Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de abril, 2015

Filtran cuatro episodios de la quinta temporada de Juego de Tronos

Palo gigante para la HBO y su estrategia de promoción, una bendición y un regalo para los seguidores de la serie. Si quieres ver la nueva temporada de Juego de Tronos, ya tienes a tu disposición los cuatro episodios de la quinta temporada. Todo gracias a una filtración de los capítulos destinados para medios especializados, que te permite descargártelos a través de torrent. Se ha cumplido así uno de los mayores miedos de algunos responsables de la serie. Aquí tenéis capturas de uno de los capítulos, ya que he querido comprobar que eran auténticos.

1

La filtración se produjo ayer por la noche, y ya se han producido cientos de miles de descargas de dichos episodios. Todo empezó en unos cuantos trackers privados (grupos donde unas cuantas personas comparten archivos para descargar más rápido), y rápidamente el material acabó en otros públicos, como The Pirate Bay o KickAss, como informa TorrentFreak.

2

El mismo medio recuerda que la HBO pretendía que el estreno de esta noche fuese simultáneo en 170 países, y que esto les ha fastidiado por completo todo lo que tenían planeado. Por el momento, no hay reacción oficial de la cadena. Habrá que esperar qué dicen ésta y el resto de canales que se han volcado en el estreno oficial de esta noche, como Canal + Series, que iba a emitirla a la misma hora que en Estados Unidos.

Los capítulos están en una calidad decente y en inglés, y no tienen subtítulos. Por ahora, porque en cuanto comunidades como subtitulos.es se pongan a ello, tardarán poco en tenerlos listos. Lo que aumentará de forma exponencial el número de descargas, hasta batir otro récord.

Desde su inicio, Juego de Tronos se convirtió en la serie más pirateada de la historia. El de hoy es solo un paso más en este honor tan dudoso y particular que posee. Del resto de episodios no se sabe nada aún, pero, según Xakata, los filtradores han avisado de que podrían lanzarlos a la red.

Si preferís esperar hasta esta noche, aquí tenéis material de sobra para calentar antes del estreno. Y solo un consejo: ¿vais a optar por ver la serie semana a semana, pasando de las filtraciones? No entréis a Tumblr en un mes. Es por vuestro bien.

Material necesario para preparar el regreso de Juego de Tronos

p19g9rqmdd19n61s051rkh1ri91hc817Esta noche comienza el acontecimiento seriéfilo más esperado del año (sin exagerar): el estreno de la quinta temporada de Juego de Tronos. La ficción más vista, comentada y pirateada del mundo. La que más vuelcos al corazón provoca. El fenómeno televisivo que nace de una auténtica religión por los libros de George R.R. Martin. La madre (de dragones) de todas las series, vamos.

Para ir preparándote, los medios de todo el mundo han lanzado multitud de contenidos sobre la serie. Desde recopilaciones de hechos más clásicas a canciones de los protagonistas, además de parodias, infografías o acciones de los seguidores. Para ayudaros, me he encargado de seleccionar lo que más me ha gustado o llamado la atención. Lo que os ofrezco no está necesariamente relacionado con la quinta temporada, pero sí con la serie. Y hay de todo.p19g9rqmd98els51opa1lpp1suu6

Porque, aunque ayude mucho, para estar documentado sobre Juego de Tronos ya no basta con haber leído los libros. La adaptación va a tomarse muchísimas licencias. Incluso con personajes que mueren en el libro siguen vivos en la serie, y viceversa. Así que mejor recordad y disfrutad con estos textos, gráficos o vídeos y no penséis mucho en si os sabéis la historia correctamente o no. El hilo de la temporada será fácil de coger. Por supuesto, en algunos enlaces hay spoilers, pero no en este post. Espero que os guste.

Un resumen de lo que ha pasado hasta ahora

p19g9rqmdch34mp5bul20a152tuVulture ha hecho balance y ha seleccionado lo que necesitamos saber para poder engancharnos a la trama desde el primer minuto del nuevo episodio. Es muy compendioso, pero puede servir para recordar ciertos aspectos de los que sería normal no acordarse tras un año de espera.

