Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Juego de Tronos’

Spoilers, ¿se pueden permitir en algún momento?

Los lunes suelen ser los más preocupantes para los que vemos muchas series. Da la casualidad de que los domingos se estrenan las grandes series de EEUU que casi todos vemos, y siempre habrá alguien que la vea antes que tú. Un amigo, conocido o persona a la que sigues en Twitter que tiene el poder de saber qué ha pasado en el capítulo de la semana. Sí, ese que puede provocar que te comas un spoiler.2

La mejor manera de evitar los spoilers es huir de aquellos que sabes que son aficionados a hacerlos, ya sea por incontinencia o por fastidiar al personal, además de no entrar en esas webs o portales que están trufados de los mismos a cada segundo (caso de Tumblr). Es mejor hacer un unfollow a tiempo (o silenciar a aquellos perfiles peligrosos, que ahora se puede) que ciscarse en todo después, vamos. En mi caso, seguir a gente que sé de antemano que es respetuosa y nada pérfida me ha permitido llegar virgen a series míticas que todo el mundo había visto.

Pero desde hace un tiempo hay una corriente que aboga por spoilear aquellas series que están basadas en libros que están al alcance de todos. Su razón principal para justificar su postura es que tú mismo puedes evitar el spoiler leyendo, y que si no lo haces allá tú. “Haberlo leído. Llevan años publicados”, han sentenciado en más de una ocasión. Un ejemplo que sirve para ilustrar lo que ocurre entre marzo y junio desde hace tres años debido a los episodios de Juego de Tronos. Pero la de HBO no es la única.

241A mí me encantaría poder comentar abiertamente sobre las series que he visto con cualquiera. Pero también soy consciente de que es imposible coincidir con todo el mundo, y que puedo fastidiar el misterio de una ficción al primero que pase. Por eso soy antispoilers de todo tipo, y mucho de insinuar de una forma taimada para animar a la gente a ver eso que a mí me ha impactado tanto. Aunque me haya leído el libro no me creo superior al resto y con derecho a destriparles la trama porque ellos no quieren o no han sacado tiempo para leer lo que sea.

Como siempre en estos casos, he pedido opinión a unos amigos sobre el tema: ¿se pueden permitir los spoilers en algún momento? ¿Por qué?

El primero que responde es Jos Rodríguez, escritor y guionista. Su postura es mucho más larga (os la dejo aquí), pero he seleccionado este fragmento que me parece muy interesante:

No cuesta nada expresar tu opinión sobre el capítulo de marras utilizando eufemismos y generalidades que destaquen la labor interpretativa de los actores, la calidad de una escena o simplemente describir las sensaciones que ha provocado en ti…SIN DESTRIPAR LA TRAMA. Todo lo contrario es simplemente querer (NECESITAR) ser una “Attention Whore” o alguien incapacitado para desarrollar una opinión concisa y analítica. Es sintomático que Twitter haya desarrollado una aplicación para eliminar spoilers. Revelación evidente de que, si se proporcionan soluciones, es porque se asume la existencia de un problema.

Miriam Lagoa, compañera de frikeo seriéfilo en Terra y eldiario.es, cree que este tema se nos ha ido de las manos:T5

Los spoilers se han instalado en los extremismos. Por una parte está la fobia, casi histeria colectiva, ante cualquier mínimo detalle susceptible de ser señalado como spoiler y por otra parte está la aspiración de algunos de conseguir llegar ante determinadas series vírgenes de conocimiento. La primera se nos ha ido un poco de las manos y hay que saber diferenciar entre revelaciones mayores y simples detalles sin importancia y en la segunda hay que muy ser conscientes de las ventajas e inconvenientes de vivir en un mundo conectado. Personalmente no me gusta enterarme de detalles importantes pero cuando me ‘como’ alguno intento ‘digerirlo’ de la mejor manera posible, a veces es mejor no enterarse de cómo ocurre lo que ya sabes que va a ocurrir. De cara a contarlo en redes sociales o comentarlo con los amigos, para mí el spoiler deja de ser spoiler (o por lo menos pierde categoría) cuando el capítulo en cuestión ya se ha emitido en España y si hay que hablar sobre ellos la mejor manera es siendo educados (avisar antes) y aplicando el sentido común… o por lo menos saber cómo contarlo sin tener que contarlo.

La periodista Lucía Taboada, esa analista del costumbrismo que muchos conocéis, relata una anécdota personal para descubrirnos qué piensa sobre los spoilers:

house-of-cards-season-2-episodeSolo con escuchar la palabra spoiler me entran escalofríos. El otro día iba en el metro camino de casa leyendo los 373987 mensajes de Whatsapp acumulados durante la tarde, cuando un grupo de entusiasmados jóvenes me desveló uno de los puntos del capítulo final de Juego de Tronos. Y yo que había permanecido todo el día evitando comentarios en redes sociales como en Matrix empecé a experimentar fuertes sudores y temblores. Lejos de parar, los jóvenes continuaron. Y aún me quedaban tres paradas. ¿Cómo creéis que reaccioné ante tal ultraje?

a) Les espeté la célebre y monárquica frase de “¿Por qué no te callas?”
b) Me cambié de vagón.
c) Me mantuve petrificada mientras llovían ante mí desenlaces.

