Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘facebook’

Paga 10 euros, y aparece en los títulos de crédito de una película

Si alguna vez dudasteis de que hacer cine era tan complicado como parece, os propongo que echéis un vistazo a esta página de Facebook donde un grupo de apasionados cinéfilos, encabezados por el director Federico Eines y la productora ejecutiva Ainhoa Gutiérrez, explica, a través de una serie rodada para Internet, lo mucho que le está costando poner en pie su proyecto ‘AN 2012’.

Como la imaginación va al poder (decían los ‘indignados’ de Mayo del 68), para financiarse han recurrido al crowfunding, que consiste en recaudar donaciones a través de la Red. Aunque no me dan datos de cuánto dinero llevan recogido hasta la fecha, aseguran que harán el proyecto sí o sí, ajustando el presupuesto al dinero del que dispongan.

Para animar a los posibles donantes, prometen aparecer en los títulos de crédito, “como productores”, a quienes aporten hasta 10 euros. Quienes den más, además de en los títulos, recibirán una invitación para una proyección privada de la película antes del estreno. Y las aportaciones mayores se ‘premian’ con cosas como asistir al rodaje, poder incluir una frase propia en la película o incluso aparecer como figurante. Todo en función del dinero aportado.

El equipo de la película la vende como un thriller dramático con el siguiente argumento: “Juan tiene 24 años. Como cada Viernes sale por la noche con sus amigos. Como cada Viernes quiere una mujer. Como cada Viernes tendrá que recorrer un arduo camino para conseguirlo. Y decidir… como cada Viernes… Hasta dónde está dispuesto a llegar”.

Mientras consiguen el dinero, cada dos semanas cuelgan un vídeo con las incidencias de la producción. ¿Lo conseguirán? Ganas no les faltan. Ojalá tengan suerte.

‘Matar a un ruiseñor’ reúne a más de 120.000 fans en Facebook

Me llama un amigo ‘guadianero’, de esos que aparecen y desaparecen intermitentemente de nuestras vidas, para echarme en cara, ‘de buen rollo’, que le haya dedicado un homenaje a ‘Aterriza como puedas’ por el 30 aniversario de su estreno, pero me haya olvidado del 50 aniversario de la película que yo misma he tildado como una de mis preferidas: ‘Matar a un ruiseñor’.

¿Pero si le he dedicado al menos tres o cuatro post? Me justifico. Por distintas razones: por ser de esas películas que te suben el ánimo, por tener uno de los mejores personajes del cine, por tener a algunas de las estrellas infantiles que marcaron mi infancia, porque había muerto Robert Mulligan… Lo mío con ‘Matar a un ruiseñor’ apesta. Además, la película es del 62, imposible que celebre aniversario.

Silencio… un momento de confusión, y la explicación. Resulta que lo que realmente se conmemora es el 50 aniversario de la publicación del clásico homónimo de Harper Lee que dio lugar a la película. Esa Harper Lee a la que encarnó Sandra Bullock en ‘Historia de un crimen’ o Catherine Keener en ‘Truman Capote’. Esa Harper Lee que se ha negado sistemáticamente a conceder entrevistas y que vive en Monroeville, un pueblo de Alabama no más grande que La Granja de San Ildefonso.
Lee vive semirecluida, leo, por propia voluntad, y recuerda sin nostalgia la infancia que le inspiró su única y exitosa novela. Una novela que es lectura obligatoria en los institutos de EE UU y que casi los fans de la película hemos leído.

Vale, no se celebra el aniversario de la película, pero, ¿ no sabes que es una película que cada vez tiene más fans, especialmente entre vosotros, los treintañeros? Échale un ojo a Facebook, insiste mi ‘guadiana-amigo’.

Y ahí es cuando soy yo la que me callo, corro a Facebook y descubro que existen dos grupos dedicados a ‘To kill a mockingbird’ , uno con más de 109.000 seguidores, otro con más de 12.0000, y subiendo.

Y para que no haya más envidias, ahí dejo un fragmento de ‘Matar a un ruiseñor’. Una de sus muchos fans, la directora y guionista Inés París, habla de por qué le gusta.