Todas las muertes de la serie

El Washington Post ha elegido otra manera de ponernos al día: recopilar quién ha muerto, cuándo y por qué durante las cuatro temporadas anteriores. También se han tomado la molestia de identificar a los personajes que más han matado a sus rivales, además de repasar sus características en combate. Si te has perdido un solo capítulo del año pasado o estás empezando la serie, ni se te ocurra echarle un ojo.p19g9rqmdc9bbvju1oes12elc2pr

Las implicaciones políticas en la serie, según Pablo Iglesias y Tania Sánchez

El secretario general de Podemos y la excandidata de IU a la Comunidad de Madrid charlaron el martes pasado en Carne Cruda sobre cuáles son las influencias políticas de una ficción tan volcada en el poder, las luchas entre familias y las traiciones. Su intervención se justifica con un libro que han escrito ellos mismos junto a otros autores sobre el mismo tema, titulado Ganar o Morir. Lecciones políticas en Juego de TronosIglesias y Sánchez aseguraron que en la historia de George R.R. Martin hay referencias al marxismo, Gramsci, el liberalismo o la ruptura con lo anterior para ir a un nuevo sistema. Sus comentarios estaban centrados sobre todo en la serie, ya que su postura sobre Daenerys se reduce a la khaleesi de la serie. Cualquiera que haya leído los libros sabe que no tiene nada que ver la escrita con la audiovisual.

p19g9rqmda1nse18rqpll1r7v1fcpdPero lo más divertido llegó cuando Javier Gallego les propuso que comparasen a políticos españoles con personajes de Poniente. Algunas fueron especialmente llamativas, como la de Alberto Garzón con Ned Stark (de Iglesias) o la de Íñigo Errejón con Joffrey Baratheon. Si no acabas de entender a qué se deben, este texto te puede servir.

Reserva vuelos para los Siete Reinos o las Ciudades Libres

Todo lo relacionado con Juego de Tronos resulta una máquina de generar tráfico en las webs. En Vueling lo saben,y por eso permiten que reserves vuelos a cualquier parte de los Siete Reinos o a las Nueve Ciudades Libres. Aunque si quieres ir más allá del muro, tendrás que esperar: los vuelos están cancelados por mal tiempo. La aerolínea ha sabido cómo atraer al público más friki con una propuesta simple y divertida. En tu tarjeta de embarque aparecerá, además del destino, la casa a la que perteneces, el nombre que podrías tener en el universo de dragones y magos, tu posición social y el trono en el que te gustaría sentarte. Y todo por dejar tu email, que es lo que a la compañía le interesa para así poder enviarte sus ofertas. Porque el truco no es otro que ese.

Los protagonistas cantan I’m So Excited

A partir de aquí empieza el desparrame. En el The Tonight Show de Jimmy Fallon acostumbran a alumbrar genialidades todas las noches. Y Juego de Tronos no iba a quedarse fuera. Por eso esta vez se les ha ocurrido montar momentos de los personajes durante los episodios para hacer que cantasen I’m So Excitedde The Pointer Sisters.

Por qué no debes invitar nunca a casa a Jon Snow

Que el hijo bastardo de Ned Stark es un intensito lo sabemos todos. A Seth Meyers se le debió olvidar, y por eso decidió invitarle a una cena con sus amigos. Si ellos hablan del buen tiempo que hacer, Jon recuerda que “Winter is coming!”. Si hablan de familias, recuerda que nunca conoció a su madre. Y ya cuando le preguntan por sus asuntos personales, el drama está completo. Un gag buenísimo con el que te vas a reír a carcajadas, que nos recuerda que el de la Guardia de la Noche no es apto para reuniones sociales. Porque te la puede amargar.

Lo que piensa la abuela de Maisie Williams sobre la serie

La actriz que interpreta a Arya Stark es una de las más divertidas de todo el elenco. Lo demuestra en su actividad en redes sociales y cuando concede entrevistas. El otro día le explicó a Alan Carr cómo fue verse en televisión junto a su familia. Una reunión en la que estaba también su abuela. Williams contó como reaccionó la mujer ante algo tan bestia como Juego de Tronos.

