Entradas etiquetadas como ‘futuro’

Guerra, cambio climático, crisis económica… ¿Qué hacer antes de que el karma te atrape?

Los occidentales nos alzamos sobre las cenizas de la colonización. Somos herederos de la expoliación de pueblos, su opresión y exterminio. La herencia sobre la que caminamos toma forma de un karma colectivo cargado de negatividad. Existe el karma individual, que no es más que el efecto de nuestras propias acciones individuales y luego existe el karma colectivo, que es el resultado de las acciones tomadas por las organizaciones a las que pertenecemos y los políticos que nos representan.

Pensando en términos de nuestra pequeña vida, es fácil que al preguntarte ¿qué culpa tienes tú de qué Occidente cerrara los ojos a la opresión soviética de sus pueblos y al régimen que la sucedió durante tantos años? ¿Qué culpa tienes tú del exterminio de pueblos indígenas en el nuevo mundo? ¿Qué culpa tienes tú de que se siga explotando a minorías étnicas a través del neocolonialismo de grandes multinacionales españolas que contaminan regiones y enferman a las personas que viven allí?, respondas que tú no tienes nada que ver con todas estas injusticias.

(Saad Chaudhry, UNSPLASH)

Pero esto no es así. Por indeseable que sea la herencia, aunque no estemos de acuerdo, aunque hayan pasado muchos años, aunque nos parezca que no podemos hacer nada, estas injusticias sobre las que nos alzamos tienen todo que ver con nosotros. Alguien siempre acaba asumiendo la responsabilidad o dicho de otra forma, pagando el pato. Si no somos nosotros los responsables ¿quién va a ser?

La prueba de nuestra responsabilidad es que las consecuencias de nuestras acciones, individuales y colectivas siempre llegan. Tardarán más o menos pero se van a presentar y ya lo están haciendo. Lo hacen en forma de una guerra inesperada, de la subida de la luz, del cambio climático, de un ataque terrorista, de una crisis económica o de cualquier otro entramado de formas. Si no las recibimos nosotros, lo harán las generaciones futuras.

Y mientras tanto ¿qué puedes hacer con todas estas semillas de negatividad plantadas en nuestro espacio colectivo? Atención: puedes hacer MUCHO. ¡Puedes hacer tanto! Puedes convertirte en agente purificador de karma colectivo, liberándote y liberando a las generaciones venideras de su tóxica losa y ¡atención!: puedes disfrutar haciéndolo. Te doy algunas ideas:

  1. INFÓRMATE. Infórmate y deja que la información relativa a tu karma colectivo te afecte, no para encerrarte en tu cinismo, sino para hacerte más humano, abriéndote el corazón.  Pídele a Dios que el dolor no te sea indiferente. Ensancha así comprensión de tu entorno y del maldito fardo que cargas, que cargamos. Asúmelo como tuyo.
  2. SÉ CRÍTICO CON TUS GOBERNANTES. Por ejemplo El PSOE dijo en su último programa electoral que respetaría el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Pues mintió. Cuando algo así ocurra con cualquier partido político, pues expresa tu desacuerdo y no les vuelvas a votar. Si muestras neutralidad frente a injusticias, estás como decía Desmond Tutu, poniéndote al lado del opresor.
  3. NO TRABAJES PARA EL MAL. Si la organización por la que trabajas explota a seres humanos, contamina, destruye o genera cualquier tipo de mal, no lo dudes, cambia de trabajo.
  4. CONTRIBUYE con lo que puedas. Habla de ello con tu entorno. Solidarízate con la causa que más te mueva. Dedica tiempo, energía y dinero, el que puedas pues ¡todo suma!
  5. SIENTE LAS EMOCIONES. Cuando te acerques a las injusticias, reconócelas y siente lo que emerja. Aunque pueda sonar a poco no lo es. Recuerdo que en la etapa del camino de Santiago desde Pamplona a la cuesta del Perdón, me entraron unas repentinas ganas de llorar sin saber porqué. Dejé brotar las lágrimas durante un buen rato, y al reprender la marcha encontré un cartel indicando que en aquél lugar habían sido fusilados una veintena de personas durante la Guerra Civil. Este post no da para explicarlo, pero cada vez que sientes emociones que no pudieron ser expresadas por las personas que recibieron el trauma, estás liberando a la vida misma de las cadenas causadas por acciones negativas1.