Pues sí, fue la c. Porque cuando te spoilean no sabes ni cómo reaccionar. Claro que hay spoilers y spoilers. No es lo mismo desvelar el final de una serie en curso que decir que lo de Resines era un sueño. No obstante, no cuesta nada poner un “ALERTA SPOILER” antes de un texto, o preguntar si el otro interlocutor ya ha visto el capítulo antes de soltar un “¡MADREMIÍAMADREMÍA LO QUE PASA EN LA BODA, SE ***** **** ****!”. La emoción ante lo desconocido de una serie es la esencia de las mismas.Sherlock1

El gran Ernesto Filardi, dramaturgo, escritor, lector ávido, aficionado a las series y exhacedor de salchichas en Canadá, se sale un poco del discurso anterior:

Al contar una historia, todo autor introduce un número indeterminado de escenas para sorprender al público. Un spoiler es la información anticipada y no deseada que priva al lector o espectador del placer de esa sorpresa. Si nos hablan de una escena que no busca la sorpresa del lector o espectador, no es un spoiler. ¿A alguno de ustedes le parecería spoiler decir que Caperucita va a llevar un tarro de miel a su abuelita? A veces, para hablar de una historia de ficción, es necesario dar detalles de la trama. Cuando en esos detalles se incluye algún punto de giro sorprendente, creo que se debería avisar con el clásico “spoiler alert”; porque, como todo el mundo sabe, el que avisa no es spoileador.

Sons4Por último, la periodista Lara Hermoso, que es un potencial peligro spoileador por haber leído más libros de los que puede haber en una biblioteca, rechaza por completo que existan. Por ella, como si se extinguen a lo dinosaurios:

Spoilers NUNCA. Detesto que me cuenten el final de un libro o tal o cual detalle cuando estoy en medio de la lectura. Así que en el momento que uno de los libros que yo he leído da el salto a la tele o al cine me aplico la máxima de nunca, nunca, nunca, revelar nada a los que permanezcan ajenos a la novela. Cada uno tiene que vivir y descubrir la historia como quiera, no me veo capacitada para intoxicar su propio imaginario. Eso sí, advierto, es posible que le recomiende la lectura del libro o que incluso en un ejercicio de sutileza sin parangón se lo regale.

 

¿Qué opináis vosotros? Queda abierto el debate.

La reina de Inglaterra, en el trono de hierro de Juego de Tronos

Poniente ha recibido la visita de una reina. Pero no con la intención de conquistar el trono de hierro (o eso creemos). La reina Isabel II ha visitado este martes el set de rodaje de Juego de Tronos en Belfast (Irlanda del Norte). Una visita que se ha realizado sin grabaciones de por medio, ya que la quinta temporada de la serie de HBO aún no ha comenzado a rodarse.

Isabel II, que ha estado acompañada por su marido, el duque de Edimburgo, ha podido saludar además a parte del elenco, ya que Kit Harington (Jon Snow), Sophie Turner (Sansa Stark), Maisie Williams (Arya Stark), Lena Headey (Cersei Lannister), Rose Leslie (Ygritte) o Conleth Hill (Varys) han estado presentes durante el recorrido de la reina por los estudios centrales de la serie basada en los libros de George R.R. Martin.

EFE/Aaron McCracken

EFE/Aaron McCracken

Durante el paseo, la reina británica ha podido ver de cerca el trono de hierro que ahora ocupa Tommen Baratheon en Juego de Tronos, además de parte del atrezzo y de las armas o armaduras que portan los personajes en cada episodio.

EFE/Aaron McCracken

EFE/Aaron McCracken

Una visita destacada que refleja la fuerza de la ficción de HBO, en la que repara hasta la monarca más longeva en Europa. Aunque sea una simple anécdota dentro de la visita de Isabel II a Belfast.

La fuerza de la adaptación en el fin de temporada de Juego de Tronos

Hay spoilers hasta en los espacios. Si no habéis visto la cuarta temporada, no leáis

 

Si vas a ver una película o una serie adaptada de un libro que has leído previamente y esperar que todo sea calcado a lo que quedó escrito, tienes un problema. Primero porque es imposible que aparezca en un metraje palabra por palabra lo que pasó en las páginas, segundo porque los lenguajes son completamente distintos y es imposible que lo que se cuenta con imágenes coincida con lo que creaste en tu mente, y tercero porque el espacio, en este caso la duración, es mucho más limitada.1

El caso de Juego de Tronos es aún más evidente. Las novelas de Canción de hielo y fuego son larguísimas, y George R.R. Martin cuenta en ellas decenas de historias. Que David Benioff y D.B. Weiss se hayan tomando todas las licencias posibles a la hora de adaptar los libros a la HBO entra dentro de lo normal. Incluso que se inventen situaciones que no aparecen en los libros, estructuren la serie de otra manera o se carguen personajes que en las novelas siguen vivos.

Después de la clase de perogrullo que me he marcado, iré a lo importante: Juego de Tronos es la adaptación más fuerte, brillante, e irrespetuosa con su ‘madre’ que ha alumbrado la televisión en los últimos años. Al menos a mí me entró un escalofrío cuando acabó la finale  de la cuarta temporada, The Children. Una sensación que solo habría mejorado un fundido a negro inmediato como los que nos regalan en algunas películas. Es que esa música, esa escena final… Es imposible explicarlo con palabras.

5Lo mejor de todo es que Juego de Tronos no ha hecho algo distinto a lo que venía haciendo. Buscaba dejar con ganas de más, no cerrar ninguna trama y provocar las especulaciones y cábalas de sus seguidores. Y lo ha conseguido sin despeinarse. A saber: ¿qué va a pasar con Tyrion ahora? ¿Qué se va a encontrar Arya en Braavos? ¿Cómo gestionará Daenerys el problema de sus dragones? ¿El Perro se ha ido para siempre? ¿Dónde narices está Bran? ¿Por qué Stannis ha ido al muro, y qué hará al respecto Jon Snow? ¿Y Sansa? No hay más que preguntas, y muchas ganas de que lleguen las respuestas.

Sobre la serie se pueden hacer todos los análisis sesudos que se le ocurran a uno. Desde su crítica encubierta a ciertos sistemas políticos, el trato de temáticas como el machismo o la discriminación, el laxo concepto de la justicia que a veces recuerda a la actualidad, o las luchas entre familias por el poder que son más habituales de lo que creemos. Todo lo que sugiere da para varios libros aparte de los de Martin (alguno ya se ha escrito). A veces roza demasiado la realidad.4

La polémica es otro de los componentes indefectibles a Juego de Tronos. Si no la liase en cada episodio resultaría extraño, y en esta no ha fallado ni uno. La violación de Jaime a Cersei fue la que provocó centenares de links, ya fuesen a favor o en contra, o analizando qué suponía una escena de ese calibre en la serie más vista de la actualidad. No ha sido la única, ya que también se han deslizado las acusaciones de pederastia por el cortejo de Margaery a Tommen.

