BLOGS
Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Socorro, periodista a la vista

Este fin de semana se celebró la tradicional gala de presentación de los nominados a los Goya, una cita organizada para que éstos tengan la oportunidad de charlar entre sí en un clima más relajado que el de la ceremonia de entrega de premios y hablen con la prensa. Yo he tenido la oportunidad de asistir un par de años y lo recuerdo como una experiencia divertida, pero sumamente estresante. ¿Por qué? Porque la mayoría de actores, el objetivo preferido de los periodistas, llegan a la fiesta más que hartos de promociones, entrevistas y sesiones fotográficas, y huyen como de la sarna de cualquiera que se les acerque con un micrófono en la mano.

El resultado es que te pasas media noche intentando enganchar a algún rostro conocido que quiera contestarte a tu batería de preguntas, aunque se suponga que han ido allí para eso. Así que, como siempre, te acaban atendiendo los más pacientes y simpáticos, los únicos que se han parado a hablar con todos los demás medios. Es decir, que tienes muchas posibilidades de que al día siguiente te encuentres una entrevista parecida a la tuya, al mismo personaje, sobre la misma película, en otro medio de la competencia. Todavía no he hablado con mi compañero Israel, que ha cubierto la gala este año, y no sé qué tal le habrá ido a él. Por el vídeo, parece que al menos se divirtió.

Y todo esto sin contar con que las estrellas que más brillan en el universo, ya sean actores o directores, generalmente pasan de asistir a este encuentro, alegando, cómo no, motivos profesionales. A veces echo de menos la profesionalidad de la que hacen gala las grandes estrellas de Hollywood durante las promociones. He tenido la suerte de entrevistar a unas cuantas y todas ellas se mostraron educadas y colaboradoras. Si llegaron a pensar que mis preguntas eran un rollo o que yo era un ser unicelular, lo disimularon con elegancia.

Yo, personalmente, nunca he tenido una mala experiencia con ningún actor español, incluso he conocido a gente bastante agradable (al contrario que algunos compañeros míos que me han contado anécdotas terribles); pero sí he acabado más de una entrevista con la sensación de que el entrevistado me había hecho el favor de mi vida al concederme cinco minutos de su valiosísimo tiempo.

Y tú ¿has tenido alguna mala experiencia con algún artista español?

1 comentario

  1. Dice ser colombo

    La verdad es que un actor no hace nunca un favor a un periodoista, pero algunos tienen la vanidad por las nubes precisamente por su profesión. Más bien el favor se lo hacen los medios de comunicación promocionando su trabajo… así que menos humos para los actores que se lo tengan creidito!!!

    22 Enero 2008 | 13:52

Los comentarios están cerrados.