Entradas etiquetadas como ‘tejido’

El Greco inspira retratos hechos con hilo y ordenador

Establece lazos entre el arte y la electrónica, se considera un advenedizo en lo creativo, un “inventor de juguetes” antes que un artista. Al explicar sus trabajos no se recrea en lecturas metafísicas, va al grano y habla de cálculos, algoritmos, sensores… El griego Petros Vrellis construye experiencias interactivas y justifica los proyectos con talante técnico.

Es ingeniero electrónico, su principal herramienta de trabajo son los ordenadores, los lenguajes de programación y los aparatos electrónicos, pero se exige siempre un componente artístico para sentirse completo.

Un rostro velado por las sombras emerge de cada telar redondo en A new way to knit (Una nueva manera de tejer), un proyecto contradictorio, porque el método no implica dar puntadas ni entrelazar las fibras de modo tradicional. El hilo recorre un telar vacío de 28 pulgadas, una circunferencia con 200 ganchos metálicos equidistantes.

Lee el resto de la entrada »

Cuando los vestidos se hacían con sacos de comida

Libro de patrones para hacer vestidos con 'feedsacks'

Libro de patrones para hacer vestidos con ‘feedsacks’

¿Y si no pudiéramos comprar ropa? ¿Habría manera de salir del paso con lo que tuviéramos en casa sin sacrificar ningún textil del hogar? Repasando mentalmente, no hay materiales aprovechables. En la cocina, el plástico domina el envasado de los productos, con alguna concesión al vidrio. Atrás quedan otros que —por su coste en comparación con el nefasto plástico— ya forman parte de la arqueología del consumo, por ejemplo, la tela.

En los EE UU la cultura del derroche llegó tras la II Guerra Mundial como un cataclismo, borrando del panorama doméstico la reutilización y el aprovechamiento de lo que tenemos a mano. Por suerte la tendencia está cambiando, los tiempos ya no son bollantes y nos enfrentamos al mayor reto medioambiental de nuestra historia: reciclar vuelve a estar de moda y muy a propósito del revival se rescatan del olvido los recursos que empleaban nuestros abuelos.

Almacenar el cereal en sacos es casi tan viejo como la invención del textil. Los granjeros guardaban el grano en bolsas de tela cosidas a mano y con señas de identidad para diferenciarlas de cosechas vecinas. Cuando los Estados Unidos fueron industrializándose y afloraba el comercio desde el campo a las grandes ciudades, los sacos —llamados feedsacks, sacos de alimento— fueron el contenedor ideal para el transporte de productos secos.

Así llegaron de forma masiva a los hogares para transformarse en el siglo XX en un material que sacó de muchos aprietos a las familias, sobre todo en los años treinta (tras la Gran Depresión) y a principios de los cuarenta (durante la II Guerra Mundial), cuando en los EE UU había racionamiento de textiles.

Mujeres con vestidos hechos con tela de sacos

Mujeres con vestidos hechos con tela de sacos

Lee el resto de la entrada »