3Además, han conseguido que se haya llegado a calificar la triste muerte de Oberyn a manos de La Montaña como lo más gore que se ha emitido en televisión (las reacciones en Youtube hay que verlas). No sé si tienen razón, pero yo no pude sacarme de la cabeza la escena hasta que pasaron unos días desde que la vi. Me aterrorizaba, pero no podía dejar de mirar. Y eso que sabía lo que pasaba gracias al libro. Otra medalla más. ¿A que por culpa de esto ya no os acordabais de lo de Joffrey?

Lo anterior responde a que los responsables de la serie y la HBO son unos genios. También a que George R.R. Martin sea muy mala persona por las que monta en las novelas y lo que escribe en su blog. Porque vamos, no me creo que sea una coincidencia que el final de la cuarta temporada se haya emitido en pleno Día del Padre en Estados Unidos. 2

Que celebren fechas tan señaladas con muertes tan importantes forma parte del ADN de Juego de Tronos. ¿Es una serie sobre la muerte? Lo dudo. Solo muestra la realidad de que el poder mata cuando quiere y como le da la gana. Seas quien seas, no estás a salvo, porque siempre habrá alguien que tenga un poco más que tú. Ya sea dinero, fuerza, velocidad o juventud, puedes toparte con alguien que te supere en uno o varios de esos aspectos. Y eso será tu fin. A lo mejor digo una barbaridad, pero en las cuatro temporadas he visto muchos guiños a Dickens. “En este juego, alguien siempre gana y alguien siempre pierde”, como dicen en una gran obra de teatro.

Juego de Tronos es la serie perfecta porque logra entretener desde la calidad a todos los públicos. Puedes estar perdido ante lo rápido que se desarrolla la trama o los nuevos personajes que se incorporan, pero eso no impide que te enganche de una manera enfermiza. Un ejemplo de “cumple su función”, entretener, pero ofreciendo lecciones de cómo debe ser una ficción. Y ya si le hacen caso a Martin y extienden a trece capítulos las temporadas, mejor.

6Por cierto: han sido benévolos. No han metido el auténtico final de Tormenta de Espadas. Eso sí que os habría hecho flipar. Miedo me da la que estarán preparando con ESO. Los que lo han leído lo sabrán. Como contrapartida, han regalado las escenas más desgarradoras protagonizadas por el mejor de esta temporada, Tyrion. Verle llorar mientras quitaba una vida, para luego mostrarse impasible al arrebatar otra es uno de los mejores contrastes que he visto en un actor en mi vida. Un Emmy para Peter Dinklage a la de ya, por favor.

Ah, no hagáis spoilers a los demás. Es de ser mala gente. Los que los hacéis no merecéis que os cojan de extras para la quinta temporada. Si es que vienen a España. Valar Morghulis.

 

Para recordar: cuando no doblaron el primer episodio en Canal +

HBO busca localizaciones en España para rodar la quinta temporada de Juego de Tronos

Parece que ahora es verdad. Tras todas las especulaciones e inocentadas, lo que muchos barruntaban está muy cerca de convertirse en realidad: la cadena HBO está buscando localizaciones en España para rodar parte de la próxima temporada de Juego de Tronos. En concreto, y según informa Entertainment Weeklylos responsables de la serie están muy interesados en Andalucía. Got6

De confirmarse, España se convertiría en el séptimo país (o séptimo reino, pero este chiste admito que se lo he robado a los americanos) al que viaja el rodaje de la serie más seguida de la actualidad, al sumarse a Irlanda del Norte, Croacia, Islandia, Marruecos, Malta y Estados Unidos. La lógica dice que la geografía andaluza sería la encargada de mostrar al mundo los escenarios que aparecen en Festín de Cuervos, cuarto libro de la saga Canción de Hielo y Fuego.

Está por ver qué lugares del mundo fantástico creado por George RR Martin acaban por representarse en territorio andaluz, aunque antes de nada debe confirmarse por completo que la serie desembarcará en España. Aunque los motivos para ser optimistas son más que suficientes. Sobre todo porque un exdirectivo de HBO que ahora vive en España lo da casi por hecho: el embajador de EEUU en Madrid, James Costos.

j3“HBO está estudiando rodar en España; las negociaciones con la Comisión de Cine de Andalucía son firmes, hay localizaciones maravillosas para, si todo va bien, filmar la próxima temporada el año que viene en España”, ha declarado Costos a la Cadena SER, que además ha dicho que “espera lo mejor” por “los paisajes maravillosos que hay aquí” y “lo bien que conozco la serie”. “Tengo la sensación de que cuando el equipo venga encontrarán lo que buscan”, ha sentenciado el embajador estadounidense.

Con esta noticia, los rumores no van a hacer más que aumentar. Pero insisto: no hay nada confirmado. Las perspectivas son inmejorables, pero no sabemos si acabarán rodando Juego de Tronos en Andalucía o no, si al final se decantarán por otras zonas del país, ni qué ciudades de las que se inventó el escritor estadounidense encajarían en nuestro territorio. Seamos pacientes, pero si se confirma será una excelente noticia. Solo de pensar en ver a la khaleesi de cerca me pongo contento.

El lío de la violación de Juego de Tronos

Esta entrada contiene SPOILERS

Este quizá sea uno de esos post que, sin buscarlo, se conviertan en polémicos por la temática que trata. Por esta razón, los “testimonios” (en realidad he preguntado a algunos amigos) que voy a emplear para el mismo serán anónimos. Algunas cuestiones exacerban irremediablemente a personas de un signo u otro, y no quiero que nadie tenga que aguantar insultos o similares por opiniones totalmente respetables y legítimas. Y ya sé que no todos los argumentos son así, pero éstos sí.

