por la FAES que nos viene a decir que la emancipación de la mujer (entre otras) es una de las causas de la pérdida del estado de bienestar. Sinceramente no me imagino a ningún país europeo haciendo tales afirmaciones, y ni siquiera creo que se fueran a plantear nunca un estudio que trabajara con este tipo de ideas desfasadas, más propias de otros países que todavía no han superado el discurso de la igualdad.

129651Y que conste que esta declaración es tan ofensiva para la mujer como para el hombre, por lo menos para todos aquellos que ya hace mucho que asumieron la igualdad y que entendieron el error en el que vivíamos cuando se pensaba que la casa era cosa de mujeres. Así como seguro que hay muchos amos de casa que se estarán preguntando si a ellos se les habrá contabilizado en ese estudio, o si la intención era tan solo disparar el dardo conservador de que “la mujer en casa”.

Cuando escuché semejante disparate, enseguida me vino a la cabeza el desafortunado discurso retransmitido por la televisión ceutí, en el que un chaij afirmaba que la mujer que se perfumaba era una fornicadora. Yo enseguida me pregunté que por qué no incluía también en ese calificativo al hombre que se perfumaba. Ambas son declaraciones que parten del mismo precepto, la desigualdad.

La emancipación de la mujer, señores de la FAES, ya no debería ser tema de estudio en nuestro “europeo” país. ¿Con qué nos vais a sorprender, si no, en vuestra próxima investigación? ¿Con el impacto del derecho de voto de la mujer en la sociedad?

20 comentarios

  1. Dice ser yo discrepo

    Ana. No conocía el estudio de FAES y te agradezco la información, porque ahora ya me explico muchas cosas. Por ejemplo el empeño de Gallardón por cambiar la ley del aborto, que no es más que la antesala de lo que vendrá despues; “la mujer en casa y con la pata quebrada”
    Bueno Ana, que tenemos lo que nos merecemos, al fin y al cabo tienen mayoría absoluta y por el bien de los ciudadanos, espero que en los próximos comicios la gente reflexione antes de meter la papeleta en la urna.

    08 agosto 2013 | 12:59

  2. Dice ser Daniel L.

    la emancipación de la mujer no es causa de la pérdida de bienestar, pero la obligación de trabajar para la mujer sí es una prueba de esa pérdida.
    estoy convenido de que la mayoría de las mujeres y de los hombres preferirían hacer las labores del hogar a este engaño. antes valía con que trabajase uno de cada pareja y ahora muchas veces ni con los dos es suficiente.
    por otra parte, qué se puede esperar de la FAES o de sus primos de la Fundación Ideas, son chanchullos de los partidos políticos para llevarse aun más subvenciones.
    yo tb. espero que en las próximas elecciones la gente reflexione y se queden las urnas lo más vacías posibles, señal de que la gente no participa en comicios amañados y tramposos.

    08 agosto 2013 | 13:22

  3. Dice ser Sierra_1

    FAES es lo mas contrario a mi que existe.

    Pero lo que si es cierto es que el estado de bienestar ha caído con la entrada de la mujer en el mercado laboral.

    Y diréis machista… machista… no sencillamente como entro mucha gente a trabajar calleron los sueldos y además que ahora se considera normal que trabajen dos personas en la casa para llegar a fin de mes, cuando antes un sueldo daba de sobra.

    Es culpa de la mujer, obviamente no, pero se debería haber controlado a los empresaurios en aquella época.

    Pd. La mujer ha trabajado en toda la historia… el mito de la mujer trabajadora es una pamplina, creada artifialmente puesto que hasta hace un par de siglos la mujer siempre ha trabajado fuera, pero la mejora de las condiciones de vida creo la mujer en casa.

    08 agosto 2013 | 13:25

  4. Dice ser Maria

    ¿Y por que no quemamos a la mujer junto al marido cuando se quede viuda? seguro que asi nos ahorramos un monton en pensiones

    08 agosto 2013 | 13:31

  5. Dice ser Dani

    Mi visión del asunto, es que, tal y como va el mundo, las conquistas de las mujeres van a retroceder. Como las mujeres no se pongan las pilas, van listas. Creo que es hora de resucitar el movimiento feminista, y darle un fuerte empujón.

