Entradas etiquetadas como ‘calzado’

Zapatillas que demuestran cómo “todo lo que compras es basura”

'Everything you buy is rubbish'

“El calzado actual pasa apenas una fracción de su vida abrazando un pie. Durante la mayoría de su existencia es basura. Ya sea en un vertedero o tirado en una orilla, el tejido sintético de los zapatos (además de la plétora de plástico que desechamos) tardará siglos en descomponerse“.

Los tres diseñadores/artesanos/artistas del proyecto británico Everything You Buy Is Rubbish (Todo lo que compras es basura) presentan la cruda realidad de los residuos y en particular de la contaminación plástica. La zapatilla que gira en bucle en el gif animado de la web del proyecto es sólo un símbolo, un ejemplo del tipo de filosofía vital que es necesario adoptar para reducir lo antes posible las inmensas cantidades de basura que generamos, deshacerse de un estilo de vida caduco que ya no podemos permitirnos.

William Gubbins, Charles Duffy y Billy Turvey fabricaron el par de zapatillas de colores con residuos recogidos en la zona del Canal de la Mancha, planchándolos, puliéndolos y dándoles forma, utilizando fibra trenzada para los cordones. El experimento era un encargo académico en el que tenían que comunicar ideas del libro 10 Billion (Diez mil millones), escrito en 2013 por el profesor universitario inglés Stephen Emott.

El extracto que escogieron se refiere al consumo. “Los cambios de comportamiento que se nos requieren son tan fundamentales que nadie quiere hacerlos. ¿Cuáles son? Necesitamos consumir menos. Mucho menos. Menos comida, menos energía, menos cosas. Menos coches, coches eléctricos, camisetas de algodón, ordenadores portátiles, teléfonos móviles. Muchísimo menos. Sin embargo, cada década, el consumo global continúa incrementándose implacablemente”, escribe Emott.

El autor —que tituló su obra en referencia a los 10.000 millones de personas que se calcula que habitarán el mundo antes de que termine este siglo— aborda el problema de la sobrepoblación del planeta desde una perspectiva accesible y expresa la imposibilidad de que el ser humano pueda sobrevivir con el comportamiento voraz que ha gestado.

En Everything You Buy Is Rubbish recuerdan cómo en su día el plástico se presentó a la humanidad como una “promesa utópica”, un “material revolucionario que nos cambiaría las vidas”. Duffy, Gubbins y Turvey se refieren con ironía a ese “cambio”: el plástico está “tan incrustado en nuestras vidas y el medio ambiente” que se está volviendo “indistinguible e inseparable de la naturaleza”. Al respecto, Gubbins ofrece a mayores en su página web un demoledor vídeo.

Con las atractivas zapatillas hechas de basura, han creado además una colección de cuatro carteles con datos descorazonadores. “Se estima que más de ocho millones de piezas de plástico entran en el océano cada día“. “Tus abuelos probablemente vivían cuando se inventaron muchos de los nuevos tipos de plástico. El mismo plástico creado entonces seguramente sobrevivirá a tus nietos”.

Helena Celdrán Green

Everything you buy is rubbish - cartel

Everything you buy is rubbish - cartel2

El calzado que podría descargarse de Internet

Unifold - modelos

Son zapatos compuestos por una sola pieza y para los que no se necesita ni siquiera una horma en su elaboración.

En la página web de la veterana escuela de arte y diseño Pratt Institute de Nueva York el centro tiene una sección dedicada al desarrollo de proyectos de estudiantes y personal docente a la que llaman Pratt Portfolios: una plataforma para difundir ideas y tantear su potencial comercial y creativo. Una de ellas es Unifold, una manera diferente de afrontar la fabricación de zapatos.

Bajo la supervisión de Kevin Crowley —profesor auxiliar en Pratt y diseñador industrial y diseñador para marcas como Geox, Converse, FILA y Keds— el alumno Horatio Yuxin Han ha creado el proyecto experimental, que acerca los métodos de elaboración de calzado a la sencillez y al ingenio de las técnicas del origami.

Los dos modelos que hasta ahora ha desarrollado Han (una sandalia y una alpargata de estilo oriental) están hechos de etilvinilacetato, un polímero termoplástico también conocido como EVA por sus siglas en inglés; son reciclables y no escatiman en diseño.

Unifold abre una puerta para darle la vuelta al proceso de producción. Su inventor coquetea con la posibilidad de colgar en Internet las plantillas con las piezas para que cualquier usuario pueda descargarlas e imprimirlas sobre láminas de este polímero, disponible incluso en las papelerías y tiendas de arte para la elaboración de manualidades.

En fase inicial, si saliera adelante, supondría una solución para ofrecer un zapato sorprendentemente fácil y barato de fabricar. La idea podría marcar la diferencia para los más de 300 millones de personas en el mundo que viven en países en los que ir calzado es un lujo.

Helena Celdrán

Sandal - Unifold

Sandal - Unifold - 2

Unifold - model

Shoe - Unifold

Zapatos que dejan la huella de un animal

Los pares de zapatos de Maskull Lasserre

Los zapatos de Lasserre

Maskull Lasserre (Alberta-Canadá, 1978) busca en su arte el potencial inesperado de los objetos cotidianos, en muchos casos en forma de giro macabro. Su imaginación le ha llevado a tallar el mástil de un violín en el mango de un hacha, dentaduras infantiles en las esquinas de un marco de madera o una columna vertebral en una enciclopedia.

El último proyecto del artista parte del deseo de ver algo más que surcos de neumáticos y patrones comerciales del calzado convencional en los suelos de las ciudades. Outliers (Rastro) es un ejercicio de acercamiento hacia la naturaleza que consiste en modificar las suelas de diferentes pares de zapatos, zapatillas y botas para que la huella que el caminante deje a su paso no sea la habitual, sino la de un animal salvaje.

Quien se ponga los zapatos de tacón dejará huellas de alce, las botas negras tienen unas temibles zarpas de oso, las deportivas blancas dejan el rastro de los pies de una liebre… Hay dos modelos (unas botas y unas zapatillas de tela) que tienen el molde de un pie humano descalzo.

La serie está en proceso y Lasserre planea continuar ampliando la colección. Las suelas están elaboradas en caucho sintético y voluntarios de Montreal, Ottawa, Boston y Nueva York ya han provado el invento por la calle, dejando misteriosas huellas salvajes sobre las aceras, aprovechando la nieve o el charco imprevisto en el camino.

Helena Celdrán