La webserie con la que Viserys intenta que no le olvidemos

Viserys Targaryen quería una corona de oro. Khal Drogo se la regaló, aunque quizá no de la manera que el primero esperaba. Su relación acabó tan quemada que al hermano de la Khaleesi se le fundieron las ideas por tener tanta ambición y atreverse a retar al marido de su hermana pequeña. Pero él no quiere que le olvidemos, y ha tomado la iniciativa para evitarlo.

El actor Harry Lloyd, que hizo el papel de este Rey Mendigo bobo y arrogante, protagoniza una webserie cómica titulada Supreme Tweeter, en la que se parodia a sí mismo para contar cómo busca recobrar el reconocimiento del público a través de Twitter.


Su estrategia comienza a tener éxito cuando consigue un follower ilustre. A partir de ahí, la miniserie se desata y toma un rumbo de locura y transgresión que no te puedes perder. Y que además cuenta con cameos ilustres. Un proyecto que sirve para demostrar que no todos los actores de una serie de éxito vean que su papel se traduce en mucho más trabajo para ellos. Al final la suerte lo determina todo. Aunque estar solo una temporada en la misma tampoco ayude.

¿Habéis visto algún enlace que sea interesante para antes del estreno de la quinta temporada? Compartidlo en los comentarios. Nos haréis un favor a todos.

VÍDEOS: Primeros tráilers de las nuevas temporadas de True Detective y Orange is the New Black

Día de novedades en la televisión estadounidense. Al menos en forma de tráilers. Y de dos de las series más esperadas.CCKne7vUAAAO_XO

El más destacado es el de True Detectivede la que no veíamos imágenes nuevas desde que acabó su primera temporada a principios de 2014. La cadena HBO ha lanzado un teaser en el que anuncia que estrenará la ficción el 21 de junio, y en el que aprovecha para presentar a los personajes interpretados por Colin Farrell, Vince Vaughn, Taylor Kitsch y Rachael McAdams. En el minuto que dura el vídeo todos aparecen con gesto muy serio, incluso compartiendo escena. Y sí, Farrell tiene cara de estreñido, aun con ese bigote que le hace parecer un tipo severo.

CCKnqzVUkAA5YrlLa nueva temporada de True Detective estará basada en la investigación del asesinato de Ben Caspar, un político metido en varios pufos urbanísticos y en la construcción de un tren de alta velocidad. Esto cruzará los caminos de Ray Velcoro (Farrell), Frank Semyon (Vaughn), Ani Bezzerides (McAdams) y Paul Woodrugh (Kitsch). Los guiones volverán a ser de Nic Pizzolato y en la dirección de varios capítulos estará Justin Lin (Fast & Furious). Espero equivocarme y que no sea la decepción a la que apunta por los actores escogidos.

Así es lo nuevo de Orange is the New Black


PiperEl 12 de junio también regresa uno de los mejores dramas que podemos ver en la actualidad. Orange is the New Black volverá a estar disponible en Netflix poco antes de la llegada del verano, protagonizando los últimos estrenos fuertes de la temporada seriéfila junto a True Detective. Y lo cierto es que no podemos tener más ganas de volver a escuchar en el inicio de un capítulo la sintonía de Regina Spektor. Más después de ver el primer tráiler, donde todo apunta a que habrá nuevas historias y muchísimas novedades en el día a día de la prisión.

Los últimos minutos del final de la segunda temporada no fueron muy estimulantes, al quedarse un montón de tramas abiertas. Salvo el shock de la escena final, el resto está por decidir. Pero las primeras imágenes de la tercera entrega indican que los nuevos episodios van a hacernos disfrutar mucho. ¿Seguirá Piper en la cárcel? ¿Qué ha pasado con Alex? ¿Tiene Red alguna oportunidad frente a sus nuevas competidoras? ¿Qué va a pasar en la prisión tras los cambios? Quedan dos meses para saberlo. Que pasen rápido.

