BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Unas navidades tristes

Por Francisco Pineda Zamorano (Asesor en Relaciones Internacionales y Cooperación)

Se acerca inexorable la navidad y en muchas empresas se aprestan a celebrar la típica comida de empresa. Lejos del disfrute de años anteriores, estas comidas se han vuelto bastante trágicas debido, fundamentalmente, a las personas que ya no forman parte de la empresa por haber sido despedidos y porque los que aún trabajan penden del hilo de estar en la calle el año próximo.

Con la paga extra de navidad anulada, muchísimas familias verán recortadas sus opciones de consumo, regalos y fiestas, pesando como una losa la necesidad de ahorrar, o dejar de gastar, en previsión de peores tiempos.

Varios millones de personas están en una situación bien distinta a las anteriores. Su situación económica ya es gravísima y es bastante difícil que lleguen, no a final de mes, sino simplemente al día 10. Para este enorme colectivo las navidades van a ser un grave suplicio viendo como se despilfarra en la costumbre festiva sin poder acceder a lo más básico para alimentar debidamente a la familia.

Los bancos de alimentos multiplicarán su actividad procurando que todas las familias tengan algo que llevarse a la boca en tan señaladas fiestas, pero la demanda es tan fuerte que posiblemente no den abasto. Encomiable labor la de los voluntarios que demuestran su compromiso social tapando las miserias de un Gobierno insolidario y privatizador.

Aunque cantaremos los mismos villancicos de todos los años y nos divertiremos casi por imperativo legal, la procesión irá por dentro y muchos estarán pensando qué será de ellos el próximo 2013, si continuarán trabajando o se irán al paro, si sus hijos podrán estudiar en la universidad, si podrán seguir pagando la hipoteca o, el mejor de los casos, si podrán comprarse algo en las rebajas.

Construir un Estado de miseria es tan fácil que las políticas restrictivas del gobierno del PP lo han llevado a cabo en un año. No le han importado los daños colaterales: millones de personas bajando peldaños de clase social, adornar con la infelicidad la vida de todo un país en la ruina. Pero por suerte no hay mal que dure cien años.

No vamos a dejar que nadie ni nada nos amargue la navidad y, sobre todo, no vamos a dejar que estos políticos ineptos, los de antes y los de ahora, vuelvan a gobernar este país. De momento, a los Reyes Magos les he pedido carbón para el PP y el PSOE, por inútiles.

4 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Ni la Navidad ni tan solo un momento de nuestra vida. Me sumo a la petición de carbón, y además un par de escobas para a ver si se animan a limpiar la corrupción que tienen debajo de la alfombra (presuntamente).

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    16 diciembre 2012 | 19:13

  2. Dice ser Dark shadow

    Creo que de esta solo salimos nosotros por nuestros medios y audandonos unos a otros, dependemos de que nuestra propia generosidad y nuestro sentido común ayude a los mas desfavorecidos, por que si estamos esperando a que nos saquen del lio los mismos que nos han metido en el vamos apañaos.

    http://resistencia-libertad.blogspot.com

    17 diciembre 2012 | 0:32

  3. Dice ser Abraham

    La Navidad es una época que une a familias, amigos, conocidos, pero debemos saber el por qué celebramos, puedes encontrar información aquí en http://www.supermujer.com.mx/vida/comunidad/navidad.html saludos!!!

    20 diciembre 2012 | 5:22

  4. Dice ser Midala

    Pués….yo no tengo ganas de Navidad. Ninguna. Y pienso gastar lo mínimo. Mañana igual estamos en la calle. Sabemos que 2.500 personas van a ser despedidas de la empresa. Y…quizás nos toque a nosotros.¿Podemos permitirnos el lujo de gastar?No. Cena austera pero…cena en familia. Con los mios y con los que faltan. Pero serán las navidades más “cutres” de toda mi vida.
    http://ponerunaqueja.blogspot.com.es/

    21 diciembre 2012 | 18:15

Los comentarios están cerrados.