BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

¿Es lo ‘retro’ la sentencia de muerte de la originalidad?

"Retromanía" - Simon Reynolds

"Retromanía" - Simon Reynolds

En alguna otra entrada de este blog me he quejado de la mínima atención que las editoriales en español dedican a los libros sobre música pop-rock.

Hoy cito una excepción a la sequía: Caja Negra Editora, una empresa inteligente e intencionada. ¿Dónde tiene su sede social? ¿En Barcelona?, ¿Madrid?, ¿Sevilla?…  Hay que cruzar el Atlántico para encontrarse con editores que aún creen que en el género de la crítica musical anida un gran periodismo: Caja Negra es una editorial de Buenos Aires que, gracias al cielo, tiene distribución en España desde hace unos meses.

Como santo y seña han puesto en el mercado un par de obras del inglés Simon Reynolds (Londres, 1963): primero Después del rock. Psicodelia, postpunk, electrónica y otras revoluciones inconclusas y ahora Retromanía. La adicción del pop a su propio pasado.

Reynolds —que a veces es dado a la pedantería de mostrarnos sus doctorados, pero que tiene más razón que un santo en casi todo lo que postula— es el enfant terrible de la crítica musical inglesa. Escribe en The Guardian y en otra media docena de medios punteros y lleva un blog muy divertido y ágil.

En su nuevo lanzamiento en español, Retromanía. La adicción del pop a su propio pasado, el agudo diseccionador analiza la locura por “lo retro y la conmemoración” de la cultura pop actual: reediciones, reuniones, mash-ups, biopics, rock docs

Reynolds sostiene que la “sobreabundancia de influencias e imágenes del pasado” que traen consigo las nuevas tecnologías (mp3, Napster, iPod, YouTube, blogs, radios online, MySpace, Spotify…) “parece haber convertido a artistas y oyentes en arqueólogos, profanadores y archivistas. Y al reciclado y la recurrencia en rasgos estructurales de la escena musical”.

Simon Reynolds

Simon Reynolds

Las preguntas a las que trata de responder el libro son:

¿Nos dirigimos acaso hacia una especie de catástrofe ecológico-cultural, en la que la búsqueda en los archivos de la historia del rock también se agotará?

¿Qué sucederá cuando nos quedemos sin pasado?

¿Hay algo en el paisaje musical actual que sea lo suficientemente rico para sustentar formas futuras de revivalismo?

¿O es que acaso el reciclado degradará el material original hasta un punto en el que ya no se le pueda extraer valor de uso alguno?

En suma, dado que la música pop está en un delicado “punto de inflexión”, porque “nuna antes una sociedad ha estado tan obsesionada como la nuestra con los artefactos culturales de su pasado inmediato”, ¿supone este fenómeno una sentencia de muerte para toda originalidad?

¿Llegará nuevamente un tiempo en el que el pasado dejará de ser un museo y un archivo para volver a ser un conjunto de recursos utilizados sin veneración en la búsqueda de territorios sonoros desconocidos?

Ánxel Grove

6 comentarios

  1. Dice ser Flipante, por detras y por delante

    Esto va por el retorno a valores medievales propuesto por Rouco???

    04 junio 2012 | 18:26

  2. Dice ser Dama de Negro

    No, lo que ocurre es, simplemente, que la originalidad pereció hace mucho tiempo. La gente no tiene cretividad: vive el presente con desinterés y el futuro, si piensa en él, con falta de ilusión, y hasta con desasosiego. En una fecha tan temprana como 1919 ya se dieron cuenta de que no había futuro: la muerte iba a llegar al amanecer.

    04 junio 2012 | 19:43

  3. Dice ser Anthea!

    Chorradas, en arte cada cierto tiempo aparecen corrientes “retro” desde hace siglos.

    04 junio 2012 | 20:40

  4. Dice ser policewoman

    Lo retro es lo mejor, lo más original y divertido!

    04 junio 2012 | 21:09

  5. Dice ser gato a los mandos

    Las tendencias son un ciclo, y en este momento no somos capaces de mirar más allá de nuestras narices y nos buscamos en el pasado: la música no es nueva, las tendencias no son nuevas y nos tiramos de cabeza a reinventar lo que vimos ayer. Mejor dicho, a reconvertir.

    Y mañana alguien dará un paso hacía delante y lo de atrás será viejo en vez de vintage. Y seremos nuevos otra vez.

    Miramos de cerca y nos perdemos la perspectiva de las cosas.

    05 junio 2012 | 06:46

  6. Dice ser Bitelchús

    lo retro es malo si lo vemos ahora … hace siglos a lo retro lo llamaron renacimiento y no lo vemos tan malo cuando en el fondo es lo mismo, pero mirando bastante mas atrás

    05 junio 2012 | 07:33

Los comentarios están cerrados.