Dios, ¿por qué nos castigas con ‘Aquí paz y después gloria’?

2Desde hace unas semanas, ver los martes por la noche Telecinco es como volver a 2003. Eran los tiempos en que muy pocos veían series de otros países sin utilizar la televisión. Internet aún estaba despegando, con esas tarifas planas a las que te podías conectar sin que te cobrasen de más desde las seis de la tarde. Entonces tu máxima aspiración era descargarte unos discos con el eMule. Lo poco que llegaba a nuestro país que merecía la pena lo emitía Digital +, pero entonces muchos no sabíamos que esas ficciones eran tan obligatorias como descubrimos años después. La culpa de que haya aparecido tanta reminiscencia es Aquí paz y después gloria, protagonizada por Antonio Resines y Antonio Molero. Sí, Telecinco se ha atrevido: ha querido resucitar a Los Serrano en 2015. Porque Resines y Molero hacen de Diego y Fiti. Con algunas diferencias, claro.5

Que la temática de la serie esté vinculada a la religión lleva a preguntarse por qué el supuesto Dios nos castiga de esta manera. Porque Aquí paz y después gloria es muy mala. Más allá de ser una versión de las andanzas de Diego Serrano con alzacuellos, no tiene ninguna gracia. Algún chiste absurdo te puede hacer reír, sí. Pero esta historia de un estafador que se hace pasar por su hermano gemelo, que es cura, para huir de otros más facinerosos que él a los que ha timado no tiene ningún aliciente. Salvo tirar el dinero en un producto inane. Cada uno tiene sus aficiones.

1El principal problema que arrastra es que es muy rancia. Está infectada de cuñadismo y de bromas absurdas que en los años de Los Serrano podrían hacer gracia por ausencia de competidores. Hoy en día es casi imposible reírse con semejantes patochadas que no me explico cómo han podido acabar en la versión definitiva de un guión. Está claro que cualquiera puede fallar. Pero que todo sea tan nefasto es de nota. Es difícil hacerlo peor.

También cabe preguntarse cómo Telecinco ha aceptado emitir Aquí paz y después gloria. No me cabe en la cabeza que alguien acepte que esto esté en las televisiones en horario de máxima audiencia. Ya no por su nula calidad, sino por vergüenza. No aspira ni al costumbrismo más paleto. Porque da reparo ver a Resines resucitando a un Diego Serrano que ha pasado de cortar jamón a fingir que da misa. O a Molero haciendo tan mal de sacerdote inseguro y que va al rebufo de su superior. El trío calavera del despropósito lo completa César Sarachu, que hace lo mismo que en Camera Café pero intentando aparentar severidad. Y no, tampoco lo consigue. Parece que ha perdido el toque de cuando hacía de un cura que sí molaba: el de Ya peco yo por ti. 4

Del resto de actores prefiero no explayarme, porque me daría para otro post. Pero cuando ves a la peluquera tonta, al tatuador o a la novia del gemelo estafador te dan más ganas de viajar en el tiempo. Precisamente al momento en el que puedes rectificar tu decisión de tragarse sus escenas para no sufrirles. O mejor aún: regresar al segundo anterior al que optaste por poner Telecinco cuando se estrenó el piloto.
3La llegada de Allí Abajo le ha dado la puntilla a la serie del, recordemos, futuro presidente de la Academia de Cine. Desde hace tres semanas no paraba de perder audiencia, y lo del martes la ha rematado. Falta saber si Telecinco cortará por lo sano, la relegará a un horario nocturno o si permitirá que acabe la temporada. Pero también puede ocurrir que la renueve. Aunque en Mediaset sepan que es penosa. A mí no me sorprendería. No hay que olvidar que hablamos del grupo de comunicación que apuesta por Gym Tony, el mayor bodrio televisivo de la actualidad.

Pero que nadie piense que la intención de Aquí paz y después gloria me disgusta. Volver a esos años de juventud e instituto es entrañable. A cuando te reías con cualquier tontería. Lo malo es cuando te das cuenta de que Los Serrano era bastante limitada y simplona. Quizá los responsables de la serie y el propio Resines se deberían haber dado cuenta de que, si no hacían gracia entonces, no lo lograrían 10 años después.

