BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Entradas etiquetadas como ‘sinestesia’

Despide a los músicos de tu banda: prográmalos… antes de su rebelión

Harto de pelear contra los egos decides despedir a los músicos de tu banda. Te encierras en un garaje y programas. Suplantas a tus compañeros con brazos mecánicos. Tu nuevo grupo está siempre dispuesto al rock; ensaya sin descanso, es preciso y mecánico, no toma drogas o abandona las tablas por su primer hijo llorón. Entonces programas el alma… Fatal crash error

Músicos perfectos, esclavos de tus designios, hartos de pelear contra tu ego, encienden su láser de obsoleto robot industrial y arrasan el escenario reflejando un viejo proverbio matemático: toda destrucción equivale a metáfora.

Tú sigues tocando, te unes a las máquinas, ningún colega, solo cables y chispas, simpatía o sinfonía apocalíptica, y extremidades sin algoritmo de abrazo.

Tú eres la máquina…

Este microcuento futurista encaja con el videoclip de Automatica. Futurista es el concepto de alma mecánica y rebelión. Los robots ya tocan hoy las teclas y cuerdas como un prodigio moderno. Componen música creativa. Están armados con láser, pronto serán el sicario perfecto.

Lee el resto de la entrada »

Sonidos visuales del Amazonas

Andy Thomas viajó a la densidad de la selva para grabar sus sonidos. El canto de los pájaros, el aullido de los monos, el traqueteo de seres invertebrados, quizás los pasos secretos de una tribu no contactadaDespués digitalizó esos rumores para crear naturaleza animada. El resultado es éste, que llamó Sonidos visuales del Amazonas.

Las imágenes en 3D crean un efecto de sinestesia. Los sonidos son formas y colores en movimiento que crecen desde su imaginación y técnica. La sinestesia es una alteración por la que algunas personas experimentan la percepción de los sentidos mezclados. Ven sonidos, huelen colores, hay muchas combinaciones posibles. Se cree que puede ser un trastorno hereditario. Se ha asociado con personas creativas, como Kandinsky, Nabokov, Rimbaud. También está relacionada con cultos tribales donde la música repetitiva genera luces y patrones.

Thomas viajó a la selva de Presidente Figueiredo, municipio del estado brasileño del Amazonas. “Este es un precioso lugar, no lo perdamos”, escribió. Quiso concienciar sobre estos espacios como había hecho antes con los bosques de Nueva Zelanda. Su obra se expone hasta el 5 noviembre en la muestra Render: hibridaciones animadas, del Espacio Fundación Telefónica de Lima (Perú).

Lee el resto de la entrada »

La máquina de escribir cromática

'The Chromatic Typewriter' - Tyree Callahan

'Chromatic Typewriter' - Tyree Callahan

Se considera “pintor, hojalatero y artífice de la palabra”. El estadounidense Tyree Callahan vive en Bellingham (Washington), una pequeña ciudad del noroeste del país que le cautiva por “el juego de la luz sobre el paisaje”. Sus óleos están inspirados en la naturaleza y muestran, con cierta abstracción, los matices en las tonalidades -sombrías y luminosas a la vez- de amaneceres y crepúsculos.

Sé que no es la primera vez que las máquinas de escribir son las protagonistas de la sección de Artefactos, pero me sorprende comprobar cómo un aparato supuestamente obsoleto puede esconder tantas posibilidades artísticas. Las piezas son maleables, el propósito puede variar con solo unos cuantos cambios.

El último invento de Callahan sintetiza lo que piensa de sí mismo en un solo objeto. La máquina de escribir cromática une de manera singular la pintura con la letra. “Estoy emocionado. La reacción a esta pieza ha sido especial. Ha iniciado debates sobre la transformación del arte en palabras y de las palabras en arte”, dice el artista en su blog personal.

Detalle del teclado

Detalle del teclado

Los tipos están sustituidos por pequeños fragmentos de pastel tiza que con el tecleo impregnan los tonos en el papel. Las teclas en lugar de letras se corresponden con el color que hay al otro extremo de cada varilla. “La gente con sinestesia parece ser la que más disfruta del invento”, afirma el artista buscando una utilidad psicológica a su obra.

El modelo elegido por Callahan fue la Underwood Standard del año 1937 no por casualidad: la marca, que comenzó a fabricar en 1895 sus máquinas de escribir, se distinguía de las otras en que por primera vez, gracias a su revolucionario diseño, el texto era visible mientras se redactaba.

Callahan crea nebulosas de colores difuminados que forman bosques tras la lluvia y degradados en el cielo. Incluso se le pasa por la cabeza teclear textos relativos a su arte, con la curiosidad de ver después cuál es el resultado plástico de las palabras que él escribió.

Helena Celdrán