Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘farmiga’

Clooney y Farmiga nos hacen olvidar los problemas laborales

No consigo sintonizar del todo con Jason Reitman. El director de ‘Juno’ y de ‘Up in the air’, que parece dirigirse straigth to heaven, o lo que es lo mismo, directo al Oscar, tiene fama de hombre inteligente, sensible, capaz de dotar a los grandes dramas de un tono optimista y despreocupado, además de ser un realizador eficaz, que no se pierde en imágenes impactantes ni se recrea en artificios innecesarios para centrarse en el difícil oficio de narrar. Y esta mismas cualidades afloran en ‘Up in the air’, un filme que se deja ver muy bien, que entretiene y engancha en muchos momentos, pero que decepciona y sabe a poco en muchos otros.

Yo vi la película el sábado, y he pasado varios días pensando por qué, si salí del cine razonablemente satisfecha, sigo sin verla como una gran película.

Quizá es que esperaba más. Esperaba más de su visión sobre el tema de la pérdida de empleo, de las empresas que derogan en subcontratas el trabajo sucio de los despidos masivos, el tema de la soledad, la frustración, la falta de comunicación, las expectativas frustradas, el amor traicionado… o quizá no sea un problema de defecto, si no de exceso. Quizá me sobra la pegajosa moralina con la que Reitman, a mi gusto, reviste sus productos para hacerlos más digeribles o, como dirían los gastrónomos de Madrid Fusión, para mejorar su palatabilidad.

Me pasó con ‘Juno’, y me vuelve a pasar con ‘Up in the air’.

No hablaré aquí de otras películas sobre conflictos laborales, como ‘Recursos Humanos’ ‘El empleo del tiempo’, que van más con mi carácter. Las comparaciones son injustas (además el tema del trabajo aquí es solo una excusa para contar otra historia, es decir, que sería algo así como el macguffin de Hitchcock). Reitman va por otros derroteros. Quiere entretener sin molestar, ofrecer diálogos chispeantes y graciosos, sin levantar ampollas.

Personalmente le agradezco que con ‘Up in the air’ hayamos visto al mejor Clooney de mucho tiempo (y más Cary Grant que nunca) y a las espléndidas Vera Farmiga y Anna Kendrick.

¿La habéis visto? ¿Os gustó?