Una guerra de horarios con muchas ‘víctimas’ y un solo ganador

Quizá fuiste uno de los que anoche no quería hacer otra cosa que ver la tele tranquilamente para acabar el día. Tu intención era disfrutar de lo mejor de la noche, algo que te entretuviese lo necesario y te permitiese relajarte antes de irte a la cama. Seguro que habría algo que destacaría por encima de la oferta del resto, por lo que sería fácil decidirte. Ayer martes tuviste buena y mala suerte. Había series y programas interesantes y que cuentan con mucha audiencia. Pero en todas las cadenas. A lo mejor ayer no lo sabías, pero anoche fuiste víctimas de la enésima batalla en la guerra de horarios televisiva. Y en la que, como siempre, solo pudo haber un ganador.1

Hace unos días, la lucha iba a estar entre dos espacios. El estreno de Allí abajo, la nueva comedia de Antena 3 protagonizada por María León que explota la manida relación entre vascos y andaluces, y Aquí paz y después gloria, eso que emite Telecinco con Antonio Resines. Estaba claro que iba a ser una noche interesante de cara a las audiencias. Para animarla aún más se metió por medio TVE, que entró anunciando que estrenaba la nueva temporada de Máster Chef, su programa más exitoso. De repente, las dos grandes privadas lo pasaron a tener muy crudo para ser líderes. Por eso una de ellas, Telecinco, decidió contraatacar con el cuchillo en los dientes: pasó a emitir un especial de El Príncipe, su serie franquicia, que era un avance de la nueva temporada que se estrenará pronto.

2Resultado: un espectador con una parrilla aparentemente atractiva y que solo puede ver una de las opciones. Quedándose sin poder disfrutar o sufrir lo que le ofrecen las otras cadenas. Y es que puede que no tenga tiempo, ganas o medios para recuperar en Internet lo emitido esa noche. Si le gusta Máster Chef y quería ver el estreno de Allí Abajo, está fastidiado. Lo mismo si le apetecía ver qué pasará en El Príncipe pero tenía interés por los nuevos cocineros de La 1. Al final, se priva al espectador, que en teoría es lo más importante, de lo mejor que se tiene.

Entiendo por qué se producen las guerras de horarios. Esto es un negocio, hay que ganar dinero y lo más fácil es hacerlo quitándole espectadores a tu competencia. Pero me resulta imposible compartirlas. Es un maltrato al que está esperando ver su programa, y que puede provocar desafección con la cadena o la televisión. Especialmente si se trata de perfiles que no tienen Internet o pasan del mismo para ver la tele. Ya sabemos que cada vez son menos, pero tampoco se tiene en cuenta otro perfil. Ese del que opta por ver lo español en la tele y lo de fuera en Internet. Vamos, el que pasa de los MiTele, Atresplayer y demás.3

Las cadenas no esconden que su interés está en llevarse más pasta, y que el espectador es contingente, pero no imprescindible. Sobre todo si eres el que más audiencia tiene. Lo malo es cuando pierdes esta batalla, el programa no funciona y tienes que retirarlo. Con las pérdidas de todo tipo que eso conlleva. A lo mejor ahí se arrepienten.

Pero, ¿tenemos razón para quejarnos de esto? Para ello he pedido a dos colegas que siguen mucho la televisión que cuenten qué les parece este fenómeno. El primero es Álvaro Onieva, de AgenTV, que compara lo de anoche con un gran partido de fútbol:

A veces, la televisión es la guerra. Y para los que la seguimos de cerca, hablando de ella y criticándola, batallas como la de anoche nos dan la vida. Era como un Madrid-Barça, salvo porque tienes que esperar al día siguiente para conocer los resultados. No es tan divertido, claro, para el espectador medio que, tal vez, deba elegir ver una cosa y perderse otra (aunque mejor que sobren buenas opciones a que falten) o para las productoras implicadas, aunque éstas ya deberían conocer las reglas del juego. Morir o matar. Ninguna noche se puede (o no se debería) dejar sin un producto que dé la talla y le ponga las cosas difíciles a la competencia. Cada noche hay que dar el todo e intentar cazar a cuantos más espectadores puedas. Y la audiencia, que no desespere, siempre puede recurrir al día siguiente al episodio en la web para ponerse al día.

