BLOGS

“La publicidad no puede generar expectativas que los productos no puedan cumplir”

diegoduranDiego Durán es diseñador gráfico en el sector publicitario, pero también es consumidor y ve importante asegurar que no se cometan errores al comprar un producto. Cree que cada vez hay mayor correlación entre la imagen que se publicita de un producto y la realidad.

La Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo que se asegura de esta adecuación, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior, modifica las Directivas 84/450/CEE, 97/7/CE, 98/27/CE y 2002/65/CE, y el Reglamento (CE) nº 2006/2004 (Directiva sobre las prácticas comerciales desleales).

Para los consumidores es importante tener la seguridad de que los bienes que deseamos y que tan bien nos venden responden en la realidad a las virtudes que nos dibuja la publicidad. Sé que en Europa se ha legislado para que exista una correlación entre la imagen de un producto y su naturaleza, de manera que no se produzca un error en el consumidor a la hora de comprar un producto. El Parlamento Europeo también prohíbe que se comercialicen y publiciten productos que creen confusión con otras marcas, con lo que evita que los compradores  se lleven lo que no quieren.

Como profesional de la imagen, entiendo que mi trabajo no puede generar expectativas que los productos que ofrecemos no pueden cumplir. De hecho, es una constante en mi día a día cumplir con los requisitos para evitar las este tipo de prácticas comerciales desleales.

En mi caso, este tipo de medidas refuerzan también mi posición laboral, porque los pilares que sostienen el diseño de un embalaje, por ejemplo, son mucho más claros, menos dados a confusión. Y cuando somos transparentes en la creación, la venta es más honesta y la satisfacción de cliente mucho mayor.

Los comentarios están cerrados.