Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘indiana jones’

¿Películas para chicos y películas para chicas?

La versión cinematográfica de ‘Sexo en Nueva York’ ha barrido en las taquillas de EEUU, Canadá y el Reino Unido. ¿Sorprendente? Pues un poco, después de haber leído las críticas que anunciaban más de lo mismo, pero con menos gracia y todavía más clichés. Está claro que la crítica va por un lado y el público por otro.

Su éxito ha sido tal que, durante el fin de semana de su estreno, el sombrero de Indiana Jones salió despedido hasta el segundo puesto de la taquilla (aunque solo momentáneamente). Según los datos que maneja Media By Numbers, ‘Sexo en Nueva York’ habría recaudado durante ese fin de semana 55,7 millones de dólares, frente a los 46 millones de dólares que recaudó Indiana Jones (aunque Indi ya llevaba días ganando dinero a espuertas). Pero de lo datos que maneja este medio hay otra cosa que me llama aún más la atención que el éxito de esta película: según la productora, el 85% de los espectadores que acudieron el día del estreno a ver la película eran mujeres. Mujeres que, según ellos, hicieron una especie de quedada romántica para ver las aventuras/desventuras amorosas de Carrie y compañía.

Incluso el presidente de Media By Numbers, Paul Dergarabedian, ha explicado que se trata de un “taquillazo para mujeres, del mismo modo que Indiana Jones lo es para hombres”. Creo que esta afirmación puede tener algo de cierto en cuanto a ‘Sexo en Nueva York’, una serie que gusta a algunos hombres, y a muchísimas mujeres. De lo de Indi no estoy tan segura. Al menos, en la sesión a la que yo fui, el porcentaje de ambos sexos quedó en tablas.

Y como en Media By Numbers, lo de que es una película para mujeres (o chicas, porque no sé de qué target de edad están hablando) lo tienen muy interiorizado, han incorporado también un estudio en el que comparan la recaudación de ‘Sexo en Nueva York’ con otras películas para féminas, que curiosamente son todas comedias románticas: ‘Separados’, ‘Sweet Home Alabama’, ‘Novia a la fuga’, ‘¿En qué piensan las mujeres?’, ‘Y entonces llegó ella’, ‘La pareja del año’

¿Qué opináis de esto? ¿Creéis que es cierto que existen películas eminentemente femeninas y otras masculinas? ¿Es cierto que la comedia romántica es un género reservado exclusivamente a mujeres?

Qué suerte tienen los que pagan la entrada y pueden ver la película

Ayer hice una de esas dobles sesiones cinematográficas que tanto me gustan: en la primera sesión, ‘Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal’; en la segunda: ‘Antes que el diablo sepa que has muerto’. Mañana os cuento qué me pareció la película de Lumet. De la película de Spielberg mejor no hablo: he leído tantas críticas, tantos artículos sobre ella, que me imagino que a estas alturas estaréis todos saturados de la Indimanía. Que conste que a mí me gustó, entre otras cosas, porque a pesar de que Lucas y Spielberg disponen de los mejores efectos especiales del mundo, los utilizan con mesura (salvo en una de la penúltima escena, donde se les va un poco la mano) y hacen que la película desprenda un agradable aroma a cine clásico de aventuras.

Pero de lo que realmente quería hablaros hoy es del cabreo que me pillé ayer intentado ver ‘Indiana Jones’ en la sala 5 de los cines Príncipe Pío de Madrid. Era la sesión de las 18.40h. Y digo que intenté verla, porque la película estaba borrosa, desenfocada, por culpa de un proyeccionista que debió irse a fumar un pitillo en la primera escena y ya no regresó. Eso o que ya está tardando en acudir a un oftalmólogo, porque probablemente sufra un astigmatismo galopante. La deficiente calidad de la imagen era sobre todo evidente en los planos largos, donde los personajes aparecían más pequeños y sus rostros estaban totalmente desdibujados. La falta de nitidez era tal que al final de la película, durante los títulos de crédito, una niña de unos 7 años gritó detrás de mí: “No se lee nada, está borroso”. Pobre Janusz Kaminski , su excelente fotografía no se merecía un trato así. Ningún espectador, que habíamos pagado religiosamente 7, 10 euros, nos merecíamos un trato así.