También opina Elsa Aguado, de Vertele, que recomienda lo inevitable: resignarse.

La televisión española no tiene alergias primaverales y ha salido a la calle a lucirse: suma al ‘súper lunes’ el martes bélico del ‘todos contra todos’. No sorprende, las cadenas se sienten fuertes, porque en realidad no han arriesgado tanto. Han apostado por productos y temáticas al alza, como son la cocina o la ficción. Antena 3 acierta queriendo seguir con su firma de “la cadena de las series” por encima de la especialista en programas Telecinco, mientras que TVE quiso disparar con Máster Chef’ una de sus únicas balas seguras, en la progresiva pérdida de audiencia de la pública. En la guerra de audiencias siempre tiene que haber perdedores, pero la buena noticia es que al menos tenemos material donde elegir. Como los días no pueden durar 48 horas, el espectador español va camino de asemejarse cada vez más al americano, que tira de grabador y del ‘a la carta’. Verlo todo en estos tiempos de abundancia es imposible, así que mejor resignarse, y tomar aspirinas.

Podríamos resumir todo lo anterior en una expresión muy socorrida: estamos jodidos. Si nos gusta la tele o queremos descubrir las apuestas de las cadenas, es así. Es absurdo indignarse porque quieran ganar tener más beneficios haciendo la puñeta al del otro canal. Solo queda esperar que estos combates de prime time no abunden. Y si lo de ayer te molestó, asúmelo. No queda otra.

El final de Mad Men: entre la veneración y el postureo

2Ya he contado alguna vez que Mad Men siempre ha estado en la lista de las que no me pierdo nunca. Que el “it’s toasted” del primer episodio de la serie se me quedó clavado y demostró que era muy diferente en su propuesta y objetivos. Que tuve la suerte de pillar su intención al instante y no cometí el error de querer coger el hilo de las historias profesionales desde el primer minuto. Seguramente ese fuese el fallo de los muchos que la han dejado porque se les hace “pesada”.

Porque la intención de Matthew Weiner no está en que el espectador se empape de cómo se desarrolla la rutina en una agencia de publicidad. Son los vaivenes emocionales, la personalidad y los problemas de los personajes lo que realmente importa. Una demostración de que los aparentemente triunfadores también lo pasan mal. Y puede que hasta estén podridos por dentro.

3Mad Men regresó el domingo para su particular principio del fin. Con un capítulo perfecto. En el que no sobra nada y se hace un repaso a las ya conocidas tribulaciones de Don Draper. Ese hombre que siempre mira atrás. Para el que nunca nada es suficiente. Que es incapaz de pasar página. Al que no le basta con lo actual y quiere recuperar lo que ya se marchó. El mismo que, al darse cuenta de que la vida se puede acabar, se refugia en lo fácil para evitar pensar en su propio y seguro deceso.

Se han escrito y publicado incontables análisis sobre la personalidad Don, ya sean seriéfilos o incluso médicos. La potencia que han ido cobrando otros personajes ha permitido que textos de ese tipo también se trasladen a Peggy, con su complejo de inferioridad; a la lucha contra el machismo de Joan; la ambición desmedida cargada de fracaso de Peter; la negativa a la vejez de Roger; o la difícil adolescencia de Sally. Los aficionados a diseccionar cómo son los protagonistas van a hincharse de poder extraer conclusiones sobre cómo han evolucionado y cómo acabarán tras ocho años de temporadas. Porque es cuando les vamos a ver más débiles.

