Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘mitchel leisen’

‘Si no amaneciera’ , por fin en DVD, y tan emocionante como la recordaba

La llevaba buscando desde hace años, me había quejado amargamente (también desde este blog) de que no estaba a la venta y, cosas de la vida, mi hermano acaba de regalármela. Por fin, acaba de ser editada, y en versión coleccionista. Después de años de espera, ya tengo ‘Si no amaneciera’, de Mitchell Leisen (Gracias, David, eres un solete).

Tan emocionaba estaba con mi regalo, que en el primer rato de ocio que he tenido, la he vuelto a ver. No me ha decepcionado ni un ápice, a pesar del miedo que tenía de haberla idealizado demasiado. Los diálogos chispeantes, profundos, irónicos, de Charles Brackett y Billy Wilder siguen ahí. Las interpretaciones de Charles Boyer, Olivia de Havilland (nominada al Oscar por este papel) y Paulette Goddard siguen pareciéndome igual de fascinantes. Los distintos temas de la película (la inmigración y sus problemas para conseguir ‘papeles’, los matrimonios de conveniencia, el engaño, las miserias del ser humano…) siguen siendo tan actuales como lo eran en 1941. La emoción que sentí la primera vez que la vi, todavía perdura. ¿No se le llama a eso estar ante un clásico?

La edición además del DVD incluye un librito en el que explica el cabreo que Wilder y Brackett se pillaron porque Charles Boyer se negó a rodar una escena en la que le hablaba a una cucaracha. Si se niega a hablar con una cucaracha, no le hablará a nadie más, se dijeron esta endiablada pareja de guionistas. Desde ese momento, reescribieron el guión, dejaron semimudo a Boyer y le dieron las mejores frases a Olivia de Havilland. También cuenta el libro, con mucha razón, creo yo, que Mitchell Leisen ha sido un director infravalorado gracias, entre otras, a la labor del propio Billy Wilder, con quien no se llevaba muy bien y quien, después de rodar esta peli, presionó a los estudios para que le dejaran rodar sus propios guiones. Lo logró, y todos nos hemos beneficiado, pero eso no quita para reconocer los méritos artísticos de Leisen (‘La muerte de vacaciones’, ‘Candidata a millonaria’, ‘Vida íntima de Julia Norris’…)

Como muestra de la calidad de los diálogos de la película os dejo éste entre Georges Iscovescu (Charles Boyer) y Emmy Brown (Olivia de Havilland). No os pongo en antecedentes para no destriparos nada, pero creo que podéis apreciarlo igualmente. La foto corresponde a ese momento del diálogo.

-Emy, siempre me han sobrado palabras, ya sabes, poéticas, agradables, solo se me ocurre una: gracias.

-Yo soy de un pueblo pequeñito, allí no tenemos hoteles de lujo, comemos en un autoservicio, pero dejamos propina de todos modos y creo que no he sido muy generosa por estos siete días (breve pausa). Aunque tal vez, cuando nos conocimos, no debí ser tan superficial. Debí haberte mirado a la cara con más atención (y se pone por primera vez las gafas para mirarlo fijamente, unas gafas que en una carta, con algo de timidez y coquetería, le advirtió que usaba). Adiós.

No os la perdáis.