BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Cuando la fotografía ‘vintage’ es una estafa

Polaroid 95

Polaroid 95

Esta joya es una cámara Polaroid de la serie 95. Las fabricaron, en tres modelos, entre 1953 y 1961, y estaban diseñadas para cargar película que se revelaba automáticamente dentro de la cámara en aproximadamente un minuto. Fue la prímera cámara instantánea de la historia.

El tipo de film que utilizaba fue progresivamente sustituido por los cartuchos y dejó de fabricarse en 1992. Es decir, una Polaroid Land, como la de la foto o cualquiera de sus sucesivas hermanas, no sirve hoy en día más que como hermosa antigüedad (a no ser, como explicaré, que le metamos mano).

Teniendo en cuenta que Polaroid puso en el mercado ingentes cantidades de cámaras -solamente de la serie 95, casi dos millones de unidades- y que estaban fabricadas con materiales de gran calidad y un gran esmero industrial (eran caras para la época, rondaban los 90 dólares de precio de venta), no es arriesgado afirmar que quedan muchas en el mundo, algunas en perfecto estado, sin estrenar o apenas usadas. Puedo jurarlo.

La peripecia que traigo este jueves a Xpo, la sección sobre fotografía de Trasdós, es personal. Tengo dos Polaroid de la serie 95, ambas compradas en los últimos meses en mercadillos.

¿Para qué las quiero? ¿Para adornar, impresionar a los amigos o teorizar sobre los cacharros tan incómodos que utilizaban nuestros abuelos? No, no y no. Las quiero para  lo que esperan ellas de mí: hacer fotos.

Cartuchos FP de Fuji

Cartuchos FP de Fuji

Pero, ¿no habíamos establecido que no hay película? Matizo la respuesta: no hay forma de conseguir la película original en rollo, pero es posible, con un poco de maña, adaptar la cámara para que admita los cartuchos del film FP de Fuji -el 100C, el 100B y el 3000B-, que producen fotos de un tamaño aceptable: 8,5 por 10,8 centímetros, incluyendo el característico marco blanco de las Polaroid.

Primer axioma: toda cámara mecánica retiene lo necesario para capturar la luz y convertirla en imágen.

Segundo: toda cámara mecánica puede ser modificada, trampeada, tuneada

Algunos pasos de la adaptación

Algunos pasos de la adaptación

Las Polaroid Land no son una excepción. Hay muy buenos manuales online para afrontar el proceso (por citar sólo un par: aquí se puede encontrar uno y aquí otro). ¿Material? Herramientas básicas (destornilladores, alicates, seguetas…), cola industrial, cinta americana, cariño y paciencia. Todo es condenamente barato.

El único añadido externo es la parte necesaria para que la cámara vieja acepte los cartuchos, la culata, ese elemento negro que puede verse en la foto de abajo, a la derecha. Lo más práctico es comprar de segunda mano una Polaroid de la serie 100, que admite los cartuchos, y convertirla en cámara donante, es decir, extraerle la culata. No debería salir por más de 25 euros.

Fotos: Skorj

Fotos: Skorj

Tras la manualidad y el ensamblaje, el justo premio es echarse al mundo y gozar de la calidad de la máquina, de esa luminosa niebla que sólo la óptica de las primeras Pola es capaz de conseguir.

Los dos ejemplos de la izquierda son del gran Skorj, un fotógrafo japonés especializado en la modificación y alteración de cámaras antiguas, en devolver la vida a artilugios condenados al abandono. Él mismo modificó la Polaroid Land 95 con las que hizo las fotos.

Tras la disgresión técnico-mecánica, regreso a mi particular peripecia. Hace unos días, en una tienda de fotografía de ésas que venden las cámaras por su aspecto y diseño modernos, ofrecían a la venta un par de cámaras ya customizadas.

Eran dos Land 45, con culatas para cartuchos Fuji FP. Pregunté el precio. Nada menos que 380 euros cada una.

Una búsqueda rápida en eBay mientras redacto esta entrada ofrece más de setenta resultados de Polaroid Land a la venta. Algunas cámaras tienen en precio claramente hinchado (unos 300 euros), pero no parece difícil hacerse con una por, digamos, 40 ó 50. Siendo bueno en la puja, quizá con la mitad baste.

He dejado para el final revelar cuánto pagué por las mías: una me costó 20 euros y la otra cuatro.

Los detalles me sirven para comprobar, otra vez, a dónde estamos llegando con la engañifa de la fotografía cool, lomográfica, vintage o como quieran llamar a esas formas bastardas de llevar encima una cámara porque combina con tus zapatillas Converse.

Ánxel Grove

12 comentarios

  1. Dice ser segun

    muy interesante.

    16 febrero 2012 | 20:11

  2. Dice ser Halls

    Me he quedado parado con los precios….. Pero me ha gustado mas el hecho de darle vida a esas camaras antaño de lo mejorcito…. ya pueden haber modo “vintage” en las camaras modernas… que de la manera que expones…. es autentico

    16 febrero 2012 | 20:59

  3. Dice ser Alaraico

    Interesante y currado. Me ha enganchado hasta el final 🙂

    16 febrero 2012 | 21:00

  4. Dice ser Sicologo Del Casting De Foolyou

    la tecnologia antigua es valiosa.

    16 febrero 2012 | 21:12

  5. Dice ser Carlos

    Pensaba q estabais hablando de pilar rubio. Oye, si eso no está hecho con fotoshop estaba impresionante la tia, ahora tb, pero un poquito más mayor. un saludo.

    16 febrero 2012 | 21:14

  6. Dice ser Una sorda con audífonos

    Qué divertido el tono enfadado con el que redactas el artículo.