1La perfección del elenco también está en los aspectos técnicos. Los planos, la fotografía, el nuevo vestuario acorde a los inicios de los 70… Todo es caviar. Esas miradas entre personajes captadas por la cámara y los constantes gestos desencajados de los mismos logran transmitir todo lo que pretenden gracias a la deferencia que se tiene con el espectador. Se quiere mostrar qué les ocurre en momentos determinados. También a través de la belleza, uno de sus aspectos más empleados a lo largo de estos años. Logra que nos alegremos la vista incluso en las situaciones menos propicias para ello. De la misma manera que consigue que nos pongamos enfermos cuanto toca hacerlo.p19er3ivbi1egq1avpnfqej8m4m5

Es un placer que exista una serie como Mad Men. Que cuida todos sus detalles y no para de mejorar con el paso de los años. En la que todo está hilado. Como ejemplo sirve el desgaste por el alcohol, el tabaco y los palos amorosos de los personajes, que ha facilitado que les conociésemos más. Y saber cómo son demuestra el gran trabajo de guión y de actores que hay detrás. Y es que si la has visto completa, es imposible recordar un momento de bajón en los episodios o de decadencia en algún personaje. Por eso hay que venerarla como se merece.

p19er3ivbi1gr6po7j1hvp1mnd6Pero no todo lo que rodea a Mad Men es bueno. Estos días ha surgido un fenómeno inesperado y que ha estado alimentado por la campaña de promoción del final de las cadenas que la emiten. Lo podemos llamar el postureo madison, por no blasfemar con el nombre de la serie. Cualquiera que esté en Twitter ha podido ver cómo de repente han aparecido miles de fans de la serie, que escriben sus análisis sesudos y lamentan que se acabe. Sus tuits, posts y demás parecían decir que es la única ficción que ha contribuido al cambio y la edad de oro. Que solo ha existido lo que alumbraron Weiner y AMC.p19er3ivbj8o31hce1si839e26ka

Las cadenas deben hacer publicidad de una serie tan buena y darle una despedida como se merece, ya que pierden un atractivo de parrilla. Lo patético es que haya gente que por sumarse a la masa y salir en la foto de repente haya descubierto a los publicistas de Madison Avenue y haga proselitismo de los mismos como si fuese una religión. Ni con Breaking Bad ocurrió esto. E insisto: es todo por aparentar y estar dentro del grupito, como te enseñan de manera mucho más amplia en Sociología. El postureo madison ya morirá con la serie. O eso espero.

A mí me encanta Mad Men. Es de mi top 10 eterno. Pero no estoy hablando a todas horas de ella. No es necesario. No me hace falta demostrar que soy un fan. Será que soy raro.

La canción del 7×08, el regreso

Un libro

De lo poco que he leído hasta ahora, más allá del postureo recalcitrante que comentaba antes, lo mejor es un libro de varios autores como el propio Matthew Weiner o Enrique Vila Matas. En sus páginas se cuenta muy bien cómo nació la serie y qué se podía esperar de ella. Lo ha publicado la editorial Errata Naturae y se titula Mad Men o la frágil belleza de los sueños en Madison AvenuePor si queréis profundizar en el tema.

“Tienes el blog un poco parado, ¿no?”

Que en tu vida pasas por distintas etapas en las que tienes que renunciar a tu día a día por una obligación superior es tan evidente como que fumar es malo. Pero de este axioma, por obvio que parezca, no eres consciente hasta que alguien te lo recuerda. La jefa de los blogs de 20minutos me la ha dicho un par de veces cuando hemos tenido conversaciones sobre mis dificultades para escribir con frecuencia por distintas razones. Y yo no había experimentado esa sensación hasta que empezó febrero. No podía escribir porque no tenía tiempo. Tampoco tenía ganas.Mad Men

Lo “peor” de todo, y que todo lo malo en la vida sea esto, es que tampoco hacía por tener de qué escribir. Porque no me apetecía ver ni una serie. Así he estado prácticamente dos meses. Me apetecía leer, ver más cine y centrarme en el trabajo diario que, por suerte, me absorbe por completo. Aunque con el paso de los días solo hice lo último, consideraba que leer y el cine eran más importantes que ver un montón de series nuevas o ya conocidas. Los capítulos dejaron de tener interés alguno para mí. Solo me dio por ver las españoladas que se estrenaron y que funcionaron bien en audiencia para ver si recobraba el interés, aunque fuese por los bodrios. Y ni así.

