Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘adaptacion’

‘El gran héroe americano’, otra serie de la tele que se llevan al cine

Aún hoy puedo tararear la musiquilla con la que comenzaba. ‘El gran héroe americano’ era una de mis series de televisión preferidas cuando era niña. Creo que la echaban en el verano, durante la hora de la siesta, o así lo recuerdo yo al menos. Empezaba la sintonía, venía al actor William Katt con sus angelicales rizos rubios y su ridículo traje y ahí nos quedábamos mi hermano, mi prima y yo enganchados al televisor durante una hora. No puedo decir si la serie era un buena o un bodrio. A mí me encantaba, así que para mí (y creo que para el resto de mi clase) era el no va a más. Katt interpretaba a un héroe por accidente, a un patoso de manual, al que los alienígenas elegían para salvar el mundo. Él se las apañaba como podía para estar a la altura de su misión. Menos mal que tenía la ayuda del agente del FBI Bill Maxwell (Robert Culp) y de su novia Pam (Connie Sellecca).

Ahora resulta que van a hacer una película inspirada en la serie. La dirigirá Stephen Herek, que ya ha hecho ‘101 dálmatas’, ‘Siete días y una vida’ y el ‘Profesor Holland’, entre otras, y que anda buscando como loco a alguien que dé vida al enclenque Ralph Hinkley/ William Katt. Parece que le han hecho llegar a las mejores agencias de actores un resumen de las características que debería tener el futuro Hinkley: “Tener entre 29 y 39 años, ser guapo, con aspecto aniñado y un aura de bondad, franqueza y honestidad”. Ahí es nada.

Se tienen que dar prisa porque el rodaje está previsto que comience en julio.

Al margen de que me reviente un poco que, cada vez que escasean las buenas ideas, algún lumbreras eche mano de las series de nuestra infancia, como ‘El equipo A’, por ejemplo, reconozco que estoy intrigada por saber quién encarnará finalmente a Hinkley. Yo solo me lo imagino con los rizos y la cara traviesa de William Katt. Como solo me imagino ver ‘El gran héroe americano’ pasando calor, rodeada de mi hermano y mi prima, mientras hacíamos tiempo para pegarnos un chapuzón. No, para mí no será lo mismo y no sé siquiera si me animaré a ir a verla al cine. Su sintonía, eso sí, me sigue gustando.