Un blog acerca de todo lo que se sujeta sobre las columnas de un diario cualquiera. Por ejemplo, el nuestro

Entradas etiquetadas como ‘premio’

UNICEF, la mejor fotografía del año

Hoy han sido elegidas en Berlín las mejores imágenes del año, por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Alice Smeets

La fotografía de una niña caminando descalza entre charcos en un barrio chabolista, conocido como “Cité Soleil”, en Puerto Príncipe (Haití), ha sido la ganadora del primer premio. La autora de esta impresionante fotografía es la joven fotógrafa belga Alice Smeets.

En la fotografía premiada, la niña, con un vestido de un blanco inmaculado y una expresiva mirada, contrasta con el paisaje de suciedad e inmundicia que le rodea.

La instantánea forma parte de una serie realizada por la joven fotógrafa belga durante dos visitas al país caribeño, que ella misma ha organizado y financiado.

Smeets, a sus 21 años, cuenta con una dilatada experiencia en el mundo de la fotografía. Podéis ver parte de su obra en la página de www.photoshelter.com, o en la propia web de la fotógrafa,www.alicesmeets.com. Jens Kalaene / EFE

¿Qué te gustaría preguntar a la ganadora, Alice Smeets?

Otro joven fotográfo y ganador del Premio Pulitzer 2007 de fotografía periodística, el israelí Oded Balilty, ha obtenido el segundo lugar en este certamen con otra impactante fotografía, en la que una niña hace cola para recibir un ración diaria de alimento, en un campo de refugiados de Sichuan, tras el terremoto que en mayo azotó la provincia china.

Oded Balilty

Otra fotografía con una gran fuerza expresiva, en la que el jurado destacó la “conmovedora ambivalencia” reflejada en la mirada de la niña, de la que

“no se sabe si ha perdido a sus padres, tiene hambre o simplemente está aburrida de esperar”.

Balazs Gardi

Y como no hay dos sin tres Balazs Gardi, ganador del Word Press Photo y el Bayeux-Calvado de este año, ha conseguido el tercer premio con la imagen ya conocida por los lectores de sexta columna titulada Daños colaterales, en la que un hombre afgano sostiene entre sus brazos a su hijo malherido. De nuevo una imagen con una gran fuerza expresiva que consigue cautivarnos, plasmando en una sola fotografía la desesperación de todo el pueblo afgano.

Aquí puedes leer la extensa entrevista que Balazs concedió a los lectores de Sexta columna, con motivo del galardón Word Press Photo.

¿Qué te gustaría preguntar a la ganadora, Alice Smeets?

F. Perea





Titulillos al revés, huecos en blanco y otras extravagancias en portada

Si algún día de esta semana has visto a alguien, en el metro o en el autobús, leyendo un ejemplar de 20 minutos vuelto del revés, quizás fuera por culpa de esto:

una línea de texto con la solución al acertijo –identificar a las Bettys de cuatro países, antes y después de pasar por el estilista– planteado en el subtítulo, que está girada 180 grados para evitar que el juego quede resuelto en el mismo golpe de vista en que se lee su enunciado.

Travesuras como ésta nos las permitimos muy de cuando en cuando con esos temas que llamamos blandos (los de cultura, deportes, gente, televisión, etc), y arrancan casi siempre con una ocurrencia de Arsenio Escolar, el director del periódico, en algún momento de la reunión en la que se deciden los temas de la portada del día siguiente. A veces el envite va de broma y otras, como en este caso, va de veras. Hace dos años, tras el partido en el que España fue eliminada (en octavos de final, por cierto) del Mundial de fútbol de Alemania, me llevó un buen rato averiguar si la cosa iba o no en serio. La idea era dar una portada como ésta:

No iba en broma. Al día siguiente la publicamos tal y como la puedes ver aquí, y fue considerada la segunda mejor portada del año en unos prestigiosos premios de diseño periodístico unos meses más tarde. ¿Qué tenía su diseño de especial que la hiciera merecedora de aquel premio? No fue, seguro, el buen uso de la tipografía y el color, la diagramación o la edición fotográfica: lo que premió el jurado fue, sin más, el arrojo del director al salir a la calle con una portada insólita en un diario de difusión masiva. Desde aquel día, Arsenio, cada vez que en una reunión se decide a hacer alguna locura de este estilo, me dice con retranca burgalesa que a ver si me sale algo digno de premio. Veremos qué pasa si la selección cae en cuartos, como suele.

D. Velasco

La movida de FOTOCAM

El pasado 20 de mayo la Comunidad de Madrid otorgaba los primeros premios del concurso de fotografía periodística FOTOCAM, los cuales debían reflejar algún aspecto social, político o cultural de la región.

Esta es la fotografía ganadora, de Javier Arcenillas.

Después de la calma, llegó la tormenta. En la fotografía ganadora se puede apreciar cómo fue manipulada, eliminando, según su autor, a una persona más que aparecía en la foto.

La polémica está servida. Un amplio grupo de fotógrafos de prensa han redactado el siguiente escrito con la intención de hacer reflexionar al jurado y revocar el premio.

Estimado compañero:

Los firmantes de esta carta, todos periodistas gráficos de los principales diarios de este país, compañeros tuyos, queremos expresar nuestra indignación como profesionales por el resultado de la primera edición del Premio de Fotoperiodismo de la Comunidad de Madrid, en cuyo jurado has participado, y por la forma en la que se está intentando zanjar. La imagen ganadora ha sido retocada hasta el punto de alterar, hasta modificarla, la realidad que pretendía reflejar. Ha sido manipulada hasta falsear esa realidad, de forma tan evidente que los restos de esa manipulación son aún visibles. Esa imagen jamás habría podido ser publicada en ningún diario dentro de las páginas de información, tampoco en el tuyo, simplemente porque no cumple las normas básicas del periodismo. Sería vergonzoso. Más allá de la literalidad de las bases del concurso, a las que su autor se acoge, creemos necesario subrayar que se trata de FOTOPERIODISMO y que hay una serie de principios éticos y deontológicos que cualquier profesional debe respetar y preservar. La decisión del jurado es especialmente grave porque lo formabais editores gráficos de los principales periódicos con tirada nacional. Si no reconocierais formalmente el error, el mensaje que se envía a los fotógrafos, y a los lectores, es que el rigor gráfico de tu periódico, de todos, es, cuanto menos, cuestionable, y por tanto, la credibilidad, nula.

Creemos que es un mensaje letal para la profesión periodística y pedimos por ello que el jurado defienda la esencia de la que también es su profesión, el fotoperiodismo, y reconozca su error, revocando públicamente la concesión de este premio a esa fotografía. Cuanto antes mejor.

En Madrid, a 27 de mayo de 2008

.

¿Debería anularse el premio?

J. París