Entradas etiquetadas como ‘equipaje’

‘Ciudades portátiles’ construidas en maletas

'Portable Cities' - Yin Xiuzhen

La visión del equipaje deslizándose sobre las cintas transportadoras del aeropuerto activó la inspiración de la artista. El contenido de una maleta es el hogar de cada uno y cada vez llevamos ese hogar de un lugar a otro con mayor facilidad, las distancias físicas se reducen.

Considerada una figura destacada en el arte contemporáneo chino, Yin Xiuzhen (Beijing, 1963) incluye a menudo en sus trabajos objetos usados y explora en sus creaciones temas relacionados con la globalización y la homogeneización del mundo. Procedente de la capital de China —que en estos últimos años ha arrasado sin piedad con barrios y edificios históricos para hacer sitio a construcciones modernas— es especialmente sensible al modo en que se están desarrollando las ciudades en el presente.

En Portable Cities (Ciudades portátiles), Xiuzhen fabrica urbes con prendas de segunda mano y retales que proceden de los habitantes anónimos de la misma ciudad que representa. Como terreno para los edificios blandos usa maletas usadas abiertas: cofres que atesoran las pertenencias, los recuerdos y los objetos cotidianos y necesarios para quienes viajan. En un momento en que somos capaces de cambiar radicalmente de emplazamiento en unas pocas horas, la artista interpreta la maleta como un ancla a nuestra identidad.

'Portable cities' - Yin Xiuzhen

A lo largo de los años ha creado modelos correspondientes a París, Groningen, Berlín, Düsseldorf, Nueva York, Seattle, Vancouver, Melbourne, varias ciudades chinas (Beijing, el Paso Jiayu, Shénzhen)… Para completar la instalación, la artista pone altavoces dentro creando bandas sonoras para cada lugar y deja una pequeña abertura similar a una mirilla para que el espectador observe, en el fondo de la maleta, un mapa de la ciudad.

Helena Celdrán

'Portable Cities' -Sydney

Yin Xiuzhen - 'Portable Cities' - New York

'Portable cities' - Yin Xiuzhen

'Portable Cities' - Yin Xiuzhen

El abrigo con el que dejarás de pagar exceso de equipaje

Tres de los diseños de Jaktogo y su capacidad de almacenaje

Tres de los diseños de Jaktogo y su capacidad de almacenaje

Equipajes de mano que no pueden pasar de diez kilos, medidas imposibles en las que encajar la maleta de ruedas y que nunca coinciden con la que uno lleva, la restricción de poder llevar un solo bulto y que cualquier otro objeto que no sea la maleta cuente como tal… Las aerolíneas de bajo coste esperan al acecho que el pasajero cometa un pequeño desliz para tener que desembolsar extras. No hay piedad ni mucho menos sentido común: es de lo que viven.

Jaktogo es una triquiñuela, una reacción contra los desaguisados de las low-cost. Todos recordamos las historias de terror más recientes de Ryanair, desde los fallos técnicos de los aviones hasta el menoscabo de la dignidad del pasajero. El caso de la chica que fue obligada a bajar del avión por llevar —además de su pequeña maleta— una bolsa de plástico con un libro de bolsillo y un póster enrrollado enrollado ha sido (por el momento) la última perla de la compañía.

Jaktogo, el equipaje 'ponible'

Jaktogo, el equipaje ‘ponible’

El invento es sencillo. Jaktogo puede ser un abrigo, un chaleco, un vestido o un poncho. No tiene relleno y cuenta con enormes bolsillos que abarcan toda su estructura. Pensada sobre todo para ropa y pequeños aparatos electrónicos, la capacidad de almacenamiento de la prenda es sorprendente y en la página web del producto aseguran que se pueden llevar hasta 10 kilos de peso.

En uno de los abrigos caben, por ejemplo, tres camisas, tres pantalones —incluídos vaqueros—, tres camisetas, tres mudas de ropa interior, tres pares de calcetines, una sudadera con capucha y una toalla.

Para no tener que llevarlo puesto constantemente, el Jaktogo se dobla y se convierte en bolso. El precio tal vez sea lo más excesivo (110 dólares, unos 86 euros) , pero puede salir a cuentas si el comprador vuela a menudo con las compañías del demonio.

Como parte del gancho publicitario, aseguran que las compañías de bajo coste como Ryan Air o Easy Jet han rechazado insertar publicidad del invento en las revistas de las líneas aéreas. Su creador, el ingeniero John Power, irlandés (como Ryanair) y residente en Bélgica, reconoce que Jaktogo no es el colmo del estilo, pero apunta que “sólo los tontos pagan por el equipaje extra. Los listos tienen Jaktogo”.

Helena Celdrán