BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Reeditan a The Beat, un grupo de ska nacido de la rabia contra los recortes sociales

The Beat

The Beat

Fueron un producto de la rabia social contra la política de recortes y represión del tatcherismo, la política salvaje de tijeretazo aún hoy considerada ejemplar por algunos, que entregó el Reino Unido a la voracidad financiero especuladora y corporativa y preparó el panaorama para el desastre actual.

Eran chicos blancos y negros de la industriosa ciudad de Birmingham, con el añadido volcánico del veterano Saxa (Lionel Augustus Martin), un veterano que había acompañado a la santa trinidad del ska (Prince Buster, Lauren Aitken y Desmond Dekker). Formaron parte de la oleada de renacimiento skatalítico 2 Tone, nacida desde 1978, al mismo tiempo que el punk y, como éste, derivado de la respuesta musical contra la descomposición del estado del bienestar.

The Beat ofrecían dos características únicas: invitaban al baile a través de bellísima melodías y contaban con la sagrada inspiración de Ranking Roger, un toaster de alta escuela.

No eran furiosos como The Specials ni dickensianos como Madness, pero tenían matices rítmicos y una sensibilidad ajena al machismo tangible de algunos grupos 2 Tone.

La discográfica Edsel acaba de reeditar los tres discos del grupo: I Just Can’t Stop It (1980), Wha’penn? (1981) y Special Beat Service (1982). Cada uno aparece en versión extendida —dos CD y un DVD—, con las canciones originales, tomas en directo y un buen lote de descartes y rarezas.

"I Just Can't Stop It" (1980)

“I Just Can’t Stop It” (1980)

Volver a escuchar a The Beat —que en los EE UU debieron llamarse The English Beat para diferenciarse de los Beat de Paul Collins— compensa y no resulta un simple trayecto hacia la nostalgia. Intenten repasar Hand’s Off She’s Mine, Doors of Your Heart, Can’t Get Used of Losing You o Stand Down Margaret y saquen conclusiones. Para mí son una de las últimas grandes bandas del Reino Unido.

Ánxel Grove

3 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    No voy a comentar nada que me recortan , hoy ha sido mi correo , ayer twitter y mañana quien sabe , No me fio un pelo de esta gente.

    Gracias a todos los que están clicando sobre mi nombre, o en http://www.antoniolarrosa.com y leen gratis mi novela LA FURIA DEL VIENTO

    16 julio 2012 | 19:46

  2. Dice ser JLRZ

    Grande Maggie, cómo les jodes!

    16 julio 2012 | 19:59

  3. Dice ser Odilon

    Comento aquí porque se han cerrado los comentarios en el otro hilo. Simplemente, es triste la controversia entre Rundgren y Lennon. Yo siempre he lamentado mucho la muerte de Lennon, y precisamente, su asesino era un loco seguidor de Rundgren, convencido de que a través de su música le enviaba señales. En el momento en que disparó contra Lennon llevaba puesta una camiseta de Rundgren. Me pregunto como se sintió Rundgren después de todo aquello…

    16 julio 2012 | 23:22

Los comentarios están cerrados.