Entradas etiquetadas como ‘Newtown’

“Tengo armas por la misma razón que tengo extintores de incendios”

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

El libro está publicado desde 2007. Se titula Armed America (EE UU armado) y es un fotoensayo que debería ser tomado en consideración en las muchas y derivativas discusiones sobre la masacre de la escuela Sandy Hook de la muy próspera —ecónomicamente hablando, que es de lo único que se trata en ciertos lugares— villa de Newton (Connecticut).

El autor del libro, el fotoperiodista freelancer Kile Cassidy, tuvo una intuición en 2004 durante una cena informal con el staff de un candidato a la presidencia. Uno de los asesores del político —Cassidy no revela quién— dijo que en el comité electoral estaban trabajando duro para hacerse con el “voto de las armas”.

Movido por su olfato, el fotógrafo vió la historia: ¿quiénes componen el “voto de las armas”?, ¿cómo viven?, ¿dónde?, ¿de que manera explican la convivencia con artefactos que disparan proyectiles que, como poco, pueden romperte un hueso con una simple rozadura y, si se trata de fusiles de alta potencia, disolverte la cabeza entera en un rocío de carne?

Armado con la incruenta cámara Hasselbald con que le gusta retratar, Cassidy hizo 20.000 kilómetros durante dos años para entrar en las casas de varios centenares de estadounidenses que son dueños de armas de fuego. El libro que publicó fue un éxito instantáneo.

Acaso ahora vuelva a tener sentido repasar la extrema perturbación de estas familias, personas sonrientes u orgullosas, que consideran sensato, incluso natural y prudente, tener en casa instrumental bélico. Con probabilidad sus buenos vecinos saben del arsenal que atesoran en la casa de al lado con justificaciones que casi siempre suenan a falacia. No es ilógico pensar que esos buenos vecinos han escuchado con frecuencia las detonaciones de las prácticas de tiro. Los vecinos de la madre de Adam Lanza —ese muchacho a quien no tener Facebook parece señalar como perverso— también sabían que la mujer coleccionaba armas y practicaba con sus hijos.

En una nación con 200 millones de armas de fuego en manos civiles y casi 10.000 muertos cada año por balas —no todos ellos malaje, es de suponer—, las fotos de Cassiddy y las palabras textuales de los ciudadanos armados, el “voto de las armas”, merecen ser tenidas en cuenta.

Son la verdad sin necesidad de psicólogos, sociólogos y politólogos de un far west muy tangible en la era de la virtualidad 2.0.

Inserto algunas de las fotos de la web del libro, reproduzco el arsenal de cada retratado y traduzco al español su respuesta a la pregunta: ¿por qué tienes armas en casa?

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

Dan
Arsenal: Mossberg Model 88, Bushmaster AR-15, Rock Island Armory / Sendra M16, Remington 700 PSS, Springfield XD, FN Five-seveN, H&K USP, Sig Sauer P226, Colt Commander 1911, Glock 22.

Considero que la propiedad de las armas no es sólo un derecho, sino el deber de un pueblo libre, tanto nosotros mismos como las generaciones futuras.

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

Stan
Arsenal: Taurus PT38s .38 Súper

Creo que todo el mundo debería tener un arma. Nivela el juego.

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

Eleanor y Drew con Obie (el gato)
Arsenal: SKS 776, 1958 .22 cal Single Bolt Action, Mossberg Single shot 12g, Mossberg 12g pump y Ruger P90 .45 cal

Drew: Ser propietario de un arma de fuego me aporta cierto tipo de equilibrio. Cuando estoy enfadado con el mundo encuentro alivio dando un tiro al aire. Y, al mismo tiempo, si el mundo me amenaza a mí o a los que amo, la protección que el arma me ofrece me ayuda.

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

Portia y Anthony
Arsenal: Beretta 96 (ella), Remington 870 (él)

Portia: Aprendí a disparar un arma de fuego cuando tenía 10 u 11. Mi madre tenía un novio que era sherif del condado de San Luis Obispo y vivía en un tipi con un perro lobo. Nos alojábamos allí, desayunábamos ashcakes y disparábamos con sus armas. La primera vez que disparé una escopeta aterricé sobre mi culo y me eché a reír sin control, como haces cuando eres niño.

Anthony: Soy dueño de un arma de fuego porque soy un maldito americano y marine. Es mi derecho divino.

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

Joseph
Arsenal: Remmington 700, 7mm Magnum

La primera vez que entré en contacto con las armas tenía 5 años y fui a cazar con mi padre, su abuelo y su tío. Recuerdo que mi padre alcanzó a un faisán y un conejo. Me enseñó los dos animales y me causaron una gran impresión. He cazado toda mi vida (…) Tengo un gran respeto por la vida, especialmente la vida silvestre. Nunca deja de sorprenderme la cantidad de satisfacción que obtengo de estar al aire libre, tanto si consigo una presa como si no.

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

Bashir y Cisco
Arsenal: Bushmaster CAR-15

Es algo que se debe tener.

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

Aaron y Brittny
Arsenal: Keltec Sub 2000, Glock 34, Glock 19 y Ruger Mark II

Aaron: Mis padres me enseñaron a disparar, en Utah. Ahora tengo un arma porque vivimos en un barrio peligroso y viajo en metro entre casa y el trabajo. Creo que como los chicos malos tienen armas yo también debo tener una.

Brittny: Después de practicar juntos y hacerlo cada vez mejor, el tiro al blanco se convirtió en un pasatiempo divertido que compartimos.

"Armed America" © Kyle Cassidy

“Armed America” © Kyle Cassidy

Beth, Paul, Gavin y Emma
Arsenal: AK-47, Bersa .380, Ruger P345

Paul: Mi familia siempre tuvo armas cuando yo era niño, luego me alisté en el Ejército. Tengo armas por la misma razón que tengo extintores de incendios en casa y neumáticos de repuesto en el coche. Soy una persona autosuficiente y podría llegar un momento en que tenga que proteger a mi familia.

Beth: Tengo una como autoprotección. Me criaron para no depender de nadie para protegerme o cuidar mi espalda. Tardé un año en elegir una que me gustara.

Poco más que decir. Cada jueves en este blog hablo de fotografía, una forma de cazar instantes. Hoy han hablado quienes podrían cazarnos para siempre jamás.

Ánxel Grove