Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Entradas etiquetadas como ‘Chandler’

Siempre es buen momento para ver Friends

Durante el mes de agosto voy a estar de vacaciones, tras un intenso año de trabajo. Pero eso no quiere decir que el blog descanse. Para aunar mis días de asueto y que ésto continúe funcionando, he pedido a varios amigos y amigas que os cuenten cuáles son sus series preferidas y por qué. Así, de paso, le damos otro aire a lo que se suele leer aquí. Que lo disfrutéis.

Texto de Clara P.

(Atención, puede que en este post haya spoilers. Pero siendo este año el décimo aniversario del último capítulo de Friends, no sé yo si esto se puede considerar spoiler ya)1

(10 años, madre mía, qué mayor soy)

Hay tres clases de personas: las que pueden comparar cualquier situación con un capítulo de Friends, las que pueden hacer lo mismo con un capítulo de Los Simpson, y luego las que no tienen alma, como Chandler, que no llora ni con la muerte de la madre de Bambi.

Desde ver qué componente de nuestro grupo de amigos sería cada uno de los personajes de la serie hasta los innumerables (y siempre necesarios) gifs que circulan por la red, Friends sigue siendo un referente habitual para una generación que creció con la historia de amor de Ross y Rachel, las idas de pinza de Phoebe o el sarcasmo de Chandler.

Se ha escrito muchísimo sobre esta serie, puede que millones de posts recopilando curiosidades, gazapos, mejores momentos de cada personaje o grandes citas. Es la ‘sitcom’ por excelencia, la reina de las comedias, de los episodios de 20 minutos (que son los culpables del “solo un capítulo más” que da título a este blog).

Existe además un componente que ha hecho grande a esta serie y del que no se habla tanto: los personajes secundarios. Y no me refiero a cameos de uno o dos capítulos de actores conocidos, con Bruce Willis como padre de Elisabeth, una alumna-novia de Ross, o Sean Penn y Alec Baldwin como novios de Phoebe, además de Julia Roberts como una antigua compañera algo rencorosa del cole de Chandler. Me refiero a personajes constantes en la serie, estrechamente relacionados con los personajes principales y que les completan a ellos y a sus diferentes historias.

Personajes como Gunther (James Michael Tyler), el callado camarero del Central Perk que no abre la boca hasta mitad de la segunda temporada y que, como curiosidad, fue seleccionado porque era el único extra que sabía manejar una máquina de café de bar; Janice (Maggie Wheeler), la novia/exnovia molesta y escandalosa de Chandler con una risa aún más molesta y escandalosa y su característico “¡Oh, dios mío!”; Jack y Judy Geller (Elliot Gould y Christina Pickles), los padres de Monica y Ross, tan visiblemente orgullosos de su hijo, doctor en Paleontología y profesor en la universidad, y ligeramente decepcionados con su hija, cocinera (“¿Vas a cocinar espaguetis? Vaya, qué fácil…”); o Richard (Tom Selleck), novio/exnovio de Monica a quien Chandler tiene una ligera manía.

Es difícil escoger una sola razón por la que ésta es de las mejores series que se han hecho, desde el formato o los decorados (¿quién no querría tener una casa con las paredes moradas?) hasta, por supuesto, los diálogos, como atestigua esta selección de los mejores chascarrillos de Chandler. Sabes que eres fan de Friends cuando es más difícil responder a “¿Cuál es tu personaje favorito de Friends?” que a “¿A quién quieres más, a mamá o a papá?”.

Es cierto que no suele ser la típica serie que uno se pone a ver del tirón cuando se ha quedado sin series y quiere engancharse a una nueva, sí que es una de las que se puede ver sin prisas, incluso capítulos sueltos. Seguro que mucha gente ha visto la serie entera pero sin orden ni constancia. Y aún pillando una reposición en alguno de los canales de la televisión actual que viven de ellas, para mí es inevitable dejarlo puesto y reírme de nuevo con capítulos que he visto decenas de veces.

Si hay alguien que no haya vivido en este planeta durante la última década y no ha visto esta serie, que la vea. Si la visteis en su momento, volvedla a ver. Especialmente si, como yo, la primera vez la visteis en castellano. Doblada está muy bien conseguida, pero cuando la ves en versión original parece increíble que hayan sido capaces de traducir algunos juegos de palabras. Soy una firme defensora de las series en versión original, y en este caso es aún más necesario.

Y sí, yo soy la Monica de mi grupo de amigos.

 

Clara P. se dedica a diversos quehaceres en su vida. Y tiene un gato muy bonito