Te animo a ser consciente del karma colectivo, para que cuando llegue y te ponga de rodillas2, no te sorprendas demasiado. Muy pronto vas a estar muerto, así que ponte las pilas y conviértete en un agente purificador de karma. Brillarás y puede que sea lo que más sentido dé a tu fulgurante vida.

(1) Para más información, te recomiendo el trabajo de Thomas Hübl.

(2) De la canción Instant Karma de John Lennon.

Te puede interesar:

Encuéntrame en FacebookInstagram y Twitter.

¿Estás atrapado en patrones del pasado? Viajar al futuro puede ser la solución

CUANDO EL PASADO NOS LASTRA

Después de meses de terapia, Pablo entiende de qué forma el miedo al compromiso con otra persona le está complicando la vida. El origen viene de su padre, cuya primera mujer le fue infiel, y quien a su vez lo heredó de su abuelo cuya mujer le abandonó por otro mientras él estaba en el frente. Laura no consigue confiar en ella misma en su rol como directiva, y esto le afecta a su desarrollo profesional. En terapia toma conciencia de que sus padres eran muy críticos con ella y según ellos, nunca hacía nada suficientemente bien. En ambos casos, aunque Pablo y Laura conocen el origen de sus comportamientos, por mucho que lo intenten, no consiguen actuar de forma distinta.

Como Laura y Pablo, hay personas que llegan a mi consulta de coaching después de mucha terapia. Conocen todas sus heridas y han conseguido sanar algunas, pero  a pesar de ello, no consiguen avanzar. Repiten una y otra vez la misma jugada perdedora en el tablero de la vida.

LA PRESENCIA NO ES SUFICIENTE

Uno de los fundamentos de mi práctica de coaching consiste en trabajar la presencia. Llevar a la persona al momento presente, donde todas las dinámicas y patrones se revelan y, poco a poco, van surgiendo alternativas. Sin embargo, en algunos casos, este enfoque no es suficiente. Entonces es necesario pasar a otras prácticas, como la que te comparto hoy: viajar al futuro.

Máquina de escribir

(Markus Winkler, UNSPLASH)

FUTURO AMIGO

Viajar al futuro es una práctica frecuente en atletas de élite y profesionales artísticos. Consiste en la visualización de un escenario futuro deseado con todo tipo de detalles. Casi todo lo que he visualizado en el futuro se ha manifestado. Cuando uso este método con mis clientes, en una mayoría de veces funciona de forma rotunda. Las personas cambian de trabajo, encuentran pareja, trascienden una identidad que les amargaba, cambian de amistades, empiezan a vivir su potencial.

¿QUÉ TE DA EL FUTURO?

El futuro te da el estado emocional de lograr aquello que quieres. Este estado contiene una vibración de tal potencia que cuando logras mantenerla en el presente, atrae a todo tipo de manifestaciones. El futuro también te da claridad. Despeja dudas y divagaciones, entregándote sin complejos a aquello que quieres y eres. Muchas veces el futuro nos devuelve la ilusión. La ilusión de saber que – SIEMPRE – tenemos otra oportunidad. Que podemos salir de nuestro estado de ánimo derrotista, pesimista y anclado en un difícil pasado, para encarnar una vida plena. Porque parafraseando a Rilke en sus célebres Cartas a un joven poeta, has de dar a luz a tus imágenes, ellas son el futuro que quiere nacer. El futuro ha de entrar en ti mucho antes de que acontezca.

 

Te puede interesar:

 

Encuéntrame en  Facebook y en Instagram.