    08 agosto 2013 | 13:38

  6. Elisa Chulià, profesora de Ciencias políticas en la UNED sostiene en su último artículo en Cuadernos de Pensamiento Político, la revista de FAES, el think tank del PP, que el Estado del Bienestar está en peligro por el altísimo coste de unos servicios sociales que ya no es capaz de sostener. En el diagnóstico de esta situación, entre otros factores, se señala que si bien el acceso de la mujer al mercado laboral ha aumentado los ingresos fiscales del estado, por contra ha retrasado la nupcialidad y provocado un descenso de la natalidad que explicaría el deterioro del sistema contributivo de pensiones. Añade que por sus responsabilidades laborales las mujeres han dejado de ocuparse de los ancianos, aumentando así el coste público de la atención a unos mayores cada vez más longevos.

    En el artículo de Chulià se aprecia un giro discursivo hacia posiciones de extrema derecha populista. El PP lanza así un nuevo globo sonda a través de la revista de FAES, probablemente con la intención de evaluar la repercusión social de este discurso para diseñar su próxima estrategia electoral. La visión tradicional y orgánica de la familia como célula de la sociedad y la división sexual de los roles en su interior, se reactiva ahora en el internamente heterogéneo Partido Popular para captar votos entre aquellos ciudadanos que puedan simpatizar con este modelo social. El cálculo de la pérdida de votos entre sus simpatizantes más moderados, aconsejaría este viraje.

    Que el PP está en crisis es tan evidente como que el PSOE lo está; es una consecuencia lógica de los servicios prestados a prestamistas externos y a la UE, que han pasado factura a los partidos mayoritarios de los PIGS. Su equilibrio de fuerzas parlamentarias se desestabiliza por la impopularidad de las medidas neoliberales implementadas para asegurar la devolución de la deuda externa pública y privada. Esto es de sobra conocido por los casos manifiestos de Grecia e Italia, así como por el descalabro electoral del PSOE en las últimas elecciones. Pero el PP acusa un desgaste añadido por los supuestos escándalos de corrupción, que han dañado seriamente su imagen pública incluso entre sus afines (1), presentándolo como un partido que presuntamente gobierna en connivencia con los grandes grupos empresariales españoles, ignorando un principio de legitimidad de todo poder democrático: la representación del interés general por encima del privado.

    ¿Hacia dónde apunta FAES con este discurso? Los problemas de violencia machista en España, las diferencias salariales entre hombres y mujeres, las dificultades de éstas para promocionar laboralmente o la mera cultura del macho ibérico todavía existente manifiestan que en nuestro país el valor de la igualdad de género dista mucho de estar socialmente consolidado. La radicalización del discurso del Think Tank del Partido Popular tendría como objetivo electoral captar votantes entre los desempleados masculinos susceptibles de conectar con una retórica que promete resolver las desorbitadas cifras de desempleo devolviendo a las mujeres al hogar. Es decir, un reparto del trabajo involucionista basado en criterios tradicionales de género, cuando desde mucho antes de los años 30 del pasado siglo existen propuestas más que sugerentes y equitativas. ( ¿Por qué no repartir el trabajo? )

    Esta estrategia electoral se ha visto antes en Europa y es la responsable del éxito de los partidos de ultradrecha en algunos comicios: en 1990 el 61 % de los votantes del Partido Liberal de Austria eran hombres, el mismo porcentaje para el Frente Nacional francés en 1988 y el 64 % de los Republicanos alemanes en 1989. Las líneas maestras del discurso y sus fines son los mismos: captar el voto de los parados masculinos con crisis de identidad debido a la traumática pérdida de su función de mantenedor de la familia. En 1984, Le Pen opinaba sobre la liberación de la mujer:“¿Hay necesidad para la mujer de aprender un trabajo? ¿Es responsable alejarla del hogar? ¡Liberar a la mujer! Cuando se ha liberado a la abeja se obtiene el bordón (2). Del mismo modo se ha pronunciado Haider sobre el papel social de la mujer: “las mujeres no deben inmiscuirse en las profesiones de sus maridos”, las mujeres están mejor en casa porque “la familia y los niños tienen prioridad” (3).

    La presencia de las mujeres en el mercado laboral parece ser la caja de pandora. Sin embargo, el descenso de la natalidad no es atribuible al acceso de las mujeres al mercado laboral. Por el contrario la degradación de las condiciones laborales y salariales en los últimos treinta años sobresale como factor económico de relevancia. Si el logro de un puesto de trabajo fuera un proceso fluido y que mayoritariamente concluyera en empleos estables, con jornadas que permitiesen la conciliación de vida familiar y laboral, y con un poder adquisitivo real que facilitase la formación y el mantenimiento económico de una familia, las variaciones en el índice de natalidad quizá experimentarían una repercusión positiva. Conviene subrayar que algunos de los problemas educativos presentados por ciertos alumnos españoles derivan del poco tiempo que sus padres y madres han podido dedicarles como consecuencia de sus antinaturales jornadas laborales. Por otro lado, los factores laborales o económicos no son los únicos a tener en cuenta en la explicación del comportamiento reproductivo de los seres humanos. En las sociedades modernas postindustriales, las mejoras en las condiciones materiales de vida han conducido a un cambio de valores en los planteamientos vitales de los individuos. La experiencia de la maternidad o paternidad no es valorada en los mismos términos ahora que hace cuarenta años y hay personas que optan por retrasarla al máximo o incluso por no experimentarla jamás porque priorizan otra forma de vivir.