En Juego de Tronos se han inventado una violación que no aparece en los libros. La jarana (en su segunda acepción) que se ha montado esta semana tras el tercer episodio de la cuarta temporada de la serie de HBO responde a que Jaime Lannister ha violado a su hermana y amante, Cersei. Algo que ha despertado la indignación de un gran número de espectadores. Este mosqueo es mayor entre las mujeres, como es obvio, ya que nunca gusta que se muestre una escena así. Aunque ésta no llegue a los dos minutos.j1

Pero, ¿está justificada una violación que no aparece en Tormenta de Espadas, el tomo en el que está basada esta cuarta temporada? Porque sí hay una escena de sexo entre Cersei y Jaime en uno de los capítulos del libro, con la diferencia perentoria de que ella sí quería tener una relación con él. Antes de las conclusiones, recapitulemos lo dicho en estos días.

La primera gran crítica negativa a la escena la hizo Sonia Saraiya en The A.V., en un artículo titulado Rape of Thrones. Saraiya se pregunta el porqué de la inclusión de algo que ni aparece en la obra original de George RR Martin, y recuerda que ésto ya pasó en la primera temporada, cuando ofrecieron la violación de Khal Drogo a Daenerys. Un pasaje que no es tal en los libros, dado que ella acepta consumar su matrimonio con el dothraki para convertirse en su khaleesi. Así, la autora no entiende qué puede justificar esta violación y alerta de que los responsables de la serie, Davie Beniof y D.B. Weiss, están cayendo en lo gratuito y en la explotación del cuerpo de la mujer.

j5El argumento de Saraiya es válido, aunque también es cierto que si hay una serie que se caracterice por lo gratuito es Juego de Tronos. Todo porque bajo el manto de la fantasía y la edad media, una época donde todo indica que las mujeres eran meros objetos y las primeras víctimas en cualquier guerra por el impacto que causaba en el enemigo la violación. La autora abunda en que son necesarios los cambios en la serie con respecto a los libros, pero que no está claro que lo sea añadir situaciones que pueden resultar tan banales y desafortunadas.

Las tesis del llamado Rape of Thrones las comparte ampliamente la crítica de Huffpost TVMaureen Ryan. Pero ella va mucho más allá, y rechaza por completo las palabras del director del episodio, Alex Graves, que sugirió en una entrevista que todo comienza como una violación “pero acaba siendo consentido“. Esta sensación de la escena ha sido ampliamente compartida por los que la han visto, ya que Cersei dice “no” al principio, pero luego se ve superada y no se vuelve a quejar. Partiendo de que no hay que confundir ficción con realidad, algo que empieza como una violación es eso; nunca va a ser de mutuo acuerdo en ningún momento, así que la excusa de Graves es vergonzosa. Pero que te sugiera eso puede ser hasta normal, ya que se trata de una pareja con mucha historia detrás.j3

Siguiendo con el artículo de Ryan, ésta expone que las violaciones en la ficción en algunos casos han tenido un efecto efervescente en las tramas de la misma. Así, recuerda que en Mad MenSons of Anarchy Scandal (incluso The Shield), los asaltos sexuales han potenciado la ficción, hasta ofrecer nuevas visiones y transformaciones de ciertos personajes. Y es que todas ellas estaban justificadas, encajaban perfectamente en el argumento y luego tenían consecuencias en el futuro. Está por ver si en Juego de Tronos ocurre lo mismo.

Solo he visto un artículo que defendía sin ambages la escena, aunque sin dar ni un solo argumento. Sí, en un medio español. Ni lo enlazo, porque es lamentable y no tiene nada que ofrecer salvo el “lo defiendo porque me siento más guay haciéndolo”. Ay, el postureo.

j4Por otro lado, los numerosos artículos que se han dedicado a analizar lo ocurrido varían en su planteamiento. Unos dicen que esto ha sidobuscar el shock por el shock, mientras que otros apuestan a que esto ha pasado para que Jaime volviese a caernos mal tras dos temporadas en las que hemos empatizado con él por haberlo pasado mal.

Este último también incide en una idea muy interesante: en que es injusto acusar a esta serie (y a los libros) de misógina y machista. Y tiene toda la razón del mundo, ya que es una de las historias donde las mujeres son más independientes, se imponen a los hombres y desempeñan roles que representan la igualdad con los hombres. Algo que comparte uno de los amigos a los que he consultado, y del que como ya dije antes no revelaré su nombre:

Que una serie de ambientación medieval muestre un mundo misógnino y de dominación masculina no me extraña. Aún así, el universo de George RR Martin no es misógino para nada: está lleno de mujeres fuertes que se rebelan contra un mundo de hombres. Pero la violación quizá sí que me parece gratuita porque Jamie, en la novela, está en un proceso de cambio hacia un camino personal que le alejaría de una actuación así. Tampoco me imagino a Cersei violada por su hermano, ya que ella vendería muy caro someterse a ese crimen.

Al anterior, que era un chico, se suma una chica que rechaza las críticas más furibundas contra la serie. Ella recuerda la inexistente polémica con la violación a Daenerys:

Drogo

Si aquella no hizo que se elevara el grito al cielo, cuando ya se ha visto que podía haberse conservado lo del libro, por qué ahora sí cuando no sabemos aún si lo que ha ocurrido está justificado. Con Daenerys tenía menos sentido. También es verdad que Cersei no encaja con el perfil de “me han violado mientras protestaba”. Es más de defenderse y arrearle con un candelabro del septón, e intentar zafarse.

