Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘ayudas’

¿Hay que ayudar económicamente a la industria del cine porno?

Hace unos días los dos grandes mandamases de la industria del porno americano, Larry Flint (editor de ‘Hustler’) y Joe Francis (director de ‘Girls Gone Wild’), sorprendieron a sus compatriotas con una petición inusual al Congreso: necesitaban que el Estado invirtiera 5.000 millones de dólares en la industria del porno para sortear la crisis. Comparaban su situación con la que vive la industria automovilística y, al fin y al cabo, decían “la gente puede pasar sin coches, pero no sin sexo”.

Visto así, podrían tener razón ¿no? Lo que me llamó la atención de la noticia es que afirmaban compungidos que, en épocas de crisis económicas, la gente se olvidaba del sexo porque tenía la cabeza en otras cosas: buscar un nuevo trabajo, pagar la hipoteca…. Esta afirmación no es, sin embargo, del todo cierta, porque si bien es verdad que pueden haber caído la venta de revistas o de alquiler de vídeos porno, el consumo gratuito de pornografía en la red sigue subiendo como la espuma. Es decir: la gente puede que ya no piense “solo en eso”; porque tiene que afrontar más problemas, pero lo que no están dispuestos es a pagar por ello.

Hace algo más de un año os contaba cómo los vídeos porno caseros, rodados por aficionados, con coste prácticamente cero, y que se intercambiaban gratuitamente en la red se habían convertido en un éxito y le robaban millones de usuarios a las webs profesionales de pago.

Hoy el problema sigue siendo el mismo. ¿Por qué pagar si lo puedo ver gratis? De ahí que como contaba hace un par de días Soitu.es portales como Putalocura.com reciba 160.000 de visitantes únicos al día y haya batido su récord de visitas precisamente en diciembre, con la crisis arrojando al paro a miles de personas y las compras navideñas de por medio.

Entonces, con semejante panorama: caída de ingresos, competencia por parte de los amateurs, consumo gratuito en la red, ¿habría realmente que ayudar a los productores de cine y vídeo porno? ¿Qué pasaría si en España alguien pidiera una ayuda de este tipo para el sector?