Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘peliculas malas’

Películas que he dejado a medias, sin cargo de conciencia

Me ha vuelto a pasar, y cada vez me ocurre con más frecuencia. He dejado una película a medias, y ni siquiera me he molestado en ver cómo acaba. Me pasó hace unos meses con ‘Nine‘, que se me había pasado en el cine. La alquilé un viernes, como un acontecimiento especial (me encantan los musicales) y a mitad de metraje ya me estaba poniendo el pijama para irme a la cama. Prometí retomarla al día siguiente; pero al final me pareció mejor plan cantar las canciones de Pocoyó con mi hija. Lo siento, Daniel, hasta ese momento te había sido fiel, pero se me hizo insoportable verte a media luz sobre un escenario en el que pasaban cosas que me interesaban más bien poco.

Meses antes había dejado corriendo ‘21 Black Jack‘ mientras me iba a lavar los dientes. Nunca regresé al sofá. La verdad es que lo que le sucediera al guapo de Jim Sturgess y a su panda de amigotes superdotados hacía tiempo que había dejado de ser asunto mío. Al día siguiente sentí un pequeño, levísimo, cargo de conciencia. Yo soy de las que se traga cualquier bodrio hasta el final por aquello de ‘hablar con conocimiento de causa’, pero ni por esas.


Y ahora, ha vuelto a suceder con ‘Killers‘. El día (la noche) era propicia. Estaba descansada, con ganas de reírme un rato con una película intrascendente, incluso me había preparado unas palomitas; pero, ay, incauta de mí, resultó ser, además de intrascendente, un pestiño infumable. Aunque la culpa es mía. Debía haber sabido donde me metía. ¿Pero en qué demonios estaba pensado? Un filme protagonizado por Katherine Heigl y Ashton Kutcher, ¿qué esperaba: grandes interpretaciones, temas comprometidos, diálogos chispeantes…? Parezco nueva. Y lo peor, es que ya ni siquiera siento remordimientos. Por fin me he convencido de que algunas películas también pueden ser una auténtica pérdida de tiempo.