También he recopilado opiniones en contra de la escena, que inciden en lo que consideran la raíz del problema: que se hace ficción en base a los gustos de los hombres heterosexuales. Una amiga dice esto:

En los últimos años ha habido muchas series que incluyen montones de escenas de sexo explícito y que de alguna forma eso parece moderno o ‘cool’. Pero tengo la sensación de que la mayor parte (por no decir todo) de ese sexo está construida desde una mirada masculina muy determinada. Es decir, es el sexo que se espera que le guste ver a un hombre heterosexual. Incluso las escenas de sexo lésbico, que parecen diseñadas para retroalimentar el típico mito sexual de que a los tíos les pone ver a dos tías enrollarse que para mostrar otras formas de acercarse a las relaciones y el sexo. Es todo muy ‘coitocéntrico’, todo es meter y sacar.

j2Siguiendo la estela de la anterior opinión, un chico que ha visto y leído todo sobre el universo Juego de Tronos rechaza la escena de esta manera:

Son las típicas escenas de porno con un perfil muy de público masculino que se meten en una serie. El guión ha borrado cosas importantes de los libros y, sin embargo, este tipo de escenas que no afectan a la trama se potencian”.

Dicho todo lo anterior, uno de los mayores damnificados ha salido a pedir disculpas: George RR Martin. El escritor se ha limitado a lamentar que esos dos minutos hayan perturbado a alguien. El resto no resulta muy convincente, la verdad.

Mi opinión: no me escandaliza, es una escena corta, y nada fuerte. No es la violación de Mónica Bellucci en Irreversible. Pero sí me parece bastante gratuita y dudo que pueda aportar algo a las tramas o que vaya a dar un vuelco a toda la serie. Al fin y al cabo hablamos de dos secundarios que ahora mismo no tienen mucho que decir en el desarrollo de lo que ocurre. Al menos por ahora.

Con este post me han recordado algo muy importante: no todo es blanco o negro. Los matices son imprescindibles. Por eso estoy de acuerdo en algunos aspectos de lo que aducen los citados anteriormente y en otros no.

Juego de Tronos o la ruptura de las barreras de lo friki

Desde hace unos años existe un conjunto de productos muy específicos que están dirigidos a un público friki. Más allá de los tópicos eternos, algunos absurdos e insultantes, sí es cierto que la oferta friki es reconocible y amplia: las cartas Magic, los juegos de rol, el universo Warhammer, algunos videojuegos como Starcraft, Warcraft o Diablo, determinadas películas, y varias sagas de libros. Que te gustase eso provocaba las burlas de otros que se creían mejores que tú. Había de todo, ojo, que Conan O’Brien se metía con este colectivo de una manera desternillante.GOT3

Hasta hace nada, dentro de esa selección a la que solía acceder de forma exclusiva un público friki (lo siento, no hay sinónimos para este término, o al menos a mí no se me ocurren) estaba Canción de Hielo y Fuego, la saga de fantasía de George RR Martin. David Benioff, D.B. Weiss y la HBO supieron ver el potencial de esos tomos largos y detallados, en los que aparecían personajes imposibles y se daban situaciones cercanas la realidad, como las traiciones. Todo de una manera más cruda y explícita, sin censura de ningún tipo y eludiendo cualquier atisbo de contención en lo que ocurría. Y así nació Juego de Tronos

Got5Tras su debut televisivo en 2011, las historias de George RR Martin pasaron a ser de ‘dominio público’. Ya no eran para frikis. Su público, tras una sola temporada, había aumentado de manera exponencial. Se convirtió en un fenómeno de dimensiones incalculables. Gente que ni por asomo se plantearía ver algo de este género de repente cayó entre las redes de Poniente. E incluso muchos que habían rechazado El señor de los anillos, de repente quedaron atrapados en ese huracán al que daban fuerza los Stark, Lannister, Tully, los dothraki, los salvajes o el Muro.

Juego de Tronos regresó el domingo a la HBO y a Canal + el lunes con su cuarta temporada, basada en la segunda parte de Tormenta de Espadas, el tercer libro de Canción de Hielo y Fuego. Y lo hizo con un capítulo magnífico. Truculento, violento, cargado de sexo y sangre. Pero, sobre todo, fue un episodio divertido y entretenido. Con su fondo de relato severo, en el que se dan situaciones muy serias y nada agradables, consigue transmitir buen rollo y regocijo en el espectador. Ni qué decir tiene que eso es complicadísimo.got4

Una de las muchas virtudes de la creación de RR Martin es facilitar que no se eche de menos a nadie. La serie ha sabido plasmarlo a la perfección en la televisión, gracias a las grandes interpretaciones de los actores que se encargan de los personajes que se van incorporando a las tramas, además del peso medido y justo que se les da en el guión y el desarrollo de las tramas.

Entre los que van a dar mucho qué hablar está el príncipe Oberyn Martell (Pedro Pascal), la víbora de Dorne, con el que muchos se quedaron impresionados en este primer episodio de temporada. El chico es valiente, chulo y temerario. Y encima, tiene sed de venganza contra los Lannister. Por eso mola. Su amante, Ellaria Arena, tampoco se queda atrás. Mejor dicho: todo papel que haga la maravillosa Indira Varma será digno de ver.

Got1

A todo esto hay que sumarle los que siguen. La khaleesi (Emilia Clarke) sigue estupenda y sus planes por conquistar el mundo no parece que se los vaya a tirar nadie. Aunque le toque lidiar con unos dragones en la edad del pavo. Sansa Stark se mantiene igual de triste, lo que indica lo buena actriz que es Sophie Turner (que hasta canta bien). Arya (Maisie Williams) anda dando vueltas con el Perro (Rory McCann), mientras que Tyrion (Peter Dinklage) intenta escapar a las miradas nada amistosas de Lord Tywin (Charles Dance) y el niñato del rey Joffrey (Jack Gleeson). Las historias personales de cada uno de los personajes, hasta de los que no menciono, conforman una temporada que puede que supere a la tercera. Hasta en brutalidad. En serio. Y si no conocéis la historia a través de los libros, id sacando los pañuelos y tened cerca los desfibriladores.

