Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Entradas etiquetadas como ‘John Diggle’

Arrow: mucho más que una serie de superhéroes

En el Festival de Series celebrado en Madrid hace una semanas, Arrow logró ser la favorita del público en la batalla de series del ‘Birraseries’. Tenía enfrente a bestias como The Good WifeGame of Thrones Breaking BadY aún así, ganó. Mucha gente se llevó las manos a la cabeza,y más de una vez leí y escuché lo de “es que la gente es gilipollas”. Queda fuera de toda discusión que no tiene el nivel de las mencionadas previamente, pero, ¿es Arrow una serie mala? No. A mí me parece bastante buena. De lo mejor que se emite en la actualidad. Y por eso quiero volver a reivindicarla.4

Porque no es una simple ficción de superhéroes, donde el protagonista regresa tras cinco años desaparecido reconvertido en una máquina de pelear que tiene como objetivo vencer a los villanos y apalear a los zánganos de éstos. A mí no me da la sensación de ver capítulos donde lo principal es la acción, que sin duda es una parte importante. Habrá gente que se reirá de esto, pero lo más potente de Arrow es su carga dramática, capaz de ponerte los pelos de punta y dejarte roto. Una ficción que ya ha madurado.

1Y es que las hieles que han tenido que soportar Oliver Queen y sus colegas hasta el momento no las aguanta cualquiera. Las muertes, heridas, traiciones y venganzas con las que se han encontrado pueden ser las habituales de una serie de acción que cuenta con un héroe como protagonista. Pero hay mucho más: los guiones son tan buenos y los personajes tan imprevisibles que hacen que sea distinta.

La tercera temporada empezó muy fuerte, y ya tenemos un misterio claro y atractivo a resolver en los más de 15 episodios que quedan por emitirse. Salvo que nos sorprendan a mitad de temporada con una trama superior a la que parecía ser la principal. Ya ocurrió en la anterior entrega, donde nos creíamos que todo iba a estar centrado en Sebastian Blood y luego resultó que el auténtico malo era Slade Wilson. El cual, por cierto, ha entrado en mi top 10 de villanos seriéfilos.2

Su capacidad de sorprender y de ofrecer historias dramáticas se suman a la virtud que la hace superior a muchas otras series: ser entretenida. Puede parecer baladí, pero no todas son fáciles de ver. Los episodios se te quedan cortos y puede que ni mires el reloj mientras la tienes delante. De esto tienen mucha culpa las escenas de acción, rápidas y efectivas, pero que en realidad solo ocupan 10 minutos de los 40 de cada capítulo.

3Pero no todo es verosímil en Arrow. Resulta que cualquiera puede ser un experto en artes marciales o aprender a luchar en pocos meses. Ahí tenemos los ejemplos de Roy (Colton Haynes) o Thea (Willa Holland). Es lo que más me chirría junto a las vueltas que le dan a los flashbacks. No dudo que los cinco años de desaparición de Oliver fuesen intensos y le pasase de todo. El problema es que ya empieza a oler, y que a lo mejor se están pasando en querer contarnos tanto sobre su experiencia con ARGUS. Ya sea en la isla o fuera de ella. Lo que sí molaría más es conocer el pasado el resto de personajes (como el de Felicity, ya visto en el episodio de la semana pasada).

Todo lo anterior y más creo que sirve para defender y reclamar lo bien que lo está haciendo la serie de The CW. Y para dejar claro que los que incondicionales de Arrow ni somos gilipollas ni niñatos hormonados. Simplemente nos gusta la buena televisión.