Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘gil parrondo’

Díselo ahora, que todavía estás a tiempo

Reconozco que todavía no me he recuperado de la muerte de Newman. No es que vaya por mi casa como alma en pena, pero desde el sábado, con cada amiga/o que hablo, sale el tema de la muerte de Newman. En cualquier caso es difícil evadirse. Los medios de comunicación se han volcado. En el quiosco, el domingo, todas los periódicos (absolutamente todos) llevaban la noticia en portada, con foto incluida, algunas espectaculares. Durante estos días he leído artículos muy emotivos, muy bonitos, dedicados al actor. La unanimidad es absoluta: además de escandalosamente guapo, Newman era un gran actor y una excelente persona. Nadie se ha atrevido a insinuar la más mínimo mácula en su carácter o su interpretación. Esto, si os soy sincera, sí me tiene algo sorprendida.

Cuando muere alguien y se le dedican esos panegíricos tan estupendos, tan hiperbólicos, también casi siempre existe una nota disonante que introduce un pequeño ‘pero’ entre tanta inmaculada perfección: “Era un gran actor, aunque no siempre dio lo mejor de sí mismo”, “Era sublime en su trabajo, pero en su vida privada no supo establecer un equilibrio”… por poner un ejemplo. Con Newman esto no ha sucedido, lo que aumenta la sensación de desconsuelo de sus fans: lo creíamos perfecto, pero es que además lo era.

No sé si Newman llegó a saber que despertaba una admiración tan unánime e incondicional (espero que sí, que al menos lo sospechara, aunque no se lo tomara en serio). Siempre he pensado que es una lástima que los muertos no puedan leer lo que se escribe sobre ellos (a más de uno le hubieran subido la moral). Por eso, y espero que no me consideréis morbosa, hoy os propongo que dejéis abajo una pequeña dedicatoria al actor-director-músico-fotógrafo vivo que más os gusta. Con qué frases os gustaría que se le recordara. Por qué películas. Adelantémonos a los acontecimientos. No esperemos a que se hayan ido para decirles lo mejor.

Por ejemplo, a mí me encantaría rendirle tributo al escenógrafo español Gil Parrondo. Un artista como la copa de un pino, uno de los mejores del mundo, responsable de la escenografía de ‘Patton’, ‘Doctor Zhivago’, ‘Nicolás y Alejandra‘, ‘La Regenta’ … y sin duda, el mejor acierto de las películas de José Luis Garci. El día que nos falte los espectadores lo notaremos, las películas no tendrán el mismo aspecto, la misma vida. El viernes se estrena ‘Sangre de mayo’, donde se puede ver su trabajo.