No sabéis la que os espera. Me enternece veros (o leeros), tan inocentes, a los que no habéis leído los libros y no tenéis ni idea de la que se avecina. Ojalá pudiese presenciar cómo vuestras caras se desencajan con unos cuantos sucesos, luctuosos o no, de esta temporada. Y es que si la boda roja os pareció heavy, je, preparaos para los próximos capítulos. El que avisa no es un Frey.

Go7

Teniendo en cuenta todo lo anterior, a mí me sigue pareciendo alucinante lo que es capaz de arrastrar esta serie. La expectación que genera no la hemos conocido hasta ahora. Así se explica que sea capaz de reventar los récords de audiencia y superar con una season premier los datos que hizo el final de Los SopranoEs acojonante que ya alcance estas cotas, vamos.

Trascendiendo al fenómeno televisivo, lo que hay que agradecerle a Juego de Tronos es que haya permitido a mucha gente explorar campos que ignoraba. El ejemplo más claro es el de miles de personas que jamás leían y que se han enganchado a los libros de Canción de Hielo y Fuego. O el de aquellos que no tragaban con la fantasía, que decían que esa temática era de flipaos y la acusaban de no ser realista, y que ahora se apuntan a esta locura de dragones, fuego valyrio, muertos vivientes y huargos.

Got8

¿Les convierte eso en frikis? No. Simplemente han abierto su mente. Will Wheaton lo explica mejor que yo. No me quiero ni acordar de lo que me decían cuando fui a los estrenos de las tres películas de El señor de los anillos o después de que me comprara un anillo único que llevaba en un colgante… Menos mal que no sabían que también me leí los libros. Eran otros tiempos.

Por todo esto, Juego de Tronos será la serie que pasará a la historia por romper las barreras de lo friki y fomentar que distintas sensibilidades se interesen por asuntos o productos que antes miraban con recelo o desconocían.

Y para los que solo veáis la serie y no hayáis leído Tormenta de Espadas, insisto: grabaos mientras veis, sobre todo, los últimos tres episodios, y después compartidlo con el resto. Os lo agradeceremos mucho. Esta temporada va a ser MUY salvaje.

“No han doblado Juego de Tronos, ¡malditos!”

Desde hace un tiempo, y con muy buen criterio, las cadenas españolas que tienen los derechos de las series estadounidenses deciden estrenarlas pocos días después de su lanzamiento en EEUU. Esto conlleva que, con muy buen criterio, las emitan en Versión Original Subtitulada el Español (VOSE). Es decir, como las solemos ver muchos, especialmente los que vemos unas cuantas ficciones: en inglés y con subtítulos en castellano. Que las cadenas hagan esta apuesta me parece encomiable, dado que luego además las doblan.

Got1

Pero a Canal + no le ha salido tan bien esta práctica que, insisto, creo acertadísima. Anoche por redes sociales pudimos leer las quejas de varios abonados al canal de pago que pretendían pasar su noche de lunes viendo el primer capítulo de la cuarta temporada de Juego de Tronos. Pero ellos querían verla doblada. Un día después de que se hubiese emitido en Estados Unidos por la HBO.

[ACTUALIZACIÓN: He hablado con Canal +, e insisten: dejaron bien claro que la emisión de ayer sería en VOSE. Más aún, que siempre se ha hecho de esa manera, y que no entienden el revuelo por algo que estaba anunciado por varios sitios, como su web. En cuanto a la comparación con el doblaje de The Walking Dead, recuerdan que ellos siempre han tratado sus series como hicieron ayer, y que para emitirla lo antes posible tenía que ser en VOSE].

Los tuits de los espectadores indignados porque no podían ver la serie doblada proliferaron por la red, y por la coña se convirtió en el tema de la noche. Las burlas, la sorna y la ironía afloró de una manera que provocó descojone general, especialmente en Twitter. La razón es simple: querían ver algo doblado un día después de su emisión en EEUU. Ni con actores de doblaje esclavizados y obligados a trabajar a latigazos habría sido posible disponer del episodio de esta manera. Y sí, seguramente no sabrían que se estrenó el domingo anterior en su cadena original de USA. También Canal + podría haber hecho el esfuerzo de dejar muy claro en su campaña de promoción del estreno de la temporada que emitiría el capítulo de esa manera. Algunas de las quejas, en la siguiente captura.

CapturaTronos

Yo me reí mucho anoche. Pero porque la gente tuviese las narices de pedir un capítulo doblado con menos de 24 horas de diferencia con respecto a su emisión original. Y más aún por los comentarios en clave de humor sobre el tema. Algunas de las razones que aducían los que rechazaban la emisión en VOSE es que “habían pagado” por Canal +, por lo que tenían derecho a verla doblada. Otros eran más directos: “más doblar y menos escribir”. Más quejas:

Capturatronos2

Cada uno es libre sobre sus preferencias. Yo odio, rechazo y detesto el doblaje. También me parece un poco triste que haya gente que por culpa de sus circunstancias personales tenga dependencia del mismo para poder ver una serie. Significa que algo se ha hecho mal en este país con respecto al aprendizaje de idiomas. Pero bueno, las opiniones son libres, como evidencian las de este debate que hubo en el blog.

Got2Pero las quejas de ayer a Canal + por su emisión de Juego de Tronos me parecen injustas y esteriles. Más aún cuando lo primero que ha hecho ha sido pensar en su espectador para ofrecerle cuanto antes la que quizá sea la serie más demandada de la actualidad. Y protestar por que cualquier producto se emita en VOSE no es algo que vaya a compartir. Creo que no es tan difícil seguir el hilo a algo subtitulado. Pero cada uno elige o depende de factores distintos al resto.

Más allá de las bromas, también hubo críticas a la gente por el simple hecho de querer ver el capítulo doblado. Vamos, metiéndose con ellos por preferir esa opción. Tuits y comentarios con un tufo clasista que echaba para atrás. Frases como “la generación mejor preparada” y similares, expresadas con toda la mala intención del mundo, para meterse con la gente que quería doblaje. Casualidad que todos los comentarios de ese tipo viniesen de gente asociada a determinados partidos o de familiares de políticos condenados por robar dinero público. Así, con la pasta de los demás, también me hago rico yo también y me puedo permitir que los míos estudien varios idiomas.