    16 febrero 2012 | 23:58

  7. Dice ser Andaluz

    Su artículo es muy bueno, pero creo que comparar el valor de los productos de su afición y tiempo libre con el resultado de una actividad dirigida a ofrecer artículos listos para su uso no es adecuado.

    Los que ofrecen esos equipos modificados están haciendo el trabajo por usted, adquiriendo el material, tienen los conocimientos, los exponen en sus negocios o toman el tiempo de ofercerlos en Internet, deberán mantener el producto visible hasta que alguien se interese por ellos -que podría ser mucho tiempo o nunca- realizar la transacción, pagar impuestos y luego probablemente realizar alguna reparación en un periodo de garantía o quizá enseñar algo al nuevo propietario…

    ¿De verdad le parece tan caro?.

    Un saludo.

    17 febrero 2012 | 08:37

  8. Dice ser Ananda

    ¿Para cuando un respaldo digital adaptable a las Nikon F4 o las clásicas FM2?

    ¡Un cordial saludo!

    17 febrero 2012 | 10:17

  9. Dice ser Rafael

    Estupendo artículo, ilustrativo y con digno enfado… He visitado algunos de los links que mencionas y he visto unas cámaras a 59€, de esas de plástico con varios objetivos y para películas de 35mm que yo compré de saldo, por 3€ si mal no recuerdo, en un hipermercado de Madrid, concretamente por la zona de Fuencarral (pueblo); creo que tengo tres… Que un establecimiento game dinero por adaptar una cámara es lógico, pero lo que no es razonable es tomar el pelo a la gente por por moda snob. Si se le puede determinar alguna filosofía a lomografía es precisamente el disfrute del cacharraje, de quedar con los amigotes para tirar mil fotos porque la mayoría salen de pena, de sacar de los trasteros los laboratorios de revelado… La magia está en disfrutar el proceso y no en los resultados; es una manera de hacer las cosas.
    ¡Que vivan los mercadillos! 🙂

    17 febrero 2012 | 10:35

  10. Hola a todos.
    Veamos, te doy toda la razón. Los precios a pagar por las cámaras “Vintage” es a veces exageradamente elevado y en gran parte rozan la estafa. Hay como una tendencia a utilizar las cámaras como si de gadgets se tratara y en el caso de las cámaras polaroid aun mas. Las grandes empresas que venden o alientan a usar estas “Maravillas” tienen una doble moral. Utilizan esta moda creada por ellos para vender ellos mismos sus cámaras y película a unos precios desorbitados. Y lo peor. Hacen creer a sus consumidores que este tipo de aparatos, por el precio que tienen hacen las fotos solas. Parece que no necesites saber nada sobre la fotografía. Solo dispara con nuestros “modernos” antiguos aparatos y conseguirás ser el mas moderno del mundo.
    Solo un pero a tu artículo. Hablando de las cámaras polaroid ( y esto pasa con otros tipos de cámaras analógicas) no todas son iguales. El modelo 85 del que tu hablas no tiene nada que ver con por ejemplo el modelo 185 o 110. En este caso se tratan de cámaras manuales con unas aperturas y tiempos profesionales y que realmente cubren un amplio espectro de fotografía de calidad con cámaras analógicas.
    El amigo Skorj, el cual sigo su trabajo desde hace mucho tiempo forma parte de los fotógrafos que utilizan el material analógico para hacer fotografía creativa y de calidad. Hay mucha gente que aun utiliza los aparatos analógicos ( fíjate que no digo “Vintage”) para desarrollar su creatividad y su visión fotográfica. Toda esta gente es ajena a las modas Vintage o como se quiera llamar. Sencillamente utilizan la fotografía analógica como método de expresión.
    Desde aquí animo a los lectores de 20 minutos a conocer la otra cara de la fotografía analógica , con cámaras vintage, de juguete y demás variedades. Un mundo muy interesante, creativo e inquieto. Igual que cualquier otro tipo de expresión fotográfica.
    José Manuel Madrona
    http://www.blurrystuff.com
    http://elbufondelear.blogspot.com

    17 febrero 2012 | 11:50

  11. Dice ser ber

    Anxel
    La primera pola 95 salio al mercado en 1946 y si se fabrico hasta 1953, le sucedio en 1953 la 95A que era identica, pero incluia un contacto sincro para flash, esta se fabrico hasta 1957 y la 95 B Speedliner entre 1957 y 1961 solo se diferenciaba del modelo anterior en llevar marcados en el obturador los indices EV.
    Si deseas modificar un pola, yo te recomendaria cualquiera de los modelos 110 Pathfinder fabricados entre 1952 y 1964 la 110 tiene un Wollensak Raptar 127 F4 y la 110 A y B un Rodenstock Ysarex 127 f4, ademas de llevar telemetro.
    Yo tengo adaptada una para usar placas 4×5 u el adaptador de pola para 4×5
    salu2
    ber

    17 febrero 2012 | 15:41

  12. Dice ser André

    Llevo utilizando cargas fuji en las land desde hace unos 6 años, “el secreto” me lo confió un amigo… Pero cometía el error, en un principio, de comprarlas en una tienda de Madrid, esa que conocemos todos ¬¬ ….Por esa razón me atrevo a dar un consejo con respecto a la compra de cargas para estas polas: Compradlas en EEUU, la carga color cuesta 6,94 dólares, contra las 24 euros que cobran en Madrid. Normalmente pido unas 10 cargas trimestrales que con su gasto de envío equivale a comprar 4 cargas en Madrid.

    Saludos!

    17 febrero 2012 | 18:49

Los comentarios están cerrados.