Entradas etiquetadas como ‘cristal’

Esculturas de cristal que quieren ser acuáticas

'Jellyfish Jars' (detalle) - Steffen Dam - Joanna Bird Gallery, London

‘Jellyfish Jars’ (detalle) – Steffen Dam – Joanna Bird Gallery, London

Flotando en jarras cilíndricas o seccionados y protegidos entre dos láminas de cristal, los seres de Steffen Dam nunca estuvieron vivos. Aunque están rodeadas de burbujas como las que produce el oxígeno, no respiran. Las medusas, anémonas y plantas marinas las forja el artista danés, son piezas de cristal.

“Mis especímenes son plausibles, pero no de este mundo“, escribe en su página web. Inventa su propia biología marina y convence al espectador de la existencia de esos seres atrapados para un hipotético estudio científico, acerca la fantasía a la realidad.

Lee el resto de la entrada »

14.000 cristales de gafas para emular el brillo y el sonido del mar

No es un desperdicio de lentes que podrían usar otros, los cristales ópticos proceden del Canadian Lions Eyeglass Recycling Centre (Clerc), un centro de reciclaje de gafas que se propone desde Canadá proporcionarlas a todo el que no pueda permitírselas. Cada ejemplar ha sido descartado por diferentes motivos y su destino era la basura.

Las 14.000 piezas cuelgan ahora de pequeños ganchos, en hileras que las mantienen ordenadas como en un muestrario de joyas. Cuando sopla el viento, emiten un tintineo sordo y lejano que recuerda de manera inesperada al oleaje, también emulan al mar en el modo en que brillan al sol.

Obra de los artistas canadienses Caitlind R.C. Brown y Wayne Garrett, la escultura cinética sea/see/saw recibe su nombre de un juego de palabras entre el término inglés para mar y el presente y el pasado del verbo ver. “Diseñamos la escultura para reflejar la superficie dimámica y brillante del Bósforo“, dicen los autores.

Detalle de la escultura cinética 'sea/see/saw' - Caitlind R.C. Brown & Wayne Garrett

Detalle de la escultura cinética ‘sea/see/saw’ – Caitlind R.C. Brown & Wayne Garrett

Instalada hasta el 16 de enero de 2016 en la fachada del museo de arte Pera de Estambul (Turquía) —un edificio diseñado en el siglo XIX por el arquitecto griego Achilleas Manussos—, la escultura es parte de las celebraciones del 10º aniversario del centro, especializado en orientalismo y arte del siglo XIX.

Desde la institución citan palabras de los artistas para explicar que la escultura celebra “la contribución del Museo Pera al paisaje cultural de Estambul, con los ojos puestos en el futuro”: “Introduciendo un movimiento caótico en una estructura que de otro modo es estática (…) sea/see/saw invita a los espectadores a entrar en un cambio momentáneo de perspectiva. (…) Los observadores se convierten en observados”.

Helena Celdrán

Pintar en las lunas de un coche mugriento

Una versión del Nacimiento de Venus de Botticelli, una viñeta de Roy Lichtenstein, los hermanos Marx, Hank Williams, el retrato del perro familiar mirando emocionado al exterior…

'Under a Wave' - Scott Wade

'Under a Wave' - Scott Wade

Los cristales del coche, en especial la luna trasera, son el lienzo de Scott Wade, un hombre con expresión despreocupada y ataviado con camisas de colores para combatir el calor de Texas.

Es un excéntrico al que se le agradece la ocurrencia. Lo único que he tenido la oportunidad de ver trazado sobre la suciedad de un coche han sido mensajes tipo “lávame”, “el dueño de este coche es un cerdo” y demás ejemplos de creatividad popular.

Precisamente todo empezó cuando Wade dejó que la suciedad campara a sus anchas, harto tal vez de tener que limpiar cristales cada vez que volvía a casa tras conducir por Hill Country, la región de Texas en la que vive.

'On the Road' - Scott Wade

'On the Road' - Scott Wade

A diario recorre un camino de poco menos de tres kilómetros recubierto de un manto de caliche, un mineral típico de las zonas áridas o semiáridas que sedimenta con la arena o la arcilla y levanta polvaredas incluso con pisar el terreno al andar. Wade ha comprobado que aunque conduzca tan rápido como una tortuga, el coche va a llegar rebozado de caliche.

Primero un monigote, luego unos trazos más complejos. Encontrarse un lienzo vacío todos los días es una provocación. Pronto Wade empezó a utilizar pinceles para perfilar mejor las líneas de sus motivos, condenados a tener una vida corta y el tono de una escultura de arena.

Ahora ya tiene calculado que le hace falta poco más de una semana acumulando polvo para que la luna trasera tenga el grosor ideal para cualquier creación.

'Friend in need' - Scott Wade

'Friend in need' - Scott Wade

“Mucha gente ha cuestionado mi cordura”, dice divertido. Los hay que le preguntan que por qué tanta molestia para pintar en un lugar tan poco agradecido, que los trabajos son sucios, no se conservan y que un chaparrón acaba con ellos. “Nada de lo que hagamos durará para siempre. En el fondo todo es efímero y lo mejor es disfrutar de lo que está aquí ahora”, contesta desde su mundo de camisas hawaianas.

Da la sensación de que este asunto se le ha ido de las manos. Al principio pintaba en la luna de su coche, luego en las de los amigos y familiares. Más tarde llegaron los encargos y hasta ha trabajado en ferias, para agencias de publicidad, decorando escaparates de ropa…

'Armadillos' - Scott Wade

'Armadillos' - Scott Wade

La delicadeza ya no es un problema: cuando necesita que una pintura dure, antes de exponer al coche  o a otro cristal al polvo, le da una capa de aceite de almendra.

Por fortuna parece que no se toma muy en serio y sigue viendo sus creaciones como un divertimento que ha tenido la suerte de descubrir: “Mi preferido es el siguiente. Que la lluvia lo borre es la excusa perfecta para hacer otro dibujo”.

Helena Celdrán