No es la primera vez que una mala proyección arruina una película. ¿Cuántas veces habéis visto películas excesivamente oscuras, casi invisibles? (síntoma, la mayoría de las veces, de que alguien debía haber revisado las máquinas de proyección hace tiempo) ¿Cuántas veces no os habéis enterado de los diálogos porque el sonido había sido mal definido? Por no hablar de las veces en las que te atruenan con una demostración de Dolby Sorround de la que te cuesta minutos recuperarte. Eso, por supuesto, sin contar con que es una auténtica lotería acertar con la cantidad de ropa que debes llevar en la sala. Luego, mucha gente se sorprenderá de que baje la asistencia de la gente al cine. Con estos precios, y esta mala calidad del servicio. ¿Qué esperan?

¿A vosotros os ha pasado alguna vez algo parecido?

Indy eclipsa el estreno de la última gran película del octogenario Lumet

Ya está aquí, es el filme más esperado del año, el que seguramente batirá todos los récords de taquilla durante el filme de semana. Hoy se estrena la nueva entrega de las aventuras de Indiana Jones. ¿Hay por ahí alguien que todavía no se haya enterado? Pero, aunque seguramente intente conseguir una entrada estos días para ver ‘Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal’ (sí, yo también soy fan de Indy, ¿cómo no?), la película que realmente estoy deseando ver es ‘Antes que el diablo sepa que has muerto’, del gran Sidney Lumet, que llega mañana. Anunciada para el mes de marzo, su estreno se ha ido retrasando de manera incomprensible a lo largo de los meses, a pesar de las excelentes críticas que la acompañan. ¿Alguien me puede explicar esto? ¿Por qué las buenas películas se estrenan casi de tapadillo a la sombra de mega producciones como ‘Indiana Jones’?

En fin, debe de haber una razón, si alguien la conoce, que me la explique más abajo.

Yo, como os decía, correré el fin de semana a ver la última de Lumet (‘Un lugar en ninguna parte’, ‘Veredicto final’, ‘Negocios de familia’). Lumet, que en junio cumplirá 84 años, pertenece a esa generación de directores octogenarios que afortunadamente aun permanecen en activo. En ese margen de edad, año más o año menos, nos encontramos a yayos superdotados como Clint Eastwood (78 años), que acaba de quedarse con la crítica de Cannes gracias a ‘Changeling’, el francés Eric Rohmer (88 años), Richard Attemborough (84 años), James Ivory (79 años) y Manoel de Oliveira, por poner algunos ejemplos. El portugués, con un poco de salud y suerte, en diciembre soplará 100 velas, inmerso en su nueva película ‘Singularidades de uma Rapariga Loira’.

¿Quién dijo que quería jubilarse? Ellos, afortunadamente, no.

La Indimanía ataca de nuevo

Quedan cuatro meses para que se estrene, pero la Indimanía no da tregua. Por si algún despistado no se había enterado (imposible) de que la última entrega de Indiana Jones estaba en fase de postproducción, la revista Vanity Fair le ha dedicado su portada del mes de febrero. En el interior, un extenso reportaje desvela parte de los entresijos de esta película que seguro que reventará las taquillas.

Como yo no iba a ser menos que ‘Vanity Fair’ , y aprovechando que me encanta esta saga, os dejo algunas curiosidades sobre Indie. Animo a que me ayudéis a completar esta lista:

‘En busca del arca perdida’ lleva recaudados, desde 1981, más de 384 millones de dólares en todo el mundo. ‘Indiana Jones y el templo maldito’ (1984), más de 333 millones de dólares y ‘Indiana Jones y la última cruzada’ (1989), más de 474 millones de dólares.

Las tres primeras películas sobre el personaje reúnen 6 Oscar (cuatro de ellos por ‘En busca del arca perdida’ ).

El compositor John Williams, responsable de la banda sonora de todas las películas de la saga, ha conseguido tres de sus cinco Oscar trabajando con Steven Spielberg (‘Tiburón‘, ‘ET‘, ‘La Lista de Schindler‘).

Steven Spielberg dijo haberse inspirado parcialmente en el personaje de James Bond para escribir a Indiana Jones.

Lucas y Spielberg originariamente bautizaron a Jones como Indiana Smith.

Existen varias colecciones de tebeos y cuentos que continúan las aventuras de Indiana Jones o se inspiran directamente en el personaje, entre ellos el libro ‘La cazadora de Indiana Jones‘, de la bilbaína Asun Balzola.