Un blog acerca de todo lo que se sujeta sobre las columnas de un diario cualquiera. Por ejemplo, el nuestro

Entradas etiquetadas como ‘manipulacion’

Y Photoshop entró en política

Desde que su majestad la Reina reconoció ser la autora del fotomontaje de la felicitación real de 2005, parece que muchos miran con recelo y cierta paranoia, todas las fotografías susceptibles de ser manipuladas.

Este parece ser el caso de la fotografía publicada por el Ministerio de Defensa, sobre el último atentado que han sufrido las tropas españolas en Afganistán. Ayer, algunos medios ponían bajo sospecha la veracidad de la instantánea, incluso, una iniciativa del senador del PP, Agustín Conde, solicitó la documentación para que Defensa proporcionara a la Cámara la fotografía original.

Esta tarde nuestra compañera Elena, del departamento de producción, se ha dado cuenta al poco de observar la fotografía, que las sombras que aparecen en el círculo rojo son repetición de las que están en la parte superior derecha de la fotografía. Nuestro gozo en un pozo, no hay teoría conspirativa. Se trata, como más tarde ha confirmado el Ministerio de Defensa, de un error a la hora de arrastrar el circulo con el que querían facilitar la localización de la furgoneta suicida.

Está vez parece que no existe manipulación política. Pero no siempre ha sido así. En otra época, y sin Photoshop de por medio, algunos políticos se empeñaban en cambiar la realidad a golpe de “retoque fotográfico”

Josef Stalin fue sin duda el rey de la manipulación. Armado con el aerógrafo manipulaba las fotografías sin ningún tipo de pudor. Muchos políticos y militares soviéticos como León Trotsky o Nikolái Yezhov, desaparecían de las fotografías oficiales al mismo tiempo que caían en desgracia. Aquí os dejamos algunas de las muchas manipulaciones que se realizaron bajo el mandato de Josef Stalin.

En esta imagen Stalin se queda sin Yezhov en un paseo por el Volga.

Troski desaparece del mitín del camarada Lenin.

En está fotografía se añadió humo para aumentar el dramatismo, además desaparecieron un par de relojes de las muñecas de los camaradas.

Troski vuelve a desaparecer en presencia de Lenin.

En esta última el cartel de la joyería se cambia por la consigna “Lucha por tus derechos”, además de incluir un cartel en contra de la monarquía.

¿Conoces más manipulaciones históricas?

F. Perea

La movida de FOTOCAM

El pasado 20 de mayo la Comunidad de Madrid otorgaba los primeros premios del concurso de fotografía periodística FOTOCAM, los cuales debían reflejar algún aspecto social, político o cultural de la región.

Esta es la fotografía ganadora, de Javier Arcenillas.

Después de la calma, llegó la tormenta. En la fotografía ganadora se puede apreciar cómo fue manipulada, eliminando, según su autor, a una persona más que aparecía en la foto.

La polémica está servida. Un amplio grupo de fotógrafos de prensa han redactado el siguiente escrito con la intención de hacer reflexionar al jurado y revocar el premio.

Estimado compañero:

Los firmantes de esta carta, todos periodistas gráficos de los principales diarios de este país, compañeros tuyos, queremos expresar nuestra indignación como profesionales por el resultado de la primera edición del Premio de Fotoperiodismo de la Comunidad de Madrid, en cuyo jurado has participado, y por la forma en la que se está intentando zanjar. La imagen ganadora ha sido retocada hasta el punto de alterar, hasta modificarla, la realidad que pretendía reflejar. Ha sido manipulada hasta falsear esa realidad, de forma tan evidente que los restos de esa manipulación son aún visibles. Esa imagen jamás habría podido ser publicada en ningún diario dentro de las páginas de información, tampoco en el tuyo, simplemente porque no cumple las normas básicas del periodismo. Sería vergonzoso. Más allá de la literalidad de las bases del concurso, a las que su autor se acoge, creemos necesario subrayar que se trata de FOTOPERIODISMO y que hay una serie de principios éticos y deontológicos que cualquier profesional debe respetar y preservar. La decisión del jurado es especialmente grave porque lo formabais editores gráficos de los principales periódicos con tirada nacional. Si no reconocierais formalmente el error, el mensaje que se envía a los fotógrafos, y a los lectores, es que el rigor gráfico de tu periódico, de todos, es, cuanto menos, cuestionable, y por tanto, la credibilidad, nula.

Creemos que es un mensaje letal para la profesión periodística y pedimos por ello que el jurado defienda la esencia de la que también es su profesión, el fotoperiodismo, y reconozca su error, revocando públicamente la concesión de este premio a esa fotografía. Cuanto antes mejor.

En Madrid, a 27 de mayo de 2008

.

¿Debería anularse el premio?

J. París