De la serie en sí hablamos mañana, si os parece.

DISCLAIMER

Sois varios los que decís que The Walking Dead se emite un día después doblada al español en Fox. Tres consideraciones: 1. TWD dura 20 minutos menos que Juego de Tronos, y no tiene un elenco de personajes tan amplio. Por tanto, lleva muchísimo más tiempo dicho proceso y hacen falta muchos actores para poder doblarla. 2. El doblaje que sale de un solo día de trabajo es bastante malo. Y sí, no es el caso de TWD, que está doblada mucho antes. Mis disculpas. Pero su doblaje me sigue pareciendo malísimo. 3. Hasta hace nada hubo una huelga de actores de doblaje. Es imposible gestionar un monstruo como Juego de Tronos en tan poco tiempo y más con un conflicto recién terminado.

Adelanto de 15 minutos de la cuarta temporada de Juego de Tronos

Queda algo menos de dos meses para que Juego de Tronos regrese a nuestros vidas. La expectación es patente. Y el que tenga mucha curiosidad y no pueda esperar al 6 de abril, está tardando en leerse Tormenta de Espadas, en cuya segunda parte está basada esta cuarta temporada de la serie de HBO. Para los que no quieran o no tengan tiempo de leer los libros de George RR Martin (muy mal hecho, porque leer es la única manera de curar la ignorancia), están los teasers y sucedáneos. Tras el primer tráiler, ahora es el turno del primer avance largo, que dura 15 minutos. Y en el que se ve claramente por dónde van a ir los tiros en la entrega de 2014. Además, los responsables de la adaptación televisiva hablan un poco en el vídeo de los entresijos de la serie. Que lo disfrutéis. Está en inglés.

Primer tráiler de la cuarta temporada de Juego de Tronos

Todos queremos a Juego de Tronos. Por algo es la serie más vista en todo el mundo, quizá la más pirateada. Tendremos que esperar hasta el 6 de abril para disfrutar de la cuarta temporada, basada en la segunda parte de Tormenta de Espadas, el tercer libro de la saga Canción de hielo y fuego que ha escrito con toda la calma George RR Martin. Pero ya tenemos el primer tráiler. Y parece que no se van a dejar nada en el tintero. E insisto: esta cuarta temporada puede ser todavía más impactante que la tercera. Sí, peor que la Boda Roja (aunque no tan espectacular como esos ocho minutos de barbarie). Avisados estáis.

Los mejores momentos de las series en 2013

  AVISO: Spoilers en todo el post

Siempre hay momentos que se nos quedan grabados. Ya sea porque su impacto es obvio o porque a nosotros nos calan de forma inexplicable, esas escenas o situaciones nos marcan y son las que destacamos cuando nos preguntan por un determinado asunto. En las series son habituales. Son experiencias personalísimas de cada uno. Lo que a él en un capítulo le ha jodido el día, a ella no le ha parecido ni destacable, y viceversa. La que sigue es la lista de las escenas que me chocaron, me hicieron reír o llorar, o las que simplemente son tan buenas que merecen una mención. Si vosotros tenéis otras, por favor, compartidlas en los comentarios. Lo vuelvo a avisar: SPOILERS a mogollón.

El tiroteo en el colegio de Utopia

Por lo que significa y el momento en el que se emitió puede que sea la secuencia más atrevida de todo el año. La serie de Channel 4 se emitió a principios de año, apenas dos meses después del tiroteo en la escuela de Newton en la que murieron varios niños y adultos. En EEUU ni se esperaban que en las islas británicas fuesen a emitir algo que ellos, con sus remilgos, jamás habrían emitido. Utopia no escatima en mostrar sangre con el rojo más fuerte posible. Lo mismo ocurre con las escenas violentas, más presentes conforme pasan los episodios. Que la pantalla nos muestre como Arby le vuela los sesos a alguien en primer plano y luego nos deje escuchar los gritos y los tiros que se producen en las distintas estancias de la escuela solo pueden hacerlo unas pocas. Y ésta es una de ellas.

El asesinato de Andrea en Breaking Bad

La mejor serie de 2013 se marchó con ocho capítulos inolvidables e históricos por la calidad patente que se ofrecía en cada segundo. Como es normal, el impacto y el “qué coño acaba de pasar” fueron constantes durante la tanda de despedida tan maravillosa que se marcó Vince Gilligan. Podría elegir muchos más de Breaking Bad, pero me quedo con este: cuando Todd asesina a Andrea de un tiro a bocajarro para obligar a Jesse a seguir haciendo metanfetamina en condiciones de esclavitud. Me quedé helado. Incluso se me escapó la lágrima, porque el llanto de Pinkman me destrozó. El tío Jack dejaba claro que no le importaba hacer lo que fuese para conseguir lo que quería.

La muerte de Hershel en The Walking Dead

Los zombis no han tenido una media temporada memorable que se diga, pero los acontecimientos del último episodio hasta su regreso en febrero tendrán mucha repercusión para su futuro. El asesinato de Hershel a manos del gobernador, y a espadazos, es muy importante para el devenir de la historia. Y fue completamente inesperado. Al menos The Walking Dead nos ha demostrado que aún tiene cierta capacidad de sorpresa.

La última media hora de Boardwalk Empire

En los episodios finales de temporada de la ficción de la mafia en los años 20 de la HBO siempre pasa algo. Realmente, en todos los capítulos existe un momento que te supera o te encanta, pero esto ocurre especialmente en las season finale. En los 30 minutos del episodio 12 de este año pasaron muchas cosas que a mí, y supongo que no seré el único, me frustraron a la par que aumentaron mi devoción por Boardwalk Empire. La muerte accidental de la hija de Chalky White fue uno de ellos.