    Pero semejante presentación simplista de la problemática socio-económica española no es accidental. Responde también al marqueting electoral y va dirigida a un público de votantes potenciales acostumbrados a entender la realidad en términos maniqueistas, buenos y malos, blanco o negro, sin matices o explicaciones sofisticadamente enrevesadas. No es casual que los éxitos electorales de la extrema derecha en Francia, Alemania, Dinamarca o Austria se deban en parte a un electorado con un nivel de estudios bajo (4) y no olvidemos que en España arrastramos más de una década con tasas de fracaso escolar en torno al 25 %.

    Resumiendo, el perfil de cierto votante potencial del PP podría ser el siguiente: en principio hombre, (ojo, porque algunas mujeres podrían morder este anzuelo), dentro de un tramo de edad amplio (desde los 18 años) y en paro; poco, algo o nada educado en los valores de la igualdad de género y la tolerancia entre sexos, capaz de creer que el problema del desempleo en España, y en el contexto de una economía globalizada, se resolverá mandando de nuevo a las mujeres a casa, y con un nivel educativo bajo. Si usted se siente identificado con esta descripción, sea prudente, incluso drástico. Apague la tele, no escuche la radio, evite conversar sobre política y observar vallas publicitarias, no lea ciertos periódicos. Si estos cambios le producen ansiedad consulte a su médico y farmacéutico, pero ante todo recuerde que las promesas electorales raramente se cumplen en este país.

    Ramón F.

    Notas

    (1) El PP expulsa a afiliados alicantinos que piden honradez…El Mundo (Alicante). Sábado 27 de Julio 2013.

    (2) Warin, Oliver. Le Pen de A à Z. Albin Michel. Paris. 1995.

    (3) Luverà, Bruno. Il Dottor H. Haider e la nuova dresta europea. Einaudi. Turín. 2000.

    (4) Mayer, Nonna. Ces français qui votent FN. Flammarion. Saint-Amand-Montrond. 1999.
    Share on facebook

    08 agosto 2013 | 13:39

  7. Dice ser carlos

    Como economista solo puedo decir que toda acción conlleva una reacción. La entrada masiva de la mujer en mercado laboral trajo consigo las siguientes consecuencias:
    Más paro, al haber más demanda que oferta de empleo, sencillamente no ha habido un aumento de la oferta, incluso ahora hay menos empresas (comercio detallista, por ejemplo) que antes, por lo que hay menos puestos trabajos, pero con más candidatos (no sólo las mujeres, también emigrantes).
    Menor salario, al existir mayor competencia, los salarios han bajado en proporción, sobre todo porque puedo elegir entre muchos más candidatos, cada vez mejor preparados.
    Más problemas en la educación de los hijos (hoy son mucho más malcriados que antes) al tener que trabajar los dos, nadie puede ocuparse de ellos, sino los abuelos.
    Aumento de la vivienda, al existir dos sueldos, puedo endeudarme más, sobre todo al exisitir la costumbre de que todo el mundo quiere tener un piso al casarse.
    Bajada de la natalidad, al trabajar, las mujeres han de decidir entre una cosa u otra, ya que la empresa pierde productividad (baja por maternidad).
    Y muchas más consecuencias.
    Resumiendo, la sociedad ha cambiado ante estos cambios, y muchos han sido a peor, pero cuando se intenta analizar estos cambios surgen las voces feministas negando la mayor, sencillamente es algo obvio estos cambios. Supongo que se necesitará una reflexión para mejorar aquello que no este funcionando, pero estamos dando pasos atrás en los derechos civiles y sociales. Menos enfrentamiento sexual y más lucha para que entre hombres y mujeres hagamos un mundo mejor para vivir, pero los dos, y menos vicitimismo para tener rentabilidad politica (para mi el feminismo es un lobby politico que solo busca poder, culpando al hombre de lo divino y de lo humano).
    Pensemos que estos cambios han sido bruscos y rápidos, llevamos con unos modelos de sociedad que llevaba siglos, dónde la mujer ordenaba y organizada dentro de las 4 paredes del hogar (matriarcado), y es en todas las civilizaciones, ya que sino la humanidad no hubiera sobrevivido.
    Lo único que veo yo con tanto feminismo es que los hombres veamos que estamos siendo perseguidos, incluso ya somos descriminados desde el punto de vista legal (malos tratos, divorcios, custodias, etc) sobre todo por el término descriminación positiva.
    Al final, las dos partes hemos de convivir juntas, como lo hagamos es una tarea de todos, pero creo que la mujer ha de liberarse a si mismo y no culpar al hombre de todo…

    08 agosto 2013 | 14:14

  8. Dice ser Antonio

    Coincido con Carlos,

    No es algo machista decirlo.En resumen.

