Un blog acerca de todo lo que se sujeta sobre las columnas de un diario cualquiera. Por ejemplo, el nuestro

Entradas etiquetadas como ‘nieve’

Prensa blanca, prensa amarilla

Cuando nieva en Madrid, dicen los meteorólogos, nieva en España. El dicho, una interesante reflexión sobre cómo los medios nacionales –editados casi todos en Madrid– confunden a veces la parte con el todo, es aplicable también al Reino Unido y su capital, azotada estos días por un tiempo aún más borrascoso de lo habitual en las siempre desapacibles islas británicas. El pasado martes, después de que cayera una de las mayores nevadas que se recuerdan en Londres, la mayoría de los diarios británicos editados en la city, igual que hicieron los españoles tras la nevada del 9 de enero en Madrid, amanecieron con su amarillento papel blanqueado por la nieve.

Las similitudes terminan aquí. Mientras en España las portadas del día siguiente ilustraban el colapso de Madrid por la nevada con imágenes de los atascos en las carreteras de acceso a la capital, en el caso británico la tormenta de nieve –al menos eso parecen decir las portadas de sus diarios– se ha limitado a cubrir las habitualmente estresadas calles de Londres con un manto de blanca placidez: bucólicas estampas invernales con el Big Ben al fondo, niños haciendo bolas (atención a las instrucciones al respecto que da The Guardian en el friso sobre su cabecera) y sonrientes muñecos de nieve sobre bancos y jardines.

¿Quiere esto decir que la prensa británica escamoteó ese día a sus lectores la información sobre las consecuencias más dramáticas de la nevada sobre la capital? A la vista de las fotografías, eso parece. Pero, ¿y los textos? ¿Se limitaban a abundar en el mismo tono poético que se respiraba en las imágenes? En los títulos principales, más o menos: “El día que Gran Bretaña se detuvo con la nieve” (The Guardian), “[la nieve] Durará toda la semana” (The Daily Mail), “Un día para recordar” (The Independent) o “Primero la nieve, ahora el hielo” (The Times). Únicamente en el conservador The Daily Telegraph (“Gran Bretaña, inmovilizada por la nieve”, dice más o menos su título principal) se adivina el alcance de los estragos de la copiosa nevada, algo que los demás diarios relegaban a sus subtítulos, sumarios y titulillos secundarios.

Será cuestión de carácter. Con la nieve, a la prensa inglesa le sale la vena lúdica, y a la española, la malhumorada. Aunque no tanto, curiosamente, cuando se dirige a lectores de fuera de nuestras fronteras. Véase si no la fotografía que El País daba ese mismo día en la edición en inglés distribuida junto con el International Herald Tribune, encima del titular de la nevada, en la que un tipo esquiando por la Casa de Campo sustituye al atasco en la A-II que el mismo diario daba en su edición nacional. ¿Será porque, al igual que los respetables periódicos ingleses de más arriba, tiene que competir en el quiosco con los tabloides populares –la llamada prensa amarilla– y su hinchadísima vena lúdica?

“Cómprate el Daily Star y ríete de la nieve”, parece decir la poco abrigada chica de este tabloide. No es mal mensaje. Ténganlo en cuenta los lectores de Madrid ahora que se nos viene encima la enésima borrasca de este invierno.

D. Velasco