Pero lo mejor, por triste, fue la despedida de Richard Harrow. Fue una montaña rusa de sensaciones por cómo la presentaron: de la felicidad al estar con su familia, al cabreo extremo cuando nos muestran que está muerto. Fue acojonante.

El final de Fringe

En 2013 se marchó una de las mejores series de ciencia ficción que han existido. Y lo hizo de la mejor forma posible: cerrando las tramas pendientes, evocando una vez más los valores que la han hecho destacar, y con espectacularidad por medio de un experimento que ponía el broche a la historia. Fueron cinco temporadas llenas de altibajos, pero eso no impidió que las tramas de Fringe fuesen entretenidas y muy interesantes. Sus interpretaciones, como la de John Noble, estaban más que logradas, y siempre te permitía aprender algo. Y encima era original. Estos tres minutos son una delicia.

La identidad de la madre en Cómo conocí a vuestra madre

Casi nueve años. Nueve. Me ha dado tiempo a sacarme bachillerato, acabar una carrera, y estar en varios medios. Y nunca he faltado a la cita semanal entre septiembre y mayo para ver si de refilón adivinaba quién era la madre de los hijos de Ted Mosby. Finalmente todas las pistas eran ciertas: el paraguas amarillo, la compañera de piso, la guitarra, el grupo que tocaba en la boda de Robin y Barney… Lo que nunca nos anticiparon de ninguna manera era su cara. Y así llegó a nuestras vidas Cristin Milioti, más conocida como “la madre”, ya que en la serie aún no nos han dicho cómo se llama. He de reconocer que al principio Milioti me parecía poca cosa para las expectativas que teníamos ante tanto misterio. Pero con el tiempo he rectificado, como es normal, ya que ha estado estupenda a la vez que graciosa en todos los capítulos en los que ha aparecido hasta ahora. Quedan unos meses de Cómo conocí a vuestra madre, que se está despidiendo con una gran temporada. Aquí una entrevista que concedió hace poco tiempo.

La ¿muerte? de Brody en Homeland

Soy de los que tengo claro que Nicholas Brody ha pasado a la historia de la televisión como un héroe-villano fiambre. Pero por los comentarios en los posts sobre Homeland, los de las redes sociales, así como las teorías que circulan por distintos medios especializados, me he planteado si dudar sobre si realmente murió en el último episodio de la tercera temporada. Que si el nudo no era corredizo, que lo que vimos fue un ahorcamiento falso, que al que subió la grúa era otro tipo y no Brody… En cualquier caso, esto supone un punto de inflexión y el entierro definitivo de una serie que durante sus doce capítulos de este año se encargó por sí sola de cavar su tumba. Insisto en que nadie necesita una cuarta temporada.

La boda roja de Juego de Tronos

Los que habíamos leído el libro sabíamos lo que iba a pasar. Pero no cómo se iba a trasladar a la pantalla. Y la adaptación de esta masacre fue magnífica. Para los que no tenían ni idea por no haber leído Tormenta de Espadas fue un trauma todo lo que ocurrió en la boda entre una Frey y un Tully. Los vídeos de las reacciones de la gente ante esos minutos de sangre y asesinatos son representativos de la cara que se nos quedó a todos. Porque aun conociendo de antemano qué ocurriría, también flipé.

La terapia para Sheldon en The Big Bang Theory

De todos los momentos desternillantes que nos han regalado nuestros frikis favoritos durante los años que llevan en emisión, este es uno de mis preferidos junto a la persecución en la piscina de bolas. El contexto de ésta escena de TBBT es sencillo: Sheldon tiene la necesidad imperiosa de finalizar todo. No puede dejar nada a medias. Y Amy quiere educarle para que no sea tan obsesivo y pueda dejar las cosas a medias (a ella no la deja ni así, porque ni le da por empezar). Otra más de una pareja atípica que solo sabe hacernos reír.

El llanto de Michael Sheen en Masters of SexMasters

No se me ocurre nada peor para unos padres que perder un hijo por culpa de un aborto espontáneo. Si eso no te afecta es que eres un maldito robot y estás muerto por dentro. Afortunadamente, William Masters no lo estaba. Lo parecía, por su actitud y la personalidad huraña que nos muestra Michael Sheen en Masters of Sex. Pero cuando asume que ha perdido al bebé que espera con su esposa Libby explota. Aunque no quiera que le miren. La llorera desgarradora de Masters al final del quinto episodio de la serie es de las que no se olvida. No he encontrado el vídeo, pero los que la hayáis visto me entenderéis.

La muerte de Tara en Sons of Anarchy

Como es habitual, cada temporada de los moteros de Charming mueren varios de los personajes secundarios y alguno de los protagonistas. Esta sexta temporada puede ser la que haya batido el récord de decesos. Y eso que no estaba fácil, ya que en las anteriores caían como moscas y cada dos por tres quien menos te esperabas que iba a desaparecer. El año pasado fue la muerte de Opie la que nos apesadumbró a todos. En este 2013 de SOA, la más impactante ha sido sin duda la de Tara. La brutalidad de la secuencia ha provocado que la marcha de Clay haya quedado en segundo plano.

Los últimos minutos de Orange is the New BlackOrange

La muerte de Pennsatucky a manos de Piper nos dejó helados a todos. Ni lo vimos venir. Y, sobre todo, nos quedamos con la deliciosa intriga de no saber qué va a pasar ahora con la protagonista de Orange is the New Black¿La condenarán a más años? ¿Podrá ocultar lo que ha hecho? ¿La cubrirán? Hasta el verano de 2014 no sabremos la respuesta. La espera será larga.

La pelea entre Hood y el boxeador en Banshee

Un boxeador que maltrata a las chicas con las que se acuesta. Y un falso sheriff que quiere detenerle y darle una lección. Aunque tenga que enfrentarse a él puños mediante. Esta escena solo se puede definir como realista. No puedo añadir nada más. Hay que verla y punto.