    Mayor numero de mano de obra conlleva mayor competitividad, bajada de salarios, mayor capacidad económica que acaba nivelándose con el nivel de vida.

    Es decir como ahora lo normal son que trabajen los dos, el nivel de vida ha subido hasta esa cota, permitiendo actualmente lo que antes se permitía con un solo sueldo.

    Matemáticas y economía básica, ¿el resto? Manipulaciones y opiniones interesadas de uno y otro bando.

    Un saludo.

    08 agosto 2013 | 14:26

  9. Dice ser juan

    la emancipacion de la mujer es cosa de derechas, las niñas pijas tienen curros supercomodos y muy bien pagados, las currantes montones de horas de trabajo alienante por una miseria, y si están buenas se las tira el jefe.
    Aprovecharon, ya que entraban dos sueldos en casa, para reducri los salarios a la mitad, pero las izquierdas en vez de denunciar esto sólo dicen la gilipollez de que a las mujeres les pagan menos.
    Desde el año 80 el poder adquisitivo se ha quedado en 1/3 no en la mitad

    08 agosto 2013 | 14:38

  10. Dice ser yo discrepo

    Pues hablando de matemáticas y economía básica, vamos a hacer un ejercicio práctico.
    Sueldo medio bruto mensual español: 1639 €/mes todo prorrateado (pagas extras,vacaciones)
    O sea, que lo normal es llevarse más o menos 1000 € por 14 pagas.
    Sumamos gastos. Hipoteca media 850€ + gastos comunes de una casa, luz, agua, calefacción, teléfono (internet y demás) y ya no digo nada si tenemos hijos, colegio, libros, ropa, etc.

    ¿Es manipular decir que no solo puede, si no que debe trabajar la mujer fuera de casa (además), porque si no, no se llega a fin de mes?

    Creo que además del discurso sobre economía, hay que hacer números y os aseguro que para eso la mujer tiene un “don” especial

    08 agosto 2013 | 14:47

  11. Dice ser Joder, basta ya de estupideces

    “Cuando escuché semejante disparate, enseguida me vino a la cabeza el desafortunado discurso retransmitido por la televisión ceutí, en el que un chaij afirmaba que la mujer que se perfumaba era una fornicadora.”

    ¿Pero es que no hay una persona normal en este panfleto? ¿Siempre tenéis que publicar gilipolleces metiendo la puntilla?

    08 agosto 2013 | 16:41

  12. Dice ser Joder, basta ya de estupideces

    #Ana V.

    Te ciega tu fanatismo. Se nota que no has dedicado un segundo a reflexionar sobre lo que se dice en el estudio.

    Se puede estar de acuerdo o no, pero cuando saltáis como un resorte con las líneas típicas, que si “el siglo XXI”, la demagogia de lo que dijo el chaij (como si hubiese la más mínima relación ideológica), etc., etc…

    Piensa y lee algún libro sobre el tema. Te saldrá una carta bien distinta, sea cual sea tu opinión.

    08 agosto 2013 | 16:44

  13. Dice ser carlos

    Tambien discrepo. Las cuotas de hipotecas, tu dices que 800 €, perfecto, pero fijate que hablamos de que la cuota depende de la cantidad que pidas y de los tipos de interes del prestamo. Cuanto ha subido la vivienda desde que las mujeres empezarón a trabajar, haciendo números, lo que valía 10 millones de pesetas, paso en una década a pedirse 40. Efectivamente con un sueldo no pagas los 800, porque si solo trabajará uno, los precios serían muchisimos más bajos porque nadie podría comprarlo. Los precios han subido porque se ha aumentado la capacidad de endeudamiento. Por eso, en cuanto echan a uno de los dos, zas!, llega el drama o más bien la tragedia.
    Si hay un piso de 300.000 €, y yo gano 3.000, si no quiero pagarlo a 100 años, pues tendré que aceptar una cuota de superé con mucho los 2000, y como vivimos, con el sueldo de ella. Como haya despidos, o un divorcio, ya tenemos el lio montado, eso si no dejamos la hipoteca como herencia, que con lo que esta cayendo a más de uno le va a tocar…..

