BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

El hombre es un lobo para el hombre

Por Agustín Arroyo Carro

Tota flebitis vita est. Traduzco lo que decía el clásico: “La vida entera es digna de llanto”. La prolija y extensa casuística, tanto en España como en el resto del mundo, de hechos luctuosos, crueles, de flagrantes injusticias, de sufrimiento y muerte o innumerables padecimientos de inocentes, nos hace pensar que, en  un porcentaje muy alto, la evolutiva inteligencia humana se inclina o escora hacia el mal, con breves relámpagos de bondad y generoso altruismo. Se utiliza la violencia como un demoníaco instrumento de acción y dominación opresiva. violencia

El viejo aforismo  hobessiano: “homo homini lupus”, es decir, el hombre es un lobo para el hombre, cada vez cobra más carta de naturaleza en nuestra historia como especie. Las matanzas represivas y cainitas en Egipto, los permanentes atentados terroristas en Irak, Afganistán y Pakistán, los numerosos asesinatos de mujeres sin resolver en México, las interminables guerras tribales en el corazón de África, las matanzas selectivas de las mafias colombianas, las violaciones y ataques con ácido a mujeres en la India, los asesinatos de mujeres en España, la explotación de niños/as menores en varios países de Latinoamérica y Asia, la violencia sistemática al arrojar al paro y a la miseria a millones de trabajadores, la explotación sexual y la trata de blancas en varios puntos del planeta, nos confirman la triste y llorosa condición humana. Hay en el mundo, sin embargo, recursos, riqueza e inteligencia suficiente para acabar con este sombrío y penoso estado de cosas. ¿A qué esperamos para ponerlos en marcha?

 

5 comentarios

  1. Dice ser Lico

    Pues esperamos que lo arregle la clase dirigente la cual no tiene ningún interés en arreglarlo. Y así estamos.

    30 julio 2013 | 13:29

  2. Dice ser Dem

    Esta sociedad no está preparada para la superpoblación actual. Es cierto que el ser humano es lo más despreciable que hay, pero sobramos gente por todos lados. Si en España en vez de 47 millones de personas fueramos 30 todo iría de maravilla http://xurl.es/3wemr

    30 julio 2013 | 15:51

  3. Dice ser Un ciudadano más

    Dem: ¿Sobran personas o falta racionalidad? Cuando en este país había 30 millones de habitantes, las cosas no eran color de rosa.

    30 julio 2013 | 16:03

  4. Dice ser LuZz

    El otro día escuché no sé en cuál emisora (estaba conduciendo, y pillé cualquiera que sonase medio bien), que estaban contando un chiste, que no lo recuerdo exactamente, ni tengo ninguna gracia en contarlos, pero que decía algo así: en una clase de derecho, una profesora daba clases y estaba haciendo preguntas a sus alumnos, en una de estas preguntas, le tocó a una chica que dió una respuesta que no le gustó a la profesora y la echó de la clase. Bueno, pues seguía preguntando y le preguntó a otro qué era lo más importante para un abogado y el alumno respondió que hacer valer la justicia. Entonces la profesora se dirigió a toda la clase: Esto es cierto, hay que luchar contra las injusticias aunque … ¿porqué nadie protestó cuando expulsé de la clase injustamente a un alumno, en este caso una chica?

    El chiste creo que lo explica bien : lo que hace falta es tener los “cox*jones” de aplicar la teoría sobre la justicia en la práctica, y aprender y practicar el comportamiento y la actitud solidaria para que la justicia se aplique. Dan igual lo que digan o hagan los gobernantes, si se quiere, la ciudadanía los puede poner o quitar de su puesto. Pero todavía la ciudadanía en españa tiene la mentalidad franquista de ovejas del rebaño, pero sin la cabeza de mando del pastor, y éste es el problema: no dejaremos de ser ovejas hasta que no nos demos cuenta de nuestro poder para cambiar las cosas de forma solidaria ayudando a gente que tiene que soportar injusticias sin haber hecho nada malo.

    Es como un alumno, que puede decidir no aprender nada de un determinado profesor que le discrimina o comete injusticias: se va, y ya no le considera su maestro. O sea que el maestro o profesor no tiene el derecho a perseguir a un alumno que no quiere aprender nada de él.

    También hay casos de gente que ha experimentado con otros, perjudicándoles muchísimo, y en pleno occidente e incluso en españa, y claro, las víctimas no saben nada, pero si no hay solidaridad de alguien que sea capaz de denunciar estos casos, aportando nombres y detalles a la policía, entonces no van a parar. O sea que la solidaridad, de la que tanto se habla y pocas veces se ejerce, lo que hace falta es practicarla y dar la cara. Sin valentía y sin solidaridad no habrá nunca una justicia real.

    Lo importante aquí es ver modelos a quienes seguir: por ejemplo Ghandi era un pacifista, que quería justicia y quería recuperar a su país y que dejase éste de pertenecer al imperio británico. Y lo consiguió. Era un pacifista, pero con corazón de guerrero, capaz de dejarse morir y suicidarse, antes de seguir llevando una vida indigna en un país de gran poderío ancestral como la India, en manos de un imperio occidental cruel y extranjero; porque es mejor morir luchando y resistiendo como un guerrero sin armas, que vivir esclavo de ingleses ni de nadie.

    Claro que en la historia de Ghandi, la India del hinduismo y la injusticia hacia las mujeres, las múltiples violaciones a sus jóvenes y niñas, y las clases sociales que crean pobreza, violencia y exclusión, ya es otro tema, que da para muy largo tiempo…

    30 julio 2013 | 16:31

  5. Dice ser japoas

    Lo que describe el autor de la carta, mal que nos pese, no es nuevo y así viene sucediendo desde que pueda haber historia de la humanidad.

    La Naturaleza es violenta “per se” y el ser humano es un animal evolucionado, unos mas que otros, pero responde al dictado natural de la situación y nada ni nadie podrá cambiarlo, entre otras cosas porque esto se agrava y no nos corregimos.

    31 julio 2013 | 12:03

Los comentarios están cerrados.