Foto: EFE

Foto: EFE

A la gente a la que le preguntaba qué me podía pasar me respondía que estaba “saturado”. Seguramente fuese eso. A lo mejor también me cansé de la falta de ideas actual, con una parrilla europea y estadounidense repleta de historias ya manoseadas con distintos personajes. O quizá me hartase de las precuelas, spin-offs y similares que han proliferado en estos últimos meses. El último caso, de ayer mismo, con David Lynch marchándose de la nueva Twin Peaks. ¿Cómo se puede lanzar uno a recuperar una serie y que luego su creador y director se pire?

Me gusta ver series, y escribir sobre ellas es un honor. Pero cuando no tienes nada que decir… Tampoco existía nada en el mercado que me estimulase demasiado. Supongo que a alguno de mis colegas le habrá pasado alguna vez. Esa sensación de que todo lo que hay no es suficiente. Que ya pueden estrenar lo mejor de mundo, que ni así te vas a decidir. Hasta que te das cuenta de que el problema está en ti mismo y que solo necesitas desconectar para volver a la vorágine semanal de más de 20 episodios a ver en los pequeños huecos que tienes.

Si quieres ver una serie sacas el tiempo de donde sea. Te levantas antes, apuras al máximo para llegar a los sitios obligatorios, modificas tus horarios de ocio… Se hace lo necesario. Estar alejado de la actualidad me ha servido para volver a recordar cómo se hacía eso. Antes pasaba del tema.Captura de pantalla 2015-03-09 a la(s) 19.10.57

Pero lo que me ha convencido del todo a ver que estaba equivocado han sido dos momentos. Uno, hace unas semanas, cuando una amiga me dijo: “Tienes el blog un poco parado, ¿no?”. Ahí me di cuenta de lo que echaba de menos escribir. Era absurdo que no lo hiciese cuando tenía la posibilidad de contar todo lo que quisiera sobre lo que más me gusta. A las series no las eché en falta en ese momento. Seguía fallando algo. Las consideraba menos importantes que, como dije antes, los libros o el cine. Y no podía estar más desacertado.

Kevin headbutts G.R. guy, exits car, asks for Laurie at a G.R. houseAyer en El País, Marcos Ordóñez publicó esta maravilla de artículo sobre series y su narración. Me hizo ver que las buenas, las que de verdad son un placer de ver, beben de muchos libros y películas que han aportado algo al mundo cultural y hasta han contribuido a cambiarlo. Hay que leer como si se nos fuese la vida en ella, y ver todas las películas posibles. A ese club de lo imprescindible se han sumado las series en los últimos años. Ordóñez hace un repaso por las mejores, y con esos nombres debería ser suficiente para convencerse de que su lenguaje también puede aportarnos muchos conocimientos.

Porque si alguien dice que no ve series por leer libros, ver cine o ir al teatro, es que es un pedante. Aparte de un ignorante. A mí ya se me ha pasado esa pájara tonta. Espero que no vuelva a ocurrir. Y que si es así, tenga más razones de peso que estar cansado de estar sentado para ver un capítulo. Lo que sí haré para no cansaros tanto es mencionar libros o películas más a menudo, para que no todo sean los episodios de la semana.14

Cuando cuentas con varios desempeños diarios relacionados con el trabajo es inevitable acabar saturado. Pero mi saturación es una bobada comparada con la de gente que trabaja duro de verdad, y que tiene razones reales para estar cansada y querer desconectar de algún aspecto de su rutina. Y lo peor es que muchos de ellos no pueden permitirse tomar esa medida. Así que he optado por dejar de ponerme excusas y volver a ponerme en marcha. Sobre todo ahora, que tengo más razones que nunca para ver series. ¿O es que pensabais que se habían acabado los artículos sobre Mad Men?

 

También hay que escuchar música. A todas horas. Como esta.