    08 agosto 2013 | 17:58

  14. Dice ser LINCE

    Antes que nada, felicitar a la autora del escrito. Después, lamentar las opiniones que dicen que la entrada de la mujer en el mercado laboral ha sido perjudicial y que la mujer está muy bien en casa, cuidando de los ancianos y los niños. Decir que al aumentar la mano de obra se abaratan los salarios, no justifica nada. Y si es así, ¿por qué no se quedan los hombres en casa?¿Para qué estudia una mujer? Porque las “obreras” han currado toda la vida más que un tonto y con salarios más bajos, en las fábricas, en el campo, en el servicio doméstico…..Podíamos excluir, por ejemplo, a los rubios, o los morenos, o los bajos, o los altos. O, si pensamos un poco, no alargar la edad de jubilación como se ha hecho y que se dedique este pueblo a algo productivo, y no solo a la hostelería y al ladrillo.
    En cuanto a la FAES no me extraña nada. Su creador y presidente es lo más arcaico y retrógado que ha parido España en muchos años. Y la Iglesia, ayuda a jod.. la marrana.

    08 agosto 2013 | 20:14

  15. Dice ser yo discrepo

    Carlos, para no discutir, te cambio la hipoteca de 800 euros por un alquiler de 600, y seguimos igual, no llegamos a fin de mes y si tenemos familia debe trabajar la mujer.

    08 agosto 2013 | 20:31

  16. Dice ser joseluis505050

    decirle a la de la carta que no se atreve a poner su nombre completo porque logicamente esta calumniando al pp ya que nunca jamas nadie del pp ni de la faes ha dicho que la economia del bienestar esta mal o en peligro por culpa de la emancipacion de la mujer.

    lo del iman si es cierto y habria que buscar responsabilidades en el juez que ha preferido prevaricar antes que condenar presumiblemente por miedo a este iman, porque si cambiamos lo de mujeres que se perfuman por mujeres que van con el velo seguramente estaria ahora el señor esteban ibarra protestando por la intolerancia.

    08 agosto 2013 | 20:53

  17. Dice ser LINCE 1

    ¿Que querría decir Aznar cuando manifestó que a él le gustaba la “mujer mujer” ?. No sé si alguien se atreverá a decirme que calumnio al PP ( y más aún a Aznar) por decir que son conservadores hasta la médula. Cuando les interesa se ponen la peineta y la mantilla, aunque antes hayan hecho cosas que la Iglesia reprueba.

    08 agosto 2013 | 21:25

  18. Dice ser pi

    Lo que ocurre es que cuanta mas gente trabajando, menos horas hay que trabajar y las que se trabajen hay que cobrarlas mejor. Ademas de que la gente trabaje o no, deberia ganar adicionalmente como minimo el salario minimo como renta basica (ademas de que por mera humanidad, no se puede dejar a nadie sin ingresos y tampoco tiene sentido con el mal reparto de trabajo que hay, las malas condiciones laborales, las circunsancias personales que le ocurren a uno a lo largo de su vida o que las maquinas cada vez hacen mas innecesario el trabajo humano).

    Ademas en el tema de igualdad, los hombres tendrian que tener las mismas vacaciones que se le den a una mujer (por ejemplo las de maternidad) y viceversa si es que se diera el caso. De paso se deberian ampliar los dias libres, por ejemplo dejando unos cuantos de estos dias extra a tu eleccion dentro de cada mes que no te puedan quitar. Asi se minimizan las diferencias y las excusas entre contratar a unos por la parte que mejor conviene a ambos.

    08 agosto 2013 | 21:44

  19. Dice ser Uno raro

    joder cuantas ideas desFAESadas, pero que mania con trabajar, a ver si creamos la renta básica universal y nos dejamos de gilipolleces, mientras tanto más de lo mismo, guerra de sexos y solidaridad entre clases(en plan ascendente, porque descendente solo cae mierda).

    08 agosto 2013 | 22:54

  20. Dice ser AGA

    A ver, no nos rasgue,os las vestiduras con lo del machismo cada vez que alguien dice lo evidente: antes se vivia con un salario y ahora hacen falta dos.
    La emancipacion de la mujer fue un timo que nos vendieron vistiendolo de feminismo. No se trata de que la mujer tenga (tengamos) que quedarse en casa, sino de que pudiera elegir quedarse en casa. O el hombre, si asi lo decidieran en la pareja.

    09 agosto 2013 | 9:40

Los comentarios están cerrados.